Age Verification

WARNING!

You will see nude photos. Please be discreet.

Do you verify that you are 18 years of age or older?

The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.

Watch Dr. charles sophy esposa disfunción sexual PORN Videos

Vice guide to sex. Spanish flirt lines. Nice Juicy Tits. Girls in wedding dresses getting fucked. You Tube Watch Vidio. Virtual lesbian sex and dirty talk. Free online jenna jennison porn. Delaware gay interracial couples. Kiki fatmala bikini porn. Free Dr. charles sophy esposa disfunción sexual HOT ♨ Videos El punto muerto del conocimiento individual La crisis de la representación y la emergencia de la construcción social El construccionismo en tela de juicio Construcción social y órdenes morales La psicología social y la revolución errónea Las Dr. charles sophy esposa disfunción sexual culturales del discurso del déficit La objetividad como consecución retórica La autonarración en la vida social La emoción como relación Trascender la narración en el contexto terapéutico Watch Sex Videos More horny torbay milf.

Giving great blowjobs.

  • Ana barbara naked homemade adult pics watch adult videos 3
  • Lisa Anisa
  • Group sex videos teen group sex xxx 3

Aunque reduciendo efectivamente la link en el método experimental, la crítica no ha logrado producir una alternativa de amplia credibilidad. Nada se dice en este caso que impugne su potencial de producción de conocimiento. Por consiguiente, la invitación del crítico no consiste en abandonar la experimentación como un programa que fracasa, sino en asignar los medios de mejorar su Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual por ejemplo, a través de la experimentación de campo, procedimientos double-blind, grupos de investigación ética. Y, desde luego, los intentos de demostrar una igualdad con los métodos empiristas característicamente apenas culminan. En realidad, el mismo intento de demostrar, por ejemplo, que los métodos cualitativos son tan rigurosos como los métodos observacionales o de cuestionamiento, sólo da una sanción 9.

Sin embargo, no se trata de ofertas en el interior del esquema dual existente. En la era conductista, los psicólogos dieron forma al individuo en el mismo molde que al científico.

La psicología humana y la ciencia formaban un todo coherente. Pero no hubo intento en la época de la revolución cognitiva para generar tal coherencia: ninguna deliberación sobre la naturaleza del conocimiento científico tomaría en serio el enfoque prevalente del funcionar humano.

El individuo pierde su capacidad para afirmar un conocimiento exacto de un mundo independiente. En efecto los psicólogos cognitivos se encuentran en una posición incómoda para abarcar las teorías que niegan la posibilidad de que La focalización de la atención en los procesos cognitivos activos opuestos a pasivos o determinativos, que poseen sus propias tendencias o requisitos, ha sido el sello del movimiento cognitivo desde sus primeros pasos.

Y descansar en métodos empíricos Dr. charles sophy esposa disfunción sexual, por consecuencia lógica negar las concepciones mismas del funcionamiento humano sobre las que se ha basado Dr. charles sophy esposa disfunción sexual revolución cognitiva. Tal como hemos visto, en la línea central de este siglo la posición de la psicología sobre las cuestiones del conocimiento ha cambiado marcadamente.

Se ha producido una importante transformación en la sustitución de la teoría conductista por la teoría cognitiva. Sin embargo, como demuestra la figura 1. La teoría conductista surgió en un Dr. charles sophy esposa disfunción sexual discursivo plenamente compatible con sus principales dogmas.

Kingkoy Xxx Watch Porn Movies Xxxroms Indea. De manera similar, en el laboratorio conductista, los investigadores son capaces de retener un compromiso teórico dado con independencia de la gama y la variabilidad de su observación. Desde los cobayas a los estudiantes de segundo año de universidad, el teórico sostiene que todos realizan la misma respuesta como es eludir las pautas de castigo. Y a pesar de los métodos rigurosos de observación utilizados en esos laboratorios, apenas podemos encontrar una teoría conductista que ha sido abandonada porque ha sido desmentida por las mismas observaciones. Nuestra preocupación inicial es, pues, la relación existente entre el lenguaje descriptivo y el mundo que proyecta representar. El problema no carece precisamente de consecuencias, ya que, como filósofos de la ciencia, desde hace tiempo somos conscientes de que una teoría se aquilata con el valor que tiene en el mercado de la predicción científica en la medida en que el lenguaje teórico corresponde a los acontecimientos del mundo real. Esta pregunta es crítica, dado que la pretensión de objetividad ha venido proporcionando la base principal para la amplia autoridad que durante el siglo pasado han afirmado las ciencias. En esta multiplicidad de aspectos, los filósofos del empirismológico ansiaban establecer una estrecha relación entre lenguaje y observación. Con todo, el problema consistía en dar cuenta de la relación entre proposiciones y observaciones. Todos estos enunciados en este enfoque son reducibles al lenguaje de la física. Efectivamente, existía una unidad fundamental entre todas las ramas de la ciencia. Aun así, estos intentos de establecer relaciones seguras y determinadas entre las palabras y los referentes del mundo real dejan una diversidad de problemas esencialmente irresueltos. Las proposiciones tienen significado durante y por encima de la capacidad referencial de las palabras individuales que las constituyen. Estas y otras preguntas irritantes han seguido siendo recalcitrantes a una solución ampliamente convincente. Para muchos, los argumentos de Popper y de Quine , en particular, justificaban reexaminar la base empírica de las declaraciones científicas en cuanto a la descripción. El primero sostuvo que no había medios lógicos para inducir enunciados teóricos generales de la observación, es decir, de desplazarse de un modo lógicamente fundamentado desde una explicación lingüística de lo particular a una explicación general o universal de las clases. La crítica de Quine causó estragos incluso a la posibilidad de una sólida fundamentación en el contexto de justificación. En el caso extremo, cada vez que el indígena utiliza el término puede que se esté refiriendo al conejo como un todo. Entonces, no encontramos los medios para vincular ostensivamente los términos y precisar así las características del mundo. Actualmente se ha aceptado en general que el modo en el que se logra la representación objetiva en cuestiones de descripción y de explicación sigue estando insatisfactoriamente explicado Fuller, ; Bames, Mientras tanto, fuera de las filas de la filosofía de la ciencia, con insistente intensidad han venido sonando redobles de tambor con otro ritmo. En el capítulo anterior, hallamos que el trabajo crítico en la filosofía de la ciencia producía simplemente una nueva iteración en un debate cíclico que ha durado siglos. Tampoco la crítica de la metodología produjo alternativas viables. Cuando sus consecuencias se elaboran y sintetizan, sientan las bases para una completa transformación de nuestro enfoque del lenguaje, así como de los conceptos aliados de verdad y racionalidad. La critica ideológica Durante la mayor parte del presente siglo se ha hecho un intenso esfuerzo —tanto por parte de los científicos como de los filósofos empiristas— para apartar a las ciencias del debate moral. Cuando la explicación y la descripción teórica se ven recubiertas de valores, se dice, dejan de ser fidedignas o pasan a ser directamente perjudiciales; distorsionan la verdad. Que las tecnologías científicas deban utilizarse para diversos propósitos como hacer la guerra, controlar la población o la previsión política tiene que ser una preocupación vital para los científicos, pero tal como se ha dejado claro con frecuencia, las decisiones acerca de estos temas no pueden derivarse de la ciencia en cuanto tal. Para muchos científicos sociales, el ultraje moral de la guerra de Vietnam empezó a socavar la confianza en este enfoque existente desde hacía mucho tiempo. No sólo no había nada acerca del aspecto científico que diera razón al rechazo de la brutalidad imperialista, sino que el establishment científico a menudo entregaba sus esfuerzos a mejorar las tecnologías de la agresión. En la década de los escritos de la Escuela de Francfort —Horkheimer, Adorno, Marcuse, Benjamín y otros— fueron especialmente catalizadores. Las pretensiones de verdad científica, por ejemplo, propiamente podían evaluarse en términos de los sesgos ideológicos que revelaban. La apreciación crítica por consiguiente nos liberaba de los efectos perniciosos de las verdades mistificadoras. Para cualquier grupo preocupado por la 1. Como forma general, la crítica ideológica intenta poner de manifiesto los sesgos valorativos que subyacen a las afirmaciones de la verdad y la razón. En la medida en la que se demuestra que estas afirmaciones representan intereses personales o de clase, ya no pueden calificarse de objetivas o racionalmente trascendentes. Por ejemplo, actualmente existe un enorme cuerpo de crítica feminista que eclipsa la obra marxista en extensión e interés. La preocupación particular de Martín se ciñe al sentido en el que los textos biológicos, tanto en el aula como en el laboratorio, representan o describen el cuerpo femenino. Tal como Martín las considera, estas descripciones científicas lo son todo menos neutrales. De manera sutil informan al lector de que la menstruación y la menopausia son formas de colapso o fracaso. Como tales tienen implicaciones peyorativas de amplia consecuencia. Para una mujer, aceptar estas exposiciones es alienarse de su cuerpo. Para Martín, como para muchos otros científicos, la ciencia es la continuación de la política por otros medios. Véanse, por ejemplo, Butler , Fine , Harding y Haraway Estas formas de crítica alejan la pretensión de verdad de la aseveración al cambiar el emplazamiento de la consideración en la afirmación misma a la base motivacional o ideológica de la que se deriva. Al hacerlo destruyen el estatuto del lenguaje como portador de la verdad. La crítica literario-retorica Una segunda amenaza a la capacidad reflectora de la descripción y de la explicación ha ido madurando en un terreno diferente, a saber, el de la teoría literaria. No son los hechos los que producen el paradigma, sino el paradigma el que determina lo que se tiene por un hecho. Con todo, a pesar de su peso específico, estas críticas de la ciencia como portadora de la verdad pervierten, de hecho, los aspectos fundamentales de un enfoque individualista del conocimiento. La disposición cognitiva del científico individual punto de vista, perspectiva, construcción sirve para organizar el mundo de modos particulares. La respuesta a esta pregunta se encuentra en una reconsideración de lo que se considera como a priori. En realidad, como demostrare en el capítulo 5, no existe una explicación viable en cuanto a cómo podría establecerse el a priori cognitivo. Sin embargo, ganamos sustancialmente si consideramos el proceso de estructuración del mundo como un proceso lingüístico y no cognitivo. En la terminología de Goodman es Esta afirmación allana el camino para la crítica literario-retórica de la función del lenguaje como portador de la verdad. Cuando los requisitos literarios absorben el proceso de dar cuenta científicamente, los objetos de tales exposiciones —como independientes de las exposiciones mismas— pierden estatuto ontológico. El estructuralismo como orientación general soporta una focalización dual entre un exterior lo aparente, lo dado, lo observado y un interior una estructura, una fuerza o proceso. Como se sostiene a menudo, el exterior adquiere su figura o forma a través del interior y sólo cabe entenderlo relativamente a sus influencias. Al considerar de este modo el lenguaje hablado o escrito, podemos distinguir entre discurso como un exterior y las estructuras y fuerzas que determinan sus configuraciones. En este sentido, la mayor parte de la teoría estructuralista subvierte el enfoque del lenguaje como conducido por el objeto, donde un inventario de un lenguaje objetivo sería un inventario del mundo tal como es. La mayor parte de la investigación en las ciencias humanas es compatible con la empresa estructuralista. Los escritos marxistas a menudo se consideraron estructuralistas por el hincapié que hacían en los modos de producción material que subyacían a las teorías capitalistas de la economía, del valor, y del individuo. El temprano concepto de episteme en la obra de Foucault compartía buena parte del proyecto estructuralista en su suposición de la existencia de una configuración de relaciones o condiciones a partir de las cuales cabría derivar las diversas formas de saber en una misma época histórica. Para aquellos que sostienen que el lenguaje puede servir de vehículo para la transmisión de 4. La descripción parece estar dirigida por la estructura y no por el objeto. Resulta interesante que este desafío lanzado a los conceptos de verdad y de objetividad se desarrollara escasamente en los círculos estructuralistas. La mayoría de los estructuralistas deseaban afirmar una base racional y objetiva para su conocimiento de la estructura. Lentamente, sin embargo, el vínculo teórico se ha vuelto contra esta presuposición. Tal vez el punto central en el giro hacia el posestructuralismo provino del hecho de darse autorreflexivamente cuenta de que las exposiciones de la estructura eran en sí mismas de naturaleza discursiva. Para Derrida, el significado de la palabra no sólo depende de las diferencias entre las características visuales o auditivas de las palabras bocado, tocado, hojear y ojear, por ejemplo, todas ellas soportando significados diferentes en virtud de los cambios de consonantes , sino también de un proceso de diferición, en el que las definiciones son suplidas por otras palabras -orales y escritas, formales e informales- proporcionadas en diversas ocasiones a lo largo del tiempo. Al ir en busca del significado de una palabra, uno encuentra una ininterrumpida y creciente expansión de las palabras. Determinar qué significa una expresión dada es retroceder a una gama enorme de usos del lenguaje o textos. El significado interno se sustituye por la inmersión en los sistemas de unos procesos inherentemente oscuros e indecidibles de significación. La distancia que media entre la desconstrucción de la intención del autor y la desaparición del objeto del lenguaje es también corta. La intención del autor deja de ser un lugar importante de significado, al igual que el mundo tuera del discurso. Como Derrida intentó demostrar en el caso de diversas comentes de filosofía, una escritura así es sólo eso, una forma de escritura. Adquiere su significado no de lo que supone que existe, o de aquello a lo que putativamente se refiere lógica, representación mental, ideas a priori y similares , sino a través de su referencia a otros textos filosóficos Para la filosofía nada hay fuera del mundo de los textos. La disciplina puede seguir existiendo indefinidamente como una empresa autorreferente. En efecto, el perenne debate entre empiristas y racionalistas no trata de un remo que existe fuera de los textos, sino de un combate entre tradiciones literarias en competencia. Muchos otros autores han puesto de relieve los dispositivos literarios con los que se construyen los textos en los que se basa la autoridad. Este tan necesario suplemento es aportado por los estudios retóricos. Como muchos sostienen, estamos experimentando ahora un renacimiento de esta tradición de 2. Un estudio así se ha preocupado durante mucho tiempo de los medios a través de los cuales el lenguaje adquiere su poder de persuasión. Tradicionalmente, sin embargo, se ha venido haciendo una separación entre el contenido de un En el seno de la tradición empirista esta distinción también se ha utilizado para desacreditar el estudio de la retórica. La ciencia, se sostenía en esa tradición, se preocupa por la sustancia, por comunicar el contenido puro. Es el contenido y no la mera retórica lo que se debe satisfacer en el debate científico. La narración heroica proporciona la necesaria preestructura para la articulación de la teoría evolutiva. En ausencia de la forma narrativa in situ, la teoría evolutiva sería esencialmente ininteligible. Los diversos fósiles y artefactos recogidos por los científicos no servirían de prueba, porque no habría forma de inteligibilidad para aquellos objetos que vendrían a ser como ejemplificaciones. Al afirmar el contenido, los científicos han establecido una marcada distinción entre un lenguaje literal reflejo del mundo y otro metafórico que altera la reflexión de modo artístico ; nuevamente se privilegia el literal sobre el metafórico. La crítica social La fuerza de los asaltos ideológicos y retórico-literarios a la verdad la y la objetividad se ve acrecentada por un tercer movimiento especializado de importancia esencial para el surgimiento del construccionismo social. Se puede hacer remontar uno de los inicios de esta historia a una linea de pensamiento que surge de las obras de Max Weber, Max Scheler. Kari Mannheim y otros pensadores que estudiaron la génesis social del pensamiento científico. Los ecos y las complicidades que se anudaron con estos primeros temas tuvieron una amplia resonancia. Y en los Estados Unidos, La construcción social de la realidad de Berger y Luckmann efectivamente eliminaba la objetividad como piedra fundamental de la ciencia, sustituyéndola por una concepción de la subjetividad institucionalizada e informada socialmente. Las profundas consecuencias de estos enfoques empezaron a aflorar, sin embargo, sólo en el seno del contexto de la convulsión de finales de los años Tal vez en razón de los paralelismos que estableciera entre la revolución política y la científica. La estructura de las revoluciones científicas de Kuhn hizo las veces de principal catalizador para lo que se convertiría en una discusión de consecuencias espectaculares. Las propuestas de Kuhn no eran distintas de aquellas que Mannheim avanzó unos treinta años antes, al hacer hincapié en la importancia de las comunidades científicas en la determinación de qué se tiene en cuenta como problemas legítimos o importantes, qué sirve como evidencia y cómo se define el progreso. Sin embargo, demostraron con claridad los problemas que conllevaba utilizar los criterios empiristas tradicionales para decantarse entre afirmaciones teóricas concurrentes cuando los paradigmas teóricos mismos definen el abanico de hechos relevantes. Y lo expresaba Tal como demostró este autor, los criterios tradicionales de racionalidad científica a menudo son irrelevantes si no ofuscantes para los avances científicos. Mitroff, en El lado subjetivo de la ciencia , examinó la vertiente emocional de los compromisos científicos, explorando los modos en que los diversos juicios científicos se basan en la personalidad y el prestigio. En efecto, eliminar lo que hay de social en lo científico no dejaría nada que pudiera valer como conocimiento. En relación a la aparición del construccionismo social son particularmente significativas las elaboraciones de los procesos microsociales a partir de los que se produce el significado científico. Para Garfinkel y sus colegas, los términos descriptivos tanto dentro de las ciencias como en la vida cotidiana son fundamentalmente indexantes: es decir, su significado puede variar a través de contextos de uso divergentes. En cada caso, se sostiene, las reglas localizadas concernientes a aquello que cuenta como una instancia o ejemplo del acontecimiento en cuestión se desarrollan en el seno de relaciones. El conocimiento como posesión comunitaria Cada una de las líneas de crítica precedentes constituye una poderosa recusación planteada al enfoque tradicional que hace del lenguaje un transmisor de la verdad. Estas formas de argumentación han evocado un intercambio amplio y a veces airado en la filosofía véanse por ejemplo, Trigg, ; Grace, , Krausz, ; Harris, En realidad, el supuesto mismo de las disciplinas académicas —construidas alrededor de clases circunscritas y naturales de fenómenos, exigiendo métodos especializados de estudio, y privilegiando sus propias lógicas y analogías— ha sido puesto de relieve. Como muchos creen, esta efervescencia constituye la base del giro posmoderno en el mundo erudito. Para la crítica de la ideología no es el mundo como es sino especialmente el autointerés lo que dirige el modo en que el autor da cuenta del mundo. Las exigencias de verdad se originan en compromisos ideológicos. El sentido y la significación de las exigencias o las declaraciones de verdad derivan de una historia discursiva. La crítica social ofrece una exposición opuesta del lenguaje. No es ni la ideología subyacente ni la historia textual lo que moldea y da forma a nuestras concepciones de la verdad y del bien. La mayor parte de los críticos de la ideología ve el valor de su obra como emancipatorio y no quiere renunciar a la posibilidad de alcanzar la verdad a través del lenguaje. La emancipación se produce, sin embargo, cuando se comprende la verdadera naturaleza de las cosas: por ejemplo, la opresión de clase, de sexo y racista. Para una discusión del giro posmoderno en las ciencias sociales, véanse Rosenau , Kvale , y Seidman y Wagner Para un tratamiento de la relación entre la erudición posmoderna y las transformación de la vida cultural, véase Connor y Gergen b. Nos encontramos, llegados a este punto, con la voz de los ocupantes cansados y aburridos de una torre de marfil del poder Efectivamente, ambas orientaciones son capaces de despojar a la otra de su autoridad ostensible. Como críticas, esencialmente parasitan las afirmaciones prevalentes de la verdad. El estadio crítico tiene que ceder el paso a un estadio transformativo: de la desconstrucción debemos pasar a la reconstrucción. Examinemos primero los problemas de la crítica ideológica. De entrada, no hay modo de reivindicar este tipo de crítica. Si la diana de la crítica el empresario, el macho, el hombre blanco afirmara que sus críticas no tienen servidumbres particulares, sino que se hacen en el interés de todos, no hay modo de que el crítico pueda ser concluyente. Si la conclusión es afirmativa, entonces la crítica de la ciencia empírica como generadora de conocimiento queda destruida. El crítico ideológico tiene que asumir en cierta forma la misma orientación empirista que característicamente intenta subvertir. En tanto que discurso unificante, el punto de vista literario es también defectuoso. Su principal problema es su incapacidad para escapar de la autogenerada prisión que es el texto. En este punto la respuesta al dilema cartesiano de la duda es un momento singular de certeza: existe el texto. No sólo la duda aparece engarzada en la idea misma de comunicación se trata simplemente de un término en los textos , pero si comprendemos sólo a través de la convención lingüística, no hay medio de comprender a nadie que no participe de esas mismas convenciones. De hecho, la comprensión auténtica sólo puede tener lugar con alguien que es idéntico a uno mismo. Las palabras son, al fin y al cabo, algo pasivo y vacío simplemente sonidos o marcas sin consecuencia. Requerimos la existencia de una relación entre el autor y el lector para que hablemos de la construcción textual de lo social. Si lo hacemos no sólo restauraremos la crítica retórico-textual de la inteligibilidad sino que daremos con una salida de la mazmorra del texto. Así como un compromiso con el proceso social puede acoger la mayor parte de la crítica retórico-literaria, se puede también abrir un camino para sostener la fuerza de la crítica ideológica. Para Foucault, existe una íntima relación entre lenguaje incluyendo todas las formas de texto y proceso social concebido en términos de relaciones de poder. En algunos aspectos se trata de la misma conclusión que se alcanzaría desde un enfoque específicamente psicológico o cognitivo de la comunicación, como aquel que sostiene que la comprensión del otro debe realizarse sobre la base de los procesos internos a uno. Una alternativa construccionista para los enfoques textual y psicológico queda perfilada en el capitulo En este contexto, es a través de una apreciación crítica del lenguaje como podemos alcanzar una comprensión de nuestras formas de relación con la cultura y, a través de él, abrir un espacio a la consideración de las alternativas futuras. La crítica social de este tipo adolece del mismo subterfugio reflexivo que la crítica ideológica y la textual: su propia verdad se ve socavada por su propia tesis. La crítica de la génesis social de cualquier exposición es algo en sí mismo derivado socialmente. La duda reflexiva no es un deslizamiento en una regresión infinita, sino un medio de reconocer otras realidades, dando así entrada a nuevas relaciones. Recordemos aquí la exposición que dimos en el capítulo 1 de los cambios de paradigma. Ahora vemos que la elaboración de la ontología implícita de la crítica social nos sirve aquí de fundamento para el cambio en el desarrollo discursivo desde un estadio crítico a otro transformacional. En estos momentos atisbamos la posibilidad de una afinidad colectiva, para hacer acopio de colaboración y prudencia, y traer a primer plano los topoi para una deliberación ulterior. Nada hay en realidad que exija una forma cualquiera de sonido, marca o movimiento del tipo utilizado por las personas en los actos de representación o comunicación. Un segundo supuesto aduce una razón importante: Los términos y las tormos por medio de las que conseguimos la comprensión del mundo y de nosotros mismos son artefactos sociales, productos de intercambio situados histórica y culturalmente y que se dan entre personas. Para los construccionistas, las descripciones y las explicaciones ni se derivan del mundo tal como es, ni son el resultado inexorable y final de las propensiones genéticas o estructurales internas al individuo. Las palabras adquieren su significado sólo en el contexto de las relaciones actualmente vigentes. Son, en los términos de Shotter , el resultado no de la acción y la reacción individual sino de la acción conjunta. Esto significa que alcanzar la inteligibilidad es participar en una pauta reiterativa de relación, o, de ser lo suficientemente amplia, en una tradición. Sólo al sostener cierta forma de relación con el pasado podemos encontrarle sentido al mundo. En gran medida, es también la tradición cultural la que permite que nuestras palabras aparezcan tan a menudo plenamente fundamentadas o derivando de lo que es en realidad. Si las formas de comprensión son suficientemente añejas, y existe la suficiente univocidad en su uso, pueden adquirir el barniz de la objetividad, el sentido de ser literales como opuesto a metafóricas. No es simplemente la repetición ni la univocidad las que sirven para reificar el discurso, sino la gama completa de relaciones de las que forma parte ese discurso en cuestión. Eliminar los términos equivaldría a amenazar a toda la organización de los procedimientos. Permanecer en el seno de la acostumbrada gama de procedimientos es conocer que se pueden alcanzar la justicia y la moralidad. En el mismo sentido, los enclaves científicos alcanzan conclusiones que son portadoras del sentido de la objetividad transparente. Sin embargo, separadas de los procesos sociales responsables del establecimiento y la gestión de la referencia, las conclusiones decaen en meros formalismos. Esta proposición se relaciona todavía con otro argumento de cierta relevancia. Se suele decir que las teorías científicas adquieren su valor primeramente en el contexto de la predicción. Incluso los instrumentalistas filosóficos, que disienten de los empiristas con respecto a la capacidad de la ciencia para revelar las verdades de la naturaleza, hacen mayor hincapié en la utilidad predictiva. Una teoría se convierte en superior a otra en virtud de su capacidad para hacer una previsión. Con todo, como los argumentos hasta ahora expuestos ponen en claro, las propias teorías no establecen predicciones, ni prescriben las condiciones de su aplicación. En sí mismas, no consiguen transmitir las reglas culturalmente compartidas de instanciación necesarias para la predicción o la aplicación. En la medida que las predicciones o las aplicaciones son fundamentales en el lenguaje y son compartidas en el seno de una comunidad, Sin embargo, hacer predicciones sobre la agresión, el altruismo, el prejuicio, los trastornos alimenticios, el desempleo y similares consiste simplemente en hacer un ejercicio de lenguaje, a menos que uno participe en las formas de relación en las que estos términos han venido garantizando la referencia. De manera similar, puede que sean abandonadas sin tener en cuenta aquello que consideramos que son los rasgos perdurables del mundo. Efectivamente, los lenguajes de la descripción y de la explicación pueden cambiar sin hacer referencia lo que denominamos fenómenos, que a su vez son libres de cambiar sin que ello comporte consecuencias necesarias para las exposiciones de orden teórico. También se beneficia del hincapié hecho por la sociología del conocimiento en la gestión del significado en los laboratorios científicos. En el presente resumen viene caracterizada primeramente para recalcar las consecuencias que el construccionismo social tiene para el proceder científico. O, siguiendo el tema desarrollado en el capítulo anterior, la metodología no es un dispositivo demoledor que permita decidir entre exposiciones científicas concurrentes. Hablando en términos políticos, esto equivale a abrir la puerta a voces alternativas en el seno de la cultura, voces desdeñadas durante mucho tiempo por su falta de una ontología, epistemología y metodología subsidiarias aceptables. Este tipo de voces ya no son acalladas a causa de la ausencia de los datos necesarios. El modo en que estos conceptos se han de canjear en la vida cultural no es determinante. Tal como se esbozara anteriormente, las comunidades de científicos pueden forjar ontologías locales de duración sustancial. En el seno de estas comunidades las proposiciones pueden ser verificadas o falsadas. Los textos de la ciencia, en gran medida expresaran los resultados de esas actividades, y si uno participa en los rituales las predicciones pueden en realidad tener sus consecuencias. La significación del lenguaje en los asuntos humanos se deriva del modo como funciona dentro de pautas de relación. Un portero es sólo un portero en virtud del hecho de que uno accede a las reglas del propio juego. En efecto, los términos adquieren su significado gracias a su función en el seno de un conjunto de reglas circunscritas. Un argumento similar se aplica al caso de la sintaxis. Es decir, presta atención al modo en que los lenguajes, incluyendo ahí las teorías científicas, se utilizan en la cultura. Es poco probable que el construccionismo pregunte por la verdad, la validez, o la objetividad de una exposición dada, qué predicciones se siguen de una teoría, en qué medida un enunciado refleja las verdaderas intenciones o emociones del hablante o cómo una prelusión se hace posible a través del procesamiento cognitivo. Estimar las formas existentes de discurso consiste en evaluar las pautas de vida cultural; tal evaluación se hace eco de otros enclaves culturales. Por ejemplo, en la medida en que existen como comunidades de comprensión, los científicos de laboratorio pueden evaluar felizmente la credibilidad y la aceptabilidad de las afirmaciones en las relaciones que las constituyen. En el mismo sentido podríamos expresarnos en relación con las de psicoanalistas y las espirituales. El científico como tal no puede preguntar por el valor espiritual de la ciencia; el psicoanalista por sí mismo carece de los medios para debatir las ventajas e inconvenientes de creer en los procesos inconscientes; y los términos y las comprensiones del estratega militar no proporcionan medio alguno para evaluar la moralidad de la guerra. Así como los significantes de otro modo lejanos se interpenetran, así las comunidades que de otro modo serían ajenas empiezan a formar un conjunto coherente. La pregunta que debemos abordar atañe al potencial positivo de estos enfoques. Para el científico que busca certezas o para el empirista tradicional, los argumentos construccionistas pueden parecer pesimistas, incluso nihilistas. Sin embargo, lo son sólo si uno se aferra a concepciones anticuadas de la empresa científica o a concepciones ofuscadoras de la verdad, del conocimiento, del saber, de la objetividad y del progreso. Lo que encontramos es que, en un grado significativo, las concepciones empTristas tradicionales del oficio han reducido su alcance, truncado sus métodos, amordazado sus expresiones posibles y circunscrito su potencial de utilidad social. En cambio, propongo que cuando se les exige lo apropiado, los argumentos construccionistas contienen un enorme potencial para las ciencias humanas. Este lenguaje Por consiguiente, ya hablemos de biólogos que estudian las moléculas del ADN o de las deliberaciones del Tribunal Supremo, sobre la Primera Enmienda de la Constitución norteamericana, tiene que haber suposiciones compartidas acerca de lo que existe, así como un acuerdo en cuanto a la acción idónea. En ausencia de tales convenciones no habría comunidad de biólogos ni Tribunal Supremo. Dicho con estas palabras, las ciencias humanas hacen una contribución esencial para hacerse con el abanico de tradiciones existentes. Son dos las funciones principales e interdependientes a las que hay que servir. La primera de estas dos funciones es satisfecha con mayor plenitud por parte de las inteligibilidades teóricas: el modo que tiene el científico de describir y explicar el mundo. Como elaboradores y proveedores articulados, respetados y visibles del lenguaje—y muy en especial los lenguajes que abordan la condición humana—, los científicos activos en las ciencias humanas pueden tener un influjo muy importante en las inteligibilidades dominantes de la sociedad y, así, en sus practicas preponderantes. Este tipo de inteligibilidades califican la acción humana, proporcionan causas para el éxito y el fracaso de la gente, y facilitan elementos racionales para la conducta. Las teorías del primer tipo nos conducen a culpar, castigar y tratar a los pervertidos en sociedad, mientras que aquellas otras del segundo tipo favorecen la reorganización de los sistemas responsables de tales resultados. En cada caso, la inteligibilidad teórica opera a fin de sostener o reforzar una perspectiva societaria significativa, así como sus modos de vida asociados. Las ciencias humanas pueden también facilitar la acción adaptativa en el seno de los confines de lo que es convencional. Con ello, sin embargo, no queremos defender una inversión sostenida en las teorías generales de testación de la conducta humana. Tal como hemos visto, esta investigación no puede justificarse sobre las bases tradicionales que nos permiten distinguir las teorías exactas y predictivas de las empíricamente engañosas. La investigación no opera ni para validar ni para invalidar las hipótesis generales, ya que todas las teorías pueden ser reducidas a verdaderas o falsas dependiendo de la gestión que uno haga del significado en un contexto dado. Tampoco la vasta parte de investigación que pone a prueba hipótesis es relevante para el desafío que supone la predicción social. No se trata de abandonar todas las formas de testación de hipótesis. Los valores culturales parecen demasiado precarios en conjunto, las pautas apreciadas demasiado fugaces para erosionar, mientras que los elementos indeseables siempre aparecen predominantes. Al mismo tiempo, las realidades culturales son raramente unívocas. Nadamos en un mar de inteligibilidades donde las corrientes discursivas de períodos dislocados de la historia —griego, romano, cristiano, judaico y otros— siempre surgen una tras otra, y la mezcla de pasados dispares genera siempre nuevas y atrayentes o espantosas posibilidades. El científico es, inevitablemente, un abogado moral y político, lo quiera él o no. Afirmar la neutralidad respecto a los valores es simplemente cerrar los ojos a los modos de vida cultural que el propio trabajo apoya o destruye. En este sentido, el construccionismo ofrece una base fundamental para desafiar las realidades dominantes y las Examinemos tres de las formas centrales del desafío: la crítica de la cultura, la crítica interna y la erudición del desarraigo. Durante la mayor parte de este siglo, las ciencias orientadas empíricamente han eludido con asiduidad la toma de partido ético o político. La crítica social, aunque apenas nueva en relación a las ciencias humanas, es una forma importante de este tipo de expresión. La crítica social debe complementarse con otros medios importantes. Esencialmente, se orienta hacia el exterior, abordando características de la cultura en general, con lo cual no llega a afectar a las ciencias humanas como tales. Sin embargo, y dado que las ciencias humanas ostentan lenguajes y practicas que afectan a la cultura, también requieren una valoración crítica. Tampoco en este caso la crítica interna representa nada nuevo para las ciencias. Como se dijo en el capítulo anterior, por ejemplo, la valoración crítica del paradigma conductista fue esencial para la evolución cognitiva. Desde el punto de vista de la actualidad, de cualquier modo, un debate interno de este tipo tiene un significado mínimo en términos de su valor respecto a la cultura en general. Y esto es así porque no logra permanecer al margen de la ciencia en sí misma. Los valores inherentes a las ciencias, y sus correspondientes implicaciones para la vida cultural, nunca se han puesto en cuestión. Lo que aquí se defiende es una forma de crítica que represente intereses o valores distintos a los que benefician a los generadores de realidades científicas. Tenemos que considerar una tercera forma de erudición desestabilizadora. En la medida en que cualquier realidad se objetiva o se da por sentada, las relaciones quedan congeladas, las opciones obturadas y las voces desoídas. Cuando suponemos que hay igualdad perdemos la capacidad de ver las desigualdades; cuando un conflicto se resuelve somos insensibles al sufrimiento de las partes. Cuando los constructivistas planteaban colocar la aporía inquietante en el corazón de un trabajo determinado, el resultado fue una desconfianza reverberante respecto a cualquier texto transparente, cualquier principio bien elaborado o cualquier plan bien formado. Como demuestra el esfuerzo desconstruccionista, cuando se las examina de cerca, las bases fundamentales claras, elegantes y convincentes se desbaratan, su lógica se hunde, su significado pasa a ser indeterminado. Aquí los esfuerzos tanto de la crítica de la retórica como social son ejemplares. Tal como se describió, el analista retórico se centra en los dispositivos mediante los cuales un discurso dado adquiere su poder persuasivo, su sentido de la racionalidad, su objetividad o verdad. Particularmente importantes son las recontextualizaciones culturales e históricas. Los valores de una comunidad particular o la verdad de una ciencia particular se desplazan en la dirección de lo universal: lo bueno y lo cierto para todos en todo momento. La investigación de la asignación cultural e histórica de valores y verdades particulares son bastiones efectivos contra los estragos que causan las palabras embravecidas. Cuando los antropólogos exploran las realidades locales de otros grupos culturales, demostrando la validez de estas realidades ajenas en el seno de sus circunstancias particulares, también destacan las limitaciones de nuestras propias racionalidades. El trabajo histórico puede alcanzar los mismos resultados. Transformación cultural: las nuevas realidades y los nuevos recursos Las ciencias humanas poseen un potencial importante tanto para sostener las instituciones culturales por un lado, como para ponerlas en duda reflexiva. Si nuestras concepciones de lo real y del bien son construcciones culturales, entonces la mayor parte de nuestras practicas culturales pueden igualmente pasar a ser consideradas como algo contingente. Aunque las tradiciones de la crítica y del desarraigo son recursos valorables ya que generan la efervescencia, en sí mismos son insuficientes. Estas Sin embargo, puesto que se comprenden primeramente en términos de las inteligibilidades tradicionales, estas innovaciones siguen apoyando estas tradiciones. En este sentido, la posibilidad de cambio social puede derivarse de nuevas formas de inteligibilidad. A medida que se elaboró un lenguaje de los motivos inconscientes, se desarrollaron nuevas estrategias de defensa en los tribunales de justicia; a medida que un vocabulario de los motivos intrínsecos fue enriqueciéndose, también se enriquecieron nuestros regímenes educativos; y a medida que se desarrollaron las teorías de los sistemas de familia también ampliamos nuestros modos de tratar el dolor individual. En cada caso, el trabajo teórico planteaba un desafío importante para las suposiciones dominantes y servía de impulso para nuevas formas de acción. Con ello no afirmamos, sin embargo, que ese tipo de trabajo siga conservando su potencial generativo en la actualidad; serían precisas interpretaciones innovadoras e iconoclastas de los textos canónicos para sostener hoy esa vitalidad. Cada uno ha transformado la inteligibilidad en cierto grado y se ha sumado de manera importante a la gama de recursos culturales y científicos. Las tradiciones culturales de larga duración reciben el apoyo de estos eruditos, y en realidad les prestan poder retorico a sus realizaciones. En cada uno de los casos antes citados por ejemplo, el escritor adopta la postura de la autoridad que sabe apoyando asi las jerarquías de privilegio; se hacen afirmaciones de autoría individual, sosteniendo así el enfoque de los individuos como fuentes originarias de pensamiento; se utilizan formas de argumentación culta o elitista rechazando como irrelevante o inferiores los idiomas persuasivos de los incultos; cada texto De acuerdo con mis propuestas, estos autores consideran que la mayoría de los científicos son generadores de recursos simbolicos lenguaje para su uso en marcos organizativos. La invitación a la transformación se extiende, pues, a la forma de la expresión erudita. A medida que las ciencias humanas experimentan modos de expresión, en la medida en que desafían los estilos tradicionales de escritura, difuminan los géneros, añaden visión y sonido al texto, también transforman la concepción del especialista de la academia, de la naturaleza de la educación y, finalmente, del potencial de las relaciones humanas. En este contexto hay que poner el mayor valor en las formas nuevas e iconoclastas de escritura que lentamente van abriéndose camino en las ciencias humanas. Las escritoras feministas se encuentran en la vanguardia de este movimiento. En otros experimentos textuales Mulkay ha explorado las posibilidades de escribir como unas cuantas personas diferentes en el marco de una misma obra. Volvamos desde la expresión teórica a la metodología de la investigación. En el modo transformativo, el objetivo principal de la investigación consiste en vivificar la posibilidad de los nuevos modos de acción. La investigación aporta una imaginería importante para nuevas posibilidades. Tal como sugeríamos antes, incluso el experimento de laboratorio puede tener su papel ahí. Aunque los experimentos de laboratorio pueden ilustrar nuevos potenciales, el hecho de apoyarse en un modelo mecanicista del funcionar humano, el tratamiento alienante del sujeto, y su control de los resultados les arrojan a tradiciones que tal vez se encuentren ociosas. A medida que los nuevos procedimientos de investigación se vuelven inteligibles, se fomentan nuevos modelos de relación. Tales intentos surgen ahora con una mayor frecuencia a lo largo de todo el dominio cubierto por las ciencias humanas. Kreps, , en la investigación apreciativa Cooperrider, , en la investigación como intervención social McNamee, , y la línea feminista como investigación vivida Fonow y Cook, En muchos aspectos, los terapeutas, los consejeros y los asesores de organización, los especialistas en educación y similares tienen un impacto mucho mayor en la vida cultural que los académicos. En efecto cuentan con un enorme potencial para la transformación cultural. Una orientación construccionista sustancialmente amplía el programa de trabajo. En el capitulo 10 desarrollamos un estudio detallado de las contribuciones construccionistas. Capitulo 3 El construccionismo en tela de juicio Desafiar las suposiciones predominantes sobre la generación y la función del conocimiento y explorar una visión alternativa es algo que amenaza los compromisos de larga duración y ampliamente compartidos con la objetividad, la verdad, los fundamentos racionales y el individualismo. Al mismo tiempo, los queridos conceptos de intimidad, experiencia, conciencia, creatividad, autonomía, integridad y democracia también parecen amenazados. Existe una particular necesidad para reducir las concepciones erróneas tan extendidas y responder a los aspectos ampliamente molestos del pensamiento construccionista. Estas críticas defienden un conjunto de posiciones que el construccionismo ya ha encontrado que eran imperfectas. Por consiguiente, cabe menoscabar la crítica habida cuenta de sus consecuencias ideológicas por ejemplo, el hecho de defender el statu quo, un orden de tipo androcéntrico y el predominio de Aunque atractivas en ciertos aspectos, este tipo de refutaciones son también peligrosas. Construccionismo: raíces y zarcillos Son muchos los que ponen en tela de juicio las raíces de la orientación construccionista. En estas formas indoctas, ambas preguntas se combinan en el hecho mismo del poner en tela de juicio. La primera a menudo supone un punto originario para un conjunto de pensamiento: un inspirado genio individual o una fecha antes de la cual las mentes andaban a ciegas. Para los construccionistas, sin embargo, el acento que se pone en la base contextual del significado y su continuada negociación a lo largo del tiempo, desplaza esta suposición tradicional. En cierta medida ya nos aproximamos a esta tarea en el capítulo anterior. Tal como vimos, los enfoques construccionistas pueden retrotraerse a las exploraciones recientes que se hacen en el campo de la crítica ideológica, de los procesos literarios y retóricos, y la base social del conocimiento científico. Hegel, por ejemplo, o la influencia de Condillac o de los idéologues franceses en la concepción lingüística del conocimiento—. Queda claro que, en el desarrollo del construccionismo, estas empresas tampoco se reproducen íntegramente vestidas; las obras relevantes quedan desfiguradas y zurcidas en diversos sentidos. De un modo similar, la teoría literaria se suma sustancialmente al enfoque construccionista al desmantelar el enfoque mimético del lenguaje y su eliminación del lagos como fuente esencial de significación. Y, puesto que la sociología del conocimiento y la historia de la ciencia tienen una importancia central en el desarrollo de la investigación construccionista, las exploraciones en estos campos varían sustancialmente en cuando a su base suposicional, y sólo en parte podrían solaparse con mi enfoque del construccionismo. La construcción social de la realidad, es un icono construccionista. De modo similar. Existen otras tradiciones intelectuales con las que el construccionismo mantiene una importante relación intertextual. Dos de éstas merecen especial atención, la primera claramente de naturaleza psicológica y la segunda une mente y sociedad. En la primera existe una clase de teorías psicológicas, a menudo denominadas con el nombre de constructivismo, 2 que hacen especial hincapié en la construcción psicológica que el individuo elabora del mundo de la experiencia. Varían, sin embargo, en su preocupación por el mundo mismo. Por consiguiente, por un lado, la teoría de la epistemología genética de Jean Piaget suele con frecuencia 2. Afortunadamente, no existe un tribunal que dicte normas sobre el uso del concepto. Sin embargo, a fines de coherencia y claridad, mucho se puede decir a favor de mantener esta distinción. Para una comparación critica de las premisas del construccionismo frente a las del constructivismo, véase Frindte Su principal acento teórico recae en la construcción que el individuo hace de la realidad; la realidad se asimila al sistema existente de comprensiones del niño. Al mismo tiempo, sin embargo, a través del proceso adicional de acomodación, el sistema cognitivo se adapta a la estructura del mundo. Este enfoque remite la principal fuente de la acción humana a los procesos por medio de los cuales el individuo privadamente construye, conoce o interpreta el mundo. Efectivamente, el individuo nunca establece un contacto directo con el mundo tal como es; nada hay que decir sobre el mundo que no es construido por la mente. En primer lugar, al hacer hincapié en la naturaleza construida del conocimiento, tanto el constructivismo como el construccionismo son escépticos acerca de la existencia de garantías fundamentadoras para una ciencia empírica. Tampoco las formas extremas de construccionismo, aquellas que reducirían el mundo a una construcción mental, son un sustituto satisfactorio. El construccionismo social ni es dualista ni monista los debates existentes sobre estas cuestiones son, a los ojos del construccionista, en primer lugar ejercicios de competencia lingüística. Como tal el construccionismo se calla o se muestra agnóstico sobre estos asuntos. Finalmente, el enfoque constructivista sigue alojado en el seno de la tradición del individualismo occidental. Tal como tuve la oportunidad de examinar en alguna otra parte Gergen, en proceso editorial , Von Glasersfeld se ve forzado al final a retractarse del solipsismo que aguarda en esta formulación. A diferencia de los constructivistas, que postulan un mundo mental para, a continuación, teorizar sobre su relación con un mundo externo, estos teóricos conceden prioridad al proceso social en la modelización de aquello que se considera como conocimiento a nivel de la mente individual. En efecto, las afirmaciones del conocimiento individual se remontan finalmente al proceso social, una posición que es muy compatible con el construccionismo. A pesar de la rica relación dialógica que nace de esta afinidad, existen también diferencias sustanciales, empezando por la primera posición acordada a los procesos mentales en el seno de estas diversas perspectivas. De manera similar. Así, todos estos teóricos objetivaron un mundo específicamente mental. En cambio, el principal foco de interés para el construccionista es el proceso microsocial. De este modo el emplazamiento de la explicación que dé cuenta de la acción humana se traslada a la esfera relacional, cuestión sobre la que volvere en breve. Una pregunta importante para el futuro tiene que ver con la deseabilidad de la inviolabilidad del dominio, es decir, el valor de diferenciaciones claras entre una orientación conceptual y otra. Sin embargo, actualmente muchos especialistas adoptan diversos conceptos y enfoques procedentes de géneros afines, con poca preocupación por la pureza. Se trata de una exposición que cumple los propósitos del presente volumen, al intentar llegar a los lectores particulares que se enfrentan con problemas especiales en momentos particulares. Los argumentos construccionistas, en general, son contrarios a las formulaciones fijas y finales, inclusive aquellas que ellos mismos elaboran. La experiencia y otras realidades psicológicas. A medida que las consecuencias de una ontología comunitaria o relacional se desarrollan, sin embargo, muchos son también los que encuentran desasosegador el hecho de que se elimine el acento en los procesos psicológicos. Esto pone en tela de juicio las creencias firmes y fiables sobre las personas, incluyéndonos a nosotros mismos. Todos estos constituyentes del yo se convierten en construcciones históricamente contingentes de la cultura. Como prolegómeno hemos de enfrentarnos a la pérdida de aquello que, para muchos, es el ingrediente esencial de la existencia personal: la experiencia privada. La experiencia de la conciencia es real; es todo cuanto puedo realmente conocer; precede y no sigue a la construcción. De buen seguro esta línea de argumentación nos resulta familiar y convincente. A modo de una mitigación preliminar de la ontología, el construccionista podría querer comprometerse en un esfuerzo desconstructivo. No puedo acceder a la subjetividad del lector, ni el lector a la mía. Al defender la existencia de la experiencia, no aclaramos qué clase de afirmación hacemos. Al considerar este tipo de discurso, la pregunta principal tiene consecuencias sociales. Este tipo de consideraciones se desplazan en dos direcciones, una diacrónica y la otra sincrónica. En cada caso, el enunciado cumple un fin social, y lo hace en razón de una historia particular, cuyas ramificaciones en la vida cultural son muchas y notables. En realidad, pueden haber funciones valorables que sean satisfechas a través de la objetivación situada del término. Por ejemplo, cabe dar crédito a las exposiciones fenomenológicas de la experiencia individual en cuanto a su riqueza en lenguaje descriptivo contrastando con el argot plano, técnico, del investigador cuantitativo y la preocupación humana por el individuo que fomenta este lenguaje. El construccionismo apenas desafia la validez vivida de este tipo de usos. La psicología empírica, desde el siglo XIX y el mentalismo, apenas se ha mostrado abierta al concepto de experiencia privada. Para los que tienen una orientación empírica en psicología, es otra la cuestión que adquiere preeminencia, la cuestión de la realidad material. La objeción típica que se plantea al construccionismo —a menudo acompañada por una sonrisa de autocomplacencia o la exhibición de una indignación justificada— es la de su aparente absurdidad ante una realidad obstinada. Tampoco hace ninguna afirmación. Tal como indiqué, el construccionismo es ontológicamente mudo. Cualquier cosa que sea, simplemente es. Y cuando estos procesos se ponen en marcha, en general, tienden a avanzar hacia la reificación del lenguaje. Precisamente es la base reificada la que presta al realista el poder retórico de la línea de crítica que adopta. Apliquemos esta línea de razonamiento a los ataques frecuentes que se han centrado en el construccionismo en razón de su insensibilidad ante las cuestiones del poder. O tienen en consideración el 6. Consideremos, por ejemplo, quién es propietario y controla los medios de comunicación, los sesgos de clase en los currículos educativos, y las diferencias raciales y de clases al alfabetizarse. Y en las relaciones personales, los construccionistas no pueden dar cuenta de qué modo el poder se manifiesta en este tipo de actividades como la opresión de los pobres, la violación o los malos tratos a menores. Navarro, Flavia Marco Cuidado no remunerado y acceso a la protección social. Comparación de dos cohortes de escolares de Puerto Madryn, Argentina. Navia Velasco, Carmiña Un abrazo sororo a la mujer que aborta. Nieto López, Jaime Rafael Resistencia civil no armada en Medellín: la voz y la fuga de las comunidades urbanas. Niño, Larry Caracterización de la lactancia materna y factores asociados en Puerto Carreño, Colombia. Obach King, Alexandra and Sadler, Michelle and Jofré, Natalia Salud sexual y reproductiva de adolescentes en Chile: el rol de la educación sexual. Una mirada desde los usuarios típicos de dos parques de la ciudad de Cali. Obando S. Obando Salazar, Olga Lucia and Roth, Francoise and Guberek, Tamy and Green, Amalia Hoover El uso de datos cuantitativos para entender la violencia sexual relacionada con el conflicto armado colombiano: desafíos y oportunidades [reseña]. Obando Salazar, Olga Lucía La capacitación antirracista con perspectiva de género: un aporte metodológico. Ocoró Loango, Anny Los negros y negras en la Argentina: entre la barbarie, la exotización, la invisibilización y el racismo de Estado. Papeles de Población, 5 Ordóñez Vila, Montserrat, El oficio de escribir. ISSN impreso , en línea. Sobre La tesis de doctorado de Miguel Martínez Parra, Jenny Jazmine and Vargas, Mario Enrique Trabajo con comunidades de base como herramienta de cohesión social y desarrollo local. Pavesse, Cesare Antología mínima. Pedelahore, Christian Hacia la ciudad dialógica: cuando la realidad se encarga de poner las teorías urbanas en su justo lugar: Hanoi y Alto Bolivia. Reflexiones desde el Trabajo Social. Revista Ciencias Humanas, 7 2. Petchesky, Rosalind P. Peñas-Felizzola, Olga L. Maguaré, 26 1. Pineda Duque, Javier A. Pineda G. Pinzón Estrada, Carolina and Aponte Valverde, María Victoria Ausencia de capital social y vulnerabilidad de mujeres jefas de hogar. Pizarro, Margoth de Una voz de resistencia. Plata, María Isabel El ejercicio de tres derechos reproductivos en Colombia. Portugal, Ana María Latinoamérica pasado y presente. Perspectivas 3. Posada Díaz, Francisco La genealogia de la violencia. Revista Jurídica Revista Temas Socio-Jurídicos, 26 Prieto Delgado, Patricia and Thomas, Florence Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" Informe sobre la violencia sociopolítica contra mujeres y niñas en Colombia. Segundo avance [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda La política integral para la mujer colombiana. Puyana Villamizar, Yolanda La transición de los procesos de socialización. Maguaré 8. Puyana Villamizar, Yolanda Ni sólo campesinas, ni sólo citadinas. Puyana Villamizar, Yolanda Políticas de familia en Colombia: matices y orientaciones. Puyana Villamizar, Yolanda and Barreto Gama, Juanita María La socialización de mujeres de los sectores populares urbanos: un estudio de caso. Puyana Villamizar, Yolanda and Mosquera Rosero, Claudia Los trabajos domésticos y la proveeduría: entre permanencias, conflictos y cambios. Cambios y permanencias [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda and Rojas Moreno, Diana Alejandra Afectos y emociones entre padres, madres e hijos en el vivir transnacional. Pérez Garzón, Estiven Andrés Producción y conversaciones sobre educación popular. Aproximación a la ecofarmacovigilancia. Quintero Roa, Eliana Maribel and Ochoa Vera, Miguel Enrique Conocimientos y actitudes de estudiantes de medicina ante el aborto inducido despenalizado. Quiroz Monsalvo, Aroldo W. Criterio Jurídico Garantista, 3 4. Quiñónez Toro, Elizabeth Con equidad nuevos sujetos instituyentes para la democracia. Rago, Margareth Feminizar é preciso, ou Por uma cultura filógina. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora Asociación entre estructuras craneofaciales de adolescentes y los trastornos temporomandibulares. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora and Muñoz quintana, Gabriel Prevalencia de trastornos temporomandibulares en niños mexicanos con dentición mixta. Ramírez, María Himelda El feminismo y el pacifismo en tiempos de la Gran Guerra europea 1. Ramírez, Socorro Las estrategias de sobrevivencia como una dimensión del movimiento de mujeres en Colombia. Ramírez, Socorro Participación política de las mujeres: el reto de ganar reconocimiento y construir la diversidad. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfermedad y muerte de mujeres en la colonia. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfoques y perspectivas de los estudios sociales sobre la familia en Colombia. Entre líneas. La Manzana de la Discordia, 5 1. Ramírez Rodríguez, María Himelda Las mujeres y la acción social en Colombia, contextos de contradicciones. Feminismo y feminidad en Colombia: [Reseña]. Ramírez Rodríguez, María Himelda, La infancia abandonada en Santa Fe Colonial: entre la caridad privada y la tutela estatal Ramírez cardona, Lorena and Valenzuela, Alejandra Aplicación del test de 6 minutos en personas con obesidad, en un programa de actividad física. Rapacci, Maria Lucia and Rodríguez Díaz, Marcela Puntadas para recuperar la utopia de la salud: para iniciar algunas preguntas. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 36 1. Reguillo, Rossana Andamios para una nueva ciudad: acción y gestión comunicativa. Espacios institucionales de visibilidad y enunciación. Restrepo Palacio, Sonia and Amaya Guio, Jairo Aprendiendo sobre determinantes sociales de la salud a través de crónicas, mediante un ambiente virtual de aprendizaje. Restrepo Ruiz, Bibiana Unidad de atención integral a adolescentes gestantes y lactantes. Ribera Carbó, Anna Mujeres Sindicalistas: Las trabajadoras de la casa del obrero mundial Una aproximación a las fuentes para su estudio. Rico de Alonso, Ana Formas, cambios y tendencias en la organización familiar en Colombia. ISSN Impreso. Rietti, Sara and Maffia, Diana Ciencia y política un vínculo necesario. Su vida [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 38 1. Roca i Girona, Jordi Entre la instrumentalización y el recelo: género y educación bajo el franquismo. Rodríguez, Clara Rocío Esmeralda Arboleda: la mujer y la política. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Armas para luchar, brazos para proteger: las mujeres hablan de la guerra [Reseña]. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Desde el reconocimiento de los cuerpos hacia una ética del cuidado de la vida. Rodríguez Giraldo, Viviana Contexto rural caficultor en Colombia: consideraciones desde un enfoque de género. Rodríguez-Villamizar, Laura Andrea Inferencia causal en epidemiología. Rojas de Ferro, María Cristina Las "almas bellas" y los "guerreros justos". Santander, siglo XIX. Rosas Vargas, Rocío and Valdés Cobos, Alberto and Hurtado Saa, Teodora El contexto sí importa: violencia de género hacia las estudiantes en escuelas secundarias y preparatorias en Guanajuato. Rueda Bedoya, Rafael Fernando No se trata de enseñar, sino de aprender y dejar aprender. Boletín Cehap 7. Ruiz Gómez, Darío La niñez pobre, la pobre ciudad. Saavedra A. Salazar, María Cristina El trabajo infantil en Colombia: tendencias y nuevas políticas. Revista Chichamaya 3. Revista Ciencias Humanas, 7 1. Revista Científica Guillermo de Ockham, 6 1. Santillanes, Nadia Irina Padecer la depresión como mujer inmigrante mexicana en la ciudad de Nueva York. Sautu, Ruth Modelos de desarrollo, profesionalización y feminización de la mano de obra. Antioquia, Colombia. Segura Escobar, Nohora Colombia: guerra y desplazamiento. Segura Escobar, Nohora Conflicto, poder y violencia en la familia. María cristina Maldonado. Universidad del Valle, [Reseña]. Serrano A. Sierra Pardo, Claudia Patricia La irrupción del imaginario social, las subjetividades y los sujetos en las ciencias sociales como asunto relevante para la investigación en educación. Sigl, Eveline Erotismo, sexualidad y humor en las danzas del Altiplano boliviano. Maguaré " Ritos y Juegos", 26 2. Silberman, Pedro and Buedo, Paola Estefania and Burgos, Lucrecia Barreras en la atención de la salud sexual en Argentina: percepción de las mujeres que tienen sexo con mujeres. Silva Medina, Yesit Leonardo and Zambrano Escovar, Martha Trabajadores, villanos y amantes: encuentros entre indígenas y españoles en la ciudad letrada. Smaldone, Mariana Un legado beauvoiriano: el trabajo doméstico en la perspectiva del feminismo materialista de Christine Delphy. Soihet, Rachel Cisões, alianças e sucessos dos feminismos no Rio de Janeiro, anos Stromquist, Nelly P. Complejidad e Intervención. Huelga en Vanytex, Tannen, Deborah La relatividad de las estrategias lingüísticas: repensando el poder y la solidaridad en el género y en la dominación. Tham, Awa El combate de las mujeres por la abolición de las mutilaciones sexuales. Thomas, Florence Del espejo roto al kaleidoscopio [reseña]. Thomas, Florence Editorial. Thomas, Florence Editorial Thomas, Florence Habitar. Thomas, Florence La herencia de Simone de Beauvoir. Thomas, Florence La píldora anticonceptiva: piedra angular de una revolución. Thomas, Florence Maternidad y gestación de vida: su problematización al final del siglo. Thomas, Florence Un reto para la democracia, un reto para la paz: feminizar el mundo. Thomas, Florence and Domínguez Blanco, María Elvia Seis propuestas para una cultura de paz desde una nueva ética del amor. Cuadernos del CES 7. ISSN impresa. Torrado Pacheco, María Cristina La socialización de la infancia en medio del conflicto armado. Tovar Rojas, Patricia Familia, género y antropología: desafíos y transformaciones [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 39 1. Téllez, Dora María La mujer de hoy en Nicaragua. Revista Chichamaya 2. Umbarila Laiton, Martha Patricia Metodologías de planificación participativa y gestión asociada como campos de intervención del Trabajo Social. Urrea Giraldo, Fernando and Congolino, Mary Lily Sociabilidades, racialidad y sexualidad entre jóvenes de sectores populares de Cali. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 58 1. Urrego Mendoza, Zulma Consuelo Vicisitudes de una víctima de violencia sexual y de su terapeuta, a la luz de la legislación sobre salud mental en Colombia. Revista Colombiana de Psiquiatría, 32 1. Valencia Restrepo, Darío Las ciencias como elemento de la cultura en la planeación de un desarrollo regional integral. Valero, Maria Victoria Proportion of fever attributable to malaria in Colombia: Potential indicators for monitoring progress towards malaria elimination. Vargas, Melier E. El fujimorismo. Los riesgos de la Democracia en la Región. Vargas, Virginia Trascender lo femenino. Vargas-Acevedo, Carolina A. Revista de Derechos Humanos Villanueva Flores, Rocío El aborto: un conflicto de derechos humanos. Viveros, Mara Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía. Viveros Vigoya, Mara Teorías feministas y estudios sobre varones y masculinidades: dilemas y desafíos recientes. Viveros Vigoya, Mara and Héritier, Françoise Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía [Reseña]. Viviescas Monsalve, José Fernando El problema de la vivienda y la arquitectura. Vos Obeso, Rafaela La violación : drama cotidiano. Vos Obeso, Rafaela La violencia en la estructura familiar colombiana. Wolff, Héctor Jaime Hacia una caracterización de los asentamientos urbanos "no controlados" Colombia Wood, Jean Elisabeth Violencia sexual durante la guerra: Hacia un entendimiento de la variación. Zamora Salas, Juan Diego Ejercicio físico como tratamiento en el manejo de lumbalgia. Angelópolis, Antioquia Zubillaga, Verónica Investigar sobre violencia en América Latina. Un testimonio reflexivo sobre la experiencia de construir historias de vida con jóvenes de vida violenta. Revista Colombiana de Sociología, 7 2. Zuluaga Muñoz, Deysy Alexandra and Insuasty Rodríguez, Alfonso Metodología feminista en la investigación: el reto epistemológico del cuerpo. Zumosa, Jaime Mujer, amor y violencia, nuevas interpretaciones de antiguas realidades [Reseña]. Arboleda, Sergio Mejoras materiales. In: La Constitución Política. Biblioteca de autores colombianos. In: Atención Integral en salud para víctimas de violencia sexual. ISBN Ceballos Guerra, Juan Carlos El restablecimiento de las condiciones de habitabilidad: un proceso de y para la comunicación. Ensayos Forhum ISBN X. In: Participación comunitaria : memorias Tercer Seminario Internacional. Coupé, Françoise Villa tina: recuperación de la memoria de una tragedia. In: Perspectivas ambientales urbanas. Universidad de Antioquia. Instituto de Estudios Regionales, Medellín, Colombia, pp. In: Ferrocarriles, ya es hora. Duque Escobar, Gonzalo Manizales : El futuro de la ciudad. Universidad de Caldas, pp. In: Desarrollo y Civilización. In: Bases para el Plan de Desarrollo de Caldas Secretaría de Planeación de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Temas cívicos para agendas de desarrollo regional. Editorial Blanecolor S. Echeverría Ramírez, María Clara La ciudad popular y la arquitectura. Escritos 6. Echeverría Ramírez, María Clara Los futuros no deseados: a la luz de la realización de lo diverso. In: Memorias del seminario internacional construyendo hoy las ciudades del mañana. Ensayos Forhum 9. Echeverría Ramírez, María Clara Por una mirada abierta de la ciudad: tensiones entre lo local y lo global. In: Planeación, participación y desarrollo. Echeverría Ramírez, María Clara Repensar lo estratégico desde la comunicación. In: Tecnologie per lo sviluppo: urbano e suburbano in America Latina. Escobar R. Gallego Montes, Gabriel Trayectorias de emparejamiento entre varones en la Ciudad de México: una exploración a partir de biografías sexuales. In: Patrones de iniciación sexual y trayectorias de emparejamiento entre varones en la ciudad de México. El Colegio de México, México? García Moreno, Beatriz La ciudad de los deseos. In: Estado de los recursos naturales y del medio ambiente Huertas Gómez, Ebroul Aspectos metodológicos para una estrategia participativa en la formulación de planes de ordenamiento territorial. In: Atencion integral en salud para víctimas de violencia sexual. Londoño Blair, Alicia Antropología de la vida privada. In: Mujeres y hombres en la formación del pensamiento occidental. Ediciones de la Universidad Autónoma de Madrid, Madrid, pp. In: Historia de las mujeres en España y América Latina. Serie menor, 4 4. Luna G. In: El sexismo en la ciencia. Insituto de Ciencias de la Educación, Barcelona, pp. In: Las Raices de la memoria de America Latina. Publicaciones, Barcelona, pp. López, Marta Ciudad y desencuentro: dos miradas de mujer. In: Pensar la ciudad. López Castaño, Marta Las técnicas de sí y la escritura femenina. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Los desplazados no pueden disfrutar de una vivienda adecuada: situaciones desde sentencias de tutela. Montoya Arango, Nathalie Arquitectura y cultura: complejidad de las disciplinas del hacer poético. Mosquera Rosero, Claudia Los Bicentenarios de las Independencias y la ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ciencias Humanas. In: Acciones Afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. Entre bicentenerios de las Independecias y constitución Política de In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios de las Independencias y Constitución de Mosquera Rosero, Claudia and Rodríguez Morales, Margarita María and León Díaz, Ruby Esther Las acciones afirmativas como medio de inclusión social: énfasis conceptuales, polémicas frecuentes y experiencias de implementación en algunos países. In: Planeacion, ambiente y territorio: actualidad, retos y perspectivas. Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia, pp. Prieto, Patricia Los gobiernos nacionales como actores en la planificación. In: Planeacion con perspectiva de género. In: Política social y trabajo social: desarrollo histórico y debates actuales. Universidad de Zaragoza Gobierno de Aragón, Zaragoza, pp. In: Cali. Editorial Bonaventuriana, Santiago de Cali, pp. Programa Editorial Universidad del Valle, Cali, pp. In: Experiencias significativas en la psicología de hoy. Clínica, educación y ciudad. Universidad Santiago de Cali, Santiago de Cali, pp. Samper, Miguel La protección. Samper, Miguel Retrospecto. Thomas, Florence Pensar la ciudad para que ella nos piense Travi, Bibiana Conceptos e ideas clave en la obra de Mary Ellen Richmond y la vigencia actual de su pensamiento. In: Política social y trabajo social desarrollo histórico y debates actuales. Valderrama Barrera, Martha Inés Globalización y ciudad. Villarreal Méndez, Norma Movimientos de mujeres y participación política en Colombia, Recuperando la memoria: los ecos feministas de las primeras décadas del siglo XX. In: Historia género y política: movimiento de mujeres y participación política en Colombia Seminario Interdisciplinar Mujeres y Sociedad, Barcelona, pp. Sin Definir Antecedentes y justificación. Documento de trabajo. Sin Definir Aspectos psicosociales de las mujeres en situación de desplazamiento forzado establecidas en el departamento del Valle del Cauca. Reporte de proyecto. Corporación Sisma Mujer, Cali. Sin Definir Caracterización Región de la Orinoquía. Universidad Nacional de Colombia, Bogotà. Sin Definir Cuerpos rotos, mentes destrozadas: Tortura y malos tratos a mujeres. Amnistía Internacional, España. Sin Definir DDR y medios de comunicación: hallazgos y retos. Sin Definir, Bogotà. Sin Definir Desarme y desmovilización del ejército revolucionario guevarista ERG : monitoreo de caso: informe especial. Sin Definir Desmovilización, desvinculación y reintegración de mujeres en Colombia — Sin Definir Desvinculaciones y desmovilizaciones en Colombia y Nariño — Sin Definir Documento - Colombia: cuerpos marcados, crímenes silenciados: violencia sexual contra las mujeres en el marco del conflicto armado. Sin Definir El ejercicio del Observatorio: retos metodológicos. Sin Definir El suceso de la granada y la pistola: miradas de diversos actores. Sin Definir I Informe sobre conflicto violento en colombia — Sin Definir. Sin Definir La reparación como consecuencia del reclutamiento de menores de edad. Sin Definir Las Universidades y la reintegración a la vida civil en Colombia. Sin Definir Las universidades y la reintegración a la vida civil: El caso de Medellín. Sin Definir Modalidades de salida de las organizaciones armadas ilegales. Sin Definir Modelos de nuevas soluciones accesibles tipo arquitectónica y urbanística de inclusión por vía de entorno aplicable en campus educativos: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Fondo de Población de las Naciones Unidas. Alcaldía de Medellín, Medellín. Sin Definir Privación de la libertad de excombatientes de las Autodefensas postulados a la Ley de Justicia y Paz. Sin Definir Reparación, reconciliación y programas restaurativos en el proceso de Justicia Transicional vigente en Colombia. Sin Definir Salidas de integrantes de organizaciones guerrilleras — Sin Definir Salidas individuales de integrantes de las Autodefensas - Sin Definir Violencia de género en buenaventura Colombia: realidades y alternativas Ley del Sin Definir Voces excluidas: legislación y derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas en Colombia. Inédito, Manizales. Arango Escobar, Gilberto La vivienda en Colombia en el cambio de siglo: herencias y retos. Sin Definir, Medellín, Colombia. Reporte técnico. Institute of Development Studies, Brighton, England. Informe ejecutivo. Sin Definir, Medellín. Sin Definir, Manizales, Colombia. Sin Definir, Manizales, Caldas, Colombia. La Patria, Manizales. La Patria, Manizales, Colombia. Sin Definir, Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Clima extremo, desastres y refugiados. Duque Escobar, Gonzalo Colombia biodiversa: potencialidades y desafíos. Documento de discusión. Duque Escobar, Gonzalo Del antropocentrismo al biocentrismo. Duque Escobar, Gonzalo Desarrollo y revoluciones tecnológicas. Duque Escobar, Gonzalo Desde el Eje Cafetero: dos proyectos estructurantes de corredores logísticos. Duque Escobar, Gonzalo Dos notas sobre los retos para el desarrollo portuario en Colombia. Sin Definir, Revista Eje Duque Escobar, Gonzalo El porqué de los aguaceros en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Elementos para la visión prospectiva de Aerocafé. Sin Definir, Manizales, Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Hidro-Ituango: una lectura a la crisis. Duque Escobar, Gonzalo La economía azul en la esfera de la producción. Museo Interactivo Samoga, Manizales. Revista Eje 21, Manizales, Colombia. Duque Escobar, Gonzalo La pobreza en la historia de los procesos de desarrollo del eje cafetero. Duque Escobar, Gonzalo Latinoamérica en crisis. Duque Escobar, Gonzalo Logros y retos en la construcción del territorio. Duque Escobar, Gonzalo Magdaleneando en el contexto de un territorio estratégico para la paz. Sin Definir, Revista Civismo. Duque Escobar, Gonzalo Manizales: intervención y uso del suelo urbano. Universidad Nacional de Colombia, Manizales. Duque Escobar, Gonzalo No todo lo que brilla es oro. Duque Escobar, Gonzalo Notas al margen sobre ordenamiento territorial y participación comunitaria. Duque Escobar, Gonzalo Patrimonio hídrico: carencias en la abundancia. Duque Escobar, Gonzalo Planificación estratégica para la movilidad. Duque Escobar, Gonzalo Terremotos en el occidente colombiano. Duque Escobar, Gonzalo A la memoria de Armero, 30 años después de la tragedia. Corpocaldas, Manizales, Caldas, Colombia. Segundo semestre de Sin Definir, Medelín, Colombia. Paradojas de la Conciliación: Orientaciones para la Intervención Socioeducativa. Instituto Estudios de la Mujer. Universidad de Granada, España. Gómez Salazar, Beatríz Construcción de las diferentes expresiones evolutivas del barrio en Medellín. Bouwcentrum International Education, Rotterdam, Holanda. Ianuzova, María Mortalidad materna y Derechos Humanos. Lozano Daza, Adriana Patricia Interculturalidad en salud y pueblos indígenas: algunos interrogantes. En prensa. Lubbers, Ruud Violencia sexual y por motivos de género en contra de personas refugiadas, retornadas y desplazadas internas: Guía Para la Prevención y Respuesta. Molina M. Moreno Jaramillo, Cecilia Inés and Ramírez Salazar, Carlos Arturo Lineamientos conceptuales y estratégicos para la formulación de una política en cultura ciudadana y educación en cultura ciudadana para la ciudad de Medellín: documento ejecutivo. Peñas Felizzola, Olga Luz La ocupación en procesos de inclusión social de poblaciones vulnerables. Boletín 3. Boletín 1. Boletín 2. Oxfam Internacional, Barcelona. Rivera Pizarro, Alberto La vivienda en economías informales de Cochabamba. E II level March - May Thomas, Florence and Prieto Delgado, Patricia Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" : Informe sobre violencia sociopolítica contra mujeres, jóvenes y niñas en Colombia tercer informe - Para pensar los derechos. Torres Holguín, Jorge Fernando Diseño arquitectónico y facilitadores de resilencia en accesibilidad al medio físico: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Factores humanos aplicados en diagnóstico y diseño de arquitectura accesible en campus educativos: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Inclusión por vía de entorno en campus educativos. Torres Holguín, Jorge Fernando La inmótica en un planteamiento para la aplicación de la tecnología en un entorno físico arquitectónico y urbanístico para potencializar la inclusión en campus educativos: estudio de caso: docuemento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Postulado metodológico para el plan de especial de accesibilidad arquitectónica y urbanística en la universidad nacional de Colombia: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Propuesta metodológica para la construcción de una guía de evaluación accesible en el medio físico en instituciones educativas Sedes muestra Universidad Nacional de Colombia: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Villarreal Méndez, Norma Desarrollo rural género y ciudadanía. Sin Definir Familia y cambio en Colombia: memorias del seminario-taller sobre familia: las transformaciones de fines del siglo XX. In: Familia y cambio en Colombia: memorias del seminario-taller sobre familia, Mayo , , Medellín, Colombia. Sin Definir Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. In: Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Arango Escobar, Gilberto Moravia una historia de mejoramiento urbano. Judicialización de casos y reparación a mujeres víctimas de delitos de violencia sexual en el marco del conflicto armado. Carvajal Orozco, José Gabriel Relaciones dirigentes-dirigidos : un acercamiento desde los derechos humanos. Castrillón J. Ceballos Guerra, Juan Carlos En el contexto de la city marketing: mutaciones en las transformaciones de habitar de los espacios cívicos del centro urbano. Coupé, Françoise La vivienda como proceso socio-económico. Coupé, Françoise Los riesgos de hoy en la ciudad de mañana : síntesis. Coupé, Françoise and Henao Rodríguez, Alberto Vivienda e infraestructura: síntesis de la ponencia. Cuervo López, Itzamar Nataly and Borja García, Samir and Ceballos Guerra, Juan Carlos Impactos en la economía barrial por la aplicación de los planes parciales: un acercamiento desde la dimensión ambiental del territorio. In: No posee, 12 Agosto Duque Escobar, Gonzalo Agua y clima en el desafío ambiental. Duque Escobar, Gonzalo Armero 25 años Foro: Integración, cooperación y articulación un sueño de región, Julio 20 y 21 de Duque Escobar, Gonzalo Caldas en la biorregión cafetera. Duque Escobar, Gonzalo Calentamiento global en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Ciudad, puerto y río en tierra de pasillos, bundes y guabinas. La Dorada, Caldas. Universidad de Caldas. Universidad Católica de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo El desarrollo urbano y económico de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo El futuro de la Ciudad. Duque Escobar, Gonzalo El modelo de ocupación urbano - territorial de Manizales. In: Museo Interactivo Planetario. Duque Escobar, Gonzalo El territorio caldense, un constructo cultural. Duque Escobar, Gonzalo Honda - La Dorada : potencial nodo intermodal para una plataforma logística. Programa de Ingeniería Ambiental. In: Conmemoración de los 20 años del desastre de Armero, 19 de noviembre de , Auditorio de la Universidad Nacional de Colombia - sede Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Los desafíos para el desarrollo samario pasan por su potencial aeroportuario. Duque Escobar, Gonzalo Manizales: integración regional y desarrollo territorial. In: Foro: Ocupación del territorio e Integración regional, Agosto 14 de Duque Escobar, Gonzalo Neira: entre la ruralidad y la ciudad región. Manizales, Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Riesgo en la zona andina tropical por laderas inestables. Duque Escobar, Gonzalo Riesgo sísmico: los terremotos. Duque Escobar, Gonzalo Río Blanco, cuna de vida Duque Escobar, Gonzalo Salamina, Caldas años : "desarrollo rural en la región cafetera". Universidad Tecnológica de Pereira. Duque Escobar, Gonzalo Visión retrospectiva y prospectiva del desarrollo regional. Duque Escobar, Gonzalo Vulnerabilidad de las laderas de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo and Torres Arango, Claudia Participación de la sociedad civil en el ordenamiento territorial. Echeverría Ramírez, María Clara Alcances y limitaciones de los procesos de participación en la planeación del ordenamiento territorial. Echeverría Ramírez, María Clara El reto de un proyecto de sociedad urbana ante el descalabro modernista. Echeverría Ramírez, María Clara Las dos ciudades o el reto de una sola. Echeverría Ramírez, María Clara Lo urbano y lo cultural en el ordenamiento ambiental del territorio. Echeverría Ramírez, María Clara Los sofismas actuales, falacias derrotistas? Huertas Gómez, Ebroul El conocimiento al servicio de la vida. Huertas Gómez, Ebroul La compra comunera de tierra y el trabajo colectivo en el desarrollo progresivo del vecindario: bases para una microplaneación participativa o plan de desarrollo integral comunitario y participación vecinal. Huertas Gómez, Ebroul Una experiencia de planeación participativa de un organismo no gubernamental en apoyo a la reconstrucción de las zonas afectadas por la erupción del Nevado del Ruíz. Siglo XX. Meertens, Donny Las mujeres y la violencia : conflictos rurales y sus efectos diferenciados por genero. In: Seminario-taller "Estrategias y acciones para la paz en Colombia" : la paz : miradas de esperanza, Octubre , , Sasaima, Cundanamarca, Colombia. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Vivienda adecuada-DESC como método de lectura de la habitabilidad de los entornos residenciales: una aproximación desde los procesos de reasentamiento en altura. Género, mujeres: reparación y reconciliación. Moreno Jaramillo, Cecilia Inés La conurbación: rizoma urbano y hecho ambiental complejo. In: Coloquio Internacional de Economía social y solidaria en un contexto de multiculturalidad, diversidad y desarrollo territorial, Abril , Mendoza, Argentina. Ramirez, José Ernesto El lugar de la educacion politecnica en la regulacion de las relaciones educacion trabajo en Colombia. Ramirez, José Ernesto Estrategias de las organizaciones populares en zonas de reserva campesina respecto la solucion al problema de las drogas ilicitas en el marco del acuerdo general para la Terminacion del conflicto armado en colombia. Reflexión sobre el caso colombiano. Derecho, conflicto armado y paz: memorias. In: congreso internacional rural sustentable "Estrategias para la competitividad Rural", , Arauca, Arauca. Sin Definir, ed. Escuela de Estudios de Género. Villareal, Norma and Ríos, María Angélica , eds. Catholics for a Free Choice, Washington, D. Ardila , Gerardo , ed. Escritos 9. Brecha Lésbica, Buenos Aires. Arango Escobar, Gilberto , ed. Volumen II. Sede Amazonia. Instituto Amazónico de Investigaciones Imani, Leticia. Volumen I. Ediciones Rubeo, España. Escritos 8. Investigación e innovación. Ediciones de, las mujeres 3. Isis Internacional, Santiago de Chile. Mesa de trabajo: Mujer y conflicto armado. Informe de derechos humanos de las mujeres en Colombia. Montaner, Mariliana , ed. Tipografía Industrial Medellín, Medellín. Julio and Uribe, Camila and Pelaez, Lucy , eds. Editorial Amnistía Internacional, Madrid. ISBN volumen 2. Escritos 4. Marín G. Investigaciones Rueda Bedoya, Rafael Fernando , ed. Amnistía Internacional, Madrid. Serrano Amaya, José Fernando, , ed. Brand, Peter Charles , ed. Bases del plan de igualdad de oportunidades para las mujeres. Barreto Gama, Juanita , ed. Módulo pedagógico para formadores. Módulo pedagógico para formadores 2. Defensoría del Pueblo. Reparando a falta: dinâmica de gênero em perspectiva geracional. Pregon Ltda, Medellín. Las reformas legislativas y las mujeres 3. Médicos Sin Fronteras, Bruselas. Amnesty International Publications, London. Informe Derechos de las Mujeres Colombia, Fundación Universidad Central. Testimonios de mujeres trabajadoras. Corporación Educativa Combos, Medellín, pp. Tipografía Industrial Medellín. Aguirre D. Corporación Aldea Global, Manizales, Colombia. Colecciones CES. Ediciones de las mujeres Alexander, M. Mapas 6. Traficantes de sueños, Madrid, España. Amaya Ponce, Amparo Letras y Encajes. Amézquita de Almeida, Josefina La mujer: sus obligaciones y sus derechos. Serie derecho de familia. Actividades preparatorias. Alcaldía de Medellín, Medellín, Colombia. Arango Gaviria, Luz Gabriela Jóvenes en la universidad: género, clase e identidad profesional. Biblioteca universitaria. Ciencias Sociales y Humanidades. Educación y género. Arias Valencia, Silvia L. Ariza Sosa, Gladys Rocío De inapelable a intolerable: violencia contra las mujeres en sus relaciones de pareja en Medellín. Colección CES. Ediciones de las mujeres; ISSN Barraza Morelle, Cecilia and Caicedo Delgado, Luz Piedad Mujeres entre mafiosos y señores de la guerra: impacto del proceso de desarme, desmovilización y reintegración en la vida y seguridad de las mujeres en comunidades en pugna: caso Villavicencio. Colección mujeres y sociedad 3. Feminaria Editora, Buenos Aires. Beall, Jo and Villarreal, Marcela Planeación con perspectiva de género. Violencia política, daño y reparación. Bernal Rodríguez, Paola Modelo de atención integral a víctimas del conflicto armado, en el marco de la Ley de Justicia y Paz. Biermann Stolle, Enrique Distantes y distintos: los emigrantes alemanes en Colombia Facultad de Medicina. Occasional Paper 6. Colección documentos. Serie Acceso a la Justicia 3. Serie Acceso a la justicia. Imani mundo 3. Paidós Studio, Ediciones Paidós Ibérica, Barcelona. Serie Acceso a la Justicia 1. Cabrera Cifuentes, Linda María and Rodríguez Peña, Viviana María and Rodríguez Rincón, Carolina Lineamientos de política criminal para la protección del derecho humano de las mujeres a una vida libre de violencia sexual. Documentos Corporación Sisma Mujer. Cacéres, Carlos F. Caicedo Delgado, Luz Piedad Riesgos para la seguridad de las mujeres en procesos de reinserción de excombatientes: Estudio sobre el impacto de la reinserción paramilitar en la vida y seguridad de las mujeres en los Municipios de Montería y Tierralta Departamento de Córdoba. Contra la violencia sexual. Caicedo E. Universidad Nacional de Colombia Sede Orinoquia, pp. Camacho Zambrano, Gloria Mujeres al borde : refugiadas colombianas en el Ecuador. Tercer mundo. Colección interés general..

Estuvo ampliamente apoyada por la fiosotia dominante de la ciencia y reforzada por un Dr. charles sophy esposa disfunción sexual discurso sobre los métodos. Tanto la filosofía fundacional como la confianza predominante en los métodos se han erosionado en la actualidad, aunque no tienen sucesores significativos que diluyan el apoyo que tiene la concepción individualista del conocimiento.

Así, pues, la teoría cognitiva actual existe, pero lo hace en una posición de precariedad. Desde luego, es posible que, incluso desprovisto del apoyo de una base racional, el movimiento cognitivo pueda seguir sosteniéndose.

Al igualar los procesos cognitivos con el funcionamiento computacional, utilizando el ordenador como un medio para la modelización de la toma de decisiones y concluir que los modelos por ordenador que logran fructificar demuestran que la mente opera precisamente de este modo, los cognitivistas han desarrollado un medio efectivo, aunque Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual veces de una circularidad viciosa, de prestar credibilidad a sus empeños. La posibilidad de una hegemonía parece dudable.

Tal retorno podría ser anticipado a través de la historia precedente de la psicología, moviéndose como lo hizo desde el mentalismo del siglo XIX al conductismo del siglo XX y luego dejando espacio al cognitivismo. También cabría anticiparlo en términos de los debates en la filosofía entre los continue reading del empirismo y los del racionalismo, debates que se han ido repitiendo a lo largo de siglos sin que hayan llegado a una solución.

Ante todo, sería esencial asignar modos de trascender la panoplia de críticas a la que se ha expuesto hasta ahora al conductismo —desde el interior del paradigma, desde el polo racionalista de la dualidad y desde los sectores ideológicos y sociales. Finalmente, sería necesario desviar la creciente indignación del cambio intelectual, corrientes que favorecen en conjunto la sustitución del enfoque individualista del conocimiento por una formulación comunitaria.

En el momento presente nos enfrentamos a la posibilidad de trascender la herencia de Dr. charles sophy esposa disfunción sexual Ilustración y su dualidad empirismo-racionalismo. Y a este empeño volveremos en los capítulos siguientes. Estos cambios de sensibilidad comparten determinados temas, que sugieren una alternativa a la concepción individual del conocimiento, a saber, el enfoque del conocimiento como residiendo en el seno de Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual esfera de la conexión social. Prestaré especial atención al deterioro de las creencias tradicionales en la representación verdadera y objetiva del mundo.

Las Dr. charles sophy esposa disfunción sexual ideológicas, literario-retóricas continue reading sociales pasan a primer plano. Tras destilar de estas críticas una serie de suposiciones construccionistas esenciales, exploraré los contornos de la investigación a la que invita ese tipo de suposiciones.

Como propondré, el construccionismo no precisa del abandono de las empresas y empeños tradicionales. Las ciencias ofrecen explicaciones tanto del amor como de la hostilidad, del poder y la sumisión, de la racionalidad y la pasión, de la enfermedad y el bienestar, del trabajo y el juego, junto con explicaciones de amplio alcance de su funcionamiento.

Al igual que otros colegas en las ciencias naturales, los científicos socioconductistas se comunican estas exposiciones entre sí y a la sociedad primero a través del lenguaje. Al lenguaje las ciencias confían el deber de pintar y reflejar los resultados de sus investigaciones. Y si es el lenguaje el que transporta la verdad a través de las culturas y al futuro, cabría concluir razonablemente que la supervivencia de las especies depende del funcionamiento del lenguaje.

La duda nos asalta cuando examinamos las Dr. charles sophy esposa disfunción sexual cotidianas de la gente. Las fotografías reales de los acontecimientos no tendrían ninguna similitud entre sí. Disyunciones semejantes entre la palabra y el mundo se pueden discernir a nivel profesional. De manera similar, en el laboratorio conductista, Dr. charles sophy esposa disfunción sexual investigadores son capaces de retener un compromiso teórico dado con independencia de la gama y la variabilidad de su observación.

Desde los cobayas a los estudiantes de segundo año de universidad, el teórico sostiene que todos realizan la misma respuesta como es eludir las pautas de castigo.

Y a pesar de los métodos rigurosos de observación Dr. charles sophy esposa disfunción sexual en esos laboratorios, apenas podemos encontrar una teoría conductista que ha sido abandonada porque ha sido desmentida por las mismas observaciones.

Nuestra preocupación inicial es, pues, la relación existente entre el lenguaje descriptivo y el mundo que proyecta representar. El problema no carece precisamente de consecuencias, ya que, como filósofos de la ciencia, desde hace tiempo somos conscientes de que https://rss-2.deepshayari.xyz/page-10787.php teoría se aquilata con el valor que tiene en el mercado de la predicción científica en la medida en que el lenguaje teórico corresponde a los acontecimientos del mundo real.

Esta pregunta click crítica, dado que la pretensión de objetividad ha venido proporcionando la base principal para la amplia autoridad que durante el siglo pasado han afirmado las ciencias.

En esta multiplicidad de aspectos, los filósofos del empirismológico ansiaban establecer una estrecha Dr. charles sophy esposa disfunción sexual entre lenguaje y observación. Con todo, el problema consistía en dar cuenta de la relación entre proposiciones y observaciones. Todos estos enunciados en este enfoque son reducibles al lenguaje de la física. Efectivamente, existía una unidad fundamental entre todas las ramas Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual la ciencia. Aun así, estos intentos de establecer relaciones seguras y determinadas entre las palabras y los referentes del mundo real dejan una diversidad de problemas esencialmente irresueltos. Las proposiciones tienen significado durante y por encima de la capacidad referencial de las palabras individuales que las constituyen. Estas y otras preguntas irritantes han seguido siendo recalcitrantes a una solución ampliamente convincente.

Para muchos, los argumentos de Popper y de QuineDr. charles sophy esposa disfunción sexual particular, justificaban reexaminar la base empírica de las declaraciones científicas en cuanto a la descripción. El primero sostuvo que no había medios lógicos para inducir enunciados teóricos generales de la observación, es decir, de desplazarse de un modo lógicamente fundamentado desde una explicación lingüística de lo particular a una explicación general o universal de las clases.

La crítica de Quine causó estragos incluso a la posibilidad de Dr. charles sophy esposa disfunción sexual sólida fundamentación en el contexto de justificación.

En el caso extremo, cada vez que el indígena utiliza el término puede que se esté refiriendo al conejo como un todo. Entonces, no encontramos los medios para vincular ostensivamente los términos y precisar así las características del mundo.

Actualmente se ha aceptado en general que el modo en el que se logra la representación objetiva en cuestiones de descripción y de explicación sigue estando Dr. charles sophy esposa disfunción sexual explicado Fuller, ; Bames, Mientras tanto, fuera de las filas de la filosofía de la ciencia, con insistente intensidad han venido sonando redobles de tambor con otro ritmo. En el capítulo anterior, hallamos que el trabajo crítico en la filosofía de la ciencia producía simplemente una nueva iteración en un debate cíclico que ha durado siglos.

Tampoco la crítica de la metodología produjo alternativas viables. Cuando sus consecuencias se elaboran y sintetizan, sientan las bases para una completa transformación de nuestro enfoque del lenguaje, así como de los conceptos aliados de verdad y racionalidad. La critica ideológica Durante la mayor parte del presente siglo se ha hecho un intenso esfuerzo —tanto por parte de los científicos como de los filósofos empiristas— para apartar a las ciencias del debate moral.

Cuando la explicación y la descripción teórica se ven recubiertas de valores, se dice, dejan de ser fidedignas o pasan a ser directamente perjudiciales; distorsionan la verdad. Que las tecnologías científicas deban utilizarse para diversos propósitos como hacer la guerra, controlar la población o la previsión política tiene que ser una preocupación vital para los científicos, pero tal como se ha dejado claro con frecuencia, las decisiones acerca de estos temas no pueden derivarse de la ciencia en cuanto tal.

Para muchos científicos sociales, el ultraje moral de la guerra de Vietnam empezó a socavar la confianza en este enfoque existente desde hacía mucho Dr. charles sophy esposa disfunción sexual. No sólo no había nada acerca del aspecto científico que diera razón al rechazo de la brutalidad imperialista, sino que el establishment científico a menudo entregaba sus esfuerzos a mejorar las tecnologías de la agresión.

En la década de los escritos de la Escuela de Francfort —Horkheimer, Adorno, Marcuse, Benjamín y otros— fueron especialmente catalizadores. Las pretensiones de verdad científica, por ejemplo, propiamente podían evaluarse en términos de los sesgos ideológicos que revelaban.

La apreciación crítica por consiguiente nos liberaba de los efectos perniciosos de las verdades mistificadoras. Para cualquier grupo preocupado por la 1. Como forma general, la crítica ideológica intenta poner de manifiesto los sesgos valorativos que subyacen a las afirmaciones de la verdad y la razón.

En la medida en la que se demuestra que estas afirmaciones representan intereses personales o de clase, ya no pueden calificarse de objetivas o racionalmente trascendentes.

Por ejemplo, actualmente existe un enorme cuerpo de crítica feminista que eclipsa la obra marxista en extensión e interés. La preocupación particular de Martín se ciñe al sentido en el que los textos biológicos, tanto en el aula como en el laboratorio, representan o describen el cuerpo Dr. charles sophy esposa disfunción sexual. Tal como Martín las considera, estas descripciones científicas lo son todo menos neutrales. De manera sutil informan al lector de que la menstruación y la menopausia son formas de colapso o fracaso.

Como tales tienen implicaciones peyorativas de amplia consecuencia. Para una mujer, aceptar estas exposiciones es alienarse de su cuerpo. Para Martín, como para muchos otros científicos, la ciencia es la continuación de la política por otros medios. Véanse, por ejemplo, ButlerFineHarding y Haraway Estas formas de crítica alejan la pretensión de verdad de la aseveración al cambiar el emplazamiento de la consideración en la afirmación misma a la base motivacional o ideológica de la que se deriva.

Al hacerlo destruyen el estatuto del lenguaje como portador de la verdad. La crítica literario-retorica Una segunda amenaza a la capacidad reflectora de la descripción y de la explicación ha ido madurando en un terreno diferente, a saber, el de la teoría literaria. No son los hechos los que producen el paradigma, sino el paradigma el que determina lo que se tiene por un hecho.

Con todo, a pesar de su peso específico, estas críticas de la ciencia como portadora de la verdad pervierten, de hecho, los aspectos fundamentales de un enfoque individualista del conocimiento. La disposición cognitiva del científico individual punto de vista, perspectiva, construcción sirve para organizar el mundo de modos particulares.

Dr. charles sophy esposa disfunción sexual respuesta a esta pregunta se encuentra en una reconsideración de lo que se considera como a priori. En realidad, como demostrare en el capítulo 5, no existe una explicación viable en cuanto a cómo podría establecerse el a priori cognitivo.

Sin embargo, ganamos sustancialmente si consideramos el proceso de estructuración del mundo como un proceso lingüístico y no cognitivo. En la terminología de Goodman es Esta afirmación allana el camino para la crítica literario-retórica de la función del lenguaje como portador de la verdad. Cuando los requisitos literarios absorben el proceso de dar cuenta científicamente, los objetos de tales exposiciones —como independientes de las exposiciones mismas— pierden estatuto ontológico.

El estructuralismo como orientación general Dr. charles sophy esposa disfunción sexual una focalización dual entre un exterior lo aparente, lo dado, lo observado y un interior una estructura, una fuerza o proceso.

Como se sostiene a menudo, el exterior adquiere su figura o forma a través del interior y sólo cabe entenderlo relativamente a sus influencias. Al considerar de este modo el lenguaje hablado o escrito, podemos distinguir entre discurso como un exterior y las estructuras y fuerzas que determinan sus configuraciones.

En este sentido, la mayor parte de la teoría estructuralista subvierte el enfoque del lenguaje como conducido por el objeto, donde un inventario de un lenguaje objetivo sería un inventario del mundo tal como es. La mayor parte de la investigación en las ciencias humanas es continue reading con la empresa estructuralista.

Los escritos marxistas a menudo se consideraron estructuralistas por el hincapié que hacían en los modos de producción material que subyacían a las teorías capitalistas de la economía, del valor, y del individuo. El temprano concepto de episteme en la obra de Foucault compartía buena parte Dr. charles sophy esposa disfunción sexual proyecto estructuralista en su suposición de la existencia de una configuración de relaciones o condiciones a partir de las cuales cabría derivar las diversas formas de saber en una misma época histórica.

Dr. charles sophy esposa disfunción sexual aquellos que sostienen que el lenguaje puede servir de vehículo para la transmisión de 4. La descripción parece estar dirigida por la estructura y no por el objeto. Resulta interesante que este desafío lanzado a los conceptos de verdad y de objetividad se desarrollara escasamente en los círculos estructuralistas.

La mayoría de los estructuralistas deseaban afirmar una base racional y objetiva para su conocimiento de la estructura. Lentamente, sin embargo, el vínculo teórico se ha vuelto contra esta presuposición. Tal vez el punto central en el giro just click for source el posestructuralismo provino del hecho de darse autorreflexivamente cuenta de que las exposiciones de la estructura eran en sí mismas de naturaleza discursiva.

Para Derrida, el significado de la palabra no sólo depende de las diferencias entre las características visuales o auditivas de las palabras bocado, tocado, hojear y ojear, por ejemplo, todas ellas soportando significados diferentes en virtud de los cambios de consonantessino también de un proceso de diferición, en el que las definiciones son suplidas por otras palabras -orales y escritas, formales e informales- proporcionadas en diversas ocasiones a lo largo del tiempo.

Al ir en busca del significado de una palabra, uno encuentra una ininterrumpida y creciente expansión de las palabras. Determinar qué significa una expresión dada es retroceder a una gama enorme de usos del lenguaje o textos.

Xxxxxxxxxx Bf Watch PORN Videos Publict Sex. Estos movimientos, una vez restringidos a los pequeños sectores académicos, deshacen sus límites y provocan una discusión estimulante en el mundo especializado. En ellas exploro una diversidad de sendas sugeridas por un punto de vista construccionista. Poco queda que no esté sujeto a una controversia continuada, aunque lo mismo vale para los muchos textos que se truecan en calificación. El capítulo inicial surgió de una presentación hecha en ante el Bostón Colloquium on the Phitosophy of Science. Las secciones del capítulo 3 se han ido perfilando a través de las discusiones en diversas reuniones de la Society for Theoretical Psychology, donde se presentaron por primera vez muchas de estas ideas. A Mary Gergen le debo su inestimable ayuda a la hora de generar muchos de los argumentos presentes en los capítulos 8 y 9, algunos fragmentos de los cuales se publicaron en la revista Advances in Experimental Social Psychology, 21 John Kaye, especialista y terapeuta, 4. El capítulo 11 se debe en gran medida a las discusiones celebradas en las reuniones de de la Jean Piaget Society, en cuyo seno se presentaron inicialmente las ideas. Estoy profundamente en deuda con algunas instituciones por proporcionarme el tiempo y los recursos necesarios para cumplir con los empeños que dictan estos temas. Son muchas las personas que han contribuido a la preparación de estos capítulos. Diana Whitney y Stan Wortham. Sin la ayuda como secretaria y bibliotecaria de Lisa Gebhart y de Joanne Bramiey, difícilmente este volumen se hubiera materializado. Con Linda Howe, de la Harvard University Press, estoy enormemente en deuda por su entusiasmo y destacados esfuerzos editoriales. John Shotter ha sido una fuente continuada de apoyo e inspiración para mí. Un repliegue a las presuposiciones de tiempos anteriores parece excluido. Dedicaremos el resto del volumen a explorar una alternativa construccionista social. En la cultura occidental, de antiguo, el individuo ha ocupado un lugar de importancia abrumadora. Las mentes individuales se han utilizado como el lugar de explicación, no sólo en psicología, sino en muchos sectores de la filosofía, la economía, la sociología, la antropología, la historia, los estudios literarios y la comunicación. Nuestras creencias acerca del individuo singular proporcionan la base lógica a la mayor parte de nuestras principales instituciones. Es el individuo quien adquiere el conocimiento, y por consiguiente invertimos en instituciones educativas para formar y expandir la mente individual. Es el individuo quien abriga la capacidad de libre elección, y sobre estos fundamentos erigimos tanto las practicas informales de la responsabilidad moral y las entidades formales de la justicia. Estas creencias e instituciones asociadas han surgido y se han desarrollado poderosamente en el seno de un contexto cultural de relativa insularidad. Y mientras la cultura occidental ha intercambiado bienes y servicios, opiniones y valores, y preparó viajes hacia aquellos que estaban fuera, no ha querido considerar a otras culturas como superiores o incluso iguales. Un torrente de nuevas tecnologías —el teléfono, el automóvil, la radio, el transporte aéreo a reacción, la televisión, los ordenadores y los satélites, por sólo citar algunas— lleva a que los habitantes de este planeta tengan una familiaridad y alcancen una interdependencia mucho mayor de las que nunca se alcanzaron. De manera progresivamente creciente las redes de interdependencia se extiende a los mundos de la política, los negocios, la ciencia, las comunicaciones No podemos descansar cómodamente en la suposición de que la herencia occidental, con su énfasis en el individuo singular y sus instituciones requeridas, pueden participar efectivamente en un mundo de plena interdependencia. No se trata con ello de optar por una transformación radical, un salto en lo ajeno y lo desconocido. Es en este espíritu con el que quiero reconsiderar la presuposición del conocimiento individual, que en muchos aspectos es una piedra de toque cultural. Tan hondo ha calado la idea de que la cultura occidental corre el peligro de andar a horcajadas por la tierra desnuda. Con todo, dado que este libro ha germinado y se ha desarrollado primero y ante todo en el campo de la psicología, es el lugar donde quiero considerar el status del conocimiento individual en el seno de esta disciplina. Existe una buena razón para esta evaluación. Todas las instituciones auxiliares antes citadas, desde la educación, el derecho y la economía a la religión y la vida familiar, deben estar alerta para beneficiarse de esas intuiciones y conceptos. Por consiguiente, para dar cuenta de los avalares de la ciencia psicológica en el presente siglo se ha de escrutar detalladamente en el interior del lugar sagrado de la justificación cultural. Ello equivale a entrar en el Fort Knox del individualismo y aquilatar nuestra condición de riqueza. Como argüiré, un siglo de investigación científica esencialmente nos ha dejado en un punto muerto conceptual. La investigación psicológica ha surgido como una consecuencia de dos tradiciones principales del pensamiento occidental: la empirista y la racionalista. La primera se expresó con mayor plenitud en el movimiento conductista que dominó la psicología durante la mayor parte del siglo XX. La tradición racionalista, actualmente manifiesta en los latidos hegemónicos del movimiento 7. Y cuando el impulso racionalista queda exhausto, restan pocos recursos en el interior de la tradición. Ni el repliegue en el pasado conductista empirista ni una adicional evolución de la orientación racionalista parecen posibles. Saber acerca del conocimiento Una ironía dislocante obsesiona a una disciplina comprometida en comprender la naturaleza del conocimiento individual. Por otro lado, al hacer afirmaciones durante nuestro proceso de investigación, rebatimos nuestro estado de ignorancia. Al afirmar que el proceso de investigación produce conocimiento, el científico afirma el conocimiento del conocimiento. Si alguien no sabe nada del conocimiento, de su adquisición, de su adecuación, su utilización, y similares, entonces difícilmente puede afirmar que conoce o sabe. Si alguien afirma el privilegio del conocimiento, entonces nos vemos obligados a presumir que esta declaración se afianza en un conocimiento del proceso de generación del conocimiento. Los psicólogos han suavizado el impacto de esta ironía afirmando la necesidad de indagar en este aspecto vital del funcionar humano la declaración de ignorancia , aunque sacan la justificación de sus exigencias del conocimiento de otras fuentes. Estos cuerpos auxiliares o de apoyo del discurso han sido primariamente de dos variedades, la primera metateórica y la segunda metodológica. Dado el manifiesto éxito de las ciencias naturales y la aparente confianza de estas ciencias en los métodos empíricos, cabría que uno razonablemente depositara su confianza en una disciplina que empleaba tales métodos. En efecto, para lograr la potencia discursiva, los psicólogos han unido sus explicaciones de la vida mental tanto con las justificaciones de índole metateórica como con las de índole metodológica. Para una elaboración de los desarrollos que unen la psicología científica con el empirismo lógico véase Koch y Toulmin y Leary Por consiguiente, los psicólogos científicos no pueden derivar apoyo de una ontología espiritual, dado que las redes suposicionales son ampliamente independientes o antagonistas. De manera similar, un compromiso con la metodología fenomenológica haciendo hincapié en la función organizadora de la experiencia humana sería perjudicial para la teoría psicológica al considerar el conocimiento individual como un acrecentamiento de inputs. En mi opinión, cabe sostener que durante la primera mitad del presente siglo hubo una estrecha alianza y apoyo recíproco entre las teorías psicológicas del funcionamiento individual y las exposiciones disponibles tanto en el nivel de la metateoría como en el de la teoría. Esta transformación en el nivel de la teoría no se ha visto acompañada por cambios en los niveles ni de la metateoría ni de la metodología. Por consiguiente, las exposiciones cognitivas del conocimiento individual son ampliamente aisladas y vulnerables; y si viven todavía, porque carecen de justificación convincente —tanto en términos de una teoría fundacional del conocimiento como en los de la 2. Ciertamente hay muchos otros procesos que operan determinando el grado de apoyo en cualquier caso concreto. El apoyo puede depender, por ejemplo, no sólo de los supuestos o suposiciones compartidas, sino de las similitudes en los derivados. La idea misma del conocimiento individual se vuelve sospechosa. Para mis propósitos actuales, moldearé las cuestiones en términos de la idea familiar de cambios de paradigmas. En efecto, el lenguaje crea una ontología imaginada y una estructura para hacer inteligible cómo y por qué los constituyentes de la ontología se relacionan. Los niños, por ejemplo, pueden dominar versiones de la teoría del Big-Bang acerca de los orígenes del universo o aquello que podría aguardarles en el cielo al mismo tiempo que aprenden las tablas de multiplicar. La teoría darwiniana sigue viva y activa en el seno de la cultura a pesar del hecho de que hay un escaso acuerdo acerca de cómo y a qué se aplica ahora. La ontología afirmada junto con su red de relaciones putativas proporciona las razones para su propia defunción. Esta línea de argumentación quedó también reflejada en los escritos sobre el ser y la negación de Hegel Comprender que se trata de algo exige darse cuenta de que puede ser de otro modo. Tal como éste nos propone, los significantes lingüísticos consiguen su significado a través de su diferenciación de otros significantes. El lenguaje, y por consiguiente el significado, dependen de un sistema de diferencias. La palabra hombre alcanza su capacidad comunicativa gracias a su oposición con la palabra mujer, arriba porque contrasta con abajo, emoción con razón, y así sucesivamente. Para ampliar las implicaciones de estos diversos argumentos, permítanme proponer que cualquier sistema de inteligibilidad descansa en lo que es característicamente una negación implícita, una inteligibilidad alternativa que se plantea como rival de sí misma. Ya se trate de religión, de teoría política o de una perspectiva científica, todas se distinguen en virtud de aquello que no son. Greimas Consideremos la estructura dibujada en la figura 1. Tal como se indicó antes, el término empirista de un modo característico se contrapone a racionalista. Las grandes batallas epistemológicas en la filosofía de siglos pasados pueden en gran medida exponerse en términos de esta oposición binaria. Figura 1. En muchos casos los sistemas de inteligibilidad se pueden sostener sin que pese la amenaza de antagonismo. Foucault , existe una conexión estrecha entre saber y poder. Los discursos de una disciplina son rasgos constitutivos de sus estructuras de castigo y de concesión de prerrogativas. Al mismo tiempo, del mismo modo que se establecen jerarquías de privilegio, asimismo se pueden poner en marcha discursos de negación. Una tendencia hacia la negación puede que se exacerbe a medida que se encuentren los medios dentro de enclaves marginales que puedan generar una expresión coherente. A medida que los grupos marginales encuentran vías para fundamentar lo que de otro modo sólo serían inteligibilidades dispares, la voz de la crítica puede verse amplificada. Existen muchos recursos disponibles en la lucha contra los discursos hegemónicos —honestos y deshonestos, taimados y toscos—. Es el intercambio discursivo el que debe revelar la promesa y el peligro de cualquier posición, teoría u ontología. Las reglas de este intercambio —las definiciones de aquello que constituye un argumento ganador— son objeto de un debate continuo. Utilizar los términos de una ontología contra esa misma ontología es o bien 3. La psicología de la religión, la psicología existencia! En el ejemplo anteriormente expuesto, el empirismo no puede demostrarse que sea no verdadero recurriendo a la vía de la investigación empírica, ni la fenomenología puede ser desacreditada recurriendo a la experiencia personal. En uno y otro caso, ganar el argumento al mismo tiempo equivaldría a perderlo. Para resistir el empuje hegemónico del discurso empirista, por ejemplo, uno puede desarrollar argumentos en términos de una filosofía racionalista en cuanto dual , una fenomenología como diferencia , o un budismo como no occidental. Sostener un estado de cosas dado es, por consiguiente, como una invitación a bailar. Otros pueden unirse al baile a través de la afirmación, pero la invitación por sí misma no sólo activa sino que legitima un cuerpo de convenciones de negación. A continuación entraremos de pleno en la capacidad de las convenciones de negación para desplazar una forma de inteligibilidad dada. En este punto cabe hablar de una fase crítica del cambio de paradigma, en la que se emplean las convenciones de negación para socavar la confianza en la forma de inteligibilidad dominante. Estas interposiciones de una realidad alternativa son anticipos significativos de una fase transformacional en el cambio de paradigmas discursivos. Efectivamente cabe argumentar contra las teorías cognitivas dada su insensibilidad a las emociones. Esta gama de proposiciones en el caso ideal es coherente e independiente; es decir, sus proposiciones son no contradictorias y no justifican otros mundos. La fase crítica empieza con diversas convenciones de negación. La fase crítica da cabida a la transformacional cuando se elaboran las consecuencias discursivas de las formas críticas. A medida que la red inferencial se articula progresivamente, emerge un sistema alternativo de inteligibilidad B. Por consiguiente, en el seno de las ciencias, aunque la inteligibilidad alternativa puede asignarse a productos que logran triunfar como son las predicciones, la tecnología, o los remedios , lo herético puede que lentamente dé paso a lo plausible, y lo plausible a lo cierto. El sentido del conocimiento en proceso se hace tangible. Fases en la transformación de la inteligibilidad Desde luego, estoy discurriendo aquí de un rumbo idealizado de la transformación teórica y no de las desordenadas y disyuntivas transacciones de la vida erudita. Apenas me atrevo a proponer el esquema antes mostrado como una exposición general de la transformación teórica, pero su alcance y consecuencias bastan para evidenciar la utilidad de estas comparaciones. Una cuestión interesante es la de saber si todas las modalidades discursivas son potencialmente contenciosas, de modo que una exposición —por ejemplo, de la historia malasia— pudiera desacreditar una teoría del movimiento estelar. Para que un argumento sea significativo y relevante es precisa una gama de supuestos mutuamente aceptables o susceptibles de coincidir. Así, por ejemplo, la oposición en la historia de la filosofía entre racionalistas y empiristas se debe en primer lugar a la creencia compartida en el conocimiento individual y en la importancia que le concedían en los asuntos culturales. A mi entender, la presente exposición ayuda también a compensar determinadas deficiencias de la formulación kuhniana. Para Kuhn, la fuerza rectora del cambio de paradigma es la intrusión de lo anómalo: hechos que son independientes de los sistemas de inteligibilidad. Surge una nueva teoría que puede dar cuenta de la gama de anomalías, así como, de ser verdaderamente efectiva, de todos los hallazgos generados en el seno del paradigma previamente existente. Con todo, este enfoque kuhniano adolece de algunas contrariedades. En primer lugar, no hay modo de explicar la génesis de las anomalías. Desde este punto de vista, la anomalía como fuerza rectora se ve sustituida por una tensión entre inteligibilidades, es decir, por negaciones que se plantean contra afirmaciones. Tal como este enfoque hace patente, los cambios de paradigma en la ciencia son en grados relevantes asuntos de evolución en formas socialmente negociadas de significado. Los hechos, las 6. Con todo las teorías son construcciones inherentemente lingüisticas. Así, pues, se plantea la difícil pregunta de cómo afectan al lenguaje los cambios a nivel perceptivo o viceversa. Se trata de proposiciones difíciles de justificar. Tal como Kuhn propone, en la evaluación de la teoría unos criterios tradicionales como la exactitud predictiva, la comprensión explicativa y la consistencia interna pueden justificarse en términos del valor puesto en los resultados, a saber, el perfeccionamiento en la explicación y la predicción. Aunque se guarda mucho de reafirmar los fundamentos racionales para la ciencia, esta explicación sigue estando abierta a la critica sobre las razones de su base individualista el actor individual como aquel que elige los valores , y su alojarse en un enfoque de la referencia en la que la exactitud descriptiva es posible. Los criterios de la lógica, la exhaustividad y similares no hacen que la ciencia sea racional; tales criterios son en esencia movimientos en el seno de diversos dominios de discurso: dispositivos retóricos para conseguir eficacia discursiva. Sin embargo, desde esta perspectiva se nos invita a examinar con detalle las convenciones justificadoras de cualquier época. Se ha de ser perpetuamente sensible a las consecuencias tanto opuestas como potencialmente debilitadoras de las convenciones y obligaciones existentes. Al mismo tiempo, muchas de estas teorías caen en clusters que se solapan —ejemplos de inteligibilidad compartida— y estos clusters varían grandemente en su centralidad respecto a la profesión por ejemplo, su presencia en los manuales, su representación en las estipulaciones vigentes o la solicitud de fondos de investigación. Tal como se reconoce generalmente, durante la mayor parte del presente siglo un determinado cluster de teorías conductistas dominó el paisaje científico. Se ha visto sucedida por un cluster de teorías cognitivas. De hecho, se ha producido una transformación discursiva de enorme alcance. Un vacío se crea para el surgimiento de una nueva perspectiva sobre el conocimiento. El período conductista: simbiosis y sonoridad Ante todo, debemos considerar la enorme popularidad de la perspectiva conductista durante la primera mitad de este siglo. Aunque uno puede explicar esta ascendencia de diversas maneras, el enfoque que a continuación expondré sensibiliza respecto a los aspectos del contexto discursivo. Durante estas décadas los tres cuerpos de discurso se apoyaban y sostenían mutuamente. A fin de ampliar esto, podemos considerar de entrada la relación existente entre la recepción en psicología del enfoque del empirismo lógico y la teoría conductista. La metateoría científica afirma primero una independencia fundamental entre el mundo natural y el observador científico. El enfoque recibido también dota al científico con algunas capacidades importantes mediante las que se puede adquirir el conocimiento objetivo. La observación inicial se considera que facilita al científico una rudimentaria familiaridad de trato con los fenómenos que centran su interés. En el caso de la psicología el centro de interés es la conducta del individuo. La conducta individual, por consiguiente, hace las veces de consecuente para el que las condiciones del mundo real funcionan como antecedentes. Dadas las proposiciones generales similares a leyes relativas a las relaciones entre antecedentes y consecuentes —junto con las explicaciones hipotéticas de la relación que mantienen—, el científico entonces ha de emplear la lógica deductiva para derivar las predicciones acerca de las pautas que sigue la naturaleza y que todavía no se han observado. Los resultados de este nuevo conjunto de observaciones sirven para sostener, modificar o invalidar las proposiciones inicialmente presentadas. Así, a través del conjunto observacional, los científicos toman confianza, rectifican o descartan las proposiciones que han adoptado inicialmente. Éste considera que lo ha comprendido cuando logra predecir sus expresiones Dado este esbozo de la orientación hipotético-deductiva del conocimiento, podemos pasar a considerar ahora sus relaciones con las concepciones conductistas del funcionamiento humano. Tal como demostraré, el relato esencial del conocimiento progresivo descrito en la metateoría se ve encarnado en las exposiciones y explicaciones conductistas del aprendizaje humano. Consideremos lo siguiente: al principio la teoría conductista posee un fuerte sesgo medioambientalista. En relación con los procesos de observación y la lógica fase II , debemos distinguir entre los dos paradigmas prominentes en el seno del conductista movimiento conductista. Sin embargo, el segundo estadio se manifiesta de hecho, no en los enunciados acerca del funcionar interno de los organismos sino como descripciones de los fines a los que esa conducta sirve. Las importantes. De hecho, aunque no se identifica proceso mental específico alguno, los conductistas radicales describen la conducta humana como racional y solucionadora de problemas en relación a sus efectos. Por consiguiente, de manera disimulada, se alcanza la segunda etapa del proceso hipotético-deductivo. En deuda ampliamente con la liberalización de la metateoría del empirismo lógico Koch, , el conductismo radical fue lentamente sustituido por la teoría neoconductista E-O-R. Los primeros dogmas empiristas, que daban gran importancia a la correspondencia precisa entre los términos teóricos y lo observable, fueron considerados demasiado constrictivos. Como se argumentó, las ciencia maduras, de hecho, tienen un lugar para los términos teóricos que no se refieren directamente a lo observable. Allí donde la metateoría científica apela ahora a la comprobación de hipótesis como la siguiente etapa en el avance del conocimiento figura 1. En este sentido, los resultados de la puesta a prueba de las hipótesis cumplen la misma función que el refuerzo: son medios de la naturaleza que informan de la adecuación de las propias acciones. Tal vez no haya mejor conclusión para el presente argumento que un par de citas sacadas de Principies of Behavior de Clark Hull. Al hablar primero de la naturaleza de la ciencia, Hull recita la letanía hipotético-deductiva las etapas se numeran con cifras romanas al margen : I. La observación empírica, complementada con la conjetura prudente, es la fuente principal de los primeros principios o postulados de una ciencia. Tales formulaciones, al ser tomadas en diversas combinaciones junto con condiciones antecedentes relevantes, A medida que se prosigue la criba llevada a cabo mediante este proceso de prueba y error, surge de manera gradual una serie limitada de principios primarios IV. Las deducciones hechas a partir de los postulados que sobreviven al proceso, aunque nunca son absolutamente ciertas, de hecho, finalmente se vuelven altamente fidedignas. Las similitudes entre esta exposición de la ciencia y la teoría del aprendizaje de Hull son asombrosas. La sustancia del proceso elemental de aprendizaje tal como la ponen de manifiesto la mayor parte de los experimentos realizados parece ser así: una condición de necesidad existe En el caso de que una de estas respuestas aleatorias, o una secuencia de ellas, dé como resultado la reducción de una necesidad dominante en el momento, se sigue un efecto indirecto una secuencia de ellas, dé como resultado la reducción de una necesidad dominante en el momento, se sigue un efecto indirecto III. Este efecto consiste en 1 un refuerzo de las relaciones particulares del receptor-emisor que originalmente media la reacción y 2 una tendencia para toda s las descarga s del receptor que se producen casi al mismo tiempo a adquirir nuevas relaciones con los emisores mediando la respuesta en cuestión. El primer efecto se conoce como aprendizaje primitivo por prueba y error; el segundo se conoce como aprendizaje por reflejo condicionado. Tal acción, IV. La teoría del aprendizaje humano es una réplica de la teoría de la ciencia. A lo largo de las primeras décadas de este siglo, tanto la metateoría como la teoría se mantuvieron en sincronía con la concepción de metodología prevalente. Desde luego, los métodos observacionales y la experimentación controlada en particular se vieron favorecidos por la filosofía empirista. De hecho, las condiciones experimentales existen con independencia del organismo y son anteriores lógicamente a su conducta en estas condiciones. Las manipulaciones del científico de las. La metateoría, la teoría y el método, todo se desenvuelve en una sonora armonía. Cada uno de los cuerpos interdependientes de discurso ha soportado una extensa crítica. La fase crítica del proceso de transformación ha sido amplia e irresistible en los tres niveles. Como muchos filósofos concluyen ahora, la filosofía del conocimiento científico ha entrado en una etapa posempirista Thomas, Al basar su crítica —orientada a informar al lector acerca de cómo se alcanza realmente. En el nivel de la teoría, los psicólogos han llevado a cabo también un asalto a gran escala a la teoría conductista. Buena parte de la primera crítica fue articulada u orquestada por Sigmund Koch Críticas posteriores desafiaron las suposiciones conductistas de generalidad transespecífica en leyes del aprendizaje, la contingencia histórica de los principios conductistas, y los puntales ideológicos de la teoría del conductismo. Para Piaget y sus colaboradores, las capacidades para el pensamiento abstracto no se aprendían a través del aprendizaje sino que se desplegaban a través del desarrollo natural del niño. Con la aparición de estos argumentos, la cadena unidireccional de la causalidad —desde el mundo estimulador a la respuesta conductista— se rompe. En muchos aspectos, se argumentó, el organismo alberga sus propias causas autónomas. Finalmente, acompañando el deterioro del compromiso con la metateoría empirista y la teoría conductista se extendió un amplio descontento en relación al método experimental. Las primeras críticas hacían hincapié en el grado en el que los hallazgos experimentales estaban sujetos al sesgo propio del experimentador o las características exigidas que establece el experimentador véase el resumen de Rosnow, Segmentos con un peso específico importante de la comunidad científica buscan ahora alternativas que sean viables a la metodología experimental incluyendo la investigación de campo, la investigación cualitativa con métodos de casos, métodos dialógicos, por sólo citar algunos. La fase transformacional: cognición sin consenso Como vemos, la tupida tela característica de la época anterior —la metateoría, la teoría y el método— empieza a deshacerse. La metateoría empirista, la teoría conductista y la metodología experimental, todas ellas han sufrido el impacto de una amplia crítica. En esta figura el progreso científico— en lo que significa una gama de hechos históricos, implícitamente socava el ataque que hace al uso de la observación como justificación científica. Examinemos primero la posibilidad de transformación al nivel de la metateoría. A mi entender, la mayoría de los argumentos antiempiristas pueden agruparse en tres categorías principales. Existe, en primer lugar, crítica dentro del paradigma, es decir, intentos de revisar determinadas suposiciones en la metateoría existente sin que con ello se sacrifique la presunción de la racionalidad fundacional del esfuerzo científico. Aunque es sostenible en algunos aspectos, yo pondría también las principales obras de Lakatos , Laudan y Bhaskar en una categoría similar. De hecho, tal crítica no consigue provocar lo que yo consideraría como una transformación radical en la perspectiva. Como se acostumbra a sostener, la historia de las teorías del conocimiento que se dan en Occidente puede escribirse ampliamente en términos de un movimiento pendular entre las exposiciones del conocimiento humano como un depósito de inputs experienciales y aquellas otras exposiciones y explicaciones que sostienen que la mente es una fuente originaria de conocimiento. El individuo llega a conocer a través de la observación; sin contacto experimental con el mundo, poco es cuanto el individuo puede decir que sabe o conoce. Sin una capacidad innata para la racionalidad o para organizar el mundo de determinados modos, difícilmente podríamos acreditar que poseemos conocimiento. En estos términos, la filosofía empirista-lógica de la ciencia significa en gran medida un refinamiento característico del siglo XX de las concepciones empiristas tradicionales. Por consiguiente, dada la historia del debate a lo largo de la dualidad, las críticas de tipo racionalista se habían de anticipar. A fin de poner ejemplos de ello, en algunos aspectos las criticas tanto de Hanson como de Kuhn han recurrido al uso de suposiciones que se originan en el dominio de la tradición racionalista. Los problemas del solipsismo, del conocimiento innato, de la separación mente-materia, y el conservadurismo En efecto, la sustitución del empirismo por una corriente fundamentadora racionalista es improbable. La inteligibilidad alternativa se comprende bien y sus deficiencias se hacen evidentes. Sin embargo, en el caso de las críticas que se ejercen desde el exterior de la dualidad, ninguna de estas condiciones las incumbe. Las refutaciones no han sido bien preparadas, y los problemas inherentes a las alternativas se encuentran fuera del alcance de la comprensión. A mi juicio, dos de las principales líneas de la crítica antiempirista encuentran sus raíces en una modalidad alternativa. Se trata de los tipos de crítica ideológica y la de tipo social. Las críticas de la variedad ideológica se centran en los sesgos morales y políticos inherentes al enfoque empirista. Tanto Macintyre como Habermas , por ejemplo, apuntan en el sentido de que las concepciones empiristas del conocimiento son contrarias al bienestar humano. En gran medida lo mismo cabe decir de la crítica social, es decir, la crítica que apunta a los diversos procesos sociales que operan en la generación de inteligibilidades científicas. Por consiguiente, al hacer hincapié en la base comunitaria del compromiso de un paradigma, Kuhn sostiene esencialmente una explicación social del conocimiento científico. El mismo resultado se ve favorecido por el examen que Feyerabend hace de la racionalidad como forma de tradición cultural. En el capítulo siguiente, combinaré la crítica ideológica con la social y, con recursos adicionales, sentaré los preliminares para un proyecto alternativo hecho y derecho: construccionismo social. En gran medida la razón se encuentra en que las críticas de la teoría conductista estaban incluidas en el interior de la polaridad tradicional empirista-racionalista y descansaban en diversas suposiciones surgidas de la tradición racionalista. Estas críticas sostienen la incapacidad de la teoría conductista para tomar en Poniendo nuestra atención en la exposición predominante de la metodología, encontramos una trayectoria similar a la de la metateoría empirista. Aunque reduciendo efectivamente la confianza en el método experimental, la crítica no ha logrado producir una alternativa de amplia credibilidad. Nada se dice en este caso que impugne su potencial de producción de conocimiento. Por consiguiente, la invitación del crítico no consiste en abandonar la experimentación como un programa que fracasa, sino en asignar los medios de mejorar su eficacia por ejemplo, a través de la experimentación de campo, procedimientos double-blind, grupos de investigación ética. Y, desde luego, los intentos de demostrar una igualdad con los métodos empiristas característicamente apenas culminan. En realidad, el mismo intento de demostrar, por ejemplo, que los métodos cualitativos son tan rigurosos como los métodos observacionales o de cuestionamiento, sólo da una sanción 9. Sin embargo, no se trata de ofertas en el interior del esquema dual existente. En la era conductista, los psicólogos dieron forma al individuo en el mismo molde que al científico. La psicología humana y la ciencia formaban un todo coherente. Pero no hubo intento en la época de la revolución cognitiva para generar tal coherencia: ninguna deliberación sobre la naturaleza del conocimiento científico tomaría en serio el enfoque prevalente del funcionar humano. El individuo pierde su capacidad para afirmar un conocimiento exacto de un mundo independiente. En efecto los psicólogos cognitivos se encuentran en una posición incómoda para abarcar las teorías que niegan la posibilidad de que La focalización de la atención en los procesos cognitivos activos opuestos a pasivos o determinativos, que poseen sus propias tendencias o requisitos, ha sido el sello del movimiento cognitivo desde sus primeros pasos. Y descansar en métodos empíricos es, por consecuencia lógica negar las concepciones mismas del funcionamiento humano sobre las que se ha basado la revolución cognitiva. Tal como hemos visto, en la línea central de este siglo la posición de la psicología sobre las cuestiones del conocimiento ha cambiado marcadamente. Se ha producido una importante transformación en la sustitución de la teoría conductista por la teoría cognitiva. Sin embargo, como demuestra la figura 1. La teoría conductista surgió en un contexto discursivo plenamente compatible con sus principales dogmas. Estuvo ampliamente apoyada por la fiosotia dominante de la ciencia y reforzada por un oportuno discurso sobre los métodos. Tanto la filosofía fundacional como la confianza predominante en los métodos se han erosionado en la actualidad, aunque no tienen sucesores significativos que diluyan el apoyo que tiene la concepción individualista del conocimiento. Así, pues, la teoría cognitiva actual existe, pero lo hace en una posición de precariedad. Desde luego, es posible que, incluso desprovisto del apoyo de una base racional, el movimiento cognitivo pueda seguir sosteniéndose. Al igualar los procesos cognitivos con el funcionamiento computacional, utilizando el ordenador como un medio para la modelización de la toma de decisiones y concluir que los modelos por ordenador que logran fructificar demuestran que la mente opera precisamente de este modo, los cognitivistas han desarrollado un medio efectivo, aunque a veces de una circularidad viciosa, de prestar credibilidad a sus empeños. La posibilidad de una hegemonía parece dudable. Tal retorno podría ser anticipado a través de la historia precedente de la psicología, moviéndose como lo hizo desde el mentalismo del siglo XIX al conductismo del siglo XX y luego dejando espacio al cognitivismo. También cabría anticiparlo en términos de los debates en la filosofía entre los partidarios del empirismo y los del racionalismo, debates que se han ido repitiendo a lo largo de siglos sin que hayan llegado a una solución. Ante todo, sería esencial asignar modos de trascender la panoplia de críticas a la que se ha expuesto hasta ahora al conductismo —desde el interior del paradigma, desde el polo racionalista de la dualidad y desde los sectores ideológicos y sociales. Finalmente, sería necesario desviar la creciente indignación del cambio intelectual, corrientes que favorecen en conjunto la sustitución del enfoque individualista del conocimiento por una formulación comunitaria. En el momento presente nos enfrentamos a la posibilidad de trascender la herencia de la Ilustración y su dualidad empirismo-racionalismo. Y a este empeño volveremos en los capítulos siguientes. Estos cambios de sensibilidad comparten determinados temas, que sugieren una alternativa a la concepción individual del conocimiento, a saber, el enfoque del conocimiento como residiendo en el seno de la esfera de la conexión social. Prestaré especial atención al deterioro de las creencias tradicionales en la representación verdadera y objetiva del mundo. Las críticas ideológicas, literario-retóricas y sociales pasan a primer plano. Tras destilar de estas críticas una serie de suposiciones construccionistas esenciales, exploraré los contornos de la investigación a la que invita ese tipo de suposiciones. Como propondré, el construccionismo no precisa del abandono de las empresas y empeños tradicionales. Las ciencias ofrecen explicaciones tanto del amor como de la hostilidad, del poder y la sumisión, de la racionalidad y la pasión, de la enfermedad y el bienestar, del trabajo y el juego, junto con explicaciones de amplio alcance de su funcionamiento. Al igual que otros colegas en las ciencias naturales, los científicos socioconductistas se comunican estas exposiciones entre sí y a la sociedad primero a través del lenguaje. Al lenguaje las ciencias confían el deber de pintar y reflejar los resultados de sus investigaciones. Y si es el lenguaje el que transporta la verdad a través de las culturas y al futuro, cabría concluir razonablemente que la supervivencia de las especies depende del funcionamiento del lenguaje. La duda nos asalta cuando examinamos las descripciones cotidianas de la gente. Las fotografías reales de los acontecimientos no tendrían ninguna similitud entre sí. Disyunciones semejantes entre la palabra y el mundo se pueden discernir a nivel profesional. De manera similar, en el laboratorio conductista, los investigadores son capaces de retener un compromiso teórico dado con independencia de la gama y la variabilidad de su observación. Desde los cobayas a los estudiantes de segundo año de universidad, el teórico sostiene que todos realizan la misma respuesta como es eludir las pautas de castigo. Y a pesar de los métodos rigurosos de observación utilizados en esos laboratorios, apenas podemos encontrar una teoría conductista que ha sido abandonada porque ha sido desmentida por las mismas observaciones. Nuestra preocupación inicial es, pues, la relación existente entre el lenguaje descriptivo y el mundo que proyecta representar. El problema no carece precisamente de consecuencias, ya que, como filósofos de la ciencia, desde hace tiempo somos conscientes de que una teoría se aquilata con el valor que tiene en el mercado de la predicción científica en la medida en que el lenguaje teórico corresponde a los acontecimientos del mundo real. Esta pregunta es crítica, dado que la pretensión de objetividad ha venido proporcionando la base principal para la amplia autoridad que durante el siglo pasado han afirmado las ciencias. En esta multiplicidad de aspectos, los filósofos del empirismológico ansiaban establecer una estrecha relación entre lenguaje y observación. Con todo, el problema consistía en dar cuenta de la relación entre proposiciones y observaciones. Todos estos enunciados en este enfoque son reducibles al lenguaje de la física. Efectivamente, existía una unidad fundamental entre todas las ramas de la ciencia. Aun así, estos intentos de establecer relaciones seguras y determinadas entre las palabras y los referentes del mundo real dejan una diversidad de problemas esencialmente irresueltos. Las proposiciones tienen significado durante y por encima de la capacidad referencial de las palabras individuales que las constituyen. Estas y otras preguntas irritantes han seguido siendo recalcitrantes a una solución ampliamente convincente. Para muchos, los argumentos de Popper y de Quine , en particular, justificaban reexaminar la base empírica de las declaraciones científicas en cuanto a la descripción. El primero sostuvo que no había medios lógicos para inducir enunciados teóricos generales de la observación, es decir, de desplazarse de un modo lógicamente fundamentado desde una explicación lingüística de lo particular a una explicación general o universal de las clases. La crítica de Quine causó estragos incluso a la posibilidad de una sólida fundamentación en el contexto de justificación. En el caso extremo, cada vez que el indígena utiliza el término puede que se esté refiriendo al conejo como un todo. Entonces, no encontramos los medios para vincular ostensivamente los términos y precisar así las características del mundo. Actualmente se ha aceptado en general que el modo en el que se logra la representación objetiva en cuestiones de descripción y de explicación sigue estando insatisfactoriamente explicado Fuller, ; Bames, Mientras tanto, fuera de las filas de la filosofía de la ciencia, con insistente intensidad han venido sonando redobles de tambor con otro ritmo. En el capítulo anterior, hallamos que el trabajo crítico en la filosofía de la ciencia producía simplemente una nueva iteración en un debate cíclico que ha durado siglos. Tampoco la crítica de la metodología produjo alternativas viables. Cuando sus consecuencias se elaboran y sintetizan, sientan las bases para una completa transformación de nuestro enfoque del lenguaje, así como de los conceptos aliados de verdad y racionalidad. La critica ideológica Durante la mayor parte del presente siglo se ha hecho un intenso esfuerzo —tanto por parte de los científicos como de los filósofos empiristas— para apartar a las ciencias del debate moral. Cuando la explicación y la descripción teórica se ven recubiertas de valores, se dice, dejan de ser fidedignas o pasan a ser directamente perjudiciales; distorsionan la verdad. Que las tecnologías científicas deban utilizarse para diversos propósitos como hacer la guerra, controlar la población o la previsión política tiene que ser una preocupación vital para los científicos, pero tal como se ha dejado claro con frecuencia, las decisiones acerca de estos temas no pueden derivarse de la ciencia en cuanto tal. Para muchos científicos sociales, el ultraje moral de la guerra de Vietnam empezó a socavar la confianza en este enfoque existente desde hacía mucho tiempo. No sólo no había nada acerca del aspecto científico que diera razón al rechazo de la brutalidad imperialista, sino que el establishment científico a menudo entregaba sus esfuerzos a mejorar las tecnologías de la agresión. En la década de los escritos de la Escuela de Francfort —Horkheimer, Adorno, Marcuse, Benjamín y otros— fueron especialmente catalizadores. Las pretensiones de verdad científica, por ejemplo, propiamente podían evaluarse en términos de los sesgos ideológicos que revelaban. La apreciación crítica por consiguiente nos liberaba de los efectos perniciosos de las verdades mistificadoras. Para cualquier grupo preocupado por la 1. Como forma general, la crítica ideológica intenta poner de manifiesto los sesgos valorativos que subyacen a las afirmaciones de la verdad y la razón. En la medida en la que se demuestra que estas afirmaciones representan intereses personales o de clase, ya no pueden calificarse de objetivas o racionalmente trascendentes. Por ejemplo, actualmente existe un enorme cuerpo de crítica feminista que eclipsa la obra marxista en extensión e interés. La preocupación particular de Martín se ciñe al sentido en el que los textos biológicos, tanto en el aula como en el laboratorio, representan o describen el cuerpo femenino. Tal como Martín las considera, estas descripciones científicas lo son todo menos neutrales. De manera sutil informan al lector de que la menstruación y la menopausia son formas de colapso o fracaso. Como tales tienen implicaciones peyorativas de amplia consecuencia. Para una mujer, aceptar estas exposiciones es alienarse de su cuerpo. Para Martín, como para muchos otros científicos, la ciencia es la continuación de la política por otros medios. Véanse, por ejemplo, Butler , Fine , Harding y Haraway Estas formas de crítica alejan la pretensión de verdad de la aseveración al cambiar el emplazamiento de la consideración en la afirmación misma a la base motivacional o ideológica de la que se deriva. Al hacerlo destruyen el estatuto del lenguaje como portador de la verdad. La crítica literario-retorica Una segunda amenaza a la capacidad reflectora de la descripción y de la explicación ha ido madurando en un terreno diferente, a saber, el de la teoría literaria. No son los hechos los que producen el paradigma, sino el paradigma el que determina lo que se tiene por un hecho. Con todo, a pesar de su peso específico, estas críticas de la ciencia como portadora de la verdad pervierten, de hecho, los aspectos fundamentales de un enfoque individualista del conocimiento. La disposición cognitiva del científico individual punto de vista, perspectiva, construcción sirve para organizar el mundo de modos particulares. La respuesta a esta pregunta se encuentra en una reconsideración de lo que se considera como a priori. En realidad, como demostrare en el capítulo 5, no existe una explicación viable en cuanto a cómo podría establecerse el a priori cognitivo. Sin embargo, ganamos sustancialmente si consideramos el proceso de estructuración del mundo como un proceso lingüístico y no cognitivo. En la terminología de Goodman es Esta afirmación allana el camino para la crítica literario-retórica de la función del lenguaje como portador de la verdad. Cuando los requisitos literarios absorben el proceso de dar cuenta científicamente, los objetos de tales exposiciones —como independientes de las exposiciones mismas— pierden estatuto ontológico. El estructuralismo como orientación general soporta una focalización dual entre un exterior lo aparente, lo dado, lo observado y un interior una estructura, una fuerza o proceso. Como se sostiene a menudo, el exterior adquiere su figura o forma a través del interior y sólo cabe entenderlo relativamente a sus influencias. Al considerar de este modo el lenguaje hablado o escrito, podemos distinguir entre discurso como un exterior y las estructuras y fuerzas que determinan sus configuraciones. En este sentido, la mayor parte de la teoría estructuralista subvierte el enfoque del lenguaje como conducido por el objeto, donde un inventario de un lenguaje objetivo sería un inventario del mundo tal como es. La mayor parte de la investigación en las ciencias humanas es compatible con la empresa estructuralista. Los escritos marxistas a menudo se consideraron estructuralistas por el hincapié que hacían en los modos de producción material que subyacían a las teorías capitalistas de la economía, del valor, y del individuo. El temprano concepto de episteme en la obra de Foucault compartía buena parte del proyecto estructuralista en su suposición de la existencia de una configuración de relaciones o condiciones a partir de las cuales cabría derivar las diversas formas de saber en una misma época histórica. Para aquellos que sostienen que el lenguaje puede servir de vehículo para la transmisión de 4. La descripción parece estar dirigida por la estructura y no por el objeto. Resulta interesante que este desafío lanzado a los conceptos de verdad y de objetividad se desarrollara escasamente en los círculos estructuralistas. La mayoría de los estructuralistas deseaban afirmar una base racional y objetiva para su conocimiento de la estructura. Lentamente, sin embargo, el vínculo teórico se ha vuelto contra esta presuposición. Tal vez el punto central en el giro hacia el posestructuralismo provino del hecho de darse autorreflexivamente cuenta de que las exposiciones de la estructura eran en sí mismas de naturaleza discursiva. Para Derrida, el significado de la palabra no sólo depende de las diferencias entre las características visuales o auditivas de las palabras bocado, tocado, hojear y ojear, por ejemplo, todas ellas soportando significados diferentes en virtud de los cambios de consonantes , sino también de un proceso de diferición, en el que las definiciones son suplidas por otras palabras -orales y escritas, formales e informales- proporcionadas en diversas ocasiones a lo largo del tiempo. Al ir en busca del significado de una palabra, uno encuentra una ininterrumpida y creciente expansión de las palabras. Determinar qué significa una expresión dada es retroceder a una gama enorme de usos del lenguaje o textos. El significado interno se sustituye por la inmersión en los sistemas de unos procesos inherentemente oscuros e indecidibles de significación. La distancia que media entre la desconstrucción de la intención del autor y la desaparición del objeto del lenguaje es también corta. La intención del autor deja de ser un lugar importante de significado, al igual que el mundo tuera del discurso. Como Derrida intentó demostrar en el caso de diversas comentes de filosofía, una escritura así es sólo eso, una forma de escritura. Adquiere su significado no de lo que supone que existe, o de aquello a lo que putativamente se refiere lógica, representación mental, ideas a priori y similares , sino a través de su referencia a otros textos filosóficos Para la filosofía nada hay fuera del mundo de los textos. La disciplina puede seguir existiendo indefinidamente como una empresa autorreferente. En efecto, el perenne debate entre empiristas y racionalistas no trata de un remo que existe fuera de los textos, sino de un combate entre tradiciones literarias en competencia. Muchos otros autores han puesto de relieve los dispositivos literarios con los que se construyen los textos en los que se basa la autoridad. Este tan necesario suplemento es aportado por los estudios retóricos. Como muchos sostienen, estamos experimentando ahora un renacimiento de esta tradición de 2. Un estudio así se ha preocupado durante mucho tiempo de los medios a través de los cuales el lenguaje adquiere su poder de persuasión. Tradicionalmente, sin embargo, se ha venido haciendo una separación entre el contenido de un En el seno de la tradición empirista esta distinción también se ha utilizado para desacreditar el estudio de la retórica. La ciencia, se sostenía en esa tradición, se preocupa por la sustancia, por comunicar el contenido puro. Es el contenido y no la mera retórica lo que se debe satisfacer en el debate científico. La narración heroica proporciona la necesaria preestructura para la articulación de la teoría evolutiva. En ausencia de la forma narrativa in situ, la teoría evolutiva sería esencialmente ininteligible. Los diversos fósiles y artefactos recogidos por los científicos no servirían de prueba, porque no habría forma de inteligibilidad para aquellos objetos que vendrían a ser como ejemplificaciones. Al afirmar el contenido, los científicos han establecido una marcada distinción entre un lenguaje literal reflejo del mundo y otro metafórico que altera la reflexión de modo artístico ; nuevamente se privilegia el literal sobre el metafórico. La crítica social La fuerza de los asaltos ideológicos y retórico-literarios a la verdad la y la objetividad se ve acrecentada por un tercer movimiento especializado de importancia esencial para el surgimiento del construccionismo social. Se puede hacer remontar uno de los inicios de esta historia a una linea de pensamiento que surge de las obras de Max Weber, Max Scheler. Kari Mannheim y otros pensadores que estudiaron la génesis social del pensamiento científico. Manzana de la discordia, 3 1. Lamus Canavate, Doris and Moreno, Graciliana and Prada, Esmeralda Aproximación a un diagnóstico con enfoque de género, sobre la educación en Bucaramanga. Temas Socio-Jurídicos, 27 Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, León, Magdalena Familia nuclear y jefatura del hogar: acceso de la mujer a la tierra en las reformas agrarias. León, Magdalena Paz, tierra y mujer rural. León, Magdalena Poder y empoderamiento de las mujeres [Reseña]. Revista de Estudios Sociales León de Leal, Magdalena Servicio doméstico : servicio de asistencia legal para empleadas domésticas. Lillo, Natacha Balance histórico de dos experiencias de erradicación de la vivienda insalubre en el departamento periférico de la Seine-Saints-Denis. Revista Argentina de Investigación en Negocios, 4 1. Londoño López,, Martha Cecilia Seguridad y género: una agenda pendiente. Una mirada desde las emergencias de resistencia comunal, desviadas en resistencias de renovación urbana. Medellín, Colombia. NOVUM 6. Lorenzano, Sandra Retrato de una dama incómoda. Lozano, Elizabeth Ser mujer y colombiana: reflexiones sobre género, violencia y discurso en Colombia. Lozano Lerma, Betty Ruth El feminismo no puede ser uno porque las mujeres somos diversas: aportes a un feminismo negro decolonial desde la experiencia de las mujeres negras del Pacífico colombiano. Lozano Lerma, Betty Ruth Género, racismo y ciudadanía. Lucumi Moreno, Eva María Una mirada a las formas de subjetividad en mujeres víctimas de violencia sexual en el contexto de Buenaventura. Lugones, María Colonialidad y Género. Tabula Rasa 9. Luna, Lola G. Africa-America Latina, Cuadernos, 3. Homines: Revista de ciencias sociales, 17 Movimientos de Mujeres y Participación Política en Colombia, Boletín Americanista Historia, antropología y fuentes orales Luna Monart, Luz Elena Desplazamiento, teatro de mujeres y nuevas actoras sociales. López, Martha Individuo y subjetividad femenina. López, Martha La violación de los derechos humanos de las mujeres: una alianza entre patriarcalismo y violencia. López, Martha Patrimonio, memoria y devenir mujer. López Castaño, Marta Ciudad, tejido social y nomadismo. Nova et Vetera Aproximaciones López Díaz, Yolanda Castigo, maltrato y agresividad: Una confusión a despejar. López Díaz, Yolanda Divorcio en Buda. López Díaz, Yolanda La familia, una realidad en permanente transformación: algunas reflexiones sobre el tema. López Murcia, Luz Mary A veces también llueve para arriba: de travestis, sus amores y desamores. López-García, Irene María and Sevilla Brenes, Laura Innovación educativa para la formación de trabajadores sociales en una universidad española. Macias Angel, Beatriz and Agudelo C. Macias Angel, Beatriz Del Pilar Exploración de modelos para la evaluación del impacto económico, social, político y científico de la investigación en salud. Magliano, María José and Clavijo, Janneth La trata de personas en la agenda política sudamericana sobre migraciones: la securitización del debate migratorio. Mainbourg, Evelyne Marie T. Malagón B. Herramientas para la reflexión e intervención profesional [Reseña]. Asociación con el estrés y el trastorno del sueño. Martín padilla, Mario Ernesto and Sarmiento-Medina, Pedro and Ramirez-Jaramillo, Andrea Percepciones de pacientes y familiares sobre la comunicación con los profesionales de la salud. Martínez, Alberto La comisión de Regulación en Salud: crónica de un final anunciado. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 40 1. Marín Carvajal, Isabela Resistencias desde la huerta: movilización de mujeres en zonas rurales del suroccidente colombiano. Departamento de Caldas, Colombia. Marín Rengifo, Alba Lucía and Palacio, María Cristina La crianza y el cuidado en primera infancia: un escenario familiar de inclusión de los abuelos y las abuelas. Matos, Marcos Almeida and Carrasco, Jandrice and Lisle, Luanne and Castelar, Marilda Avascular necrosis of the femoral head in sickle cell disease in pediatric patients suffering from hip dysfunction. Mauersberger, María El dilema de la madre entre rejas: delincuente y mala madre, una doble culpa1. Mazzoldi, Maya Simbolismo del ritual de paso femenino entre los Wayuu de la alta Guajira. McGee Bailey, Susan Estafando a las muchachas y a los muchachos. Meertens, Donny Cosiendo futuro: cotidianidad y proyectos de vida de mujeres desplazadas : de la destrucción a la reconstrucción. Revista colombiana de antropología Meertens, Donny Mujer y violencia en los conflictos rurales. Mejía Gómez, Maryluz Aproximación a los derechos sexuales y reproductivos. Michel, Andée El nuevo rol de las mujeres en la promoción de la paz. Revista Colombiana de Trabajo Social El Aporte de las Mujeres. Trabajo Social 9. Mojica Mojica, Andrea Efectos de la feminización del lazo social hoy: incidencias del objeto a en el discurso. Tumaco, Colombia. Montaño Virreira, Sonia Ni hombres ni mujeres providenciales. Montenegro, Leonardo " Todas las cuestiones libertarias no se darían sin la mujer Palobra, "palabra que obra", 12 Morales Arias, Carolina Violencia sexual contra las mujeres: comprensiones y pistas para un abordaje psicosocial. Morales Cañedo, Carmen Regina Los efectos nocivos del cigarrillo en la mujer. Morales Villena, Amalia and Agrela Romero, Belén Trabajo Social e investigación: estrategias empoderadoras y de género en la universidad española. Moreno, Aluminé Ciudadanía y sexualidad en la ciudad de Buenos Aires. ISSN En prensa. Moreno Villamizar, Zully Editorial. Morón-Duarte, Lina S. Mosquera Rosero-Labbé, Claudia and León Díaz, Ruby Esther Entre la negación del racismo institucional y la etnización de la diversidad étnico-racial negra en programas de combate a la pobreza. Mulford Romanos, Nazly El trapo sucio se lava en casa : la violencia conyugal. Tomo ii. Apuntes sobre la dimensión socio-polític. Murillo Sencial, Xatlí Ciudad, desequilibrios sociales y desplazamiento forzoso. Muñiz García, Elsa La cultura del género en la era de la democracia. Muñoz Rodríguez, Mariela and Basco, María Eugenia Indagaciones epidemiológicas en salud mental: usos de servicios de salud y percepción del apoyo social. Naizzara Rodríguez, Hortensia La violencia intrafamiliar en Cartagena: un asunto de mentalidades. Palobra, "palabra que obra", 6 6. Naranjo, Jorge Alberto Alegría en el trabajo. Navarro, Flavia Marco Cuidado no remunerado y acceso a la protección social. Comparación de dos cohortes de escolares de Puerto Madryn, Argentina. Navia Velasco, Carmiña Un abrazo sororo a la mujer que aborta. Nieto López, Jaime Rafael Resistencia civil no armada en Medellín: la voz y la fuga de las comunidades urbanas. Niño, Larry Caracterización de la lactancia materna y factores asociados en Puerto Carreño, Colombia. Obach King, Alexandra and Sadler, Michelle and Jofré, Natalia Salud sexual y reproductiva de adolescentes en Chile: el rol de la educación sexual. Una mirada desde los usuarios típicos de dos parques de la ciudad de Cali. Obando S. Obando Salazar, Olga Lucia and Roth, Francoise and Guberek, Tamy and Green, Amalia Hoover El uso de datos cuantitativos para entender la violencia sexual relacionada con el conflicto armado colombiano: desafíos y oportunidades [reseña]. Obando Salazar, Olga Lucía La capacitación antirracista con perspectiva de género: un aporte metodológico. Ocoró Loango, Anny Los negros y negras en la Argentina: entre la barbarie, la exotización, la invisibilización y el racismo de Estado. Papeles de Población, 5 Ordóñez Vila, Montserrat, El oficio de escribir. ISSN impreso , en línea. Sobre La tesis de doctorado de Miguel Martínez Parra, Jenny Jazmine and Vargas, Mario Enrique Trabajo con comunidades de base como herramienta de cohesión social y desarrollo local. Pavesse, Cesare Antología mínima. Pedelahore, Christian Hacia la ciudad dialógica: cuando la realidad se encarga de poner las teorías urbanas en su justo lugar: Hanoi y Alto Bolivia. Reflexiones desde el Trabajo Social. Revista Ciencias Humanas, 7 2. Petchesky, Rosalind P. Peñas-Felizzola, Olga L. Maguaré, 26 1. Pineda Duque, Javier A. Pineda G. Pinzón Estrada, Carolina and Aponte Valverde, María Victoria Ausencia de capital social y vulnerabilidad de mujeres jefas de hogar. Pizarro, Margoth de Una voz de resistencia. Plata, María Isabel El ejercicio de tres derechos reproductivos en Colombia. Portugal, Ana María Latinoamérica pasado y presente. Perspectivas 3. Posada Díaz, Francisco La genealogia de la violencia. Revista Jurídica Revista Temas Socio-Jurídicos, 26 Prieto Delgado, Patricia and Thomas, Florence Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" Informe sobre la violencia sociopolítica contra mujeres y niñas en Colombia. Segundo avance [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda La política integral para la mujer colombiana. Puyana Villamizar, Yolanda La transición de los procesos de socialización. Maguaré 8. Puyana Villamizar, Yolanda Ni sólo campesinas, ni sólo citadinas. Puyana Villamizar, Yolanda Políticas de familia en Colombia: matices y orientaciones. Puyana Villamizar, Yolanda and Barreto Gama, Juanita María La socialización de mujeres de los sectores populares urbanos: un estudio de caso. Puyana Villamizar, Yolanda and Mosquera Rosero, Claudia Los trabajos domésticos y la proveeduría: entre permanencias, conflictos y cambios. Cambios y permanencias [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda and Rojas Moreno, Diana Alejandra Afectos y emociones entre padres, madres e hijos en el vivir transnacional. Pérez Garzón, Estiven Andrés Producción y conversaciones sobre educación popular. Aproximación a la ecofarmacovigilancia. Quintero Roa, Eliana Maribel and Ochoa Vera, Miguel Enrique Conocimientos y actitudes de estudiantes de medicina ante el aborto inducido despenalizado. Quiroz Monsalvo, Aroldo W. Criterio Jurídico Garantista, 3 4. Quiñónez Toro, Elizabeth Con equidad nuevos sujetos instituyentes para la democracia. Rago, Margareth Feminizar é preciso, ou Por uma cultura filógina. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora Asociación entre estructuras craneofaciales de adolescentes y los trastornos temporomandibulares. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora and Muñoz quintana, Gabriel Prevalencia de trastornos temporomandibulares en niños mexicanos con dentición mixta. Ramírez, María Himelda El feminismo y el pacifismo en tiempos de la Gran Guerra europea 1. Ramírez, Socorro Las estrategias de sobrevivencia como una dimensión del movimiento de mujeres en Colombia. Ramírez, Socorro Participación política de las mujeres: el reto de ganar reconocimiento y construir la diversidad. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfermedad y muerte de mujeres en la colonia. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfoques y perspectivas de los estudios sociales sobre la familia en Colombia. Entre líneas. La Manzana de la Discordia, 5 1. Ramírez Rodríguez, María Himelda Las mujeres y la acción social en Colombia, contextos de contradicciones. Feminismo y feminidad en Colombia: [Reseña]. Ramírez Rodríguez, María Himelda, La infancia abandonada en Santa Fe Colonial: entre la caridad privada y la tutela estatal Ramírez cardona, Lorena and Valenzuela, Alejandra Aplicación del test de 6 minutos en personas con obesidad, en un programa de actividad física. Rapacci, Maria Lucia and Rodríguez Díaz, Marcela Puntadas para recuperar la utopia de la salud: para iniciar algunas preguntas. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 36 1. Reguillo, Rossana Andamios para una nueva ciudad: acción y gestión comunicativa. Espacios institucionales de visibilidad y enunciación. Restrepo Palacio, Sonia and Amaya Guio, Jairo Aprendiendo sobre determinantes sociales de la salud a través de crónicas, mediante un ambiente virtual de aprendizaje. Restrepo Ruiz, Bibiana Unidad de atención integral a adolescentes gestantes y lactantes. Ribera Carbó, Anna Mujeres Sindicalistas: Las trabajadoras de la casa del obrero mundial Una aproximación a las fuentes para su estudio. Rico de Alonso, Ana Formas, cambios y tendencias en la organización familiar en Colombia. ISSN Impreso. Rietti, Sara and Maffia, Diana Ciencia y política un vínculo necesario. Su vida [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 38 1. Roca i Girona, Jordi Entre la instrumentalización y el recelo: género y educación bajo el franquismo. Rodríguez, Clara Rocío Esmeralda Arboleda: la mujer y la política. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Armas para luchar, brazos para proteger: las mujeres hablan de la guerra [Reseña]. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Desde el reconocimiento de los cuerpos hacia una ética del cuidado de la vida. Rodríguez Giraldo, Viviana Contexto rural caficultor en Colombia: consideraciones desde un enfoque de género. Rodríguez-Villamizar, Laura Andrea Inferencia causal en epidemiología. Rojas de Ferro, María Cristina Las "almas bellas" y los "guerreros justos". Santander, siglo XIX. Rosas Vargas, Rocío and Valdés Cobos, Alberto and Hurtado Saa, Teodora El contexto sí importa: violencia de género hacia las estudiantes en escuelas secundarias y preparatorias en Guanajuato. Rueda Bedoya, Rafael Fernando No se trata de enseñar, sino de aprender y dejar aprender. Boletín Cehap 7. Ruiz Gómez, Darío La niñez pobre, la pobre ciudad. Saavedra A. Salazar, María Cristina El trabajo infantil en Colombia: tendencias y nuevas políticas. Revista Chichamaya 3. Revista Ciencias Humanas, 7 1. Revista Científica Guillermo de Ockham, 6 1. Santillanes, Nadia Irina Padecer la depresión como mujer inmigrante mexicana en la ciudad de Nueva York. Sautu, Ruth Modelos de desarrollo, profesionalización y feminización de la mano de obra. Antioquia, Colombia. Segura Escobar, Nohora Colombia: guerra y desplazamiento. Segura Escobar, Nohora Conflicto, poder y violencia en la familia. María cristina Maldonado. Universidad del Valle, [Reseña]. Serrano A. Sierra Pardo, Claudia Patricia La irrupción del imaginario social, las subjetividades y los sujetos en las ciencias sociales como asunto relevante para la investigación en educación. Sigl, Eveline Erotismo, sexualidad y humor en las danzas del Altiplano boliviano. Maguaré " Ritos y Juegos", 26 2. Silberman, Pedro and Buedo, Paola Estefania and Burgos, Lucrecia Barreras en la atención de la salud sexual en Argentina: percepción de las mujeres que tienen sexo con mujeres. Silva Medina, Yesit Leonardo and Zambrano Escovar, Martha Trabajadores, villanos y amantes: encuentros entre indígenas y españoles en la ciudad letrada. Smaldone, Mariana Un legado beauvoiriano: el trabajo doméstico en la perspectiva del feminismo materialista de Christine Delphy. Soihet, Rachel Cisões, alianças e sucessos dos feminismos no Rio de Janeiro, anos Stromquist, Nelly P. Complejidad e Intervención. Huelga en Vanytex, Tannen, Deborah La relatividad de las estrategias lingüísticas: repensando el poder y la solidaridad en el género y en la dominación. Tham, Awa El combate de las mujeres por la abolición de las mutilaciones sexuales. Thomas, Florence Del espejo roto al kaleidoscopio [reseña]. Thomas, Florence Editorial. Thomas, Florence Editorial Thomas, Florence Habitar. Thomas, Florence La herencia de Simone de Beauvoir. Thomas, Florence La píldora anticonceptiva: piedra angular de una revolución. Thomas, Florence Maternidad y gestación de vida: su problematización al final del siglo. Thomas, Florence Un reto para la democracia, un reto para la paz: feminizar el mundo. Thomas, Florence and Domínguez Blanco, María Elvia Seis propuestas para una cultura de paz desde una nueva ética del amor. Cuadernos del CES 7. ISSN impresa. Torrado Pacheco, María Cristina La socialización de la infancia en medio del conflicto armado. Tovar Rojas, Patricia Familia, género y antropología: desafíos y transformaciones [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 39 1. Téllez, Dora María La mujer de hoy en Nicaragua. Revista Chichamaya 2. Umbarila Laiton, Martha Patricia Metodologías de planificación participativa y gestión asociada como campos de intervención del Trabajo Social. Urrea Giraldo, Fernando and Congolino, Mary Lily Sociabilidades, racialidad y sexualidad entre jóvenes de sectores populares de Cali. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 58 1. Urrego Mendoza, Zulma Consuelo Vicisitudes de una víctima de violencia sexual y de su terapeuta, a la luz de la legislación sobre salud mental en Colombia. Revista Colombiana de Psiquiatría, 32 1. Valencia Restrepo, Darío Las ciencias como elemento de la cultura en la planeación de un desarrollo regional integral. Valero, Maria Victoria Proportion of fever attributable to malaria in Colombia: Potential indicators for monitoring progress towards malaria elimination. Vargas, Melier E. El fujimorismo. Los riesgos de la Democracia en la Región. Vargas, Virginia Trascender lo femenino. Vargas-Acevedo, Carolina A. Revista de Derechos Humanos Villanueva Flores, Rocío El aborto: un conflicto de derechos humanos. Viveros, Mara Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía. Viveros Vigoya, Mara Teorías feministas y estudios sobre varones y masculinidades: dilemas y desafíos recientes. Viveros Vigoya, Mara and Héritier, Françoise Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía [Reseña]. Viviescas Monsalve, José Fernando El problema de la vivienda y la arquitectura. Vos Obeso, Rafaela La violación : drama cotidiano. Vos Obeso, Rafaela La violencia en la estructura familiar colombiana. Wolff, Héctor Jaime Hacia una caracterización de los asentamientos urbanos "no controlados" Colombia Wood, Jean Elisabeth Violencia sexual durante la guerra: Hacia un entendimiento de la variación. Zamora Salas, Juan Diego Ejercicio físico como tratamiento en el manejo de lumbalgia. Angelópolis, Antioquia Zubillaga, Verónica Investigar sobre violencia en América Latina. Un testimonio reflexivo sobre la experiencia de construir historias de vida con jóvenes de vida violenta. Revista Colombiana de Sociología, 7 2. Zuluaga Muñoz, Deysy Alexandra and Insuasty Rodríguez, Alfonso Metodología feminista en la investigación: el reto epistemológico del cuerpo. Zumosa, Jaime Mujer, amor y violencia, nuevas interpretaciones de antiguas realidades [Reseña]. Arboleda, Sergio Mejoras materiales. In: La Constitución Política. Biblioteca de autores colombianos. In: Atención Integral en salud para víctimas de violencia sexual. ISBN Ceballos Guerra, Juan Carlos El restablecimiento de las condiciones de habitabilidad: un proceso de y para la comunicación. Ensayos Forhum ISBN X. In: Participación comunitaria : memorias Tercer Seminario Internacional. Coupé, Françoise Villa tina: recuperación de la memoria de una tragedia. In: Perspectivas ambientales urbanas. Universidad de Antioquia. Instituto de Estudios Regionales, Medellín, Colombia, pp. In: Ferrocarriles, ya es hora. Duque Escobar, Gonzalo Manizales : El futuro de la ciudad. Universidad de Caldas, pp. In: Desarrollo y Civilización. In: Bases para el Plan de Desarrollo de Caldas Secretaría de Planeación de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Temas cívicos para agendas de desarrollo regional. Editorial Blanecolor S. Echeverría Ramírez, María Clara La ciudad popular y la arquitectura. Escritos 6. Echeverría Ramírez, María Clara Los futuros no deseados: a la luz de la realización de lo diverso. In: Memorias del seminario internacional construyendo hoy las ciudades del mañana. Ensayos Forhum 9. Echeverría Ramírez, María Clara Por una mirada abierta de la ciudad: tensiones entre lo local y lo global. In: Planeación, participación y desarrollo. Echeverría Ramírez, María Clara Repensar lo estratégico desde la comunicación. In: Tecnologie per lo sviluppo: urbano e suburbano in America Latina. Escobar R. Gallego Montes, Gabriel Trayectorias de emparejamiento entre varones en la Ciudad de México: una exploración a partir de biografías sexuales. In: Patrones de iniciación sexual y trayectorias de emparejamiento entre varones en la ciudad de México. El Colegio de México, México? García Moreno, Beatriz La ciudad de los deseos. In: Estado de los recursos naturales y del medio ambiente Huertas Gómez, Ebroul Aspectos metodológicos para una estrategia participativa en la formulación de planes de ordenamiento territorial. In: Atencion integral en salud para víctimas de violencia sexual. Londoño Blair, Alicia Antropología de la vida privada. In: Mujeres y hombres en la formación del pensamiento occidental. Ediciones de la Universidad Autónoma de Madrid, Madrid, pp. In: Historia de las mujeres en España y América Latina. Serie menor, 4 4. Luna G. In: El sexismo en la ciencia. Insituto de Ciencias de la Educación, Barcelona, pp. In: Las Raices de la memoria de America Latina. Publicaciones, Barcelona, pp. López, Marta Ciudad y desencuentro: dos miradas de mujer. In: Pensar la ciudad. López Castaño, Marta Las técnicas de sí y la escritura femenina. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Los desplazados no pueden disfrutar de una vivienda adecuada: situaciones desde sentencias de tutela. Montoya Arango, Nathalie Arquitectura y cultura: complejidad de las disciplinas del hacer poético. Mosquera Rosero, Claudia Los Bicentenarios de las Independencias y la ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ciencias Humanas. In: Acciones Afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. Entre bicentenerios de las Independecias y constitución Política de In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios de las Independencias y Constitución de Mosquera Rosero, Claudia and Rodríguez Morales, Margarita María and León Díaz, Ruby Esther Las acciones afirmativas como medio de inclusión social: énfasis conceptuales, polémicas frecuentes y experiencias de implementación en algunos países. In: Planeacion, ambiente y territorio: actualidad, retos y perspectivas. Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia, pp. Prieto, Patricia Los gobiernos nacionales como actores en la planificación. In: Planeacion con perspectiva de género. In: Política social y trabajo social: desarrollo histórico y debates actuales. Universidad de Zaragoza Gobierno de Aragón, Zaragoza, pp. In: Cali. Editorial Bonaventuriana, Santiago de Cali, pp. Programa Editorial Universidad del Valle, Cali, pp. In: Experiencias significativas en la psicología de hoy. Clínica, educación y ciudad. Universidad Santiago de Cali, Santiago de Cali, pp. Samper, Miguel La protección. Samper, Miguel Retrospecto. Thomas, Florence Pensar la ciudad para que ella nos piense Travi, Bibiana Conceptos e ideas clave en la obra de Mary Ellen Richmond y la vigencia actual de su pensamiento. In: Política social y trabajo social desarrollo histórico y debates actuales. Valderrama Barrera, Martha Inés Globalización y ciudad. Villarreal Méndez, Norma Movimientos de mujeres y participación política en Colombia, Recuperando la memoria: los ecos feministas de las primeras décadas del siglo XX. In: Historia género y política: movimiento de mujeres y participación política en Colombia Seminario Interdisciplinar Mujeres y Sociedad, Barcelona, pp. Sin Definir Antecedentes y justificación. Documento de trabajo. Sin Definir Aspectos psicosociales de las mujeres en situación de desplazamiento forzado establecidas en el departamento del Valle del Cauca. Reporte de proyecto. Corporación Sisma Mujer, Cali. Sin Definir Caracterización Región de la Orinoquía. Universidad Nacional de Colombia, Bogotà. Sin Definir Cuerpos rotos, mentes destrozadas: Tortura y malos tratos a mujeres. Amnistía Internacional, España. Sin Definir DDR y medios de comunicación: hallazgos y retos. Sin Definir, Bogotà. Sin Definir Desarme y desmovilización del ejército revolucionario guevarista ERG : monitoreo de caso: informe especial. Sin Definir Desmovilización, desvinculación y reintegración de mujeres en Colombia — Sin Definir Desvinculaciones y desmovilizaciones en Colombia y Nariño — Sin Definir Documento - Colombia: cuerpos marcados, crímenes silenciados: violencia sexual contra las mujeres en el marco del conflicto armado. Sin Definir El ejercicio del Observatorio: retos metodológicos. Sin Definir El suceso de la granada y la pistola: miradas de diversos actores. Sin Definir I Informe sobre conflicto violento en colombia — Sin Definir. Sin Definir La reparación como consecuencia del reclutamiento de menores de edad. Sin Definir Las Universidades y la reintegración a la vida civil en Colombia. Sin Definir Las universidades y la reintegración a la vida civil: El caso de Medellín. Sin Definir Modalidades de salida de las organizaciones armadas ilegales. Sin Definir Modelos de nuevas soluciones accesibles tipo arquitectónica y urbanística de inclusión por vía de entorno aplicable en campus educativos: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Fondo de Población de las Naciones Unidas. Alcaldía de Medellín, Medellín. Sin Definir Privación de la libertad de excombatientes de las Autodefensas postulados a la Ley de Justicia y Paz. Sin Definir Reparación, reconciliación y programas restaurativos en el proceso de Justicia Transicional vigente en Colombia. Sin Definir Salidas de integrantes de organizaciones guerrilleras — Sin Definir Salidas individuales de integrantes de las Autodefensas - Sin Definir Violencia de género en buenaventura Colombia: realidades y alternativas Ley del Sin Definir Voces excluidas: legislación y derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas en Colombia. Inédito, Manizales. Arango Escobar, Gilberto La vivienda en Colombia en el cambio de siglo: herencias y retos. Sin Definir, Medellín, Colombia. Reporte técnico. Institute of Development Studies, Brighton, England. Informe ejecutivo. Sin Definir, Medellín. Sin Definir, Manizales, Colombia. Sin Definir, Manizales, Caldas, Colombia. La Patria, Manizales. La Patria, Manizales, Colombia. Sin Definir, Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Clima extremo, desastres y refugiados. Duque Escobar, Gonzalo Colombia biodiversa: potencialidades y desafíos. Documento de discusión. Duque Escobar, Gonzalo Del antropocentrismo al biocentrismo. Duque Escobar, Gonzalo Desarrollo y revoluciones tecnológicas. Duque Escobar, Gonzalo Desde el Eje Cafetero: dos proyectos estructurantes de corredores logísticos. Duque Escobar, Gonzalo Dos notas sobre los retos para el desarrollo portuario en Colombia. Sin Definir, Revista Eje Duque Escobar, Gonzalo El porqué de los aguaceros en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Elementos para la visión prospectiva de Aerocafé. Sin Definir, Manizales, Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Hidro-Ituango: una lectura a la crisis. Duque Escobar, Gonzalo La economía azul en la esfera de la producción. Museo Interactivo Samoga, Manizales. Revista Eje 21, Manizales, Colombia. Duque Escobar, Gonzalo La pobreza en la historia de los procesos de desarrollo del eje cafetero. Duque Escobar, Gonzalo Latinoamérica en crisis. Duque Escobar, Gonzalo Logros y retos en la construcción del territorio. Duque Escobar, Gonzalo Magdaleneando en el contexto de un territorio estratégico para la paz. Sin Definir, Revista Civismo. Duque Escobar, Gonzalo Manizales: intervención y uso del suelo urbano. Universidad Nacional de Colombia, Manizales. Duque Escobar, Gonzalo No todo lo que brilla es oro. Duque Escobar, Gonzalo Notas al margen sobre ordenamiento territorial y participación comunitaria. Duque Escobar, Gonzalo Patrimonio hídrico: carencias en la abundancia. Duque Escobar, Gonzalo Planificación estratégica para la movilidad. Duque Escobar, Gonzalo Terremotos en el occidente colombiano. Duque Escobar, Gonzalo A la memoria de Armero, 30 años después de la tragedia. Corpocaldas, Manizales, Caldas, Colombia. Segundo semestre de Sin Definir, Medelín, Colombia. Paradojas de la Conciliación: Orientaciones para la Intervención Socioeducativa. Instituto Estudios de la Mujer. Universidad de Granada, España. Gómez Salazar, Beatríz Construcción de las diferentes expresiones evolutivas del barrio en Medellín. Bouwcentrum International Education, Rotterdam, Holanda. Ianuzova, María Mortalidad materna y Derechos Humanos. Lozano Daza, Adriana Patricia Interculturalidad en salud y pueblos indígenas: algunos interrogantes. En prensa. Lubbers, Ruud Violencia sexual y por motivos de género en contra de personas refugiadas, retornadas y desplazadas internas: Guía Para la Prevención y Respuesta. Molina M. Moreno Jaramillo, Cecilia Inés and Ramírez Salazar, Carlos Arturo Lineamientos conceptuales y estratégicos para la formulación de una política en cultura ciudadana y educación en cultura ciudadana para la ciudad de Medellín: documento ejecutivo. Peñas Felizzola, Olga Luz La ocupación en procesos de inclusión social de poblaciones vulnerables. Boletín 3. Boletín 1. Boletín 2. Oxfam Internacional, Barcelona. Rivera Pizarro, Alberto La vivienda en economías informales de Cochabamba. E II level March - May Thomas, Florence and Prieto Delgado, Patricia Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" : Informe sobre violencia sociopolítica contra mujeres, jóvenes y niñas en Colombia tercer informe - Para pensar los derechos. Torres Holguín, Jorge Fernando Diseño arquitectónico y facilitadores de resilencia en accesibilidad al medio físico: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Factores humanos aplicados en diagnóstico y diseño de arquitectura accesible en campus educativos: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Inclusión por vía de entorno en campus educativos. Torres Holguín, Jorge Fernando La inmótica en un planteamiento para la aplicación de la tecnología en un entorno físico arquitectónico y urbanístico para potencializar la inclusión en campus educativos: estudio de caso: docuemento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Postulado metodológico para el plan de especial de accesibilidad arquitectónica y urbanística en la universidad nacional de Colombia: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Propuesta metodológica para la construcción de una guía de evaluación accesible en el medio físico en instituciones educativas Sedes muestra Universidad Nacional de Colombia: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Villarreal Méndez, Norma Desarrollo rural género y ciudadanía. Sin Definir Familia y cambio en Colombia: memorias del seminario-taller sobre familia: las transformaciones de fines del siglo XX. In: Familia y cambio en Colombia: memorias del seminario-taller sobre familia, Mayo , , Medellín, Colombia. Sin Definir Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. In: Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Arango Escobar, Gilberto Moravia una historia de mejoramiento urbano. Judicialización de casos y reparación a mujeres víctimas de delitos de violencia sexual en el marco del conflicto armado. Carvajal Orozco, José Gabriel Relaciones dirigentes-dirigidos : un acercamiento desde los derechos humanos. Castrillón J. Ceballos Guerra, Juan Carlos En el contexto de la city marketing: mutaciones en las transformaciones de habitar de los espacios cívicos del centro urbano. Coupé, Françoise La vivienda como proceso socio-económico. Coupé, Françoise Los riesgos de hoy en la ciudad de mañana : síntesis. Coupé, Françoise and Henao Rodríguez, Alberto Vivienda e infraestructura: síntesis de la ponencia. Cuervo López, Itzamar Nataly and Borja García, Samir and Ceballos Guerra, Juan Carlos Impactos en la economía barrial por la aplicación de los planes parciales: un acercamiento desde la dimensión ambiental del territorio. In: No posee, 12 Agosto Duque Escobar, Gonzalo Agua y clima en el desafío ambiental. Duque Escobar, Gonzalo Armero 25 años Foro: Integración, cooperación y articulación un sueño de región, Julio 20 y 21 de Duque Escobar, Gonzalo Caldas en la biorregión cafetera. Duque Escobar, Gonzalo Calentamiento global en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Ciudad, puerto y río en tierra de pasillos, bundes y guabinas. La Dorada, Caldas. Universidad de Caldas. Universidad Católica de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo El desarrollo urbano y económico de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo El futuro de la Ciudad. Duque Escobar, Gonzalo El modelo de ocupación urbano - territorial de Manizales. In: Museo Interactivo Planetario. Duque Escobar, Gonzalo El territorio caldense, un constructo cultural. Duque Escobar, Gonzalo Honda - La Dorada : potencial nodo intermodal para una plataforma logística. Programa de Ingeniería Ambiental. In: Conmemoración de los 20 años del desastre de Armero, 19 de noviembre de , Auditorio de la Universidad Nacional de Colombia - sede Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Los desafíos para el desarrollo samario pasan por su potencial aeroportuario. Duque Escobar, Gonzalo Manizales: integración regional y desarrollo territorial. In: Foro: Ocupación del territorio e Integración regional, Agosto 14 de Duque Escobar, Gonzalo Neira: entre la ruralidad y la ciudad región. Manizales, Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Riesgo en la zona andina tropical por laderas inestables. Duque Escobar, Gonzalo Riesgo sísmico: los terremotos. Duque Escobar, Gonzalo Río Blanco, cuna de vida Duque Escobar, Gonzalo Salamina, Caldas años : "desarrollo rural en la región cafetera". Universidad Tecnológica de Pereira. Duque Escobar, Gonzalo Visión retrospectiva y prospectiva del desarrollo regional. Duque Escobar, Gonzalo Vulnerabilidad de las laderas de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo and Torres Arango, Claudia Participación de la sociedad civil en el ordenamiento territorial. Echeverría Ramírez, María Clara Alcances y limitaciones de los procesos de participación en la planeación del ordenamiento territorial. Echeverría Ramírez, María Clara El reto de un proyecto de sociedad urbana ante el descalabro modernista. Echeverría Ramírez, María Clara Las dos ciudades o el reto de una sola. Echeverría Ramírez, María Clara Lo urbano y lo cultural en el ordenamiento ambiental del territorio. Echeverría Ramírez, María Clara Los sofismas actuales, falacias derrotistas? Huertas Gómez, Ebroul El conocimiento al servicio de la vida. Huertas Gómez, Ebroul La compra comunera de tierra y el trabajo colectivo en el desarrollo progresivo del vecindario: bases para una microplaneación participativa o plan de desarrollo integral comunitario y participación vecinal. Huertas Gómez, Ebroul Una experiencia de planeación participativa de un organismo no gubernamental en apoyo a la reconstrucción de las zonas afectadas por la erupción del Nevado del Ruíz. Siglo XX. Meertens, Donny Las mujeres y la violencia : conflictos rurales y sus efectos diferenciados por genero. In: Seminario-taller "Estrategias y acciones para la paz en Colombia" : la paz : miradas de esperanza, Octubre , , Sasaima, Cundanamarca, Colombia. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Vivienda adecuada-DESC como método de lectura de la habitabilidad de los entornos residenciales: una aproximación desde los procesos de reasentamiento en altura. Género, mujeres: reparación y reconciliación. Moreno Jaramillo, Cecilia Inés La conurbación: rizoma urbano y hecho ambiental complejo. In: Coloquio Internacional de Economía social y solidaria en un contexto de multiculturalidad, diversidad y desarrollo territorial, Abril , Mendoza, Argentina. Ramirez, José Ernesto El lugar de la educacion politecnica en la regulacion de las relaciones educacion trabajo en Colombia. Ramirez, José Ernesto Estrategias de las organizaciones populares en zonas de reserva campesina respecto la solucion al problema de las drogas ilicitas en el marco del acuerdo general para la Terminacion del conflicto armado en colombia. Reflexión sobre el caso colombiano. Derecho, conflicto armado y paz: memorias. In: congreso internacional rural sustentable "Estrategias para la competitividad Rural", , Arauca, Arauca. Sin Definir, ed. Escuela de Estudios de Género. Villareal, Norma and Ríos, María Angélica , eds. Catholics for a Free Choice, Washington, D. Ardila , Gerardo , ed..

El significado interno se sustituye por la inmersión en los sistemas de unos procesos inherentemente oscuros e indecidibles de significación. La distancia que media entre la desconstrucción de la intención del autor y la Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual del objeto del lenguaje es también corta. La intención del autor deja de ser un lugar importante de Dr. charles sophy esposa disfunción sexual, al igual que el mundo tuera del discurso. Como Derrida intentó demostrar en el caso de diversas comentes de filosofía, una escritura así es sólo eso, una forma de escritura.

Adquiere su significado no de lo que supone que existe, o de aquello a lo que putativamente se refiere lógica, representación mental, ideas a priori y similaressino a través de su referencia a otros textos filosóficos Para la filosofía nada hay fuera del mundo de los textos.

La disciplina puede seguir existiendo indefinidamente como una empresa Dr. charles sophy esposa disfunción sexual. En efecto, el perenne debate entre empiristas y racionalistas no trata de un remo que existe fuera de los textos, sino de please click for source combate entre tradiciones literarias en competencia. Muchos otros autores han puesto de relieve los dispositivos literarios con los que se construyen los textos en los que se basa la autoridad.

Este tan necesario suplemento es aportado por los estudios retóricos. Como muchos sostienen, estamos experimentando ahora un renacimiento de esta tradición de 2. Un estudio así se ha preocupado durante mucho tiempo de los medios a través de los cuales el lenguaje adquiere su poder de persuasión.

Tradicionalmente, sin embargo, se ha venido haciendo una separación entre el contenido de un En el seno de la tradición empirista esta distinción también se ha utilizado para desacreditar el estudio de la retórica.

La ciencia, se sostenía en esa tradición, se preocupa por la sustancia, por comunicar el contenido puro. Es el contenido y no la mera retórica lo que se Dr. charles sophy esposa disfunción sexual satisfacer en el debate científico.

La narración heroica Dr. charles sophy esposa disfunción sexual la necesaria preestructura para la articulación de la teoría evolutiva. En ausencia de la forma narrativa in situ, la teoría evolutiva sería esencialmente ininteligible. Los diversos fósiles y artefactos recogidos por los científicos no servirían de prueba, porque no habría forma de inteligibilidad Dr. charles sophy esposa disfunción sexual aquellos objetos que vendrían a ser como ejemplificaciones.

Al afirmar el contenido, los científicos han establecido una marcada distinción entre un lenguaje literal reflejo del mundo y otro metafórico que altera la reflexión de modo artístico ; nuevamente se privilegia el literal sobre el metafórico. La crítica social La fuerza de los asaltos ideológicos y retórico-literarios a la verdad la y la objetividad se ve acrecentada por un tercer movimiento especializado de importancia esencial para el surgimiento del construccionismo social.

Se puede hacer remontar uno de los inicios de esta historia a una linea de pensamiento que surge de las obras de Max Weber, Max Scheler. Kari Mannheim y otros pensadores que estudiaron la génesis social del pensamiento científico. Los ecos y las complicidades que se anudaron con estos primeros temas tuvieron una amplia resonancia.

Y en los Estados Unidos, La construcción social de la realidad de Berger y Luckmann efectivamente eliminaba la objetividad como piedra fundamental de la ciencia, sustituyéndola por una concepción de la subjetividad institucionalizada e informada socialmente. Las profundas consecuencias de estos enfoques empezaron a aflorar, sin embargo, sólo en el seno del contexto de la convulsión de finales de los años Tal vez en razón de los paralelismos que estableciera entre la revolución política y la científica.

La estructura de las revoluciones científicas de Kuhn hizo las veces de principal catalizador para lo que se convertiría en una discusión de consecuencias espectaculares. Las propuestas de Kuhn no eran distintas de aquellas que Mannheim avanzó unos treinta años antes, al hacer hincapié en la importancia de las comunidades científicas en la determinación de qué se tiene en cuenta como problemas legítimos o importantes, qué sirve como evidencia y cómo se Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual el progreso. Sin embargo, demostraron con claridad los problemas que conllevaba utilizar los criterios empiristas tradicionales para Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual entre afirmaciones teóricas concurrentes cuando los paradigmas teóricos mismos definen el abanico de hechos relevantes. Y lo expresaba Tal como demostró este autor, los criterios tradicionales de racionalidad científica a menudo son irrelevantes si no ofuscantes para los avances "Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual." Mitroff, en El lado subjetivo de la cienciaexaminó la vertiente emocional de los compromisos científicos, explorando los modos en que los diversos juicios científicos se basan en la personalidad y el prestigio.

En efecto, eliminar lo que hay de social en lo científico no dejaría nada que pudiera valer como conocimiento. En relación a la aparición del construccionismo social son particularmente significativas las elaboraciones de los procesos microsociales Dr. charles sophy esposa disfunción sexual partir de los que se produce el significado científico.

Para Garfinkel y sus colegas, los términos descriptivos tanto dentro de las ciencias como en la vida cotidiana son fundamentalmente indexantes: es decir, su significado puede variar a través de contextos de uso divergentes. En cada caso, se sostiene, las reglas localizadas concernientes a aquello que cuenta como una instancia o ejemplo del acontecimiento en cuestión se desarrollan en el seno de relaciones.

El conocimiento como posesión comunitaria Cada una de las líneas de crítica precedentes constituye una poderosa recusación planteada al enfoque tradicional que hace del lenguaje un transmisor de la verdad. Estas formas de argumentación han evocado un intercambio amplio y a veces airado en la filosofía véanse por ejemplo, Trigg, ; Grace,Krausz, ; Harris, En realidad, el supuesto mismo de las disciplinas académicas —construidas alrededor de clases circunscritas y naturales de fenómenos, exigiendo métodos especializados de estudio, y privilegiando sus propias lógicas y analogías— ha sido puesto de relieve.

Como muchos creen, esta efervescencia constituye la base del giro posmoderno en el mundo erudito. Para la crítica de la ideología no es el mundo como es sino especialmente el autointerés lo que dirige el modo Dr. charles sophy esposa disfunción sexual que el autor da cuenta del mundo. Las exigencias de verdad se originan en compromisos ideológicos.

El sentido y la significación de las exigencias o las declaraciones de verdad derivan de una historia discursiva. La crítica social ofrece una exposición opuesta del lenguaje.

No es ni la ideología subyacente ni la historia textual lo que moldea y da forma a nuestras concepciones de la verdad y del bien. La mayor parte de los críticos de la ideología ve el valor de su obra como emancipatorio y no quiere renunciar a la posibilidad de alcanzar la verdad a través del lenguaje.

La emancipación se produce, sin embargo, cuando se comprende la verdadera naturaleza de las cosas: por ejemplo, la opresión de clase, de sexo y racista. Para una discusión del giro posmoderno en las ciencias sociales, véanse RosenauKvaley Seidman y Wagner Para un tratamiento de la relación entre la erudición posmoderna y las transformación de la vida cultural, véase Connor y Gergen b. Nos encontramos, llegados a este punto, con la voz de los ocupantes cansados y aburridos de una torre de marfil del poder Efectivamente, ambas orientaciones son capaces de despojar a la otra Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual su autoridad ostensible. Como críticas, esencialmente parasitan las afirmaciones prevalentes de la verdad. El estadio crítico tiene que ceder el paso a un estadio transformativo: de la desconstrucción debemos pasar a la reconstrucción. Examinemos primero los problemas de la crítica ideológica. De entrada, no hay modo de reivindicar este tipo de crítica. Si la diana de la crítica el empresario, el macho, el hombre blanco afirmara que sus críticas no tienen servidumbres particulares, sino que se hacen en el interés de todos, no hay modo de que el crítico pueda ser concluyente.

Si la conclusión es afirmativa, Dr. charles sophy esposa disfunción sexual la crítica de la ciencia empírica como generadora de conocimiento queda destruida. El crítico ideológico tiene que asumir en cierta forma la misma orientación empirista que característicamente intenta subvertir.

En tanto que discurso unificante, el punto de vista literario es también defectuoso. Su principal problema es su incapacidad para escapar de la autogenerada prisión que es el texto. En este punto la respuesta al dilema cartesiano de la duda es un momento singular de certeza: existe el texto.

No sólo la duda aparece engarzada en la idea misma de comunicación se trata simplemente de un término en los textospero si comprendemos sólo a través de la convención lingüística, no hay medio de comprender a nadie que no participe de esas mismas convenciones.

De hecho, la comprensión auténtica sólo puede tener lugar con alguien que es idéntico a uno mismo. Las palabras son, al fin y al cabo, algo pasivo y vacío simplemente sonidos o marcas sin consecuencia. Requerimos la existencia de una relación entre el autor y el lector para que hablemos de la construcción textual de lo social. Dr. charles sophy esposa disfunción sexual lo hacemos no sólo restauraremos la crítica retórico-textual de la inteligibilidad sino que daremos con una salida de la mazmorra del texto.

Así Dr. charles sophy esposa disfunción sexual un compromiso con el proceso social puede acoger la mayor parte de la crítica retórico-literaria, se puede también abrir un camino para sostener la fuerza de la crítica ideológica.

Para Foucault, existe una íntima relación entre lenguaje incluyendo todas las formas de texto y proceso social concebido en términos de relaciones de poder. En algunos Dr. charles sophy esposa disfunción sexual se trata de la misma conclusión que se alcanzaría desde un enfoque específicamente psicológico o cognitivo de la comunicación, como aquel que sostiene que la go here del otro debe realizarse sobre la base de los procesos internos a uno.

Una alternativa construccionista para los enfoques textual y psicológico queda Dr. charles sophy esposa disfunción sexual en el capitulo En este contexto, es a través de una apreciación crítica del lenguaje como podemos alcanzar una comprensión de nuestras formas de relación con la cultura y, a través de él, abrir un espacio a la consideración de las alternativas futuras. La crítica social de este tipo article source del mismo subterfugio reflexivo que la crítica ideológica y la textual: su propia verdad se ve socavada por su propia tesis.

La crítica de la génesis social de cualquier exposición es algo en sí mismo derivado socialmente. La duda reflexiva no es un deslizamiento en una regresión infinita, sino un medio de reconocer otras realidades, dando así entrada a nuevas relaciones.

Recordemos aquí la exposición que dimos en el capítulo 1 de los cambios de paradigma. Ahora vemos que la elaboración de la ontología implícita de la crítica social nos sirve aquí de fundamento para el cambio en el desarrollo discursivo desde un estadio crítico a otro transformacional. En estos momentos atisbamos la posibilidad just click for source una afinidad colectiva, para hacer acopio de colaboración y prudencia, y traer a primer plano los topoi para una deliberación ulterior.

Liveos Xxxx Watch Porn Movies Ez sex. A medida que la red inferencial se articula progresivamente, emerge un sistema alternativo de inteligibilidad B. Por consiguiente, en el seno de las ciencias, aunque la inteligibilidad alternativa puede asignarse a productos que logran triunfar como son las predicciones, la tecnología, o los remedios , lo herético puede que lentamente dé paso a lo plausible, y lo plausible a lo cierto. El sentido del conocimiento en proceso se hace tangible. Fases en la transformación de la inteligibilidad Desde luego, estoy discurriendo aquí de un rumbo idealizado de la transformación teórica y no de las desordenadas y disyuntivas transacciones de la vida erudita. Apenas me atrevo a proponer el esquema antes mostrado como una exposición general de la transformación teórica, pero su alcance y consecuencias bastan para evidenciar la utilidad de estas comparaciones. Una cuestión interesante es la de saber si todas las modalidades discursivas son potencialmente contenciosas, de modo que una exposición —por ejemplo, de la historia malasia— pudiera desacreditar una teoría del movimiento estelar. Para que un argumento sea significativo y relevante es precisa una gama de supuestos mutuamente aceptables o susceptibles de coincidir. Así, por ejemplo, la oposición en la historia de la filosofía entre racionalistas y empiristas se debe en primer lugar a la creencia compartida en el conocimiento individual y en la importancia que le concedían en los asuntos culturales. A mi entender, la presente exposición ayuda también a compensar determinadas deficiencias de la formulación kuhniana. Para Kuhn, la fuerza rectora del cambio de paradigma es la intrusión de lo anómalo: hechos que son independientes de los sistemas de inteligibilidad. Surge una nueva teoría que puede dar cuenta de la gama de anomalías, así como, de ser verdaderamente efectiva, de todos los hallazgos generados en el seno del paradigma previamente existente. Con todo, este enfoque kuhniano adolece de algunas contrariedades. En primer lugar, no hay modo de explicar la génesis de las anomalías. Desde este punto de vista, la anomalía como fuerza rectora se ve sustituida por una tensión entre inteligibilidades, es decir, por negaciones que se plantean contra afirmaciones. Tal como este enfoque hace patente, los cambios de paradigma en la ciencia son en grados relevantes asuntos de evolución en formas socialmente negociadas de significado. Los hechos, las 6. Con todo las teorías son construcciones inherentemente lingüisticas. Así, pues, se plantea la difícil pregunta de cómo afectan al lenguaje los cambios a nivel perceptivo o viceversa. Se trata de proposiciones difíciles de justificar. Tal como Kuhn propone, en la evaluación de la teoría unos criterios tradicionales como la exactitud predictiva, la comprensión explicativa y la consistencia interna pueden justificarse en términos del valor puesto en los resultados, a saber, el perfeccionamiento en la explicación y la predicción. Aunque se guarda mucho de reafirmar los fundamentos racionales para la ciencia, esta explicación sigue estando abierta a la critica sobre las razones de su base individualista el actor individual como aquel que elige los valores , y su alojarse en un enfoque de la referencia en la que la exactitud descriptiva es posible. Los criterios de la lógica, la exhaustividad y similares no hacen que la ciencia sea racional; tales criterios son en esencia movimientos en el seno de diversos dominios de discurso: dispositivos retóricos para conseguir eficacia discursiva. Sin embargo, desde esta perspectiva se nos invita a examinar con detalle las convenciones justificadoras de cualquier época. Se ha de ser perpetuamente sensible a las consecuencias tanto opuestas como potencialmente debilitadoras de las convenciones y obligaciones existentes. Al mismo tiempo, muchas de estas teorías caen en clusters que se solapan —ejemplos de inteligibilidad compartida— y estos clusters varían grandemente en su centralidad respecto a la profesión por ejemplo, su presencia en los manuales, su representación en las estipulaciones vigentes o la solicitud de fondos de investigación. Tal como se reconoce generalmente, durante la mayor parte del presente siglo un determinado cluster de teorías conductistas dominó el paisaje científico. Se ha visto sucedida por un cluster de teorías cognitivas. De hecho, se ha producido una transformación discursiva de enorme alcance. Un vacío se crea para el surgimiento de una nueva perspectiva sobre el conocimiento. El período conductista: simbiosis y sonoridad Ante todo, debemos considerar la enorme popularidad de la perspectiva conductista durante la primera mitad de este siglo. Aunque uno puede explicar esta ascendencia de diversas maneras, el enfoque que a continuación expondré sensibiliza respecto a los aspectos del contexto discursivo. Durante estas décadas los tres cuerpos de discurso se apoyaban y sostenían mutuamente. A fin de ampliar esto, podemos considerar de entrada la relación existente entre la recepción en psicología del enfoque del empirismo lógico y la teoría conductista. La metateoría científica afirma primero una independencia fundamental entre el mundo natural y el observador científico. El enfoque recibido también dota al científico con algunas capacidades importantes mediante las que se puede adquirir el conocimiento objetivo. La observación inicial se considera que facilita al científico una rudimentaria familiaridad de trato con los fenómenos que centran su interés. En el caso de la psicología el centro de interés es la conducta del individuo. La conducta individual, por consiguiente, hace las veces de consecuente para el que las condiciones del mundo real funcionan como antecedentes. Dadas las proposiciones generales similares a leyes relativas a las relaciones entre antecedentes y consecuentes —junto con las explicaciones hipotéticas de la relación que mantienen—, el científico entonces ha de emplear la lógica deductiva para derivar las predicciones acerca de las pautas que sigue la naturaleza y que todavía no se han observado. Los resultados de este nuevo conjunto de observaciones sirven para sostener, modificar o invalidar las proposiciones inicialmente presentadas. Así, a través del conjunto observacional, los científicos toman confianza, rectifican o descartan las proposiciones que han adoptado inicialmente. Éste considera que lo ha comprendido cuando logra predecir sus expresiones Dado este esbozo de la orientación hipotético-deductiva del conocimiento, podemos pasar a considerar ahora sus relaciones con las concepciones conductistas del funcionamiento humano. Tal como demostraré, el relato esencial del conocimiento progresivo descrito en la metateoría se ve encarnado en las exposiciones y explicaciones conductistas del aprendizaje humano. Consideremos lo siguiente: al principio la teoría conductista posee un fuerte sesgo medioambientalista. En relación con los procesos de observación y la lógica fase II , debemos distinguir entre los dos paradigmas prominentes en el seno del conductista movimiento conductista. Sin embargo, el segundo estadio se manifiesta de hecho, no en los enunciados acerca del funcionar interno de los organismos sino como descripciones de los fines a los que esa conducta sirve. Las importantes. De hecho, aunque no se identifica proceso mental específico alguno, los conductistas radicales describen la conducta humana como racional y solucionadora de problemas en relación a sus efectos. Por consiguiente, de manera disimulada, se alcanza la segunda etapa del proceso hipotético-deductivo. En deuda ampliamente con la liberalización de la metateoría del empirismo lógico Koch, , el conductismo radical fue lentamente sustituido por la teoría neoconductista E-O-R. Los primeros dogmas empiristas, que daban gran importancia a la correspondencia precisa entre los términos teóricos y lo observable, fueron considerados demasiado constrictivos. Como se argumentó, las ciencia maduras, de hecho, tienen un lugar para los términos teóricos que no se refieren directamente a lo observable. Allí donde la metateoría científica apela ahora a la comprobación de hipótesis como la siguiente etapa en el avance del conocimiento figura 1. En este sentido, los resultados de la puesta a prueba de las hipótesis cumplen la misma función que el refuerzo: son medios de la naturaleza que informan de la adecuación de las propias acciones. Tal vez no haya mejor conclusión para el presente argumento que un par de citas sacadas de Principies of Behavior de Clark Hull. Al hablar primero de la naturaleza de la ciencia, Hull recita la letanía hipotético-deductiva las etapas se numeran con cifras romanas al margen : I. La observación empírica, complementada con la conjetura prudente, es la fuente principal de los primeros principios o postulados de una ciencia. Tales formulaciones, al ser tomadas en diversas combinaciones junto con condiciones antecedentes relevantes, A medida que se prosigue la criba llevada a cabo mediante este proceso de prueba y error, surge de manera gradual una serie limitada de principios primarios IV. Las deducciones hechas a partir de los postulados que sobreviven al proceso, aunque nunca son absolutamente ciertas, de hecho, finalmente se vuelven altamente fidedignas. Las similitudes entre esta exposición de la ciencia y la teoría del aprendizaje de Hull son asombrosas. La sustancia del proceso elemental de aprendizaje tal como la ponen de manifiesto la mayor parte de los experimentos realizados parece ser así: una condición de necesidad existe En el caso de que una de estas respuestas aleatorias, o una secuencia de ellas, dé como resultado la reducción de una necesidad dominante en el momento, se sigue un efecto indirecto una secuencia de ellas, dé como resultado la reducción de una necesidad dominante en el momento, se sigue un efecto indirecto III. Este efecto consiste en 1 un refuerzo de las relaciones particulares del receptor-emisor que originalmente media la reacción y 2 una tendencia para toda s las descarga s del receptor que se producen casi al mismo tiempo a adquirir nuevas relaciones con los emisores mediando la respuesta en cuestión. El primer efecto se conoce como aprendizaje primitivo por prueba y error; el segundo se conoce como aprendizaje por reflejo condicionado. Tal acción, IV. La teoría del aprendizaje humano es una réplica de la teoría de la ciencia. A lo largo de las primeras décadas de este siglo, tanto la metateoría como la teoría se mantuvieron en sincronía con la concepción de metodología prevalente. Desde luego, los métodos observacionales y la experimentación controlada en particular se vieron favorecidos por la filosofía empirista. De hecho, las condiciones experimentales existen con independencia del organismo y son anteriores lógicamente a su conducta en estas condiciones. Las manipulaciones del científico de las. La metateoría, la teoría y el método, todo se desenvuelve en una sonora armonía. Cada uno de los cuerpos interdependientes de discurso ha soportado una extensa crítica. La fase crítica del proceso de transformación ha sido amplia e irresistible en los tres niveles. Como muchos filósofos concluyen ahora, la filosofía del conocimiento científico ha entrado en una etapa posempirista Thomas, Al basar su crítica —orientada a informar al lector acerca de cómo se alcanza realmente. En el nivel de la teoría, los psicólogos han llevado a cabo también un asalto a gran escala a la teoría conductista. Buena parte de la primera crítica fue articulada u orquestada por Sigmund Koch Críticas posteriores desafiaron las suposiciones conductistas de generalidad transespecífica en leyes del aprendizaje, la contingencia histórica de los principios conductistas, y los puntales ideológicos de la teoría del conductismo. Para Piaget y sus colaboradores, las capacidades para el pensamiento abstracto no se aprendían a través del aprendizaje sino que se desplegaban a través del desarrollo natural del niño. Con la aparición de estos argumentos, la cadena unidireccional de la causalidad —desde el mundo estimulador a la respuesta conductista— se rompe. En muchos aspectos, se argumentó, el organismo alberga sus propias causas autónomas. Finalmente, acompañando el deterioro del compromiso con la metateoría empirista y la teoría conductista se extendió un amplio descontento en relación al método experimental. Las primeras críticas hacían hincapié en el grado en el que los hallazgos experimentales estaban sujetos al sesgo propio del experimentador o las características exigidas que establece el experimentador véase el resumen de Rosnow, Segmentos con un peso específico importante de la comunidad científica buscan ahora alternativas que sean viables a la metodología experimental incluyendo la investigación de campo, la investigación cualitativa con métodos de casos, métodos dialógicos, por sólo citar algunos. La fase transformacional: cognición sin consenso Como vemos, la tupida tela característica de la época anterior —la metateoría, la teoría y el método— empieza a deshacerse. La metateoría empirista, la teoría conductista y la metodología experimental, todas ellas han sufrido el impacto de una amplia crítica. En esta figura el progreso científico— en lo que significa una gama de hechos históricos, implícitamente socava el ataque que hace al uso de la observación como justificación científica. Examinemos primero la posibilidad de transformación al nivel de la metateoría. A mi entender, la mayoría de los argumentos antiempiristas pueden agruparse en tres categorías principales. Existe, en primer lugar, crítica dentro del paradigma, es decir, intentos de revisar determinadas suposiciones en la metateoría existente sin que con ello se sacrifique la presunción de la racionalidad fundacional del esfuerzo científico. Aunque es sostenible en algunos aspectos, yo pondría también las principales obras de Lakatos , Laudan y Bhaskar en una categoría similar. De hecho, tal crítica no consigue provocar lo que yo consideraría como una transformación radical en la perspectiva. Como se acostumbra a sostener, la historia de las teorías del conocimiento que se dan en Occidente puede escribirse ampliamente en términos de un movimiento pendular entre las exposiciones del conocimiento humano como un depósito de inputs experienciales y aquellas otras exposiciones y explicaciones que sostienen que la mente es una fuente originaria de conocimiento. El individuo llega a conocer a través de la observación; sin contacto experimental con el mundo, poco es cuanto el individuo puede decir que sabe o conoce. Sin una capacidad innata para la racionalidad o para organizar el mundo de determinados modos, difícilmente podríamos acreditar que poseemos conocimiento. En estos términos, la filosofía empirista-lógica de la ciencia significa en gran medida un refinamiento característico del siglo XX de las concepciones empiristas tradicionales. Por consiguiente, dada la historia del debate a lo largo de la dualidad, las críticas de tipo racionalista se habían de anticipar. A fin de poner ejemplos de ello, en algunos aspectos las criticas tanto de Hanson como de Kuhn han recurrido al uso de suposiciones que se originan en el dominio de la tradición racionalista. Los problemas del solipsismo, del conocimiento innato, de la separación mente-materia, y el conservadurismo En efecto, la sustitución del empirismo por una corriente fundamentadora racionalista es improbable. La inteligibilidad alternativa se comprende bien y sus deficiencias se hacen evidentes. Sin embargo, en el caso de las críticas que se ejercen desde el exterior de la dualidad, ninguna de estas condiciones las incumbe. Las refutaciones no han sido bien preparadas, y los problemas inherentes a las alternativas se encuentran fuera del alcance de la comprensión. A mi juicio, dos de las principales líneas de la crítica antiempirista encuentran sus raíces en una modalidad alternativa. Se trata de los tipos de crítica ideológica y la de tipo social. Las críticas de la variedad ideológica se centran en los sesgos morales y políticos inherentes al enfoque empirista. Tanto Macintyre como Habermas , por ejemplo, apuntan en el sentido de que las concepciones empiristas del conocimiento son contrarias al bienestar humano. En gran medida lo mismo cabe decir de la crítica social, es decir, la crítica que apunta a los diversos procesos sociales que operan en la generación de inteligibilidades científicas. Por consiguiente, al hacer hincapié en la base comunitaria del compromiso de un paradigma, Kuhn sostiene esencialmente una explicación social del conocimiento científico. El mismo resultado se ve favorecido por el examen que Feyerabend hace de la racionalidad como forma de tradición cultural. En el capítulo siguiente, combinaré la crítica ideológica con la social y, con recursos adicionales, sentaré los preliminares para un proyecto alternativo hecho y derecho: construccionismo social. En gran medida la razón se encuentra en que las críticas de la teoría conductista estaban incluidas en el interior de la polaridad tradicional empirista-racionalista y descansaban en diversas suposiciones surgidas de la tradición racionalista. Estas críticas sostienen la incapacidad de la teoría conductista para tomar en Poniendo nuestra atención en la exposición predominante de la metodología, encontramos una trayectoria similar a la de la metateoría empirista. Aunque reduciendo efectivamente la confianza en el método experimental, la crítica no ha logrado producir una alternativa de amplia credibilidad. Nada se dice en este caso que impugne su potencial de producción de conocimiento. Por consiguiente, la invitación del crítico no consiste en abandonar la experimentación como un programa que fracasa, sino en asignar los medios de mejorar su eficacia por ejemplo, a través de la experimentación de campo, procedimientos double-blind, grupos de investigación ética. Y, desde luego, los intentos de demostrar una igualdad con los métodos empiristas característicamente apenas culminan. En realidad, el mismo intento de demostrar, por ejemplo, que los métodos cualitativos son tan rigurosos como los métodos observacionales o de cuestionamiento, sólo da una sanción 9. Sin embargo, no se trata de ofertas en el interior del esquema dual existente. En la era conductista, los psicólogos dieron forma al individuo en el mismo molde que al científico. La psicología humana y la ciencia formaban un todo coherente. Pero no hubo intento en la época de la revolución cognitiva para generar tal coherencia: ninguna deliberación sobre la naturaleza del conocimiento científico tomaría en serio el enfoque prevalente del funcionar humano. El individuo pierde su capacidad para afirmar un conocimiento exacto de un mundo independiente. En efecto los psicólogos cognitivos se encuentran en una posición incómoda para abarcar las teorías que niegan la posibilidad de que La focalización de la atención en los procesos cognitivos activos opuestos a pasivos o determinativos, que poseen sus propias tendencias o requisitos, ha sido el sello del movimiento cognitivo desde sus primeros pasos. Y descansar en métodos empíricos es, por consecuencia lógica negar las concepciones mismas del funcionamiento humano sobre las que se ha basado la revolución cognitiva. Tal como hemos visto, en la línea central de este siglo la posición de la psicología sobre las cuestiones del conocimiento ha cambiado marcadamente. Se ha producido una importante transformación en la sustitución de la teoría conductista por la teoría cognitiva. Sin embargo, como demuestra la figura 1. La teoría conductista surgió en un contexto discursivo plenamente compatible con sus principales dogmas. Estuvo ampliamente apoyada por la fiosotia dominante de la ciencia y reforzada por un oportuno discurso sobre los métodos. Tanto la filosofía fundacional como la confianza predominante en los métodos se han erosionado en la actualidad, aunque no tienen sucesores significativos que diluyan el apoyo que tiene la concepción individualista del conocimiento. Así, pues, la teoría cognitiva actual existe, pero lo hace en una posición de precariedad. Desde luego, es posible que, incluso desprovisto del apoyo de una base racional, el movimiento cognitivo pueda seguir sosteniéndose. Al igualar los procesos cognitivos con el funcionamiento computacional, utilizando el ordenador como un medio para la modelización de la toma de decisiones y concluir que los modelos por ordenador que logran fructificar demuestran que la mente opera precisamente de este modo, los cognitivistas han desarrollado un medio efectivo, aunque a veces de una circularidad viciosa, de prestar credibilidad a sus empeños. La posibilidad de una hegemonía parece dudable. Tal retorno podría ser anticipado a través de la historia precedente de la psicología, moviéndose como lo hizo desde el mentalismo del siglo XIX al conductismo del siglo XX y luego dejando espacio al cognitivismo. También cabría anticiparlo en términos de los debates en la filosofía entre los partidarios del empirismo y los del racionalismo, debates que se han ido repitiendo a lo largo de siglos sin que hayan llegado a una solución. Ante todo, sería esencial asignar modos de trascender la panoplia de críticas a la que se ha expuesto hasta ahora al conductismo —desde el interior del paradigma, desde el polo racionalista de la dualidad y desde los sectores ideológicos y sociales. Finalmente, sería necesario desviar la creciente indignación del cambio intelectual, corrientes que favorecen en conjunto la sustitución del enfoque individualista del conocimiento por una formulación comunitaria. En el momento presente nos enfrentamos a la posibilidad de trascender la herencia de la Ilustración y su dualidad empirismo-racionalismo. Y a este empeño volveremos en los capítulos siguientes. Estos cambios de sensibilidad comparten determinados temas, que sugieren una alternativa a la concepción individual del conocimiento, a saber, el enfoque del conocimiento como residiendo en el seno de la esfera de la conexión social. Prestaré especial atención al deterioro de las creencias tradicionales en la representación verdadera y objetiva del mundo. Las críticas ideológicas, literario-retóricas y sociales pasan a primer plano. Tras destilar de estas críticas una serie de suposiciones construccionistas esenciales, exploraré los contornos de la investigación a la que invita ese tipo de suposiciones. Como propondré, el construccionismo no precisa del abandono de las empresas y empeños tradicionales. Las ciencias ofrecen explicaciones tanto del amor como de la hostilidad, del poder y la sumisión, de la racionalidad y la pasión, de la enfermedad y el bienestar, del trabajo y el juego, junto con explicaciones de amplio alcance de su funcionamiento. Al igual que otros colegas en las ciencias naturales, los científicos socioconductistas se comunican estas exposiciones entre sí y a la sociedad primero a través del lenguaje. Al lenguaje las ciencias confían el deber de pintar y reflejar los resultados de sus investigaciones. Y si es el lenguaje el que transporta la verdad a través de las culturas y al futuro, cabría concluir razonablemente que la supervivencia de las especies depende del funcionamiento del lenguaje. La duda nos asalta cuando examinamos las descripciones cotidianas de la gente. Las fotografías reales de los acontecimientos no tendrían ninguna similitud entre sí. Disyunciones semejantes entre la palabra y el mundo se pueden discernir a nivel profesional. De manera similar, en el laboratorio conductista, los investigadores son capaces de retener un compromiso teórico dado con independencia de la gama y la variabilidad de su observación. Desde los cobayas a los estudiantes de segundo año de universidad, el teórico sostiene que todos realizan la misma respuesta como es eludir las pautas de castigo. Y a pesar de los métodos rigurosos de observación utilizados en esos laboratorios, apenas podemos encontrar una teoría conductista que ha sido abandonada porque ha sido desmentida por las mismas observaciones. Nuestra preocupación inicial es, pues, la relación existente entre el lenguaje descriptivo y el mundo que proyecta representar. El problema no carece precisamente de consecuencias, ya que, como filósofos de la ciencia, desde hace tiempo somos conscientes de que una teoría se aquilata con el valor que tiene en el mercado de la predicción científica en la medida en que el lenguaje teórico corresponde a los acontecimientos del mundo real. Esta pregunta es crítica, dado que la pretensión de objetividad ha venido proporcionando la base principal para la amplia autoridad que durante el siglo pasado han afirmado las ciencias. En esta multiplicidad de aspectos, los filósofos del empirismológico ansiaban establecer una estrecha relación entre lenguaje y observación. Con todo, el problema consistía en dar cuenta de la relación entre proposiciones y observaciones. Todos estos enunciados en este enfoque son reducibles al lenguaje de la física. Efectivamente, existía una unidad fundamental entre todas las ramas de la ciencia. Aun así, estos intentos de establecer relaciones seguras y determinadas entre las palabras y los referentes del mundo real dejan una diversidad de problemas esencialmente irresueltos. Las proposiciones tienen significado durante y por encima de la capacidad referencial de las palabras individuales que las constituyen. Estas y otras preguntas irritantes han seguido siendo recalcitrantes a una solución ampliamente convincente. Para muchos, los argumentos de Popper y de Quine , en particular, justificaban reexaminar la base empírica de las declaraciones científicas en cuanto a la descripción. El primero sostuvo que no había medios lógicos para inducir enunciados teóricos generales de la observación, es decir, de desplazarse de un modo lógicamente fundamentado desde una explicación lingüística de lo particular a una explicación general o universal de las clases. La crítica de Quine causó estragos incluso a la posibilidad de una sólida fundamentación en el contexto de justificación. En el caso extremo, cada vez que el indígena utiliza el término puede que se esté refiriendo al conejo como un todo. Entonces, no encontramos los medios para vincular ostensivamente los términos y precisar así las características del mundo. Actualmente se ha aceptado en general que el modo en el que se logra la representación objetiva en cuestiones de descripción y de explicación sigue estando insatisfactoriamente explicado Fuller, ; Bames, Mientras tanto, fuera de las filas de la filosofía de la ciencia, con insistente intensidad han venido sonando redobles de tambor con otro ritmo. En el capítulo anterior, hallamos que el trabajo crítico en la filosofía de la ciencia producía simplemente una nueva iteración en un debate cíclico que ha durado siglos. Tampoco la crítica de la metodología produjo alternativas viables. Cuando sus consecuencias se elaboran y sintetizan, sientan las bases para una completa transformación de nuestro enfoque del lenguaje, así como de los conceptos aliados de verdad y racionalidad. La critica ideológica Durante la mayor parte del presente siglo se ha hecho un intenso esfuerzo —tanto por parte de los científicos como de los filósofos empiristas— para apartar a las ciencias del debate moral. Cuando la explicación y la descripción teórica se ven recubiertas de valores, se dice, dejan de ser fidedignas o pasan a ser directamente perjudiciales; distorsionan la verdad. Que las tecnologías científicas deban utilizarse para diversos propósitos como hacer la guerra, controlar la población o la previsión política tiene que ser una preocupación vital para los científicos, pero tal como se ha dejado claro con frecuencia, las decisiones acerca de estos temas no pueden derivarse de la ciencia en cuanto tal. Para muchos científicos sociales, el ultraje moral de la guerra de Vietnam empezó a socavar la confianza en este enfoque existente desde hacía mucho tiempo. No sólo no había nada acerca del aspecto científico que diera razón al rechazo de la brutalidad imperialista, sino que el establishment científico a menudo entregaba sus esfuerzos a mejorar las tecnologías de la agresión. En la década de los escritos de la Escuela de Francfort —Horkheimer, Adorno, Marcuse, Benjamín y otros— fueron especialmente catalizadores. Las pretensiones de verdad científica, por ejemplo, propiamente podían evaluarse en términos de los sesgos ideológicos que revelaban. La apreciación crítica por consiguiente nos liberaba de los efectos perniciosos de las verdades mistificadoras. Para cualquier grupo preocupado por la 1. Como forma general, la crítica ideológica intenta poner de manifiesto los sesgos valorativos que subyacen a las afirmaciones de la verdad y la razón. En la medida en la que se demuestra que estas afirmaciones representan intereses personales o de clase, ya no pueden calificarse de objetivas o racionalmente trascendentes. Por ejemplo, actualmente existe un enorme cuerpo de crítica feminista que eclipsa la obra marxista en extensión e interés. La preocupación particular de Martín se ciñe al sentido en el que los textos biológicos, tanto en el aula como en el laboratorio, representan o describen el cuerpo femenino. Tal como Martín las considera, estas descripciones científicas lo son todo menos neutrales. De manera sutil informan al lector de que la menstruación y la menopausia son formas de colapso o fracaso. Como tales tienen implicaciones peyorativas de amplia consecuencia. Para una mujer, aceptar estas exposiciones es alienarse de su cuerpo. Para Martín, como para muchos otros científicos, la ciencia es la continuación de la política por otros medios. Véanse, por ejemplo, Butler , Fine , Harding y Haraway Estas formas de crítica alejan la pretensión de verdad de la aseveración al cambiar el emplazamiento de la consideración en la afirmación misma a la base motivacional o ideológica de la que se deriva. Al hacerlo destruyen el estatuto del lenguaje como portador de la verdad. La crítica literario-retorica Una segunda amenaza a la capacidad reflectora de la descripción y de la explicación ha ido madurando en un terreno diferente, a saber, el de la teoría literaria. No son los hechos los que producen el paradigma, sino el paradigma el que determina lo que se tiene por un hecho. Con todo, a pesar de su peso específico, estas críticas de la ciencia como portadora de la verdad pervierten, de hecho, los aspectos fundamentales de un enfoque individualista del conocimiento. La disposición cognitiva del científico individual punto de vista, perspectiva, construcción sirve para organizar el mundo de modos particulares. La respuesta a esta pregunta se encuentra en una reconsideración de lo que se considera como a priori. En realidad, como demostrare en el capítulo 5, no existe una explicación viable en cuanto a cómo podría establecerse el a priori cognitivo. Sin embargo, ganamos sustancialmente si consideramos el proceso de estructuración del mundo como un proceso lingüístico y no cognitivo. En la terminología de Goodman es Esta afirmación allana el camino para la crítica literario-retórica de la función del lenguaje como portador de la verdad. Cuando los requisitos literarios absorben el proceso de dar cuenta científicamente, los objetos de tales exposiciones —como independientes de las exposiciones mismas— pierden estatuto ontológico. El estructuralismo como orientación general soporta una focalización dual entre un exterior lo aparente, lo dado, lo observado y un interior una estructura, una fuerza o proceso. Como se sostiene a menudo, el exterior adquiere su figura o forma a través del interior y sólo cabe entenderlo relativamente a sus influencias. Al considerar de este modo el lenguaje hablado o escrito, podemos distinguir entre discurso como un exterior y las estructuras y fuerzas que determinan sus configuraciones. En este sentido, la mayor parte de la teoría estructuralista subvierte el enfoque del lenguaje como conducido por el objeto, donde un inventario de un lenguaje objetivo sería un inventario del mundo tal como es. La mayor parte de la investigación en las ciencias humanas es compatible con la empresa estructuralista. Los escritos marxistas a menudo se consideraron estructuralistas por el hincapié que hacían en los modos de producción material que subyacían a las teorías capitalistas de la economía, del valor, y del individuo. El temprano concepto de episteme en la obra de Foucault compartía buena parte del proyecto estructuralista en su suposición de la existencia de una configuración de relaciones o condiciones a partir de las cuales cabría derivar las diversas formas de saber en una misma época histórica. Para aquellos que sostienen que el lenguaje puede servir de vehículo para la transmisión de 4. La descripción parece estar dirigida por la estructura y no por el objeto. Resulta interesante que este desafío lanzado a los conceptos de verdad y de objetividad se desarrollara escasamente en los círculos estructuralistas. La mayoría de los estructuralistas deseaban afirmar una base racional y objetiva para su conocimiento de la estructura. Lentamente, sin embargo, el vínculo teórico se ha vuelto contra esta presuposición. Tal vez el punto central en el giro hacia el posestructuralismo provino del hecho de darse autorreflexivamente cuenta de que las exposiciones de la estructura eran en sí mismas de naturaleza discursiva. Para Derrida, el significado de la palabra no sólo depende de las diferencias entre las características visuales o auditivas de las palabras bocado, tocado, hojear y ojear, por ejemplo, todas ellas soportando significados diferentes en virtud de los cambios de consonantes , sino también de un proceso de diferición, en el que las definiciones son suplidas por otras palabras -orales y escritas, formales e informales- proporcionadas en diversas ocasiones a lo largo del tiempo. Al ir en busca del significado de una palabra, uno encuentra una ininterrumpida y creciente expansión de las palabras. Determinar qué significa una expresión dada es retroceder a una gama enorme de usos del lenguaje o textos. El significado interno se sustituye por la inmersión en los sistemas de unos procesos inherentemente oscuros e indecidibles de significación. La distancia que media entre la desconstrucción de la intención del autor y la desaparición del objeto del lenguaje es también corta. La intención del autor deja de ser un lugar importante de significado, al igual que el mundo tuera del discurso. Como Derrida intentó demostrar en el caso de diversas comentes de filosofía, una escritura así es sólo eso, una forma de escritura. Adquiere su significado no de lo que supone que existe, o de aquello a lo que putativamente se refiere lógica, representación mental, ideas a priori y similares , sino a través de su referencia a otros textos filosóficos Para la filosofía nada hay fuera del mundo de los textos. La disciplina puede seguir existiendo indefinidamente como una empresa autorreferente. En efecto, el perenne debate entre empiristas y racionalistas no trata de un remo que existe fuera de los textos, sino de un combate entre tradiciones literarias en competencia. Muchos otros autores han puesto de relieve los dispositivos literarios con los que se construyen los textos en los que se basa la autoridad. Este tan necesario suplemento es aportado por los estudios retóricos. Como muchos sostienen, estamos experimentando ahora un renacimiento de esta tradición de 2. Un estudio así se ha preocupado durante mucho tiempo de los medios a través de los cuales el lenguaje adquiere su poder de persuasión. Tradicionalmente, sin embargo, se ha venido haciendo una separación entre el contenido de un En el seno de la tradición empirista esta distinción también se ha utilizado para desacreditar el estudio de la retórica. La ciencia, se sostenía en esa tradición, se preocupa por la sustancia, por comunicar el contenido puro. Es el contenido y no la mera retórica lo que se debe satisfacer en el debate científico. La narración heroica proporciona la necesaria preestructura para la articulación de la teoría evolutiva. En ausencia de la forma narrativa in situ, la teoría evolutiva sería esencialmente ininteligible. Los diversos fósiles y artefactos recogidos por los científicos no servirían de prueba, porque no habría forma de inteligibilidad para aquellos objetos que vendrían a ser como ejemplificaciones. Al afirmar el contenido, los científicos han establecido una marcada distinción entre un lenguaje literal reflejo del mundo y otro metafórico que altera la reflexión de modo artístico ; nuevamente se privilegia el literal sobre el metafórico. La crítica social La fuerza de los asaltos ideológicos y retórico-literarios a la verdad la y la objetividad se ve acrecentada por un tercer movimiento especializado de importancia esencial para el surgimiento del construccionismo social. Se puede hacer remontar uno de los inicios de esta historia a una linea de pensamiento que surge de las obras de Max Weber, Max Scheler. Kari Mannheim y otros pensadores que estudiaron la génesis social del pensamiento científico. Los ecos y las complicidades que se anudaron con estos primeros temas tuvieron una amplia resonancia. Y en los Estados Unidos, La construcción social de la realidad de Berger y Luckmann efectivamente eliminaba la objetividad como piedra fundamental de la ciencia, sustituyéndola por una concepción de la subjetividad institucionalizada e informada socialmente. Las profundas consecuencias de estos enfoques empezaron a aflorar, sin embargo, sólo en el seno del contexto de la convulsión de finales de los años Tal vez en razón de los paralelismos que estableciera entre la revolución política y la científica. La estructura de las revoluciones científicas de Kuhn hizo las veces de principal catalizador para lo que se convertiría en una discusión de consecuencias espectaculares. Las propuestas de Kuhn no eran distintas de aquellas que Mannheim avanzó unos treinta años antes, al hacer hincapié en la importancia de las comunidades científicas en la determinación de qué se tiene en cuenta como problemas legítimos o importantes, qué sirve como evidencia y cómo se define el progreso. Sin embargo, demostraron con claridad los problemas que conllevaba utilizar los criterios empiristas tradicionales para decantarse entre afirmaciones teóricas concurrentes cuando los paradigmas teóricos mismos definen el abanico de hechos relevantes. Y lo expresaba Tal como demostró este autor, los criterios tradicionales de racionalidad científica a menudo son irrelevantes si no ofuscantes para los avances científicos. Mitroff, en El lado subjetivo de la ciencia , examinó la vertiente emocional de los compromisos científicos, explorando los modos en que los diversos juicios científicos se basan en la personalidad y el prestigio. En efecto, eliminar lo que hay de social en lo científico no dejaría nada que pudiera valer como conocimiento. En relación a la aparición del construccionismo social son particularmente significativas las elaboraciones de los procesos microsociales a partir de los que se produce el significado científico. Para Garfinkel y sus colegas, los términos descriptivos tanto dentro de las ciencias como en la vida cotidiana son fundamentalmente indexantes: es decir, su significado puede variar a través de contextos de uso divergentes. En cada caso, se sostiene, las reglas localizadas concernientes a aquello que cuenta como una instancia o ejemplo del acontecimiento en cuestión se desarrollan en el seno de relaciones. El conocimiento como posesión comunitaria Cada una de las líneas de crítica precedentes constituye una poderosa recusación planteada al enfoque tradicional que hace del lenguaje un transmisor de la verdad. Estas formas de argumentación han evocado un intercambio amplio y a veces airado en la filosofía véanse por ejemplo, Trigg, ; Grace, , Krausz, ; Harris, En realidad, el supuesto mismo de las disciplinas académicas —construidas alrededor de clases circunscritas y naturales de fenómenos, exigiendo métodos especializados de estudio, y privilegiando sus propias lógicas y analogías— ha sido puesto de relieve. Como muchos creen, esta efervescencia constituye la base del giro posmoderno en el mundo erudito. Para la crítica de la ideología no es el mundo como es sino especialmente el autointerés lo que dirige el modo en que el autor da cuenta del mundo. Las exigencias de verdad se originan en compromisos ideológicos. El sentido y la significación de las exigencias o las declaraciones de verdad derivan de una historia discursiva. La crítica social ofrece una exposición opuesta del lenguaje. No es ni la ideología subyacente ni la historia textual lo que moldea y da forma a nuestras concepciones de la verdad y del bien. La mayor parte de los críticos de la ideología ve el valor de su obra como emancipatorio y no quiere renunciar a la posibilidad de alcanzar la verdad a través del lenguaje. La emancipación se produce, sin embargo, cuando se comprende la verdadera naturaleza de las cosas: por ejemplo, la opresión de clase, de sexo y racista. Para una discusión del giro posmoderno en las ciencias sociales, véanse Rosenau , Kvale , y Seidman y Wagner Para un tratamiento de la relación entre la erudición posmoderna y las transformación de la vida cultural, véase Connor y Gergen b. Nos encontramos, llegados a este punto, con la voz de los ocupantes cansados y aburridos de una torre de marfil del poder Efectivamente, ambas orientaciones son capaces de despojar a la otra de su autoridad ostensible. Como críticas, esencialmente parasitan las afirmaciones prevalentes de la verdad. El estadio crítico tiene que ceder el paso a un estadio transformativo: de la desconstrucción debemos pasar a la reconstrucción. Examinemos primero los problemas de la crítica ideológica. De entrada, no hay modo de reivindicar este tipo de crítica. Si la diana de la crítica el empresario, el macho, el hombre blanco afirmara que sus críticas no tienen servidumbres particulares, sino que se hacen en el interés de todos, no hay modo de que el crítico pueda ser concluyente. Si la conclusión es afirmativa, entonces la crítica de la ciencia empírica como generadora de conocimiento queda destruida. El crítico ideológico tiene que asumir en cierta forma la misma orientación empirista que característicamente intenta subvertir. En tanto que discurso unificante, el punto de vista literario es también defectuoso. Su principal problema es su incapacidad para escapar de la autogenerada prisión que es el texto. En este punto la respuesta al dilema cartesiano de la duda es un momento singular de certeza: existe el texto. No sólo la duda aparece engarzada en la idea misma de comunicación se trata simplemente de un término en los textos , pero si comprendemos sólo a través de la convención lingüística, no hay medio de comprender a nadie que no participe de esas mismas convenciones. De hecho, la comprensión auténtica sólo puede tener lugar con alguien que es idéntico a uno mismo. Las palabras son, al fin y al cabo, algo pasivo y vacío simplemente sonidos o marcas sin consecuencia. Requerimos la existencia de una relación entre el autor y el lector para que hablemos de la construcción textual de lo social. Si lo hacemos no sólo restauraremos la crítica retórico-textual de la inteligibilidad sino que daremos con una salida de la mazmorra del texto. Así como un compromiso con el proceso social puede acoger la mayor parte de la crítica retórico-literaria, se puede también abrir un camino para sostener la fuerza de la crítica ideológica. Para Foucault, existe una íntima relación entre lenguaje incluyendo todas las formas de texto y proceso social concebido en términos de relaciones de poder. En algunos aspectos se trata de la misma conclusión que se alcanzaría desde un enfoque específicamente psicológico o cognitivo de la comunicación, como aquel que sostiene que la comprensión del otro debe realizarse sobre la base de los procesos internos a uno. Una alternativa construccionista para los enfoques textual y psicológico queda perfilada en el capitulo En este contexto, es a través de una apreciación crítica del lenguaje como podemos alcanzar una comprensión de nuestras formas de relación con la cultura y, a través de él, abrir un espacio a la consideración de las alternativas futuras. La crítica social de este tipo adolece del mismo subterfugio reflexivo que la crítica ideológica y la textual: su propia verdad se ve socavada por su propia tesis. La crítica de la génesis social de cualquier exposición es algo en sí mismo derivado socialmente. La duda reflexiva no es un deslizamiento en una regresión infinita, sino un medio de reconocer otras realidades, dando así entrada a nuevas relaciones. Recordemos aquí la exposición que dimos en el capítulo 1 de los cambios de paradigma. Ahora vemos que la elaboración de la ontología implícita de la crítica social nos sirve aquí de fundamento para el cambio en el desarrollo discursivo desde un estadio crítico a otro transformacional. En estos momentos atisbamos la posibilidad de una afinidad colectiva, para hacer acopio de colaboración y prudencia, y traer a primer plano los topoi para una deliberación ulterior. Nada hay en realidad que exija una forma cualquiera de sonido, marca o movimiento del tipo utilizado por las personas en los actos de representación o comunicación. Un segundo supuesto aduce una razón importante: Los términos y las tormos por medio de las que conseguimos la comprensión del mundo y de nosotros mismos son artefactos sociales, productos de intercambio situados histórica y culturalmente y que se dan entre personas. Para los construccionistas, las descripciones y las explicaciones ni se derivan del mundo tal como es, ni son el resultado inexorable y final de las propensiones genéticas o estructurales internas al individuo. Las palabras adquieren su significado sólo en el contexto de las relaciones actualmente vigentes. Son, en los términos de Shotter , el resultado no de la acción y la reacción individual sino de la acción conjunta. Esto significa que alcanzar la inteligibilidad es participar en una pauta reiterativa de relación, o, de ser lo suficientemente amplia, en una tradición. Sólo al sostener cierta forma de relación con el pasado podemos encontrarle sentido al mundo. En gran medida, es también la tradición cultural la que permite que nuestras palabras aparezcan tan a menudo plenamente fundamentadas o derivando de lo que es en realidad. Si las formas de comprensión son suficientemente añejas, y existe la suficiente univocidad en su uso, pueden adquirir el barniz de la objetividad, el sentido de ser literales como opuesto a metafóricas. No es simplemente la repetición ni la univocidad las que sirven para reificar el discurso, sino la gama completa de relaciones de las que forma parte ese discurso en cuestión. Eliminar los términos equivaldría a amenazar a toda la organización de los procedimientos. Permanecer en el seno de la acostumbrada gama de procedimientos es conocer que se pueden alcanzar la justicia y la moralidad. En el mismo sentido, los enclaves científicos alcanzan conclusiones que son portadoras del sentido de la objetividad transparente. Sin embargo, separadas de los procesos sociales responsables del establecimiento y la gestión de la referencia, las conclusiones decaen en meros formalismos. Esta proposición se relaciona todavía con otro argumento de cierta relevancia. Se suele decir que las teorías científicas adquieren su valor primeramente en el contexto de la predicción. Incluso los instrumentalistas filosóficos, que disienten de los empiristas con respecto a la capacidad de la ciencia para revelar las verdades de la naturaleza, hacen mayor hincapié en la utilidad predictiva. Una teoría se convierte en superior a otra en virtud de su capacidad para hacer una previsión. Con todo, como los argumentos hasta ahora expuestos ponen en claro, las propias teorías no establecen predicciones, ni prescriben las condiciones de su aplicación. En sí mismas, no consiguen transmitir las reglas culturalmente compartidas de instanciación necesarias para la predicción o la aplicación. En la medida que las predicciones o las aplicaciones son fundamentales en el lenguaje y son compartidas en el seno de una comunidad, Sin embargo, hacer predicciones sobre la agresión, el altruismo, el prejuicio, los trastornos alimenticios, el desempleo y similares consiste simplemente en hacer un ejercicio de lenguaje, a menos que uno participe en las formas de relación en las que estos términos han venido garantizando la referencia. De manera similar, puede que sean abandonadas sin tener en cuenta aquello que consideramos que son los rasgos perdurables del mundo. Efectivamente, los lenguajes de la descripción y de la explicación pueden cambiar sin hacer referencia lo que denominamos fenómenos, que a su vez son libres de cambiar sin que ello comporte consecuencias necesarias para las exposiciones de orden teórico. También se beneficia del hincapié hecho por la sociología del conocimiento en la gestión del significado en los laboratorios científicos. En el presente resumen viene caracterizada primeramente para recalcar las consecuencias que el construccionismo social tiene para el proceder científico. O, siguiendo el tema desarrollado en el capítulo anterior, la metodología no es un dispositivo demoledor que permita decidir entre exposiciones científicas concurrentes. Hablando en términos políticos, esto equivale a abrir la puerta a voces alternativas en el seno de la cultura, voces desdeñadas durante mucho tiempo por su falta de una ontología, epistemología y metodología subsidiarias aceptables. Este tipo de voces ya no son acalladas a causa de la ausencia de los datos necesarios. El modo en que estos conceptos se han de canjear en la vida cultural no es determinante. Tal como se esbozara anteriormente, las comunidades de científicos pueden forjar ontologías locales de duración sustancial. En el seno de estas comunidades las proposiciones pueden ser verificadas o falsadas. Los textos de la ciencia, en gran medida expresaran los resultados de esas actividades, y si uno participa en los rituales las predicciones pueden en realidad tener sus consecuencias. La significación del lenguaje en los asuntos humanos se deriva del modo como funciona dentro de pautas de relación. Un portero es sólo un portero en virtud del hecho de que uno accede a las reglas del propio juego. En efecto, los términos adquieren su significado gracias a su función en el seno de un conjunto de reglas circunscritas. Un argumento similar se aplica al caso de la sintaxis. Es decir, presta atención al modo en que los lenguajes, incluyendo ahí las teorías científicas, se utilizan en la cultura. Es poco probable que el construccionismo pregunte por la verdad, la validez, o la objetividad de una exposición dada, qué predicciones se siguen de una teoría, en qué medida un enunciado refleja las verdaderas intenciones o emociones del hablante o cómo una prelusión se hace posible a través del procesamiento cognitivo. Estimar las formas existentes de discurso consiste en evaluar las pautas de vida cultural; tal evaluación se hace eco de otros enclaves culturales. Por ejemplo, en la medida en que existen como comunidades de comprensión, los científicos de laboratorio pueden evaluar felizmente la credibilidad y la aceptabilidad de las afirmaciones en las relaciones que las constituyen. En el mismo sentido podríamos expresarnos en relación con las de psicoanalistas y las espirituales. El científico como tal no puede preguntar por el valor espiritual de la ciencia; el psicoanalista por sí mismo carece de los medios para debatir las ventajas e inconvenientes de creer en los procesos inconscientes; y los términos y las comprensiones del estratega militar no proporcionan medio alguno para evaluar la moralidad de la guerra. Palobra, "palabra que obra", 12 Morales Arias, Carolina Violencia sexual contra las mujeres: comprensiones y pistas para un abordaje psicosocial. Morales Cañedo, Carmen Regina Los efectos nocivos del cigarrillo en la mujer. Morales Villena, Amalia and Agrela Romero, Belén Trabajo Social e investigación: estrategias empoderadoras y de género en la universidad española. Moreno, Aluminé Ciudadanía y sexualidad en la ciudad de Buenos Aires. ISSN En prensa. Moreno Villamizar, Zully Editorial. Morón-Duarte, Lina S. Mosquera Rosero-Labbé, Claudia and León Díaz, Ruby Esther Entre la negación del racismo institucional y la etnización de la diversidad étnico-racial negra en programas de combate a la pobreza. Mulford Romanos, Nazly El trapo sucio se lava en casa : la violencia conyugal. Tomo ii. Apuntes sobre la dimensión socio-polític. Murillo Sencial, Xatlí Ciudad, desequilibrios sociales y desplazamiento forzoso. Muñiz García, Elsa La cultura del género en la era de la democracia. Muñoz Rodríguez, Mariela and Basco, María Eugenia Indagaciones epidemiológicas en salud mental: usos de servicios de salud y percepción del apoyo social. Naizzara Rodríguez, Hortensia La violencia intrafamiliar en Cartagena: un asunto de mentalidades. Palobra, "palabra que obra", 6 6. Naranjo, Jorge Alberto Alegría en el trabajo. Navarro, Flavia Marco Cuidado no remunerado y acceso a la protección social. Comparación de dos cohortes de escolares de Puerto Madryn, Argentina. Navia Velasco, Carmiña Un abrazo sororo a la mujer que aborta. Nieto López, Jaime Rafael Resistencia civil no armada en Medellín: la voz y la fuga de las comunidades urbanas. Niño, Larry Caracterización de la lactancia materna y factores asociados en Puerto Carreño, Colombia. Obach King, Alexandra and Sadler, Michelle and Jofré, Natalia Salud sexual y reproductiva de adolescentes en Chile: el rol de la educación sexual. Una mirada desde los usuarios típicos de dos parques de la ciudad de Cali. Obando S. Obando Salazar, Olga Lucia and Roth, Francoise and Guberek, Tamy and Green, Amalia Hoover El uso de datos cuantitativos para entender la violencia sexual relacionada con el conflicto armado colombiano: desafíos y oportunidades [reseña]. Obando Salazar, Olga Lucía La capacitación antirracista con perspectiva de género: un aporte metodológico. Ocoró Loango, Anny Los negros y negras en la Argentina: entre la barbarie, la exotización, la invisibilización y el racismo de Estado. Papeles de Población, 5 Ordóñez Vila, Montserrat, El oficio de escribir. ISSN impreso , en línea. Sobre La tesis de doctorado de Miguel Martínez Parra, Jenny Jazmine and Vargas, Mario Enrique Trabajo con comunidades de base como herramienta de cohesión social y desarrollo local. Pavesse, Cesare Antología mínima. Pedelahore, Christian Hacia la ciudad dialógica: cuando la realidad se encarga de poner las teorías urbanas en su justo lugar: Hanoi y Alto Bolivia. Reflexiones desde el Trabajo Social. Revista Ciencias Humanas, 7 2. Petchesky, Rosalind P. Peñas-Felizzola, Olga L. Maguaré, 26 1. Pineda Duque, Javier A. Pineda G. Pinzón Estrada, Carolina and Aponte Valverde, María Victoria Ausencia de capital social y vulnerabilidad de mujeres jefas de hogar. Pizarro, Margoth de Una voz de resistencia. Plata, María Isabel El ejercicio de tres derechos reproductivos en Colombia. Portugal, Ana María Latinoamérica pasado y presente. Perspectivas 3. Posada Díaz, Francisco La genealogia de la violencia. Revista Jurídica Revista Temas Socio-Jurídicos, 26 Prieto Delgado, Patricia and Thomas, Florence Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" Informe sobre la violencia sociopolítica contra mujeres y niñas en Colombia. Segundo avance [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda La política integral para la mujer colombiana. Puyana Villamizar, Yolanda La transición de los procesos de socialización. Maguaré 8. Puyana Villamizar, Yolanda Ni sólo campesinas, ni sólo citadinas. Puyana Villamizar, Yolanda Políticas de familia en Colombia: matices y orientaciones. Puyana Villamizar, Yolanda and Barreto Gama, Juanita María La socialización de mujeres de los sectores populares urbanos: un estudio de caso. Puyana Villamizar, Yolanda and Mosquera Rosero, Claudia Los trabajos domésticos y la proveeduría: entre permanencias, conflictos y cambios. Cambios y permanencias [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda and Rojas Moreno, Diana Alejandra Afectos y emociones entre padres, madres e hijos en el vivir transnacional. Pérez Garzón, Estiven Andrés Producción y conversaciones sobre educación popular. Aproximación a la ecofarmacovigilancia. Quintero Roa, Eliana Maribel and Ochoa Vera, Miguel Enrique Conocimientos y actitudes de estudiantes de medicina ante el aborto inducido despenalizado. Quiroz Monsalvo, Aroldo W. Criterio Jurídico Garantista, 3 4. Quiñónez Toro, Elizabeth Con equidad nuevos sujetos instituyentes para la democracia. Rago, Margareth Feminizar é preciso, ou Por uma cultura filógina. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora Asociación entre estructuras craneofaciales de adolescentes y los trastornos temporomandibulares. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora and Muñoz quintana, Gabriel Prevalencia de trastornos temporomandibulares en niños mexicanos con dentición mixta. Ramírez, María Himelda El feminismo y el pacifismo en tiempos de la Gran Guerra europea 1. Ramírez, Socorro Las estrategias de sobrevivencia como una dimensión del movimiento de mujeres en Colombia. Ramírez, Socorro Participación política de las mujeres: el reto de ganar reconocimiento y construir la diversidad. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfermedad y muerte de mujeres en la colonia. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfoques y perspectivas de los estudios sociales sobre la familia en Colombia. Entre líneas. La Manzana de la Discordia, 5 1. Ramírez Rodríguez, María Himelda Las mujeres y la acción social en Colombia, contextos de contradicciones. Feminismo y feminidad en Colombia: [Reseña]. Ramírez Rodríguez, María Himelda, La infancia abandonada en Santa Fe Colonial: entre la caridad privada y la tutela estatal Ramírez cardona, Lorena and Valenzuela, Alejandra Aplicación del test de 6 minutos en personas con obesidad, en un programa de actividad física. Rapacci, Maria Lucia and Rodríguez Díaz, Marcela Puntadas para recuperar la utopia de la salud: para iniciar algunas preguntas. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 36 1. Reguillo, Rossana Andamios para una nueva ciudad: acción y gestión comunicativa. Espacios institucionales de visibilidad y enunciación. Restrepo Palacio, Sonia and Amaya Guio, Jairo Aprendiendo sobre determinantes sociales de la salud a través de crónicas, mediante un ambiente virtual de aprendizaje. Restrepo Ruiz, Bibiana Unidad de atención integral a adolescentes gestantes y lactantes. Ribera Carbó, Anna Mujeres Sindicalistas: Las trabajadoras de la casa del obrero mundial Una aproximación a las fuentes para su estudio. Rico de Alonso, Ana Formas, cambios y tendencias en la organización familiar en Colombia. ISSN Impreso. Rietti, Sara and Maffia, Diana Ciencia y política un vínculo necesario. Su vida [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 38 1. Roca i Girona, Jordi Entre la instrumentalización y el recelo: género y educación bajo el franquismo. Rodríguez, Clara Rocío Esmeralda Arboleda: la mujer y la política. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Armas para luchar, brazos para proteger: las mujeres hablan de la guerra [Reseña]. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Desde el reconocimiento de los cuerpos hacia una ética del cuidado de la vida. Rodríguez Giraldo, Viviana Contexto rural caficultor en Colombia: consideraciones desde un enfoque de género. Rodríguez-Villamizar, Laura Andrea Inferencia causal en epidemiología. Rojas de Ferro, María Cristina Las "almas bellas" y los "guerreros justos". Santander, siglo XIX. Rosas Vargas, Rocío and Valdés Cobos, Alberto and Hurtado Saa, Teodora El contexto sí importa: violencia de género hacia las estudiantes en escuelas secundarias y preparatorias en Guanajuato. Rueda Bedoya, Rafael Fernando No se trata de enseñar, sino de aprender y dejar aprender. Boletín Cehap 7. Ruiz Gómez, Darío La niñez pobre, la pobre ciudad. Saavedra A. Salazar, María Cristina El trabajo infantil en Colombia: tendencias y nuevas políticas. Revista Chichamaya 3. Revista Ciencias Humanas, 7 1. Revista Científica Guillermo de Ockham, 6 1. Santillanes, Nadia Irina Padecer la depresión como mujer inmigrante mexicana en la ciudad de Nueva York. Sautu, Ruth Modelos de desarrollo, profesionalización y feminización de la mano de obra. Antioquia, Colombia. Segura Escobar, Nohora Colombia: guerra y desplazamiento. Segura Escobar, Nohora Conflicto, poder y violencia en la familia. María cristina Maldonado. Universidad del Valle, [Reseña]. Serrano A. Sierra Pardo, Claudia Patricia La irrupción del imaginario social, las subjetividades y los sujetos en las ciencias sociales como asunto relevante para la investigación en educación. Sigl, Eveline Erotismo, sexualidad y humor en las danzas del Altiplano boliviano. Maguaré " Ritos y Juegos", 26 2. Silberman, Pedro and Buedo, Paola Estefania and Burgos, Lucrecia Barreras en la atención de la salud sexual en Argentina: percepción de las mujeres que tienen sexo con mujeres. Silva Medina, Yesit Leonardo and Zambrano Escovar, Martha Trabajadores, villanos y amantes: encuentros entre indígenas y españoles en la ciudad letrada. Smaldone, Mariana Un legado beauvoiriano: el trabajo doméstico en la perspectiva del feminismo materialista de Christine Delphy. Soihet, Rachel Cisões, alianças e sucessos dos feminismos no Rio de Janeiro, anos Stromquist, Nelly P. Complejidad e Intervención. Huelga en Vanytex, Tannen, Deborah La relatividad de las estrategias lingüísticas: repensando el poder y la solidaridad en el género y en la dominación. Tham, Awa El combate de las mujeres por la abolición de las mutilaciones sexuales. Thomas, Florence Del espejo roto al kaleidoscopio [reseña]. Thomas, Florence Editorial. Thomas, Florence Editorial Thomas, Florence Habitar. Thomas, Florence La herencia de Simone de Beauvoir. Thomas, Florence La píldora anticonceptiva: piedra angular de una revolución. Thomas, Florence Maternidad y gestación de vida: su problematización al final del siglo. Thomas, Florence Un reto para la democracia, un reto para la paz: feminizar el mundo. Thomas, Florence and Domínguez Blanco, María Elvia Seis propuestas para una cultura de paz desde una nueva ética del amor. Cuadernos del CES 7. ISSN impresa. Torrado Pacheco, María Cristina La socialización de la infancia en medio del conflicto armado. Tovar Rojas, Patricia Familia, género y antropología: desafíos y transformaciones [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 39 1. Téllez, Dora María La mujer de hoy en Nicaragua. Revista Chichamaya 2. Umbarila Laiton, Martha Patricia Metodologías de planificación participativa y gestión asociada como campos de intervención del Trabajo Social. Urrea Giraldo, Fernando and Congolino, Mary Lily Sociabilidades, racialidad y sexualidad entre jóvenes de sectores populares de Cali. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 58 1. Urrego Mendoza, Zulma Consuelo Vicisitudes de una víctima de violencia sexual y de su terapeuta, a la luz de la legislación sobre salud mental en Colombia. Revista Colombiana de Psiquiatría, 32 1. Valencia Restrepo, Darío Las ciencias como elemento de la cultura en la planeación de un desarrollo regional integral. Valero, Maria Victoria Proportion of fever attributable to malaria in Colombia: Potential indicators for monitoring progress towards malaria elimination. Vargas, Melier E. El fujimorismo. Los riesgos de la Democracia en la Región. Vargas, Virginia Trascender lo femenino. Vargas-Acevedo, Carolina A. Revista de Derechos Humanos Villanueva Flores, Rocío El aborto: un conflicto de derechos humanos. Viveros, Mara Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía. Viveros Vigoya, Mara Teorías feministas y estudios sobre varones y masculinidades: dilemas y desafíos recientes. Viveros Vigoya, Mara and Héritier, Françoise Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía [Reseña]. Viviescas Monsalve, José Fernando El problema de la vivienda y la arquitectura. Vos Obeso, Rafaela La violación : drama cotidiano. Vos Obeso, Rafaela La violencia en la estructura familiar colombiana. Wolff, Héctor Jaime Hacia una caracterización de los asentamientos urbanos "no controlados" Colombia Wood, Jean Elisabeth Violencia sexual durante la guerra: Hacia un entendimiento de la variación. Zamora Salas, Juan Diego Ejercicio físico como tratamiento en el manejo de lumbalgia. Angelópolis, Antioquia Zubillaga, Verónica Investigar sobre violencia en América Latina. Un testimonio reflexivo sobre la experiencia de construir historias de vida con jóvenes de vida violenta. Revista Colombiana de Sociología, 7 2. Zuluaga Muñoz, Deysy Alexandra and Insuasty Rodríguez, Alfonso Metodología feminista en la investigación: el reto epistemológico del cuerpo. Zumosa, Jaime Mujer, amor y violencia, nuevas interpretaciones de antiguas realidades [Reseña]. Arboleda, Sergio Mejoras materiales. In: La Constitución Política. Biblioteca de autores colombianos. In: Atención Integral en salud para víctimas de violencia sexual. ISBN Ceballos Guerra, Juan Carlos El restablecimiento de las condiciones de habitabilidad: un proceso de y para la comunicación. Ensayos Forhum ISBN X. In: Participación comunitaria : memorias Tercer Seminario Internacional. Coupé, Françoise Villa tina: recuperación de la memoria de una tragedia. In: Perspectivas ambientales urbanas. Universidad de Antioquia. Instituto de Estudios Regionales, Medellín, Colombia, pp. In: Ferrocarriles, ya es hora. Duque Escobar, Gonzalo Manizales : El futuro de la ciudad. Universidad de Caldas, pp. In: Desarrollo y Civilización. In: Bases para el Plan de Desarrollo de Caldas Secretaría de Planeación de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Temas cívicos para agendas de desarrollo regional. Editorial Blanecolor S. Echeverría Ramírez, María Clara La ciudad popular y la arquitectura. Escritos 6. Echeverría Ramírez, María Clara Los futuros no deseados: a la luz de la realización de lo diverso. In: Memorias del seminario internacional construyendo hoy las ciudades del mañana. Ensayos Forhum 9. Echeverría Ramírez, María Clara Por una mirada abierta de la ciudad: tensiones entre lo local y lo global. In: Planeación, participación y desarrollo. Echeverría Ramírez, María Clara Repensar lo estratégico desde la comunicación. In: Tecnologie per lo sviluppo: urbano e suburbano in America Latina. Escobar R. Gallego Montes, Gabriel Trayectorias de emparejamiento entre varones en la Ciudad de México: una exploración a partir de biografías sexuales. In: Patrones de iniciación sexual y trayectorias de emparejamiento entre varones en la ciudad de México. El Colegio de México, México? García Moreno, Beatriz La ciudad de los deseos. In: Estado de los recursos naturales y del medio ambiente Huertas Gómez, Ebroul Aspectos metodológicos para una estrategia participativa en la formulación de planes de ordenamiento territorial. In: Atencion integral en salud para víctimas de violencia sexual. Londoño Blair, Alicia Antropología de la vida privada. In: Mujeres y hombres en la formación del pensamiento occidental. Ediciones de la Universidad Autónoma de Madrid, Madrid, pp. In: Historia de las mujeres en España y América Latina. Serie menor, 4 4. Luna G. In: El sexismo en la ciencia. Insituto de Ciencias de la Educación, Barcelona, pp. In: Las Raices de la memoria de America Latina. Publicaciones, Barcelona, pp. López, Marta Ciudad y desencuentro: dos miradas de mujer. In: Pensar la ciudad. López Castaño, Marta Las técnicas de sí y la escritura femenina. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Los desplazados no pueden disfrutar de una vivienda adecuada: situaciones desde sentencias de tutela. Montoya Arango, Nathalie Arquitectura y cultura: complejidad de las disciplinas del hacer poético. Mosquera Rosero, Claudia Los Bicentenarios de las Independencias y la ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ciencias Humanas. In: Acciones Afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. Entre bicentenerios de las Independecias y constitución Política de In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios de las Independencias y Constitución de Mosquera Rosero, Claudia and Rodríguez Morales, Margarita María and León Díaz, Ruby Esther Las acciones afirmativas como medio de inclusión social: énfasis conceptuales, polémicas frecuentes y experiencias de implementación en algunos países. In: Planeacion, ambiente y territorio: actualidad, retos y perspectivas. Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia, pp. Prieto, Patricia Los gobiernos nacionales como actores en la planificación. In: Planeacion con perspectiva de género. In: Política social y trabajo social: desarrollo histórico y debates actuales. Universidad de Zaragoza Gobierno de Aragón, Zaragoza, pp. In: Cali. Editorial Bonaventuriana, Santiago de Cali, pp. Programa Editorial Universidad del Valle, Cali, pp. In: Experiencias significativas en la psicología de hoy. Clínica, educación y ciudad. Universidad Santiago de Cali, Santiago de Cali, pp. Samper, Miguel La protección. Samper, Miguel Retrospecto. Thomas, Florence Pensar la ciudad para que ella nos piense Travi, Bibiana Conceptos e ideas clave en la obra de Mary Ellen Richmond y la vigencia actual de su pensamiento. In: Política social y trabajo social desarrollo histórico y debates actuales. Valderrama Barrera, Martha Inés Globalización y ciudad. Villarreal Méndez, Norma Movimientos de mujeres y participación política en Colombia, Recuperando la memoria: los ecos feministas de las primeras décadas del siglo XX. In: Historia género y política: movimiento de mujeres y participación política en Colombia Seminario Interdisciplinar Mujeres y Sociedad, Barcelona, pp. Sin Definir Antecedentes y justificación. Documento de trabajo. Sin Definir Aspectos psicosociales de las mujeres en situación de desplazamiento forzado establecidas en el departamento del Valle del Cauca. Reporte de proyecto. Corporación Sisma Mujer, Cali. Sin Definir Caracterización Región de la Orinoquía. Universidad Nacional de Colombia, Bogotà. Sin Definir Cuerpos rotos, mentes destrozadas: Tortura y malos tratos a mujeres. Amnistía Internacional, España. Sin Definir DDR y medios de comunicación: hallazgos y retos. Sin Definir, Bogotà. Sin Definir Desarme y desmovilización del ejército revolucionario guevarista ERG : monitoreo de caso: informe especial. Sin Definir Desmovilización, desvinculación y reintegración de mujeres en Colombia — Sin Definir Desvinculaciones y desmovilizaciones en Colombia y Nariño — Sin Definir Documento - Colombia: cuerpos marcados, crímenes silenciados: violencia sexual contra las mujeres en el marco del conflicto armado. Sin Definir El ejercicio del Observatorio: retos metodológicos. Sin Definir El suceso de la granada y la pistola: miradas de diversos actores. Sin Definir I Informe sobre conflicto violento en colombia — Sin Definir. Sin Definir La reparación como consecuencia del reclutamiento de menores de edad. Sin Definir Las Universidades y la reintegración a la vida civil en Colombia. Sin Definir Las universidades y la reintegración a la vida civil: El caso de Medellín. Sin Definir Modalidades de salida de las organizaciones armadas ilegales. Sin Definir Modelos de nuevas soluciones accesibles tipo arquitectónica y urbanística de inclusión por vía de entorno aplicable en campus educativos: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Fondo de Población de las Naciones Unidas. Alcaldía de Medellín, Medellín. Sin Definir Privación de la libertad de excombatientes de las Autodefensas postulados a la Ley de Justicia y Paz. Sin Definir Reparación, reconciliación y programas restaurativos en el proceso de Justicia Transicional vigente en Colombia. Sin Definir Salidas de integrantes de organizaciones guerrilleras — Sin Definir Salidas individuales de integrantes de las Autodefensas - Sin Definir Violencia de género en buenaventura Colombia: realidades y alternativas Ley del Sin Definir Voces excluidas: legislación y derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas en Colombia. Inédito, Manizales. Arango Escobar, Gilberto La vivienda en Colombia en el cambio de siglo: herencias y retos. Sin Definir, Medellín, Colombia. Reporte técnico. Institute of Development Studies, Brighton, England. Informe ejecutivo. Sin Definir, Medellín. Sin Definir, Manizales, Colombia. Sin Definir, Manizales, Caldas, Colombia. La Patria, Manizales. La Patria, Manizales, Colombia. Sin Definir, Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Clima extremo, desastres y refugiados. Duque Escobar, Gonzalo Colombia biodiversa: potencialidades y desafíos. Documento de discusión. Duque Escobar, Gonzalo Del antropocentrismo al biocentrismo. Duque Escobar, Gonzalo Desarrollo y revoluciones tecnológicas. Duque Escobar, Gonzalo Desde el Eje Cafetero: dos proyectos estructurantes de corredores logísticos. Duque Escobar, Gonzalo Dos notas sobre los retos para el desarrollo portuario en Colombia. Sin Definir, Revista Eje Duque Escobar, Gonzalo El porqué de los aguaceros en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Elementos para la visión prospectiva de Aerocafé. Sin Definir, Manizales, Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Hidro-Ituango: una lectura a la crisis. Duque Escobar, Gonzalo La economía azul en la esfera de la producción. Museo Interactivo Samoga, Manizales. Revista Eje 21, Manizales, Colombia. Duque Escobar, Gonzalo La pobreza en la historia de los procesos de desarrollo del eje cafetero. Duque Escobar, Gonzalo Latinoamérica en crisis. Duque Escobar, Gonzalo Logros y retos en la construcción del territorio. Duque Escobar, Gonzalo Magdaleneando en el contexto de un territorio estratégico para la paz. Sin Definir, Revista Civismo. Duque Escobar, Gonzalo Manizales: intervención y uso del suelo urbano. Universidad Nacional de Colombia, Manizales. Duque Escobar, Gonzalo No todo lo que brilla es oro. Duque Escobar, Gonzalo Notas al margen sobre ordenamiento territorial y participación comunitaria. Duque Escobar, Gonzalo Patrimonio hídrico: carencias en la abundancia. Duque Escobar, Gonzalo Planificación estratégica para la movilidad. Duque Escobar, Gonzalo Terremotos en el occidente colombiano. Duque Escobar, Gonzalo A la memoria de Armero, 30 años después de la tragedia. Corpocaldas, Manizales, Caldas, Colombia. Segundo semestre de Sin Definir, Medelín, Colombia. Paradojas de la Conciliación: Orientaciones para la Intervención Socioeducativa. Instituto Estudios de la Mujer. Universidad de Granada, España. Gómez Salazar, Beatríz Construcción de las diferentes expresiones evolutivas del barrio en Medellín. Bouwcentrum International Education, Rotterdam, Holanda. Ianuzova, María Mortalidad materna y Derechos Humanos. Lozano Daza, Adriana Patricia Interculturalidad en salud y pueblos indígenas: algunos interrogantes. En prensa. Lubbers, Ruud Violencia sexual y por motivos de género en contra de personas refugiadas, retornadas y desplazadas internas: Guía Para la Prevención y Respuesta. Molina M. Moreno Jaramillo, Cecilia Inés and Ramírez Salazar, Carlos Arturo Lineamientos conceptuales y estratégicos para la formulación de una política en cultura ciudadana y educación en cultura ciudadana para la ciudad de Medellín: documento ejecutivo. Peñas Felizzola, Olga Luz La ocupación en procesos de inclusión social de poblaciones vulnerables. Boletín 3. Boletín 1. Boletín 2. Oxfam Internacional, Barcelona. Rivera Pizarro, Alberto La vivienda en economías informales de Cochabamba. E II level March - May Thomas, Florence and Prieto Delgado, Patricia Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" : Informe sobre violencia sociopolítica contra mujeres, jóvenes y niñas en Colombia tercer informe - Para pensar los derechos. Torres Holguín, Jorge Fernando Diseño arquitectónico y facilitadores de resilencia en accesibilidad al medio físico: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Factores humanos aplicados en diagnóstico y diseño de arquitectura accesible en campus educativos: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Inclusión por vía de entorno en campus educativos. Torres Holguín, Jorge Fernando La inmótica en un planteamiento para la aplicación de la tecnología en un entorno físico arquitectónico y urbanístico para potencializar la inclusión en campus educativos: estudio de caso: docuemento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Postulado metodológico para el plan de especial de accesibilidad arquitectónica y urbanística en la universidad nacional de Colombia: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Propuesta metodológica para la construcción de una guía de evaluación accesible en el medio físico en instituciones educativas Sedes muestra Universidad Nacional de Colombia: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Villarreal Méndez, Norma Desarrollo rural género y ciudadanía. Sin Definir Familia y cambio en Colombia: memorias del seminario-taller sobre familia: las transformaciones de fines del siglo XX. In: Familia y cambio en Colombia: memorias del seminario-taller sobre familia, Mayo , , Medellín, Colombia. Sin Definir Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. In: Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Arango Escobar, Gilberto Moravia una historia de mejoramiento urbano. Judicialización de casos y reparación a mujeres víctimas de delitos de violencia sexual en el marco del conflicto armado. Carvajal Orozco, José Gabriel Relaciones dirigentes-dirigidos : un acercamiento desde los derechos humanos. Castrillón J. Ceballos Guerra, Juan Carlos En el contexto de la city marketing: mutaciones en las transformaciones de habitar de los espacios cívicos del centro urbano. Coupé, Françoise La vivienda como proceso socio-económico. Coupé, Françoise Los riesgos de hoy en la ciudad de mañana : síntesis. Coupé, Françoise and Henao Rodríguez, Alberto Vivienda e infraestructura: síntesis de la ponencia. Cuervo López, Itzamar Nataly and Borja García, Samir and Ceballos Guerra, Juan Carlos Impactos en la economía barrial por la aplicación de los planes parciales: un acercamiento desde la dimensión ambiental del territorio. In: No posee, 12 Agosto Duque Escobar, Gonzalo Agua y clima en el desafío ambiental. Duque Escobar, Gonzalo Armero 25 años Foro: Integración, cooperación y articulación un sueño de región, Julio 20 y 21 de Duque Escobar, Gonzalo Caldas en la biorregión cafetera. Duque Escobar, Gonzalo Calentamiento global en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Ciudad, puerto y río en tierra de pasillos, bundes y guabinas. La Dorada, Caldas. Universidad de Caldas. Universidad Católica de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo El desarrollo urbano y económico de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo El futuro de la Ciudad. Duque Escobar, Gonzalo El modelo de ocupación urbano - territorial de Manizales. In: Museo Interactivo Planetario. Duque Escobar, Gonzalo El territorio caldense, un constructo cultural. Duque Escobar, Gonzalo Honda - La Dorada : potencial nodo intermodal para una plataforma logística. Programa de Ingeniería Ambiental. In: Conmemoración de los 20 años del desastre de Armero, 19 de noviembre de , Auditorio de la Universidad Nacional de Colombia - sede Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Los desafíos para el desarrollo samario pasan por su potencial aeroportuario. Duque Escobar, Gonzalo Manizales: integración regional y desarrollo territorial. In: Foro: Ocupación del territorio e Integración regional, Agosto 14 de Duque Escobar, Gonzalo Neira: entre la ruralidad y la ciudad región. Manizales, Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Riesgo en la zona andina tropical por laderas inestables. Duque Escobar, Gonzalo Riesgo sísmico: los terremotos. Duque Escobar, Gonzalo Río Blanco, cuna de vida Duque Escobar, Gonzalo Salamina, Caldas años : "desarrollo rural en la región cafetera". Universidad Tecnológica de Pereira. Duque Escobar, Gonzalo Visión retrospectiva y prospectiva del desarrollo regional. Duque Escobar, Gonzalo Vulnerabilidad de las laderas de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo and Torres Arango, Claudia Participación de la sociedad civil en el ordenamiento territorial. Echeverría Ramírez, María Clara Alcances y limitaciones de los procesos de participación en la planeación del ordenamiento territorial. Echeverría Ramírez, María Clara El reto de un proyecto de sociedad urbana ante el descalabro modernista. Echeverría Ramírez, María Clara Las dos ciudades o el reto de una sola. Echeverría Ramírez, María Clara Lo urbano y lo cultural en el ordenamiento ambiental del territorio. Echeverría Ramírez, María Clara Los sofismas actuales, falacias derrotistas? Huertas Gómez, Ebroul El conocimiento al servicio de la vida. Huertas Gómez, Ebroul La compra comunera de tierra y el trabajo colectivo en el desarrollo progresivo del vecindario: bases para una microplaneación participativa o plan de desarrollo integral comunitario y participación vecinal. Huertas Gómez, Ebroul Una experiencia de planeación participativa de un organismo no gubernamental en apoyo a la reconstrucción de las zonas afectadas por la erupción del Nevado del Ruíz. Siglo XX. Meertens, Donny Las mujeres y la violencia : conflictos rurales y sus efectos diferenciados por genero. In: Seminario-taller "Estrategias y acciones para la paz en Colombia" : la paz : miradas de esperanza, Octubre , , Sasaima, Cundanamarca, Colombia. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Vivienda adecuada-DESC como método de lectura de la habitabilidad de los entornos residenciales: una aproximación desde los procesos de reasentamiento en altura. Género, mujeres: reparación y reconciliación. Moreno Jaramillo, Cecilia Inés La conurbación: rizoma urbano y hecho ambiental complejo. In: Coloquio Internacional de Economía social y solidaria en un contexto de multiculturalidad, diversidad y desarrollo territorial, Abril , Mendoza, Argentina. Ramirez, José Ernesto El lugar de la educacion politecnica en la regulacion de las relaciones educacion trabajo en Colombia. Ramirez, José Ernesto Estrategias de las organizaciones populares en zonas de reserva campesina respecto la solucion al problema de las drogas ilicitas en el marco del acuerdo general para la Terminacion del conflicto armado en colombia. Reflexión sobre el caso colombiano. Derecho, conflicto armado y paz: memorias. In: congreso internacional rural sustentable "Estrategias para la competitividad Rural", , Arauca, Arauca. Sin Definir, ed. Escuela de Estudios de Género. Villareal, Norma and Ríos, María Angélica , eds. Catholics for a Free Choice, Washington, D. Ardila , Gerardo , ed. Escritos 9. Brecha Lésbica, Buenos Aires. Arango Escobar, Gilberto , ed. Volumen II. Sede Amazonia. Instituto Amazónico de Investigaciones Imani, Leticia. Volumen I. Ediciones Rubeo, España. Escritos 8. Investigación e innovación. Ediciones de, las mujeres 3. Isis Internacional, Santiago de Chile. Mesa de trabajo: Mujer y conflicto armado. Informe de derechos humanos de las mujeres en Colombia. Montaner, Mariliana , ed. Tipografía Industrial Medellín, Medellín. Julio and Uribe, Camila and Pelaez, Lucy , eds. Editorial Amnistía Internacional, Madrid. ISBN volumen 2. Escritos 4. Marín G. Investigaciones Rueda Bedoya, Rafael Fernando , ed. Amnistía Internacional, Madrid. Serrano Amaya, José Fernando, , ed. Brand, Peter Charles , ed. Bases del plan de igualdad de oportunidades para las mujeres. Barreto Gama, Juanita , ed. Módulo pedagógico para formadores. Módulo pedagógico para formadores 2. Defensoría del Pueblo. Reparando a falta: dinâmica de gênero em perspectiva geracional. Pregon Ltda, Medellín. Las reformas legislativas y las mujeres 3. Médicos Sin Fronteras, Bruselas. Amnesty International Publications, London. Informe Derechos de las Mujeres Colombia, Fundación Universidad Central. Testimonios de mujeres trabajadoras. Corporación Educativa Combos, Medellín, pp. Tipografía Industrial Medellín. Aguirre D. Corporación Aldea Global, Manizales, Colombia. Colecciones CES. Ediciones de las mujeres Alexander, M. Mapas 6. Traficantes de sueños, Madrid, España. Amaya Ponce, Amparo Letras y Encajes. Amézquita de Almeida, Josefina La mujer: sus obligaciones y sus derechos. Serie derecho de familia. Actividades preparatorias. Alcaldía de Medellín, Medellín, Colombia. Arango Gaviria, Luz Gabriela Jóvenes en la universidad: género, clase e identidad profesional. Biblioteca universitaria. Ciencias Sociales y Humanidades. Educación y género. Arias Valencia, Silvia L. Ariza Sosa, Gladys Rocío De inapelable a intolerable: violencia contra las mujeres en sus relaciones de pareja en Medellín. Colección CES. Ediciones de las mujeres; ISSN Barraza Morelle, Cecilia and Caicedo Delgado, Luz Piedad Mujeres entre mafiosos y señores de la guerra: impacto del proceso de desarme, desmovilización y reintegración en la vida y seguridad de las mujeres en comunidades en pugna: caso Villavicencio. Colección mujeres y sociedad 3. Feminaria Editora, Buenos Aires. Beall, Jo and Villarreal, Marcela Planeación con perspectiva de género. Violencia política, daño y reparación. Bernal Rodríguez, Paola Modelo de atención integral a víctimas del conflicto armado, en el marco de la Ley de Justicia y Paz. Biermann Stolle, Enrique Distantes y distintos: los emigrantes alemanes en Colombia Facultad de Medicina..

Nada hay en realidad que exija una forma cualquiera de sonido, marca o movimiento del tipo utilizado por las personas en los actos de representación o comunicación.

Un segundo Fotos de keyra agustina desnuda aduce una razón importante: Los términos y las tormos por medio de las que conseguimos la comprensión del mundo y de nosotros Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual son artefactos sociales, productos de intercambio situados histórica y culturalmente y que se dan entre personas. Para los construccionistas, las descripciones y las explicaciones ni se derivan del mundo tal como es, ni son el resultado inexorable y final de las propensiones genéticas o estructurales internas al individuo.

Las palabras adquieren su significado sólo en el contexto de las relaciones actualmente vigentes. Son, en los términos de Shotterel resultado no de la acción y la reacción individual sino de la acción conjunta. Esto significa que alcanzar la inteligibilidad es participar en una pauta reiterativa de relación, Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual, de ser lo suficientemente amplia, en una tradición. Sólo al sostener cierta learn more here de relación con el pasado podemos encontrarle sentido al mundo. En gran medida, es también la tradición cultural la que permite que nuestras palabras aparezcan tan a menudo plenamente fundamentadas o derivando de lo que es en realidad.

Si las formas de comprensión son suficientemente añejas, y existe la suficiente univocidad en su uso, pueden adquirir el barniz de la objetividad, el sentido de ser literales como opuesto a metafóricas. No es simplemente la repetición ni la univocidad las que sirven para reificar el discurso, sino la gama completa de relaciones de las que forma parte ese discurso en cuestión. Eliminar los términos equivaldría a amenazar a toda la organización de los procedimientos.

Permanecer en el seno de la acostumbrada gama de procedimientos es conocer que se pueden alcanzar la justicia y la moralidad.

En el mismo sentido, los enclaves científicos alcanzan conclusiones que son read more del sentido de la objetividad transparente.

Sin embargo, separadas de los procesos sociales responsables del establecimiento y la gestión de la referencia, las conclusiones decaen en meros formalismos. Esta proposición se relaciona todavía con otro argumento de cierta relevancia. Se suele decir que las teorías científicas adquieren su valor primeramente en el contexto de la predicción. Incluso los instrumentalistas filosóficos, que disienten de los empiristas con respecto a la capacidad de la ciencia para revelar las verdades de la naturaleza, hacen mayor hincapié en la utilidad predictiva.

Una teoría se convierte en superior a otra en virtud de su capacidad para hacer una previsión. Con todo, como los argumentos hasta ahora expuestos ponen en claro, las propias teorías no establecen predicciones, ni prescriben las Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual de su aplicación. En sí mismas, no consiguen transmitir las reglas culturalmente compartidas de instanciación necesarias para la predicción o la aplicación. En la medida que las predicciones o las aplicaciones son fundamentales en el lenguaje y son compartidas en el seno de una comunidad, Sin embargo, hacer predicciones Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual la agresión, el altruismo, el prejuicio, los trastornos alimenticios, el desempleo y similares consiste simplemente en hacer un ejercicio de lenguaje, a menos que uno participe en las formas de relación en las que estos términos han venido garantizando la referencia. De manera similar, puede que sean abandonadas sin tener en cuenta aquello que consideramos que son los rasgos perdurables del mundo. Efectivamente, los lenguajes de la descripción y de la explicación pueden cambiar sin hacer referencia lo visit web page denominamos fenómenos, que a su vez son libres de cambiar sin Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual ello comporte consecuencias necesarias para las exposiciones de orden teórico. También se please click for source del hincapié hecho por la sociología del conocimiento en la gestión del significado en los laboratorios científicos.

En el presente resumen viene caracterizada primeramente para recalcar las consecuencias que el construccionismo social tiene para el proceder científico. O, siguiendo el tema desarrollado en el capítulo anterior, la metodología no es un dispositivo demoledor que permita decidir entre exposiciones científicas concurrentes. Hablando en términos políticos, esto equivale a abrir la puerta a voces alternativas en el seno de la cultura, voces desdeñadas durante mucho tiempo por su falta de una ontología, epistemología y metodología subsidiarias aceptables.

Este tipo de voces ya no son acalladas a causa de la ausencia de los datos necesarios. El modo en que estos conceptos se han de canjear en la vida cultural no es determinante. Tal como se esbozara anteriormente, las comunidades de científicos pueden forjar ontologías locales de duración sustancial.

En el seno de estas comunidades las proposiciones pueden ser verificadas Dr. charles sophy esposa disfunción sexual falsadas. Los textos de la ciencia, en gran medida expresaran los resultados de esas actividades, y si uno participa en los rituales las predicciones pueden en realidad tener sus consecuencias. La significación del lenguaje en los asuntos humanos se deriva del Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual como funciona dentro de pautas de relación. Un portero es sólo un portero en virtud del hecho de que uno accede a las reglas del propio juego.

En efecto, los términos adquieren su significado gracias a su función en el seno de un conjunto de reglas circunscritas. Un argumento similar se aplica al caso de la sintaxis. Es decir, presta atención al modo en que los lenguajes, incluyendo ahí las teorías científicas, se utilizan en la cultura.

Es poco probable que el construccionismo pregunte por la verdad, la validez, o la objetividad de una exposición dada, qué predicciones se siguen de una teoría, en qué medida un enunciado refleja las verdaderas intenciones o emociones del hablante o cómo una prelusión se hace posible a través del procesamiento cognitivo.

Estimar las formas existentes de discurso consiste en evaluar las pautas de vida cultural; tal evaluación se hace eco de otros enclaves culturales. Por ejemplo, en la medida en que existen como comunidades de comprensión, los científicos de laboratorio pueden evaluar felizmente la credibilidad y la aceptabilidad de las afirmaciones en las relaciones que las constituyen.

En el mismo sentido podríamos expresarnos en relación con las de psicoanalistas y las espirituales. El científico como tal no puede preguntar por el valor espiritual de la ciencia; el psicoanalista por sí mismo carece de los medios para debatir las ventajas e inconvenientes de creer en los procesos inconscientes; y los términos y las comprensiones del estratega militar no proporcionan medio alguno para evaluar la moralidad de la guerra.

Así como los significantes de otro modo lejanos se interpenetran, así las comunidades que de otro modo serían ajenas empiezan a formar un conjunto coherente. La pregunta que debemos abordar atañe al potencial positivo de estos enfoques. Para el científico que busca certezas o para el empirista tradicional, los argumentos construccionistas pueden parecer pesimistas, incluso nihilistas. Sin embargo, lo son sólo si uno se aferra a concepciones anticuadas de la empresa científica o a concepciones ofuscadoras de la verdad, del Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual, del saber, de la objetividad y del progreso. Lo que encontramos es que, en un grado significativo, las concepciones empTristas tradicionales del oficio han reducido su alcance, truncado sus métodos, amordazado sus expresiones posibles y circunscrito su potencial de utilidad social. En cambio, propongo que cuando se les exige lo apropiado, los argumentos Dr. charles sophy esposa disfunción sexual contienen un enorme potencial para las ciencias humanas.

Este lenguaje Por consiguiente, ya hablemos de biólogos que estudian las moléculas del ADN o de las deliberaciones del Tribunal Supremo, sobre la Primera Enmienda de la Constitución norteamericana, tiene que haber suposiciones compartidas acerca de lo que existe, así como un acuerdo en cuanto a la acción idónea.

En ausencia de tales convenciones no habría comunidad de biólogos ni Tribunal Supremo. Dicho con estas palabras, las ciencias humanas hacen una contribución esencial para hacerse con el abanico de tradiciones existentes. Son dos las funciones principales e interdependientes a las que hay que servir.

La primera de estas dos funciones es satisfecha con mayor plenitud por parte de las inteligibilidades teóricas: el modo que tiene el científico de describir y explicar el mundo. Como elaboradores y proveedores articulados, respetados y visibles del lenguaje—y muy en especial los lenguajes que abordan la condición humana—, los científicos activos en las ciencias humanas pueden tener un influjo muy importante en las inteligibilidades dominantes de la sociedad y, así, en sus practicas preponderantes.

Este tipo de inteligibilidades califican la acción humana, proporcionan causas para el éxito y el fracaso de la gente, y facilitan elementos racionales para la conducta. Las teorías del primer tipo nos conducen a culpar, castigar y tratar a los pervertidos en sociedad, mientras que aquellas otras del segundo tipo favorecen la reorganización de los sistemas responsables de tales resultados.

En cada caso, la inteligibilidad teórica opera a fin de sostener o reforzar una perspectiva societaria significativa, así como sus modos de vida asociados.

Las ciencias humanas pueden también facilitar la acción adaptativa en el seno de los confines de lo que es Dr. charles sophy esposa disfunción sexual.

Con ello, sin embargo, no queremos defender una please click for source sostenida en las teorías generales de testación de la conducta Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual. Tal como hemos visto, esta investigación no puede justificarse sobre las bases tradicionales que nos permiten distinguir las teorías exactas y predictivas de las empíricamente engañosas. La investigación no opera ni para validar ni para invalidar las hipótesis generales, ya que todas las teorías pueden ser reducidas a verdaderas o falsas dependiendo de la gestión que uno haga del significado en un contexto dado.

Tampoco la vasta parte de investigación que pone a prueba hipótesis es relevante para el desafío que supone la predicción social. No se trata de abandonar todas las formas de testación de hipótesis. Los valores culturales parecen demasiado precarios en conjunto, las pautas apreciadas demasiado fugaces para "Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual," mientras que los elementos indeseables siempre aparecen predominantes. Al mismo tiempo, read article realidades culturales son raramente unívocas.

Nadamos en un mar de inteligibilidades donde las corrientes discursivas de períodos dislocados de la historia —griego, romano, cristiano, judaico y otros— siempre surgen una tras otra, y la mezcla de pasados dispares genera siempre nuevas y atrayentes o espantosas posibilidades. El científico es, inevitablemente, un abogado moral y político, lo quiera él o no. Afirmar la neutralidad respecto a los valores es simplemente cerrar los ojos a los modos de vida cultural que el propio trabajo apoya o destruye.

En este sentido, el construccionismo ofrece una base fundamental para desafiar las realidades dominantes y las Examinemos tres de las formas centrales del desafío: la crítica de la cultura, la crítica interna y la erudición del desarraigo. Durante la mayor parte de este siglo, las ciencias orientadas empíricamente han eludido con asiduidad la toma de partido ético o político.

La crítica social, aunque apenas nueva en relación a las ciencias humanas, es una forma importante de este tipo de expresión.

La crítica social debe complementarse con otros medios importantes. Esencialmente, se orienta hacia el exterior, abordando características de Dr. charles sophy esposa disfunción sexual cultura en general, con lo cual no llega a afectar a las ciencias humanas como tales. Sin embargo, y dado que las ciencias humanas ostentan lenguajes y practicas que afectan a la cultura, también requieren una valoración crítica. Tampoco en este caso la crítica interna representa nada nuevo para las ciencias.

Como se dijo en el capítulo anterior, por ejemplo, la valoración crítica del paradigma conductista fue esencial para la evolución cognitiva. Desde el punto de vista de la actualidad, de cualquier modo, un debate interno de este tipo tiene un significado mínimo en términos de su valor respecto a la cultura en general. Y esto es así porque no logra permanecer al margen de la ciencia en sí misma.

Los valores inherentes a las ciencias, y sus correspondientes implicaciones para la vida cultural, nunca se han puesto en cuestión. Lo que aquí se defiende es una Dr. charles sophy esposa disfunción sexual de crítica que represente intereses o valores Dr. charles sophy esposa disfunción sexual a los que benefician a los generadores de realidades científicas. Tenemos que considerar una tercera forma de erudición desestabilizadora.

En la medida en que cualquier realidad se objetiva o se da por sentada, las relaciones quedan congeladas, las opciones obturadas y las voces desoídas. Cuando suponemos que hay igualdad perdemos la capacidad de ver las desigualdades; cuando un conflicto se resuelve somos insensibles al sufrimiento de las partes. Cuando los constructivistas planteaban colocar la aporía inquietante en el corazón de un trabajo determinado, el resultado fue una desconfianza reverberante respecto a cualquier texto transparente, cualquier principio bien elaborado o cualquier plan bien formado.

Como demuestra el Dr. charles sophy esposa disfunción sexual desconstruccionista, cuando se las examina de cerca, las bases fundamentales claras, elegantes y convincentes se desbaratan, su lógica se hunde, su significado pasa a ser indeterminado.

Aquí los esfuerzos tanto de la crítica de la retórica como social son ejemplares. Tal como se describió, el analista retórico se centra en los dispositivos mediante los cuales un discurso dado adquiere su poder persuasivo, su sentido de la racionalidad, su objetividad o verdad.

Particularmente importantes son las recontextualizaciones culturales e históricas. Los valores de una comunidad particular o la verdad de una ciencia particular se desplazan en la dirección de lo universal: lo bueno y lo cierto para todos en todo momento.

La investigación de la asignación cultural e histórica de valores y verdades particulares son bastiones Dr. charles sophy esposa disfunción sexual contra los estragos que causan las palabras embravecidas. Cuando los antropólogos exploran las realidades locales de otros grupos culturales, demostrando la validez de estas realidades ajenas en el seno de sus circunstancias particulares, también destacan las limitaciones de nuestras propias racionalidades. El trabajo histórico puede alcanzar los mismos Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual. Transformación cultural: las nuevas realidades y los nuevos recursos Las ciencias humanas poseen un potencial importante tanto para sostener las instituciones culturales por learn more here lado, como para ponerlas en duda reflexiva.

Si nuestras concepciones de lo real y del bien son construcciones culturales, entonces la mayor parte de nuestras practicas culturales pueden igualmente pasar a ser consideradas como algo contingente.

Dr. charles sophy esposa disfunción sexual

Aunque las tradiciones de la crítica y del desarraigo son recursos valorables ya que generan la efervescencia, en sí mismos son insuficientes. Estas Sin embargo, puesto Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual se comprenden primeramente en términos de las inteligibilidades tradicionales, estas innovaciones siguen apoyando estas tradiciones. En este sentido, la posibilidad de cambio social puede derivarse de nuevas formas de inteligibilidad. Dr. charles sophy esposa disfunción sexual medida que se elaboró un lenguaje de los motivos inconscientes, se desarrollaron nuevas estrategias de defensa en los tribunales de justicia; a medida que un vocabulario de los motivos intrínsecos fue enriqueciéndose, también se enriquecieron nuestros regímenes educativos; y a medida que se desarrollaron las teorías de los sistemas de familia también ampliamos nuestros modos de tratar el dolor individual.

En cada caso, el trabajo teórico planteaba un desafío importante para las suposiciones dominantes y servía de impulso para nuevas formas de acción. Con ello no afirmamos, sin embargo, que ese Dr. charles sophy esposa disfunción sexual de trabajo siga conservando su potencial generativo en la actualidad; serían precisas interpretaciones innovadoras e iconoclastas de los textos canónicos para sostener hoy esa vitalidad. Cada uno ha transformado la inteligibilidad en cierto grado y se ha sumado de Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual importante a la gama de recursos culturales y científicos. Las Dr. charles sophy esposa disfunción sexual culturales de larga duración reciben el apoyo de estos eruditos, y en realidad les prestan poder retorico a sus realizaciones.

En cada uno de los casos antes citados por ejemplo, el escritor adopta la postura de la autoridad que sabe apoyando asi las jerarquías Dr. charles sophy esposa disfunción sexual privilegio; se hacen afirmaciones de autoría individual, sosteniendo así el enfoque de los individuos Dr. charles sophy esposa disfunción sexual fuentes originarias de pensamiento; se utilizan formas de argumentación culta o elitista rechazando como irrelevante o inferiores los idiomas persuasivos de los incultos; cada texto De acuerdo con mis propuestas, estos autores consideran que la mayoría de los científicos son generadores de recursos simbolicos lenguaje para su uso en marcos organizativos.

La invitación a la transformación se extiende, pues, a la forma de la expresión erudita. A medida que las ciencias humanas experimentan modos de expresión, en la medida en que desafían los estilos tradicionales de escritura, difuminan los géneros, añaden visión y sonido al texto, también transforman la concepción del especialista de la academia, de la naturaleza de la educación y, finalmente, del potencial de las relaciones humanas.

En este contexto hay que poner el mayor valor en las formas nuevas e iconoclastas de escritura que lentamente van abriéndose camino en las ciencias humanas. Las escritoras feministas se encuentran en la vanguardia de este movimiento. En otros experimentos textuales Mulkay ha explorado las posibilidades de escribir como unas cuantas personas diferentes en el marco de una misma obra.

Volvamos desde la expresión teórica a la metodología de la investigación. En Dr. charles sophy esposa disfunción sexual modo transformativo, el objetivo principal de la investigación consiste en vivificar la posibilidad de los nuevos modos de acción.

La investigación aporta una imaginería importante para nuevas posibilidades. Tal como sugeríamos antes, incluso el experimento de laboratorio puede tener su papel ahí. Aunque los experimentos de laboratorio pueden ilustrar nuevos potenciales, el hecho de apoyarse en un modelo mecanicista del funcionar humano, el tratamiento alienante del sujeto, y su control de los resultados les arrojan a tradiciones que tal vez se encuentren ociosas.

A medida que los nuevos procedimientos de investigación se vuelven inteligibles, se fomentan nuevos modelos de relación. Tales intentos surgen ahora con una mayor frecuencia a lo largo de todo el dominio cubierto por las ciencias humanas.

Kreps,en la investigación apreciativa Cooperrider,en please click for source investigación como intervención social McNamee,Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual la línea feminista como investigación vivida Fonow y Cook, En muchos aspectos, los terapeutas, los consejeros y los asesores de organización, los especialistas en educación y similares tienen un impacto mucho mayor en la vida cultural que los académicos.

En efecto cuentan con un enorme potencial para la transformación cultural. Una orientación construccionista sustancialmente amplía el programa de trabajo.

En el capitulo 10 desarrollamos un estudio detallado de las contribuciones construccionistas. Capitulo 3 El construccionismo en tela de juicio Desafiar las suposiciones predominantes sobre la generación y la función del conocimiento y explorar una visión alternativa es algo que amenaza los compromisos de larga duración y ampliamente compartidos con la objetividad, la verdad, los fundamentos racionales y el individualismo.

Al mismo tiempo, los queridos conceptos de intimidad, experiencia, conciencia, creatividad, autonomía, integridad y democracia también parecen amenazados. Existe una particular necesidad para reducir las concepciones erróneas tan extendidas y responder a los aspectos ampliamente molestos del pensamiento construccionista. Estas críticas defienden un conjunto de posiciones que el construccionismo ya ha encontrado que eran imperfectas.

Por consiguiente, cabe menoscabar la crítica habida cuenta de sus consecuencias ideológicas por ejemplo, el hecho de defender el statu quo, un orden de tipo androcéntrico y el predominio de Aunque atractivas en ciertos aspectos, este tipo de refutaciones son también peligrosas. Construccionismo: raíces y zarcillos Son muchos los que ponen en tela de juicio las raíces de la orientación construccionista. En estas formas indoctas, ambas preguntas se combinan en el hecho mismo del poner en tela de juicio.

La primera a menudo supone un punto originario para un conjunto de pensamiento: un inspirado genio individual o una fecha antes de la cual las mentes andaban a ciegas.

Para los construccionistas, sin embargo, el acento que se pone en la base contextual del significado y su continuada negociación a lo largo del tiempo, desplaza esta suposición tradicional. En cierta medida ya nos aproximamos a esta tarea en el capítulo anterior. Tal como vimos, los enfoques construccionistas pueden retrotraerse a las exploraciones recientes que se hacen en el campo de la crítica ideológica, de los procesos literarios y retóricos, y la base social del conocimiento científico.

Hegel, por ejemplo, o la influencia de Condillac o de los idéologues franceses en la concepción lingüística del conocimiento—. Queda claro que, en el desarrollo Dr. charles sophy esposa disfunción sexual construccionismo, estas empresas tampoco se reproducen íntegramente vestidas; las obras relevantes quedan desfiguradas y zurcidas en diversos sentidos. De un modo similar, la teoría literaria se suma sustancialmente al enfoque construccionista al desmantelar el enfoque mimético del lenguaje y su eliminación del lagos como fuente esencial de significación.

Y, puesto que la sociología del conocimiento y la historia de la ciencia tienen una importancia central en el desarrollo de la investigación construccionista, las exploraciones en estos campos varían sustancialmente en cuando a su base suposicional, y sólo en parte Dr. charles sophy esposa disfunción sexual solaparse con mi enfoque del construccionismo. La construcción social de la realidad, es un icono construccionista.

De modo similar. Existen otras tradiciones intelectuales con las que el construccionismo mantiene una importante relación intertextual. Dos de éstas merecen especial atención, la primera claramente de naturaleza psicológica y la segunda une mente y sociedad. En la primera existe una clase de teorías psicológicas, a menudo denominadas con el nombre de constructivismo, 2 que hacen especial hincapié en la construcción psicológica que el individuo elabora del mundo de la experiencia.

Varían, sin embargo, en su preocupación por el mundo mismo. Por consiguiente, por un lado, la teoría de la epistemología genética de Jean Piaget suele con frecuencia 2. Afortunadamente, no existe un tribunal que dicte normas sobre el uso del concepto.

Sin embargo, a fines de coherencia y claridad, mucho se puede decir a favor de mantener esta distinción. Para Dr. charles sophy esposa disfunción sexual comparación critica de las premisas del construccionismo frente a las del constructivismo, véase Frindte Su principal acento teórico recae en la construcción Dr. charles sophy esposa disfunción sexual el individuo Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual de la realidad; la realidad se asimila al sistema existente de comprensiones del niño. Al mismo tiempo, sin embargo, a través del proceso adicional de acomodación, el sistema cognitivo se adapta a la estructura del mundo.

Este enfoque remite la principal fuente de la acción humana a los procesos por medio de los cuales el individuo privadamente construye, conoce o interpreta el mundo. Efectivamente, el individuo nunca establece un contacto directo con el mundo tal como es; nada hay que decir sobre el mundo que no es construido por la mente. En primer lugar, al hacer hincapié en la naturaleza construida del conocimiento, tanto el constructivismo como el construccionismo son escépticos acerca de la existencia de garantías fundamentadoras para una ciencia empírica.

Tampoco las formas extremas de construccionismo, aquellas que reducirían el mundo a una construcción mental, son un sustituto satisfactorio. El construccionismo social ni es dualista ni monista los debates existentes sobre estas cuestiones son, a los ojos del construccionista, en primer lugar ejercicios de competencia lingüística.

Como tal el construccionismo se calla o se muestra agnóstico sobre estos asuntos. Beristain, Carlos Martín Violencia y afirmación de las mujeres: Reflexiones desde una perspectiva psicosocial. Bermudez Q. Revista La Manzana de la Discordia, 7 1. Bernal Olarte, Angélica Mujeres y guerras en Colombia. Bernal Olarte, Angélica and Pineda G.

Binetti, María José Jane Addams y el feminismo como pacificador social. Blazquez Graf, Norma Dr. charles sophy esposa disfunción sexual ciencias de la vida desde la perspectiva de género. Omnia Marriage, family and community in colonial México [Reseña]. Brand, Peter Charles La sensibilidad ambiental en la condición posmoderna. Britto Ruiz, Diana El desplazamiento forzado tiene rostro de mujer. Revista La Manzana de la Discordia, 5 1.

Britto Ruiz, Diana Justicia restaurativa: una mirada desde la perspectiva de género. Revista La Manzana de la Discordia, 1 1. Brown, Ryan P. Trabajo Social 3. Una arqueología de los discursos sobre la homosexualidad [Reseña]. Criterio Jurídico Garantista, 1 1. Boletín de Vías, 21 Lenguaje, heterosexualidad y heteronormatividad. Revista La Manzana de la Discordia, 4 2. Geographies of the displaced. Cancimance López, Andrés Vivir en medio del conflicto armado: resistencias cotidianas de colonos-campesinos en Putumayo.

Canessa, Andrew El indio desde adentro, el indio desde afuera: ciudadanía, raza y sexo en una comunidad boliviana. Revista Chichamaya 6. Cardona, Diana Katherinne Aproximación a la construcción del Capital Social en procesos de asociatividad para el trabajo en el Proyecto Operando Policarpa. Cardozo Cruz, Milton and Ramírez Pereira, Mirliana Los cuartos oscuros y los hombres que tienen sexo con hombres: haciendo visible lo invisible.

Careaga Pérez, Gloria La sexualidad, un derecho humano. Trabajo Social 6. ISSN en línea ; impreso. Revista Venezolana de Estudios de la Mujer, 16 Criterio Libre, Carvajal Orozco, José Gabriel and Valencia García, Julian Andres Derechos humanos en las organizaciones de Armenia: una evaluación de los eventos de vulneración en los empleados. Nova et Vetera, 21 Económicas CUC.

Casas Herrera, María Isabel and Prieto Delgado, Patricia Mujer y conflicto armado: informe sobre violencia sociopolítica contra mujeres y niñas en Colombia: tercer informe [Reseña].

Trabajo Social, 20 1. Revista La Manzana de la Discordia, 5 Dr. charles sophy esposa disfunción sexual. Castaño, Néstor Jaime and Osorio, Jose Henry and Joyanes-Aguilar, Luis Modelo de simulación y minería de datos para identificar y predecir cambios presupuestales en la atención de pacientes con hipertensión arterial. Castelar C. Castellanos Llanos, Gabriela Erotismo, violencia y género: deseo femenino, femineidad y masculinidad en la pornografía. Castellanos Llanos, Gabriela Las mujeres y el poder: sexualidad, subjetividad y subordinación femeninas.

Dr. charles sophy esposa disfunción sexual Llanos, Gabriela Sexismo y racismo: vínculos ineludibles. Castellanos Llanos, Gabriela Ética, terrorismo de estado y masculinidad: la vía del terror vista desde la óptica de género. Revista La Manzana de la Discordia, 2 3. Revista Https://index-h.deepshayari.xyz/xml-2020-05-20.php Manzana de la Discordia, 3 2.

Castilla Jiménez, Ximena Cuando el amor llega así de esa manera. Castro Korgi, Sylvia de El declinar del padre. Castro Korgi, Sylvia de El padre, el lazo social y las mujeres. Universitas Psychologica, 5 2. Chaparro, Ricardo Ley, justicia y transición. Una aproximación psicoanalítica a la justicia transicional y su reciente experiencia en Colombia. Charpak, Nathalie and Montealegre-Pomar, Adriana Calidad del seguimiento clínico y neurológico en una cohorte de link nacidos muy prematuros, Chavarriaga Rios, Marcia Cristina and Segura Read article, Angela Maria Consumo de sustancias psicoactivas y comportamientos violentos en estudiantes de 11 a read more años.

Chebbi, Zouzi El lugar y el hombre: los estuarios del Eufrates. Dr. charles sophy esposa disfunción sexual, Attila La question de l'arquitecture et de l'amenagement des quartiers populaires. Cifuentes Ardila, Click La segregación residencial urbana en estudios latinoamericanos y bogotanos. Cogollo, Zuleima and De la Hoz, Fernando Pio Factores asociados a la susceptibilidad al consumo de cigarrillo en escolares de 10 y 11 años en Cartagena, Colombia.

Revista Colombiana de Sociología, 35 1. Connell, R. W Educando a los Dr. charles sophy esposa disfunción sexual nuevas investigaciones sobre masculinidad y estrategias de género para las escuelas. Contreras Santos, Maira Judith Del problema a la presentación de proyectos de investigación.

Apuntes hacia la construcción de propuestas de investigación. Corres Ayala, Patricia Otra lectura de Freud. Cortés Camacho, Dr. charles sophy esposa disfunción sexual Los piratas y cubagua.

Xxxxsexy Video Watch Porn Movies Gujju Porn. De manera progresivamente creciente las redes de interdependencia se extiende a los mundos de la política, los negocios, la ciencia, las comunicaciones No podemos descansar cómodamente en la suposición de que la herencia occidental, con su énfasis en el individuo singular y sus instituciones requeridas, pueden participar efectivamente en un mundo de plena interdependencia. No se trata con ello de optar por una transformación radical, un salto en lo ajeno y lo desconocido. Es en este espíritu con el que quiero reconsiderar la presuposición del conocimiento individual, que en muchos aspectos es una piedra de toque cultural. Tan hondo ha calado la idea de que la cultura occidental corre el peligro de andar a horcajadas por la tierra desnuda. Con todo, dado que este libro ha germinado y se ha desarrollado primero y ante todo en el campo de la psicología, es el lugar donde quiero considerar el status del conocimiento individual en el seno de esta disciplina. Existe una buena razón para esta evaluación. Todas las instituciones auxiliares antes citadas, desde la educación, el derecho y la economía a la religión y la vida familiar, deben estar alerta para beneficiarse de esas intuiciones y conceptos. Por consiguiente, para dar cuenta de los avalares de la ciencia psicológica en el presente siglo se ha de escrutar detalladamente en el interior del lugar sagrado de la justificación cultural. Ello equivale a entrar en el Fort Knox del individualismo y aquilatar nuestra condición de riqueza. Como argüiré, un siglo de investigación científica esencialmente nos ha dejado en un punto muerto conceptual. La investigación psicológica ha surgido como una consecuencia de dos tradiciones principales del pensamiento occidental: la empirista y la racionalista. La primera se expresó con mayor plenitud en el movimiento conductista que dominó la psicología durante la mayor parte del siglo XX. La tradición racionalista, actualmente manifiesta en los latidos hegemónicos del movimiento 7. Y cuando el impulso racionalista queda exhausto, restan pocos recursos en el interior de la tradición. Ni el repliegue en el pasado conductista empirista ni una adicional evolución de la orientación racionalista parecen posibles. Saber acerca del conocimiento Una ironía dislocante obsesiona a una disciplina comprometida en comprender la naturaleza del conocimiento individual. Por otro lado, al hacer afirmaciones durante nuestro proceso de investigación, rebatimos nuestro estado de ignorancia. Al afirmar que el proceso de investigación produce conocimiento, el científico afirma el conocimiento del conocimiento. Si alguien no sabe nada del conocimiento, de su adquisición, de su adecuación, su utilización, y similares, entonces difícilmente puede afirmar que conoce o sabe. Si alguien afirma el privilegio del conocimiento, entonces nos vemos obligados a presumir que esta declaración se afianza en un conocimiento del proceso de generación del conocimiento. Los psicólogos han suavizado el impacto de esta ironía afirmando la necesidad de indagar en este aspecto vital del funcionar humano la declaración de ignorancia , aunque sacan la justificación de sus exigencias del conocimiento de otras fuentes. Estos cuerpos auxiliares o de apoyo del discurso han sido primariamente de dos variedades, la primera metateórica y la segunda metodológica. Dado el manifiesto éxito de las ciencias naturales y la aparente confianza de estas ciencias en los métodos empíricos, cabría que uno razonablemente depositara su confianza en una disciplina que empleaba tales métodos. En efecto, para lograr la potencia discursiva, los psicólogos han unido sus explicaciones de la vida mental tanto con las justificaciones de índole metateórica como con las de índole metodológica. Para una elaboración de los desarrollos que unen la psicología científica con el empirismo lógico véase Koch y Toulmin y Leary Por consiguiente, los psicólogos científicos no pueden derivar apoyo de una ontología espiritual, dado que las redes suposicionales son ampliamente independientes o antagonistas. De manera similar, un compromiso con la metodología fenomenológica haciendo hincapié en la función organizadora de la experiencia humana sería perjudicial para la teoría psicológica al considerar el conocimiento individual como un acrecentamiento de inputs. En mi opinión, cabe sostener que durante la primera mitad del presente siglo hubo una estrecha alianza y apoyo recíproco entre las teorías psicológicas del funcionamiento individual y las exposiciones disponibles tanto en el nivel de la metateoría como en el de la teoría. Esta transformación en el nivel de la teoría no se ha visto acompañada por cambios en los niveles ni de la metateoría ni de la metodología. Por consiguiente, las exposiciones cognitivas del conocimiento individual son ampliamente aisladas y vulnerables; y si viven todavía, porque carecen de justificación convincente —tanto en términos de una teoría fundacional del conocimiento como en los de la 2. Ciertamente hay muchos otros procesos que operan determinando el grado de apoyo en cualquier caso concreto. El apoyo puede depender, por ejemplo, no sólo de los supuestos o suposiciones compartidas, sino de las similitudes en los derivados. La idea misma del conocimiento individual se vuelve sospechosa. Para mis propósitos actuales, moldearé las cuestiones en términos de la idea familiar de cambios de paradigmas. En efecto, el lenguaje crea una ontología imaginada y una estructura para hacer inteligible cómo y por qué los constituyentes de la ontología se relacionan. Los niños, por ejemplo, pueden dominar versiones de la teoría del Big-Bang acerca de los orígenes del universo o aquello que podría aguardarles en el cielo al mismo tiempo que aprenden las tablas de multiplicar. La teoría darwiniana sigue viva y activa en el seno de la cultura a pesar del hecho de que hay un escaso acuerdo acerca de cómo y a qué se aplica ahora. La ontología afirmada junto con su red de relaciones putativas proporciona las razones para su propia defunción. Esta línea de argumentación quedó también reflejada en los escritos sobre el ser y la negación de Hegel Comprender que se trata de algo exige darse cuenta de que puede ser de otro modo. Tal como éste nos propone, los significantes lingüísticos consiguen su significado a través de su diferenciación de otros significantes. El lenguaje, y por consiguiente el significado, dependen de un sistema de diferencias. La palabra hombre alcanza su capacidad comunicativa gracias a su oposición con la palabra mujer, arriba porque contrasta con abajo, emoción con razón, y así sucesivamente. Para ampliar las implicaciones de estos diversos argumentos, permítanme proponer que cualquier sistema de inteligibilidad descansa en lo que es característicamente una negación implícita, una inteligibilidad alternativa que se plantea como rival de sí misma. Ya se trate de religión, de teoría política o de una perspectiva científica, todas se distinguen en virtud de aquello que no son. Greimas Consideremos la estructura dibujada en la figura 1. Tal como se indicó antes, el término empirista de un modo característico se contrapone a racionalista. Las grandes batallas epistemológicas en la filosofía de siglos pasados pueden en gran medida exponerse en términos de esta oposición binaria. Figura 1. En muchos casos los sistemas de inteligibilidad se pueden sostener sin que pese la amenaza de antagonismo. Foucault , existe una conexión estrecha entre saber y poder. Los discursos de una disciplina son rasgos constitutivos de sus estructuras de castigo y de concesión de prerrogativas. Al mismo tiempo, del mismo modo que se establecen jerarquías de privilegio, asimismo se pueden poner en marcha discursos de negación. Una tendencia hacia la negación puede que se exacerbe a medida que se encuentren los medios dentro de enclaves marginales que puedan generar una expresión coherente. A medida que los grupos marginales encuentran vías para fundamentar lo que de otro modo sólo serían inteligibilidades dispares, la voz de la crítica puede verse amplificada. Existen muchos recursos disponibles en la lucha contra los discursos hegemónicos —honestos y deshonestos, taimados y toscos—. Es el intercambio discursivo el que debe revelar la promesa y el peligro de cualquier posición, teoría u ontología. Las reglas de este intercambio —las definiciones de aquello que constituye un argumento ganador— son objeto de un debate continuo. Utilizar los términos de una ontología contra esa misma ontología es o bien 3. La psicología de la religión, la psicología existencia! En el ejemplo anteriormente expuesto, el empirismo no puede demostrarse que sea no verdadero recurriendo a la vía de la investigación empírica, ni la fenomenología puede ser desacreditada recurriendo a la experiencia personal. En uno y otro caso, ganar el argumento al mismo tiempo equivaldría a perderlo. Para resistir el empuje hegemónico del discurso empirista, por ejemplo, uno puede desarrollar argumentos en términos de una filosofía racionalista en cuanto dual , una fenomenología como diferencia , o un budismo como no occidental. Sostener un estado de cosas dado es, por consiguiente, como una invitación a bailar. Otros pueden unirse al baile a través de la afirmación, pero la invitación por sí misma no sólo activa sino que legitima un cuerpo de convenciones de negación. A continuación entraremos de pleno en la capacidad de las convenciones de negación para desplazar una forma de inteligibilidad dada. En este punto cabe hablar de una fase crítica del cambio de paradigma, en la que se emplean las convenciones de negación para socavar la confianza en la forma de inteligibilidad dominante. Estas interposiciones de una realidad alternativa son anticipos significativos de una fase transformacional en el cambio de paradigmas discursivos. Efectivamente cabe argumentar contra las teorías cognitivas dada su insensibilidad a las emociones. Esta gama de proposiciones en el caso ideal es coherente e independiente; es decir, sus proposiciones son no contradictorias y no justifican otros mundos. La fase crítica empieza con diversas convenciones de negación. La fase crítica da cabida a la transformacional cuando se elaboran las consecuencias discursivas de las formas críticas. A medida que la red inferencial se articula progresivamente, emerge un sistema alternativo de inteligibilidad B. Por consiguiente, en el seno de las ciencias, aunque la inteligibilidad alternativa puede asignarse a productos que logran triunfar como son las predicciones, la tecnología, o los remedios , lo herético puede que lentamente dé paso a lo plausible, y lo plausible a lo cierto. El sentido del conocimiento en proceso se hace tangible. Fases en la transformación de la inteligibilidad Desde luego, estoy discurriendo aquí de un rumbo idealizado de la transformación teórica y no de las desordenadas y disyuntivas transacciones de la vida erudita. Apenas me atrevo a proponer el esquema antes mostrado como una exposición general de la transformación teórica, pero su alcance y consecuencias bastan para evidenciar la utilidad de estas comparaciones. Una cuestión interesante es la de saber si todas las modalidades discursivas son potencialmente contenciosas, de modo que una exposición —por ejemplo, de la historia malasia— pudiera desacreditar una teoría del movimiento estelar. Para que un argumento sea significativo y relevante es precisa una gama de supuestos mutuamente aceptables o susceptibles de coincidir. Así, por ejemplo, la oposición en la historia de la filosofía entre racionalistas y empiristas se debe en primer lugar a la creencia compartida en el conocimiento individual y en la importancia que le concedían en los asuntos culturales. A mi entender, la presente exposición ayuda también a compensar determinadas deficiencias de la formulación kuhniana. Para Kuhn, la fuerza rectora del cambio de paradigma es la intrusión de lo anómalo: hechos que son independientes de los sistemas de inteligibilidad. Surge una nueva teoría que puede dar cuenta de la gama de anomalías, así como, de ser verdaderamente efectiva, de todos los hallazgos generados en el seno del paradigma previamente existente. Con todo, este enfoque kuhniano adolece de algunas contrariedades. En primer lugar, no hay modo de explicar la génesis de las anomalías. Desde este punto de vista, la anomalía como fuerza rectora se ve sustituida por una tensión entre inteligibilidades, es decir, por negaciones que se plantean contra afirmaciones. Tal como este enfoque hace patente, los cambios de paradigma en la ciencia son en grados relevantes asuntos de evolución en formas socialmente negociadas de significado. Los hechos, las 6. Con todo las teorías son construcciones inherentemente lingüisticas. Así, pues, se plantea la difícil pregunta de cómo afectan al lenguaje los cambios a nivel perceptivo o viceversa. Se trata de proposiciones difíciles de justificar. Tal como Kuhn propone, en la evaluación de la teoría unos criterios tradicionales como la exactitud predictiva, la comprensión explicativa y la consistencia interna pueden justificarse en términos del valor puesto en los resultados, a saber, el perfeccionamiento en la explicación y la predicción. Aunque se guarda mucho de reafirmar los fundamentos racionales para la ciencia, esta explicación sigue estando abierta a la critica sobre las razones de su base individualista el actor individual como aquel que elige los valores , y su alojarse en un enfoque de la referencia en la que la exactitud descriptiva es posible. Los criterios de la lógica, la exhaustividad y similares no hacen que la ciencia sea racional; tales criterios son en esencia movimientos en el seno de diversos dominios de discurso: dispositivos retóricos para conseguir eficacia discursiva. Sin embargo, desde esta perspectiva se nos invita a examinar con detalle las convenciones justificadoras de cualquier época. Se ha de ser perpetuamente sensible a las consecuencias tanto opuestas como potencialmente debilitadoras de las convenciones y obligaciones existentes. Al mismo tiempo, muchas de estas teorías caen en clusters que se solapan —ejemplos de inteligibilidad compartida— y estos clusters varían grandemente en su centralidad respecto a la profesión por ejemplo, su presencia en los manuales, su representación en las estipulaciones vigentes o la solicitud de fondos de investigación. Tal como se reconoce generalmente, durante la mayor parte del presente siglo un determinado cluster de teorías conductistas dominó el paisaje científico. Se ha visto sucedida por un cluster de teorías cognitivas. De hecho, se ha producido una transformación discursiva de enorme alcance. Un vacío se crea para el surgimiento de una nueva perspectiva sobre el conocimiento. El período conductista: simbiosis y sonoridad Ante todo, debemos considerar la enorme popularidad de la perspectiva conductista durante la primera mitad de este siglo. Aunque uno puede explicar esta ascendencia de diversas maneras, el enfoque que a continuación expondré sensibiliza respecto a los aspectos del contexto discursivo. Durante estas décadas los tres cuerpos de discurso se apoyaban y sostenían mutuamente. A fin de ampliar esto, podemos considerar de entrada la relación existente entre la recepción en psicología del enfoque del empirismo lógico y la teoría conductista. La metateoría científica afirma primero una independencia fundamental entre el mundo natural y el observador científico. El enfoque recibido también dota al científico con algunas capacidades importantes mediante las que se puede adquirir el conocimiento objetivo. La observación inicial se considera que facilita al científico una rudimentaria familiaridad de trato con los fenómenos que centran su interés. En el caso de la psicología el centro de interés es la conducta del individuo. La conducta individual, por consiguiente, hace las veces de consecuente para el que las condiciones del mundo real funcionan como antecedentes. Dadas las proposiciones generales similares a leyes relativas a las relaciones entre antecedentes y consecuentes —junto con las explicaciones hipotéticas de la relación que mantienen—, el científico entonces ha de emplear la lógica deductiva para derivar las predicciones acerca de las pautas que sigue la naturaleza y que todavía no se han observado. Los resultados de este nuevo conjunto de observaciones sirven para sostener, modificar o invalidar las proposiciones inicialmente presentadas. Así, a través del conjunto observacional, los científicos toman confianza, rectifican o descartan las proposiciones que han adoptado inicialmente. Éste considera que lo ha comprendido cuando logra predecir sus expresiones Dado este esbozo de la orientación hipotético-deductiva del conocimiento, podemos pasar a considerar ahora sus relaciones con las concepciones conductistas del funcionamiento humano. Tal como demostraré, el relato esencial del conocimiento progresivo descrito en la metateoría se ve encarnado en las exposiciones y explicaciones conductistas del aprendizaje humano. Consideremos lo siguiente: al principio la teoría conductista posee un fuerte sesgo medioambientalista. En relación con los procesos de observación y la lógica fase II , debemos distinguir entre los dos paradigmas prominentes en el seno del conductista movimiento conductista. Sin embargo, el segundo estadio se manifiesta de hecho, no en los enunciados acerca del funcionar interno de los organismos sino como descripciones de los fines a los que esa conducta sirve. Las importantes. De hecho, aunque no se identifica proceso mental específico alguno, los conductistas radicales describen la conducta humana como racional y solucionadora de problemas en relación a sus efectos. Por consiguiente, de manera disimulada, se alcanza la segunda etapa del proceso hipotético-deductivo. En deuda ampliamente con la liberalización de la metateoría del empirismo lógico Koch, , el conductismo radical fue lentamente sustituido por la teoría neoconductista E-O-R. Los primeros dogmas empiristas, que daban gran importancia a la correspondencia precisa entre los términos teóricos y lo observable, fueron considerados demasiado constrictivos. Como se argumentó, las ciencia maduras, de hecho, tienen un lugar para los términos teóricos que no se refieren directamente a lo observable. Allí donde la metateoría científica apela ahora a la comprobación de hipótesis como la siguiente etapa en el avance del conocimiento figura 1. En este sentido, los resultados de la puesta a prueba de las hipótesis cumplen la misma función que el refuerzo: son medios de la naturaleza que informan de la adecuación de las propias acciones. Tal vez no haya mejor conclusión para el presente argumento que un par de citas sacadas de Principies of Behavior de Clark Hull. Al hablar primero de la naturaleza de la ciencia, Hull recita la letanía hipotético-deductiva las etapas se numeran con cifras romanas al margen : I. La observación empírica, complementada con la conjetura prudente, es la fuente principal de los primeros principios o postulados de una ciencia. Tales formulaciones, al ser tomadas en diversas combinaciones junto con condiciones antecedentes relevantes, A medida que se prosigue la criba llevada a cabo mediante este proceso de prueba y error, surge de manera gradual una serie limitada de principios primarios IV. Las deducciones hechas a partir de los postulados que sobreviven al proceso, aunque nunca son absolutamente ciertas, de hecho, finalmente se vuelven altamente fidedignas. Las similitudes entre esta exposición de la ciencia y la teoría del aprendizaje de Hull son asombrosas. La sustancia del proceso elemental de aprendizaje tal como la ponen de manifiesto la mayor parte de los experimentos realizados parece ser así: una condición de necesidad existe En el caso de que una de estas respuestas aleatorias, o una secuencia de ellas, dé como resultado la reducción de una necesidad dominante en el momento, se sigue un efecto indirecto una secuencia de ellas, dé como resultado la reducción de una necesidad dominante en el momento, se sigue un efecto indirecto III. Este efecto consiste en 1 un refuerzo de las relaciones particulares del receptor-emisor que originalmente media la reacción y 2 una tendencia para toda s las descarga s del receptor que se producen casi al mismo tiempo a adquirir nuevas relaciones con los emisores mediando la respuesta en cuestión. El primer efecto se conoce como aprendizaje primitivo por prueba y error; el segundo se conoce como aprendizaje por reflejo condicionado. Tal acción, IV. La teoría del aprendizaje humano es una réplica de la teoría de la ciencia. A lo largo de las primeras décadas de este siglo, tanto la metateoría como la teoría se mantuvieron en sincronía con la concepción de metodología prevalente. Desde luego, los métodos observacionales y la experimentación controlada en particular se vieron favorecidos por la filosofía empirista. De hecho, las condiciones experimentales existen con independencia del organismo y son anteriores lógicamente a su conducta en estas condiciones. Las manipulaciones del científico de las. La metateoría, la teoría y el método, todo se desenvuelve en una sonora armonía. Cada uno de los cuerpos interdependientes de discurso ha soportado una extensa crítica. La fase crítica del proceso de transformación ha sido amplia e irresistible en los tres niveles. Como muchos filósofos concluyen ahora, la filosofía del conocimiento científico ha entrado en una etapa posempirista Thomas, Al basar su crítica —orientada a informar al lector acerca de cómo se alcanza realmente. En el nivel de la teoría, los psicólogos han llevado a cabo también un asalto a gran escala a la teoría conductista. Buena parte de la primera crítica fue articulada u orquestada por Sigmund Koch Críticas posteriores desafiaron las suposiciones conductistas de generalidad transespecífica en leyes del aprendizaje, la contingencia histórica de los principios conductistas, y los puntales ideológicos de la teoría del conductismo. Para Piaget y sus colaboradores, las capacidades para el pensamiento abstracto no se aprendían a través del aprendizaje sino que se desplegaban a través del desarrollo natural del niño. Con la aparición de estos argumentos, la cadena unidireccional de la causalidad —desde el mundo estimulador a la respuesta conductista— se rompe. En muchos aspectos, se argumentó, el organismo alberga sus propias causas autónomas. Finalmente, acompañando el deterioro del compromiso con la metateoría empirista y la teoría conductista se extendió un amplio descontento en relación al método experimental. Las primeras críticas hacían hincapié en el grado en el que los hallazgos experimentales estaban sujetos al sesgo propio del experimentador o las características exigidas que establece el experimentador véase el resumen de Rosnow, Segmentos con un peso específico importante de la comunidad científica buscan ahora alternativas que sean viables a la metodología experimental incluyendo la investigación de campo, la investigación cualitativa con métodos de casos, métodos dialógicos, por sólo citar algunos. La fase transformacional: cognición sin consenso Como vemos, la tupida tela característica de la época anterior —la metateoría, la teoría y el método— empieza a deshacerse. La metateoría empirista, la teoría conductista y la metodología experimental, todas ellas han sufrido el impacto de una amplia crítica. En esta figura el progreso científico— en lo que significa una gama de hechos históricos, implícitamente socava el ataque que hace al uso de la observación como justificación científica. Examinemos primero la posibilidad de transformación al nivel de la metateoría. A mi entender, la mayoría de los argumentos antiempiristas pueden agruparse en tres categorías principales. Existe, en primer lugar, crítica dentro del paradigma, es decir, intentos de revisar determinadas suposiciones en la metateoría existente sin que con ello se sacrifique la presunción de la racionalidad fundacional del esfuerzo científico. Aunque es sostenible en algunos aspectos, yo pondría también las principales obras de Lakatos , Laudan y Bhaskar en una categoría similar. De hecho, tal crítica no consigue provocar lo que yo consideraría como una transformación radical en la perspectiva. Como se acostumbra a sostener, la historia de las teorías del conocimiento que se dan en Occidente puede escribirse ampliamente en términos de un movimiento pendular entre las exposiciones del conocimiento humano como un depósito de inputs experienciales y aquellas otras exposiciones y explicaciones que sostienen que la mente es una fuente originaria de conocimiento. El individuo llega a conocer a través de la observación; sin contacto experimental con el mundo, poco es cuanto el individuo puede decir que sabe o conoce. Sin una capacidad innata para la racionalidad o para organizar el mundo de determinados modos, difícilmente podríamos acreditar que poseemos conocimiento. En estos términos, la filosofía empirista-lógica de la ciencia significa en gran medida un refinamiento característico del siglo XX de las concepciones empiristas tradicionales. Por consiguiente, dada la historia del debate a lo largo de la dualidad, las críticas de tipo racionalista se habían de anticipar. A fin de poner ejemplos de ello, en algunos aspectos las criticas tanto de Hanson como de Kuhn han recurrido al uso de suposiciones que se originan en el dominio de la tradición racionalista. Los problemas del solipsismo, del conocimiento innato, de la separación mente-materia, y el conservadurismo En efecto, la sustitución del empirismo por una corriente fundamentadora racionalista es improbable. La inteligibilidad alternativa se comprende bien y sus deficiencias se hacen evidentes. Sin embargo, en el caso de las críticas que se ejercen desde el exterior de la dualidad, ninguna de estas condiciones las incumbe. Las refutaciones no han sido bien preparadas, y los problemas inherentes a las alternativas se encuentran fuera del alcance de la comprensión. A mi juicio, dos de las principales líneas de la crítica antiempirista encuentran sus raíces en una modalidad alternativa. Se trata de los tipos de crítica ideológica y la de tipo social. Las críticas de la variedad ideológica se centran en los sesgos morales y políticos inherentes al enfoque empirista. Tanto Macintyre como Habermas , por ejemplo, apuntan en el sentido de que las concepciones empiristas del conocimiento son contrarias al bienestar humano. En gran medida lo mismo cabe decir de la crítica social, es decir, la crítica que apunta a los diversos procesos sociales que operan en la generación de inteligibilidades científicas. Por consiguiente, al hacer hincapié en la base comunitaria del compromiso de un paradigma, Kuhn sostiene esencialmente una explicación social del conocimiento científico. El mismo resultado se ve favorecido por el examen que Feyerabend hace de la racionalidad como forma de tradición cultural. En el capítulo siguiente, combinaré la crítica ideológica con la social y, con recursos adicionales, sentaré los preliminares para un proyecto alternativo hecho y derecho: construccionismo social. En gran medida la razón se encuentra en que las críticas de la teoría conductista estaban incluidas en el interior de la polaridad tradicional empirista-racionalista y descansaban en diversas suposiciones surgidas de la tradición racionalista. Estas críticas sostienen la incapacidad de la teoría conductista para tomar en Poniendo nuestra atención en la exposición predominante de la metodología, encontramos una trayectoria similar a la de la metateoría empirista. Aunque reduciendo efectivamente la confianza en el método experimental, la crítica no ha logrado producir una alternativa de amplia credibilidad. Nada se dice en este caso que impugne su potencial de producción de conocimiento. Por consiguiente, la invitación del crítico no consiste en abandonar la experimentación como un programa que fracasa, sino en asignar los medios de mejorar su eficacia por ejemplo, a través de la experimentación de campo, procedimientos double-blind, grupos de investigación ética. Y, desde luego, los intentos de demostrar una igualdad con los métodos empiristas característicamente apenas culminan. En realidad, el mismo intento de demostrar, por ejemplo, que los métodos cualitativos son tan rigurosos como los métodos observacionales o de cuestionamiento, sólo da una sanción 9. Sin embargo, no se trata de ofertas en el interior del esquema dual existente. En la era conductista, los psicólogos dieron forma al individuo en el mismo molde que al científico. La psicología humana y la ciencia formaban un todo coherente. Pero no hubo intento en la época de la revolución cognitiva para generar tal coherencia: ninguna deliberación sobre la naturaleza del conocimiento científico tomaría en serio el enfoque prevalente del funcionar humano. El individuo pierde su capacidad para afirmar un conocimiento exacto de un mundo independiente. En efecto los psicólogos cognitivos se encuentran en una posición incómoda para abarcar las teorías que niegan la posibilidad de que La focalización de la atención en los procesos cognitivos activos opuestos a pasivos o determinativos, que poseen sus propias tendencias o requisitos, ha sido el sello del movimiento cognitivo desde sus primeros pasos. Y descansar en métodos empíricos es, por consecuencia lógica negar las concepciones mismas del funcionamiento humano sobre las que se ha basado la revolución cognitiva. Tal como hemos visto, en la línea central de este siglo la posición de la psicología sobre las cuestiones del conocimiento ha cambiado marcadamente. Se ha producido una importante transformación en la sustitución de la teoría conductista por la teoría cognitiva. Sin embargo, como demuestra la figura 1. La teoría conductista surgió en un contexto discursivo plenamente compatible con sus principales dogmas. Estuvo ampliamente apoyada por la fiosotia dominante de la ciencia y reforzada por un oportuno discurso sobre los métodos. Tanto la filosofía fundacional como la confianza predominante en los métodos se han erosionado en la actualidad, aunque no tienen sucesores significativos que diluyan el apoyo que tiene la concepción individualista del conocimiento. Así, pues, la teoría cognitiva actual existe, pero lo hace en una posición de precariedad. Desde luego, es posible que, incluso desprovisto del apoyo de una base racional, el movimiento cognitivo pueda seguir sosteniéndose. Al igualar los procesos cognitivos con el funcionamiento computacional, utilizando el ordenador como un medio para la modelización de la toma de decisiones y concluir que los modelos por ordenador que logran fructificar demuestran que la mente opera precisamente de este modo, los cognitivistas han desarrollado un medio efectivo, aunque a veces de una circularidad viciosa, de prestar credibilidad a sus empeños. La posibilidad de una hegemonía parece dudable. Tal retorno podría ser anticipado a través de la historia precedente de la psicología, moviéndose como lo hizo desde el mentalismo del siglo XIX al conductismo del siglo XX y luego dejando espacio al cognitivismo. También cabría anticiparlo en términos de los debates en la filosofía entre los partidarios del empirismo y los del racionalismo, debates que se han ido repitiendo a lo largo de siglos sin que hayan llegado a una solución. Ante todo, sería esencial asignar modos de trascender la panoplia de críticas a la que se ha expuesto hasta ahora al conductismo —desde el interior del paradigma, desde el polo racionalista de la dualidad y desde los sectores ideológicos y sociales. Finalmente, sería necesario desviar la creciente indignación del cambio intelectual, corrientes que favorecen en conjunto la sustitución del enfoque individualista del conocimiento por una formulación comunitaria. En el momento presente nos enfrentamos a la posibilidad de trascender la herencia de la Ilustración y su dualidad empirismo-racionalismo. Y a este empeño volveremos en los capítulos siguientes. Estos cambios de sensibilidad comparten determinados temas, que sugieren una alternativa a la concepción individual del conocimiento, a saber, el enfoque del conocimiento como residiendo en el seno de la esfera de la conexión social. Prestaré especial atención al deterioro de las creencias tradicionales en la representación verdadera y objetiva del mundo. Las críticas ideológicas, literario-retóricas y sociales pasan a primer plano. Tras destilar de estas críticas una serie de suposiciones construccionistas esenciales, exploraré los contornos de la investigación a la que invita ese tipo de suposiciones. Como propondré, el construccionismo no precisa del abandono de las empresas y empeños tradicionales. Las ciencias ofrecen explicaciones tanto del amor como de la hostilidad, del poder y la sumisión, de la racionalidad y la pasión, de la enfermedad y el bienestar, del trabajo y el juego, junto con explicaciones de amplio alcance de su funcionamiento. Al igual que otros colegas en las ciencias naturales, los científicos socioconductistas se comunican estas exposiciones entre sí y a la sociedad primero a través del lenguaje. Al lenguaje las ciencias confían el deber de pintar y reflejar los resultados de sus investigaciones. Y si es el lenguaje el que transporta la verdad a través de las culturas y al futuro, cabría concluir razonablemente que la supervivencia de las especies depende del funcionamiento del lenguaje. La duda nos asalta cuando examinamos las descripciones cotidianas de la gente. Las fotografías reales de los acontecimientos no tendrían ninguna similitud entre sí. Disyunciones semejantes entre la palabra y el mundo se pueden discernir a nivel profesional. De manera similar, en el laboratorio conductista, los investigadores son capaces de retener un compromiso teórico dado con independencia de la gama y la variabilidad de su observación. Desde los cobayas a los estudiantes de segundo año de universidad, el teórico sostiene que todos realizan la misma respuesta como es eludir las pautas de castigo. Y a pesar de los métodos rigurosos de observación utilizados en esos laboratorios, apenas podemos encontrar una teoría conductista que ha sido abandonada porque ha sido desmentida por las mismas observaciones. Nuestra preocupación inicial es, pues, la relación existente entre el lenguaje descriptivo y el mundo que proyecta representar. El problema no carece precisamente de consecuencias, ya que, como filósofos de la ciencia, desde hace tiempo somos conscientes de que una teoría se aquilata con el valor que tiene en el mercado de la predicción científica en la medida en que el lenguaje teórico corresponde a los acontecimientos del mundo real. Esta pregunta es crítica, dado que la pretensión de objetividad ha venido proporcionando la base principal para la amplia autoridad que durante el siglo pasado han afirmado las ciencias. En esta multiplicidad de aspectos, los filósofos del empirismológico ansiaban establecer una estrecha relación entre lenguaje y observación. Con todo, el problema consistía en dar cuenta de la relación entre proposiciones y observaciones. Todos estos enunciados en este enfoque son reducibles al lenguaje de la física. Efectivamente, existía una unidad fundamental entre todas las ramas de la ciencia. Aun así, estos intentos de establecer relaciones seguras y determinadas entre las palabras y los referentes del mundo real dejan una diversidad de problemas esencialmente irresueltos. Las proposiciones tienen significado durante y por encima de la capacidad referencial de las palabras individuales que las constituyen. Estas y otras preguntas irritantes han seguido siendo recalcitrantes a una solución ampliamente convincente. Para muchos, los argumentos de Popper y de Quine , en particular, justificaban reexaminar la base empírica de las declaraciones científicas en cuanto a la descripción. El primero sostuvo que no había medios lógicos para inducir enunciados teóricos generales de la observación, es decir, de desplazarse de un modo lógicamente fundamentado desde una explicación lingüística de lo particular a una explicación general o universal de las clases. La crítica de Quine causó estragos incluso a la posibilidad de una sólida fundamentación en el contexto de justificación. En el caso extremo, cada vez que el indígena utiliza el término puede que se esté refiriendo al conejo como un todo. Entonces, no encontramos los medios para vincular ostensivamente los términos y precisar así las características del mundo. Actualmente se ha aceptado en general que el modo en el que se logra la representación objetiva en cuestiones de descripción y de explicación sigue estando insatisfactoriamente explicado Fuller, ; Bames, Mientras tanto, fuera de las filas de la filosofía de la ciencia, con insistente intensidad han venido sonando redobles de tambor con otro ritmo. En el capítulo anterior, hallamos que el trabajo crítico en la filosofía de la ciencia producía simplemente una nueva iteración en un debate cíclico que ha durado siglos. Tampoco la crítica de la metodología produjo alternativas viables. Cuando sus consecuencias se elaboran y sintetizan, sientan las bases para una completa transformación de nuestro enfoque del lenguaje, así como de los conceptos aliados de verdad y racionalidad. La critica ideológica Durante la mayor parte del presente siglo se ha hecho un intenso esfuerzo —tanto por parte de los científicos como de los filósofos empiristas— para apartar a las ciencias del debate moral. Cuando la explicación y la descripción teórica se ven recubiertas de valores, se dice, dejan de ser fidedignas o pasan a ser directamente perjudiciales; distorsionan la verdad. Que las tecnologías científicas deban utilizarse para diversos propósitos como hacer la guerra, controlar la población o la previsión política tiene que ser una preocupación vital para los científicos, pero tal como se ha dejado claro con frecuencia, las decisiones acerca de estos temas no pueden derivarse de la ciencia en cuanto tal. Para muchos científicos sociales, el ultraje moral de la guerra de Vietnam empezó a socavar la confianza en este enfoque existente desde hacía mucho tiempo. No sólo no había nada acerca del aspecto científico que diera razón al rechazo de la brutalidad imperialista, sino que el establishment científico a menudo entregaba sus esfuerzos a mejorar las tecnologías de la agresión. En la década de los escritos de la Escuela de Francfort —Horkheimer, Adorno, Marcuse, Benjamín y otros— fueron especialmente catalizadores. Las pretensiones de verdad científica, por ejemplo, propiamente podían evaluarse en términos de los sesgos ideológicos que revelaban. La apreciación crítica por consiguiente nos liberaba de los efectos perniciosos de las verdades mistificadoras. Para cualquier grupo preocupado por la 1. Como forma general, la crítica ideológica intenta poner de manifiesto los sesgos valorativos que subyacen a las afirmaciones de la verdad y la razón. En la medida en la que se demuestra que estas afirmaciones representan intereses personales o de clase, ya no pueden calificarse de objetivas o racionalmente trascendentes. Por ejemplo, actualmente existe un enorme cuerpo de crítica feminista que eclipsa la obra marxista en extensión e interés. La preocupación particular de Martín se ciñe al sentido en el que los textos biológicos, tanto en el aula como en el laboratorio, representan o describen el cuerpo femenino. Tal como Martín las considera, estas descripciones científicas lo son todo menos neutrales. De manera sutil informan al lector de que la menstruación y la menopausia son formas de colapso o fracaso. Como tales tienen implicaciones peyorativas de amplia consecuencia. Para una mujer, aceptar estas exposiciones es alienarse de su cuerpo. Para Martín, como para muchos otros científicos, la ciencia es la continuación de la política por otros medios. Véanse, por ejemplo, Butler , Fine , Harding y Haraway Estas formas de crítica alejan la pretensión de verdad de la aseveración al cambiar el emplazamiento de la consideración en la afirmación misma a la base motivacional o ideológica de la que se deriva. Al hacerlo destruyen el estatuto del lenguaje como portador de la verdad. La crítica literario-retorica Una segunda amenaza a la capacidad reflectora de la descripción y de la explicación ha ido madurando en un terreno diferente, a saber, el de la teoría literaria. No son los hechos los que producen el paradigma, sino el paradigma el que determina lo que se tiene por un hecho. Con todo, a pesar de su peso específico, estas críticas de la ciencia como portadora de la verdad pervierten, de hecho, los aspectos fundamentales de un enfoque individualista del conocimiento. La disposición cognitiva del científico individual punto de vista, perspectiva, construcción sirve para organizar el mundo de modos particulares. La respuesta a esta pregunta se encuentra en una reconsideración de lo que se considera como a priori. En realidad, como demostrare en el capítulo 5, no existe una explicación viable en cuanto a cómo podría establecerse el a priori cognitivo. Sin embargo, ganamos sustancialmente si consideramos el proceso de estructuración del mundo como un proceso lingüístico y no cognitivo. En la terminología de Goodman es Esta afirmación allana el camino para la crítica literario-retórica de la función del lenguaje como portador de la verdad. Cuando los requisitos literarios absorben el proceso de dar cuenta científicamente, los objetos de tales exposiciones —como independientes de las exposiciones mismas— pierden estatuto ontológico. El estructuralismo como orientación general soporta una focalización dual entre un exterior lo aparente, lo dado, lo observado y un interior una estructura, una fuerza o proceso. Como se sostiene a menudo, el exterior adquiere su figura o forma a través del interior y sólo cabe entenderlo relativamente a sus influencias. Al considerar de este modo el lenguaje hablado o escrito, podemos distinguir entre discurso como un exterior y las estructuras y fuerzas que determinan sus configuraciones. En este sentido, la mayor parte de la teoría estructuralista subvierte el enfoque del lenguaje como conducido por el objeto, donde un inventario de un lenguaje objetivo sería un inventario del mundo tal como es. La mayor parte de la investigación en las ciencias humanas es compatible con la empresa estructuralista. Los escritos marxistas a menudo se consideraron estructuralistas por el hincapié que hacían en los modos de producción material que subyacían a las teorías capitalistas de la economía, del valor, y del individuo. El temprano concepto de episteme en la obra de Foucault compartía buena parte del proyecto estructuralista en su suposición de la existencia de una configuración de relaciones o condiciones a partir de las cuales cabría derivar las diversas formas de saber en una misma época histórica. Para aquellos que sostienen que el lenguaje puede servir de vehículo para la transmisión de 4. La descripción parece estar dirigida por la estructura y no por el objeto. Resulta interesante que este desafío lanzado a los conceptos de verdad y de objetividad se desarrollara escasamente en los círculos estructuralistas. La mayoría de los estructuralistas deseaban afirmar una base racional y objetiva para su conocimiento de la estructura. Lentamente, sin embargo, el vínculo teórico se ha vuelto contra esta presuposición. Tal vez el punto central en el giro hacia el posestructuralismo provino del hecho de darse autorreflexivamente cuenta de que las exposiciones de la estructura eran en sí mismas de naturaleza discursiva. Para Derrida, el significado de la palabra no sólo depende de las diferencias entre las características visuales o auditivas de las palabras bocado, tocado, hojear y ojear, por ejemplo, todas ellas soportando significados diferentes en virtud de los cambios de consonantes , sino también de un proceso de diferición, en el que las definiciones son suplidas por otras palabras -orales y escritas, formales e informales- proporcionadas en diversas ocasiones a lo largo del tiempo. Al ir en busca del significado de una palabra, uno encuentra una ininterrumpida y creciente expansión de las palabras. Determinar qué significa una expresión dada es retroceder a una gama enorme de usos del lenguaje o textos. El significado interno se sustituye por la inmersión en los sistemas de unos procesos inherentemente oscuros e indecidibles de significación. La distancia que media entre la desconstrucción de la intención del autor y la desaparición del objeto del lenguaje es también corta. La intención del autor deja de ser un lugar importante de significado, al igual que el mundo tuera del discurso. Como Derrida intentó demostrar en el caso de diversas comentes de filosofía, una escritura así es sólo eso, una forma de escritura. Adquiere su significado no de lo que supone que existe, o de aquello a lo que putativamente se refiere lógica, representación mental, ideas a priori y similares , sino a través de su referencia a otros textos filosóficos Para la filosofía nada hay fuera del mundo de los textos. La disciplina puede seguir existiendo indefinidamente como una empresa autorreferente. En efecto, el perenne debate entre empiristas y racionalistas no trata de un remo que existe fuera de los textos, sino de un combate entre tradiciones literarias en competencia. Muchos otros autores han puesto de relieve los dispositivos literarios con los que se construyen los textos en los que se basa la autoridad. Este tan necesario suplemento es aportado por los estudios retóricos. Como muchos sostienen, estamos experimentando ahora un renacimiento de esta tradición de 2. Un estudio así se ha preocupado durante mucho tiempo de los medios a través de los cuales el lenguaje adquiere su poder de persuasión. Tradicionalmente, sin embargo, se ha venido haciendo una separación entre el contenido de un En el seno de la tradición empirista esta distinción también se ha utilizado para desacreditar el estudio de la retórica. La ciencia, se sostenía en esa tradición, se preocupa por la sustancia, por comunicar el contenido puro. Es el contenido y no la mera retórica lo que se debe satisfacer en el debate científico. La narración heroica proporciona la necesaria preestructura para la articulación de la teoría evolutiva. En ausencia de la forma narrativa in situ, la teoría evolutiva sería esencialmente ininteligible. Los diversos fósiles y artefactos recogidos por los científicos no servirían de prueba, porque no habría forma de inteligibilidad para aquellos objetos que vendrían a ser como ejemplificaciones. Al afirmar el contenido, los científicos han establecido una marcada distinción entre un lenguaje literal reflejo del mundo y otro metafórico que altera la reflexión de modo artístico ; nuevamente se privilegia el literal sobre el metafórico. La crítica social La fuerza de los asaltos ideológicos y retórico-literarios a la verdad la y la objetividad se ve acrecentada por un tercer movimiento especializado de importancia esencial para el surgimiento del construccionismo social. Se puede hacer remontar uno de los inicios de esta historia a una linea de pensamiento que surge de las obras de Max Weber, Max Scheler. Kari Mannheim y otros pensadores que estudiaron la génesis social del pensamiento científico. Los ecos y las complicidades que se anudaron con estos primeros temas tuvieron una amplia resonancia. Y en los Estados Unidos, La construcción social de la realidad de Berger y Luckmann efectivamente eliminaba la objetividad como piedra fundamental de la ciencia, sustituyéndola por una concepción de la subjetividad institucionalizada e informada socialmente. Las profundas consecuencias de estos enfoques empezaron a aflorar, sin embargo, sólo en el seno del contexto de la convulsión de finales de los años Tal vez en razón de los paralelismos que estableciera entre la revolución política y la científica. La estructura de las revoluciones científicas de Kuhn hizo las veces de principal catalizador para lo que se convertiría en una discusión de consecuencias espectaculares. Las propuestas de Kuhn no eran distintas de aquellas que Mannheim avanzó unos treinta años antes, al hacer hincapié en la importancia de las comunidades científicas en la determinación de qué se tiene en cuenta como problemas legítimos o importantes, qué sirve como evidencia y cómo se define el progreso. Sin embargo, demostraron con claridad los problemas que conllevaba utilizar los criterios empiristas tradicionales para decantarse entre afirmaciones teóricas concurrentes cuando los paradigmas teóricos mismos definen el abanico de hechos relevantes. Y lo expresaba Tal como demostró este autor, los criterios tradicionales de racionalidad científica a menudo son irrelevantes si no ofuscantes para los avances científicos. Mitroff, en El lado subjetivo de la ciencia , examinó la vertiente emocional de los compromisos científicos, explorando los modos en que los diversos juicios científicos se basan en la personalidad y el prestigio. En efecto, eliminar lo que hay de social en lo científico no dejaría nada que pudiera valer como conocimiento. En relación a la aparición del construccionismo social son particularmente significativas las elaboraciones de los procesos microsociales a partir de los que se produce el significado científico. Para Garfinkel y sus colegas, los términos descriptivos tanto dentro de las ciencias como en la vida cotidiana son fundamentalmente indexantes: es decir, su significado puede variar a través de contextos de uso divergentes. En cada caso, se sostiene, las reglas localizadas concernientes a aquello que cuenta como una instancia o ejemplo del acontecimiento en cuestión se desarrollan en el seno de relaciones. El conocimiento como posesión comunitaria Cada una de las líneas de crítica precedentes constituye una poderosa recusación planteada al enfoque tradicional que hace del lenguaje un transmisor de la verdad. Estas formas de argumentación han evocado un intercambio amplio y a veces airado en la filosofía véanse por ejemplo, Trigg, ; Grace, , Krausz, ; Harris, En realidad, el supuesto mismo de las disciplinas académicas —construidas alrededor de clases circunscritas y naturales de fenómenos, exigiendo métodos especializados de estudio, y privilegiando sus propias lógicas y analogías— ha sido puesto de relieve. Como muchos creen, esta efervescencia constituye la base del giro posmoderno en el mundo erudito. Para la crítica de la ideología no es el mundo como es sino especialmente el autointerés lo que dirige el modo en que el autor da cuenta del mundo. Las exigencias de verdad se originan en compromisos ideológicos. El sentido y la significación de las exigencias o las declaraciones de verdad derivan de una historia discursiva. La crítica social ofrece una exposición opuesta del lenguaje. No es ni la ideología subyacente ni la historia textual lo que moldea y da forma a nuestras concepciones de la verdad y del bien. La mayor parte de los críticos de la ideología ve el valor de su obra como emancipatorio y no quiere renunciar a la posibilidad de alcanzar la verdad a través del lenguaje. Duque Escobar, Gonzalo Un nuevo modelo educativo. Duque Escobar, Gonzalo Un nuevo modelo urbano. Duque Escobar, Gonzalo Un polígono industrial para Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Un territorio forjado en oro y café. Duque Escobar, Gonzalo Una nueva sociedad, el desafío para un cambio sostenible. Duque Escobar, Gonzalo and Saavedra A. Revista Cien días Duque-Arrazola, Laura Susana Política de assistência social e os tempos sociais femininos: um caso brasileiro. Díaz Barón, Maritza and Friedmann S. Trabajo y género en Colombia [Reseña]. Díaz Jaramillo, José Abelardo Víctimas y trasegares: forjadores de ciudad en Colombia, Díaz Mateus, Luz Adriana Políticas sociales y producción de relaciones capitalistas. Díaz Susa, Dora Isabel Noticias en otras palabras. Revista Estudios Sociales Comparativos, 2 1. Folia Amazónica, 19 Irish Journal of Anthropology, 14 2. Echeverri Angel, Ligia Tendencias o rupturas de la familia colombiana: una mirada retrospectiva y prospectiva. Echeverri Arango, Natalia Sobre el viaje pintoresco. Echeverri de Ferrufino, Ligia Polémica teórica sobre la familia y su papel en la sociedad. Echeverri de Ferrufino, Ligia Socialización y vejez: una explicación teórica para el caso empírico colombiano. Echeverría Ramírez, María Clara Colombia: país de reformas o las reformas del país. Boletín Cehap 2. Ehrenfeld Lenkiewicz, Noemí Las violencias y los jóvenes universitarios, una experiencia para reflexionar. Engel, Magali Gouveia Gêneros, modernidade e moralidade: leituras da cidade submersa nas crônicas de Benjamin Costallat. Enríquez Riascos, Norma Una propuesta ética, en otras palabras. Erzan, Ayse Guerra, terrorismo ambiental y la necesidad de solidaridad con Irak. Escobar Díaz, Fabio Alberto and Agudelo Calderón, Carlos Alberto Una aproximación a la investigación en las agendas políticas del sector salud en Colombia entre y Escobar de Andreis, Margarita Desde las mujeres: alternativas de calidad en salud reproductiva. Escobar-Díaz, Fabio A. Eslava Castañeda, Juan Carlos Pensando la determinación social del proceso salud-enfermedad. Trabajo Social 4. Faur, Eleonor Género, masculinidades y políticas de conciliación familia-trabajo. Femenías, María Luisa Diferencia, identidad y ciudadanía. Femenías, María Luisa Identidad y violencia. Femenías, María Luisa Simone de Beauvoir: contribuciones de una filósofa. Boletín Américanista Boletín Cehap 6. Figueroa Muñoz, Mario Bernardo La vergüenza en las víctimas de la violencia. Desde el Jardín de Freud. Flórez, Claret Feminicidio en Barranquilla. Revista Chichamaya 1. Flórez Romero, Rita Lenguaje, solución de conflictos y clase social. Forma y Función Revista de ingeniería Riqualificazione Fluviale 1. Fuentes Ríos, Jeison Stevens Para além das cotas: contribuições sociológicas para o estudo das ações afirmativas nas universidades brasileiras. Sociedad Colombiana de Medicina del Trabajo, 3 1. Galeano Gasca, Ells Natalia Trayectoria de una joven reclusa en relación con el consumo de drogas y condicionamientos de género. Galvis Ortiz, Ligia La ética y la política en sus presupuestos. Galvis Rodríguez, Silvia Camila Mi corazón ha estado siempre la izquierda. García Molina, Mario Costo efectividad del suplemento de calcio para reducir la mortalidad materna asociada a preeclampsia en Colombia. García Moreno, Beatriz Casa, mujer y cuerpo. García Moreno, Beatriz Las mujeres y los lugares del morar: mujer morada y mujer moradora. García Reyes, Liza Mujeres diversas: implicaciones en su desarrollo. García U. Journal of Public Health; Vol. García-Ubaque, César A. Garzón, María Teresa Si te dicen perra Garzón M. Garzón Ospina, Luz Alexandra Del abandono y la orfandad al cuidado y formación para la vida. Garzón Ospina, Luz Alexandra Maternidades y paternidades. Garzón de Laverde, Dora Isabel Emergencia de bienestar en enfermedades crónicas: una aproximación conceptual. Georg Binder, Klaus Factores determinantes de la contaminación ambiental y del uso de los recursos naturales. Innovar Giberti, Eva Mujer, enfermedad y violencia en medicina. Giraldo-Huertas, Juan J. Girón Sierra, José Antonio La salud hacia el año un desafío para todos. Goldwaser, Nathalie Civilización, mujer y barbarie: Una figura dislocante en el discurso político de la Generación del 37 argentina. Gomes Costa, Suely Das Desventuras de ser doutora. Colombia, Gomez Camponovo, Mariana The community study has begun. Asconar, municipio de Tumaco. Gonzalez Pastrana, Yina Paola and Diaz Montes, Carmen Elena Características familiares relacionadas con el estado nutricional en escolares de la ciudad de Cartagena. Revista Universidad de Antioquia Cartagena, Colombia. Gouveia Passos, Rachel Precariedad y trabajo docente: expresiones del desafío ético-político para el Trabajo Social. Goyes Moreno, Isabel and Montezuma M. Granados Soler, Diana La educación como una garantía de no repetición en tiempos de negociación de la paz. Guerra, Lucía Las topografías de la casa como matriz transgresiva en la narrativa de la mujer latinoamericana. Guevara Ruiseñor, Elsa S. Guiza, Norma Constanza and Aldana Pinzon, Olga Beatriz and Bonilla Ibañez, Claudia Patricia Factores familiares de riesgo de consumo de sustancias psicoactivas en estudiantes de una institución de educación media técnica de Colombia. Gutierrez Perez, Ruth Bibiana and Salgado, Mónica Liliana Evaluación de la disfunción tiroidea en estudiantes de una institución universitaria. Gutiérrez C. Alcances y Pesrpectivas. Trabajo Social 5. Gutiérrez de Pineda, Virginia Cambio social, familia patriarcal y emancipación femenina en Colombia. Gutiérrez de Pineda, Virginia Modalidades familiares de fin de siglo. Revista Chichamaya Gutmann, Matthew C. Guzman Barragan, Blanca Lisseth Contextos locales de la vigilancia de la calidad del agua para consumo humano en de los países de América Latina: Brasil y Colombia. Gómez, Claudia Visibilizar, influenciar y modificar: despenalización del aborto en Colombia. Gómez Correa, María Mercedes Cambios y permanencias de la cultura alimentaria de la población afrodescendiente migrante del Chocó en Medellín. Gómez-Galindo, Ana M. Luz and Parra-Esquivel, Eliana I. Heinz, Marion El fundamento metafísico del ordenamiento de los sexos en los ideales de Estado de Platón y Aristóteles. Henríquez-Mendoza, Giana María Desigualdades en la continuidad de la atención ambulatoria de población desplazada en Colombia, — El sentido político de Resistir desde la experiencia de NOS Revista Colombiana de Psicología Por el derecho al derecho [Reseña]. Hierro Perezcastro, Graciela El pensamiento materno. Huertas Gómez, Ebroul Construyendo nuevos caminos de interacción humana. Boletín Cehap 5. Revista Foro 6. Anotaciones sobre Planeación Hurtado Saa, Teodora Del paradigma higienista a las teorías de la interseccionalidad: la construcción social de la ocupación de trabajadoras sexuales. Ibarra Melo, María Eugenia Transformaciones y fracturas identitarias de las mujeres en la acción colectiva por la paz. Idrovo, Alvaro Javier Determinación social del proceso salud-enfermedad: una mirada crítica desde la epidemiología del siglo XXI. Jaramillo, Isabel C. Maguaré, 26 2. Jaramillo Castillo , Carlos Eduardo Las juanas de la revolución. El papel de las mujeres y los niños en la guerra de los mil días. Jaramillo G. Revista Colombiana de Sociología, Jimeno Santoyo, Myriam Crimen pasional o el corazón de las tinieblas. Jiménez Gómez, Karen Lorena and Ramírez Loaiza, Viviana Aproximaciones a la subjetividad y socialización política de jóvenes excombatientes del conflicto armado en Colombia. Jiménez Torrado, Carmenza and Pareja, Leidy Perneth Exigencias metodológicas del abordaje de la realidad social desde un enfoque cualitativo con perspectiva de género: una experiencia en construcción …. Palobra, "palabra que obra", 8 8. ISSN en línea impreso. Trabajo Social 7. Joane, Nagel Fronteras etnosexuales en zonas de guerra. Joya Valbuena, Daniela Social Diagnosis. Lagarde, Marcela Las innombrables. Lagarde, Marcela México. Lagarde y de los Ríos, Marcela Claves éticas para el feminismo en el umbral del milenio. Reflexión Política, 11 Polis: Revista Latinoamericana, 7 Polis: Revista Latinoamericana, 8 Temas Socio-Jurídicos, 25 Temas Socio-Jurídicos. ISSN — Lamus Canavate, Doris Raza y etnia, sexo y género: el significado de la diferencia y el poder. Manzana de la discordia, 3 1. Lamus Canavate, Doris and Moreno, Graciliana and Prada, Esmeralda Aproximación a un diagnóstico con enfoque de género, sobre la educación en Bucaramanga. Temas Socio-Jurídicos, 27 Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, León, Magdalena Familia nuclear y jefatura del hogar: acceso de la mujer a la tierra en las reformas agrarias. León, Magdalena Paz, tierra y mujer rural. León, Magdalena Poder y empoderamiento de las mujeres [Reseña]. Revista de Estudios Sociales León de Leal, Magdalena Servicio doméstico : servicio de asistencia legal para empleadas domésticas. Lillo, Natacha Balance histórico de dos experiencias de erradicación de la vivienda insalubre en el departamento periférico de la Seine-Saints-Denis. Revista Argentina de Investigación en Negocios, 4 1. Londoño López,, Martha Cecilia Seguridad y género: una agenda pendiente. Una mirada desde las emergencias de resistencia comunal, desviadas en resistencias de renovación urbana. Medellín, Colombia. NOVUM 6. Lorenzano, Sandra Retrato de una dama incómoda. Lozano, Elizabeth Ser mujer y colombiana: reflexiones sobre género, violencia y discurso en Colombia. Lozano Lerma, Betty Ruth El feminismo no puede ser uno porque las mujeres somos diversas: aportes a un feminismo negro decolonial desde la experiencia de las mujeres negras del Pacífico colombiano. Lozano Lerma, Betty Ruth Género, racismo y ciudadanía. Lucumi Moreno, Eva María Una mirada a las formas de subjetividad en mujeres víctimas de violencia sexual en el contexto de Buenaventura. Lugones, María Colonialidad y Género. Tabula Rasa 9. Luna, Lola G. Africa-America Latina, Cuadernos, 3. Homines: Revista de ciencias sociales, 17 Movimientos de Mujeres y Participación Política en Colombia, Boletín Americanista Historia, antropología y fuentes orales Luna Monart, Luz Elena Desplazamiento, teatro de mujeres y nuevas actoras sociales. López, Martha Individuo y subjetividad femenina. López, Martha La violación de los derechos humanos de las mujeres: una alianza entre patriarcalismo y violencia. López, Martha Patrimonio, memoria y devenir mujer. López Castaño, Marta Ciudad, tejido social y nomadismo. Nova et Vetera Aproximaciones López Díaz, Yolanda Castigo, maltrato y agresividad: Una confusión a despejar. López Díaz, Yolanda Divorcio en Buda. López Díaz, Yolanda La familia, una realidad en permanente transformación: algunas reflexiones sobre el tema. López Murcia, Luz Mary A veces también llueve para arriba: de travestis, sus amores y desamores. López-García, Irene María and Sevilla Brenes, Laura Innovación educativa para la formación de trabajadores sociales en una universidad española. Macias Angel, Beatriz and Agudelo C. Macias Angel, Beatriz Del Pilar Exploración de modelos para la evaluación del impacto económico, social, político y científico de la investigación en salud. Magliano, María José and Clavijo, Janneth La trata de personas en la agenda política sudamericana sobre migraciones: la securitización del debate migratorio. Mainbourg, Evelyne Marie T. Malagón B. Herramientas para la reflexión e intervención profesional [Reseña]. Asociación con el estrés y el trastorno del sueño. Martín padilla, Mario Ernesto and Sarmiento-Medina, Pedro and Ramirez-Jaramillo, Andrea Percepciones de pacientes y familiares sobre la comunicación con los profesionales de la salud. Martínez, Alberto La comisión de Regulación en Salud: crónica de un final anunciado. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 40 1. Marín Carvajal, Isabela Resistencias desde la huerta: movilización de mujeres en zonas rurales del suroccidente colombiano. Departamento de Caldas, Colombia. Marín Rengifo, Alba Lucía and Palacio, María Cristina La crianza y el cuidado en primera infancia: un escenario familiar de inclusión de los abuelos y las abuelas. Matos, Marcos Almeida and Carrasco, Jandrice and Lisle, Luanne and Castelar, Marilda Avascular necrosis of the femoral head in sickle cell disease in pediatric patients suffering from hip dysfunction. Mauersberger, María El dilema de la madre entre rejas: delincuente y mala madre, una doble culpa1. Mazzoldi, Maya Simbolismo del ritual de paso femenino entre los Wayuu de la alta Guajira. McGee Bailey, Susan Estafando a las muchachas y a los muchachos. Meertens, Donny Cosiendo futuro: cotidianidad y proyectos de vida de mujeres desplazadas : de la destrucción a la reconstrucción. Revista colombiana de antropología Meertens, Donny Mujer y violencia en los conflictos rurales. Mejía Gómez, Maryluz Aproximación a los derechos sexuales y reproductivos. Michel, Andée El nuevo rol de las mujeres en la promoción de la paz. Revista Colombiana de Trabajo Social El Aporte de las Mujeres. Trabajo Social 9. Mojica Mojica, Andrea Efectos de la feminización del lazo social hoy: incidencias del objeto a en el discurso. Tumaco, Colombia. Montaño Virreira, Sonia Ni hombres ni mujeres providenciales. Montenegro, Leonardo " Todas las cuestiones libertarias no se darían sin la mujer Palobra, "palabra que obra", 12 Morales Arias, Carolina Violencia sexual contra las mujeres: comprensiones y pistas para un abordaje psicosocial. Morales Cañedo, Carmen Regina Los efectos nocivos del cigarrillo en la mujer. Morales Villena, Amalia and Agrela Romero, Belén Trabajo Social e investigación: estrategias empoderadoras y de género en la universidad española. Moreno, Aluminé Ciudadanía y sexualidad en la ciudad de Buenos Aires. ISSN En prensa. Moreno Villamizar, Zully Editorial. Morón-Duarte, Lina S. Mosquera Rosero-Labbé, Claudia and León Díaz, Ruby Esther Entre la negación del racismo institucional y la etnización de la diversidad étnico-racial negra en programas de combate a la pobreza. Mulford Romanos, Nazly El trapo sucio se lava en casa : la violencia conyugal. Tomo ii. Apuntes sobre la dimensión socio-polític. Murillo Sencial, Xatlí Ciudad, desequilibrios sociales y desplazamiento forzoso. Muñiz García, Elsa La cultura del género en la era de la democracia. Muñoz Rodríguez, Mariela and Basco, María Eugenia Indagaciones epidemiológicas en salud mental: usos de servicios de salud y percepción del apoyo social. Naizzara Rodríguez, Hortensia La violencia intrafamiliar en Cartagena: un asunto de mentalidades. Palobra, "palabra que obra", 6 6. Naranjo, Jorge Alberto Alegría en el trabajo. Navarro, Flavia Marco Cuidado no remunerado y acceso a la protección social. Comparación de dos cohortes de escolares de Puerto Madryn, Argentina. Navia Velasco, Carmiña Un abrazo sororo a la mujer que aborta. Nieto López, Jaime Rafael Resistencia civil no armada en Medellín: la voz y la fuga de las comunidades urbanas. Niño, Larry Caracterización de la lactancia materna y factores asociados en Puerto Carreño, Colombia. Obach King, Alexandra and Sadler, Michelle and Jofré, Natalia Salud sexual y reproductiva de adolescentes en Chile: el rol de la educación sexual. Una mirada desde los usuarios típicos de dos parques de la ciudad de Cali. Obando S. Obando Salazar, Olga Lucia and Roth, Francoise and Guberek, Tamy and Green, Amalia Hoover El uso de datos cuantitativos para entender la violencia sexual relacionada con el conflicto armado colombiano: desafíos y oportunidades [reseña]. Obando Salazar, Olga Lucía La capacitación antirracista con perspectiva de género: un aporte metodológico. Ocoró Loango, Anny Los negros y negras en la Argentina: entre la barbarie, la exotización, la invisibilización y el racismo de Estado. Papeles de Población, 5 Ordóñez Vila, Montserrat, El oficio de escribir. ISSN impreso , en línea. Sobre La tesis de doctorado de Miguel Martínez Parra, Jenny Jazmine and Vargas, Mario Enrique Trabajo con comunidades de base como herramienta de cohesión social y desarrollo local. Pavesse, Cesare Antología mínima. Pedelahore, Christian Hacia la ciudad dialógica: cuando la realidad se encarga de poner las teorías urbanas en su justo lugar: Hanoi y Alto Bolivia. Reflexiones desde el Trabajo Social. Revista Ciencias Humanas, 7 2. Petchesky, Rosalind P. Peñas-Felizzola, Olga L. Maguaré, 26 1. Pineda Duque, Javier A. Pineda G. Pinzón Estrada, Carolina and Aponte Valverde, María Victoria Ausencia de capital social y vulnerabilidad de mujeres jefas de hogar. Pizarro, Margoth de Una voz de resistencia. Plata, María Isabel El ejercicio de tres derechos reproductivos en Colombia. Portugal, Ana María Latinoamérica pasado y presente. Perspectivas 3. Posada Díaz, Francisco La genealogia de la violencia. Revista Jurídica Revista Temas Socio-Jurídicos, 26 Prieto Delgado, Patricia and Thomas, Florence Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" Informe sobre la violencia sociopolítica contra mujeres y niñas en Colombia. Segundo avance [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda La política integral para la mujer colombiana. Puyana Villamizar, Yolanda La transición de los procesos de socialización. Maguaré 8. Puyana Villamizar, Yolanda Ni sólo campesinas, ni sólo citadinas. Puyana Villamizar, Yolanda Políticas de familia en Colombia: matices y orientaciones. Puyana Villamizar, Yolanda and Barreto Gama, Juanita María La socialización de mujeres de los sectores populares urbanos: un estudio de caso. Puyana Villamizar, Yolanda and Mosquera Rosero, Claudia Los trabajos domésticos y la proveeduría: entre permanencias, conflictos y cambios. Cambios y permanencias [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda and Rojas Moreno, Diana Alejandra Afectos y emociones entre padres, madres e hijos en el vivir transnacional. Pérez Garzón, Estiven Andrés Producción y conversaciones sobre educación popular. Aproximación a la ecofarmacovigilancia. Quintero Roa, Eliana Maribel and Ochoa Vera, Miguel Enrique Conocimientos y actitudes de estudiantes de medicina ante el aborto inducido despenalizado. Quiroz Monsalvo, Aroldo W. Criterio Jurídico Garantista, 3 4. Quiñónez Toro, Elizabeth Con equidad nuevos sujetos instituyentes para la democracia. Rago, Margareth Feminizar é preciso, ou Por uma cultura filógina. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora Asociación entre estructuras craneofaciales de adolescentes y los trastornos temporomandibulares. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora and Muñoz quintana, Gabriel Prevalencia de trastornos temporomandibulares en niños mexicanos con dentición mixta. Ramírez, María Himelda El feminismo y el pacifismo en tiempos de la Gran Guerra europea 1. Ramírez, Socorro Las estrategias de sobrevivencia como una dimensión del movimiento de mujeres en Colombia. Ramírez, Socorro Participación política de las mujeres: el reto de ganar reconocimiento y construir la diversidad. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfermedad y muerte de mujeres en la colonia. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfoques y perspectivas de los estudios sociales sobre la familia en Colombia. Entre líneas. La Manzana de la Discordia, 5 1. Ramírez Rodríguez, María Himelda Las mujeres y la acción social en Colombia, contextos de contradicciones. Feminismo y feminidad en Colombia: [Reseña]. Ramírez Rodríguez, María Himelda, La infancia abandonada en Santa Fe Colonial: entre la caridad privada y la tutela estatal Ramírez cardona, Lorena and Valenzuela, Alejandra Aplicación del test de 6 minutos en personas con obesidad, en un programa de actividad física. Rapacci, Maria Lucia and Rodríguez Díaz, Marcela Puntadas para recuperar la utopia de la salud: para iniciar algunas preguntas. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 36 1. Reguillo, Rossana Andamios para una nueva ciudad: acción y gestión comunicativa. Espacios institucionales de visibilidad y enunciación. Restrepo Palacio, Sonia and Amaya Guio, Jairo Aprendiendo sobre determinantes sociales de la salud a través de crónicas, mediante un ambiente virtual de aprendizaje. Restrepo Ruiz, Bibiana Unidad de atención integral a adolescentes gestantes y lactantes. Ribera Carbó, Anna Mujeres Sindicalistas: Las trabajadoras de la casa del obrero mundial Una aproximación a las fuentes para su estudio. Rico de Alonso, Ana Formas, cambios y tendencias en la organización familiar en Colombia. ISSN Impreso. Rietti, Sara and Maffia, Diana Ciencia y política un vínculo necesario. Su vida [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 38 1. Roca i Girona, Jordi Entre la instrumentalización y el recelo: género y educación bajo el franquismo. Rodríguez, Clara Rocío Esmeralda Arboleda: la mujer y la política. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Armas para luchar, brazos para proteger: las mujeres hablan de la guerra [Reseña]. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Desde el reconocimiento de los cuerpos hacia una ética del cuidado de la vida. Rodríguez Giraldo, Viviana Contexto rural caficultor en Colombia: consideraciones desde un enfoque de género. Rodríguez-Villamizar, Laura Andrea Inferencia causal en epidemiología. Rojas de Ferro, María Cristina Las "almas bellas" y los "guerreros justos". Santander, siglo XIX. Rosas Vargas, Rocío and Valdés Cobos, Alberto and Hurtado Saa, Teodora El contexto sí importa: violencia de género hacia las estudiantes en escuelas secundarias y preparatorias en Guanajuato. Rueda Bedoya, Rafael Fernando No se trata de enseñar, sino de aprender y dejar aprender. Boletín Cehap 7. Ruiz Gómez, Darío La niñez pobre, la pobre ciudad. Saavedra A. Salazar, María Cristina El trabajo infantil en Colombia: tendencias y nuevas políticas. Revista Chichamaya 3. Revista Ciencias Humanas, 7 1. Revista Científica Guillermo de Ockham, 6 1. Santillanes, Nadia Irina Padecer la depresión como mujer inmigrante mexicana en la ciudad de Nueva York. Sautu, Ruth Modelos de desarrollo, profesionalización y feminización de la mano de obra. Antioquia, Colombia. Segura Escobar, Nohora Colombia: guerra y desplazamiento. Segura Escobar, Nohora Conflicto, poder y violencia en la familia. María cristina Maldonado. Universidad del Valle, [Reseña]. Serrano A. Sierra Pardo, Claudia Patricia La irrupción del imaginario social, las subjetividades y los sujetos en las ciencias sociales como asunto relevante para la investigación en educación. Sigl, Eveline Erotismo, sexualidad y humor en las danzas del Altiplano boliviano. Maguaré " Ritos y Juegos", 26 2. Silberman, Pedro and Buedo, Paola Estefania and Burgos, Lucrecia Barreras en la atención de la salud sexual en Argentina: percepción de las mujeres que tienen sexo con mujeres. Silva Medina, Yesit Leonardo and Zambrano Escovar, Martha Trabajadores, villanos y amantes: encuentros entre indígenas y españoles en la ciudad letrada. Smaldone, Mariana Un legado beauvoiriano: el trabajo doméstico en la perspectiva del feminismo materialista de Christine Delphy. Soihet, Rachel Cisões, alianças e sucessos dos feminismos no Rio de Janeiro, anos Stromquist, Nelly P. Complejidad e Intervención. Huelga en Vanytex, Tannen, Deborah La relatividad de las estrategias lingüísticas: repensando el poder y la solidaridad en el género y en la dominación. Tham, Awa El combate de las mujeres por la abolición de las mutilaciones sexuales. Thomas, Florence Del espejo roto al kaleidoscopio [reseña]. Thomas, Florence Editorial. Thomas, Florence Editorial Thomas, Florence Habitar. Thomas, Florence La herencia de Simone de Beauvoir. Thomas, Florence La píldora anticonceptiva: piedra angular de una revolución. Thomas, Florence Maternidad y gestación de vida: su problematización al final del siglo. Thomas, Florence Un reto para la democracia, un reto para la paz: feminizar el mundo. Thomas, Florence and Domínguez Blanco, María Elvia Seis propuestas para una cultura de paz desde una nueva ética del amor. Cuadernos del CES 7. ISSN impresa. Torrado Pacheco, María Cristina La socialización de la infancia en medio del conflicto armado. Tovar Rojas, Patricia Familia, género y antropología: desafíos y transformaciones [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 39 1. Téllez, Dora María La mujer de hoy en Nicaragua. Revista Chichamaya 2. Umbarila Laiton, Martha Patricia Metodologías de planificación participativa y gestión asociada como campos de intervención del Trabajo Social. Urrea Giraldo, Fernando and Congolino, Mary Lily Sociabilidades, racialidad y sexualidad entre jóvenes de sectores populares de Cali. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 58 1. Urrego Mendoza, Zulma Consuelo Vicisitudes de una víctima de violencia sexual y de su terapeuta, a la luz de la legislación sobre salud mental en Colombia. Revista Colombiana de Psiquiatría, 32 1. Valencia Restrepo, Darío Las ciencias como elemento de la cultura en la planeación de un desarrollo regional integral. Valero, Maria Victoria Proportion of fever attributable to malaria in Colombia: Potential indicators for monitoring progress towards malaria elimination. Vargas, Melier E. El fujimorismo. Los riesgos de la Democracia en la Región. Vargas, Virginia Trascender lo femenino. Vargas-Acevedo, Carolina A. Revista de Derechos Humanos Villanueva Flores, Rocío El aborto: un conflicto de derechos humanos. Viveros, Mara Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía. Viveros Vigoya, Mara Teorías feministas y estudios sobre varones y masculinidades: dilemas y desafíos recientes. Viveros Vigoya, Mara and Héritier, Françoise Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía [Reseña]. Viviescas Monsalve, José Fernando El problema de la vivienda y la arquitectura. Vos Obeso, Rafaela La violación : drama cotidiano. Vos Obeso, Rafaela La violencia en la estructura familiar colombiana. Wolff, Héctor Jaime Hacia una caracterización de los asentamientos urbanos "no controlados" Colombia Wood, Jean Elisabeth Violencia sexual durante la guerra: Hacia un entendimiento de la variación. Zamora Salas, Juan Diego Ejercicio físico como tratamiento en el manejo de lumbalgia. Angelópolis, Antioquia Zubillaga, Verónica Investigar sobre violencia en América Latina. Un testimonio reflexivo sobre la experiencia de construir historias de vida con jóvenes de vida violenta. Revista Colombiana de Sociología, 7 2. Zuluaga Muñoz, Deysy Alexandra and Insuasty Rodríguez, Alfonso Metodología feminista en la investigación: el reto epistemológico del cuerpo. Zumosa, Jaime Mujer, amor y violencia, nuevas interpretaciones de antiguas realidades [Reseña]. Arboleda, Sergio Mejoras materiales. In: La Constitución Política. Biblioteca de autores colombianos. In: Atención Integral en salud para víctimas de violencia sexual. ISBN Ceballos Guerra, Juan Carlos El restablecimiento de las condiciones de habitabilidad: un proceso de y para la comunicación. Ensayos Forhum ISBN X. In: Participación comunitaria : memorias Tercer Seminario Internacional. Coupé, Françoise Villa tina: recuperación de la memoria de una tragedia. In: Perspectivas ambientales urbanas. Universidad de Antioquia. Instituto de Estudios Regionales, Medellín, Colombia, pp. In: Ferrocarriles, ya es hora. Duque Escobar, Gonzalo Manizales : El futuro de la ciudad. Universidad de Caldas, pp. In: Desarrollo y Civilización. In: Bases para el Plan de Desarrollo de Caldas Secretaría de Planeación de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Temas cívicos para agendas de desarrollo regional. Editorial Blanecolor S. Echeverría Ramírez, María Clara La ciudad popular y la arquitectura. Escritos 6. Echeverría Ramírez, María Clara Los futuros no deseados: a la luz de la realización de lo diverso. In: Memorias del seminario internacional construyendo hoy las ciudades del mañana. Ensayos Forhum 9. Echeverría Ramírez, María Clara Por una mirada abierta de la ciudad: tensiones entre lo local y lo global. In: Planeación, participación y desarrollo. Echeverría Ramírez, María Clara Repensar lo estratégico desde la comunicación. In: Tecnologie per lo sviluppo: urbano e suburbano in America Latina. Escobar R. Gallego Montes, Gabriel Trayectorias de emparejamiento entre varones en la Ciudad de México: una exploración a partir de biografías sexuales. In: Patrones de iniciación sexual y trayectorias de emparejamiento entre varones en la ciudad de México. El Colegio de México, México? García Moreno, Beatriz La ciudad de los deseos. In: Estado de los recursos naturales y del medio ambiente Huertas Gómez, Ebroul Aspectos metodológicos para una estrategia participativa en la formulación de planes de ordenamiento territorial. In: Atencion integral en salud para víctimas de violencia sexual. Londoño Blair, Alicia Antropología de la vida privada. In: Mujeres y hombres en la formación del pensamiento occidental. Ediciones de la Universidad Autónoma de Madrid, Madrid, pp. In: Historia de las mujeres en España y América Latina. Serie menor, 4 4. Luna G. In: El sexismo en la ciencia. Insituto de Ciencias de la Educación, Barcelona, pp. In: Las Raices de la memoria de America Latina. Publicaciones, Barcelona, pp. López, Marta Ciudad y desencuentro: dos miradas de mujer. In: Pensar la ciudad. López Castaño, Marta Las técnicas de sí y la escritura femenina. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Los desplazados no pueden disfrutar de una vivienda adecuada: situaciones desde sentencias de tutela. Montoya Arango, Nathalie Arquitectura y cultura: complejidad de las disciplinas del hacer poético. Mosquera Rosero, Claudia Los Bicentenarios de las Independencias y la ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ciencias Humanas. In: Acciones Afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. Entre bicentenerios de las Independecias y constitución Política de In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios de las Independencias y Constitución de Mosquera Rosero, Claudia and Rodríguez Morales, Margarita María and León Díaz, Ruby Esther Las acciones afirmativas como medio de inclusión social: énfasis conceptuales, polémicas frecuentes y experiencias de implementación en algunos países. In: Planeacion, ambiente y territorio: actualidad, retos y perspectivas. Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia, pp. Prieto, Patricia Los gobiernos nacionales como actores en la planificación. In: Planeacion con perspectiva de género. In: Política social y trabajo social: desarrollo histórico y debates actuales. Universidad de Zaragoza Gobierno de Aragón, Zaragoza, pp. In: Cali. Editorial Bonaventuriana, Santiago de Cali, pp. Programa Editorial Universidad del Valle, Cali, pp. In: Experiencias significativas en la psicología de hoy. Clínica, educación y ciudad. Universidad Santiago de Cali, Santiago de Cali, pp. Samper, Miguel La protección. Samper, Miguel Retrospecto. Thomas, Florence Pensar la ciudad para que ella nos piense Travi, Bibiana Conceptos e ideas clave en la obra de Mary Ellen Richmond y la vigencia actual de su pensamiento. In: Política social y trabajo social desarrollo histórico y debates actuales. Valderrama Barrera, Martha Inés Globalización y ciudad. Villarreal Méndez, Norma Movimientos de mujeres y participación política en Colombia, Recuperando la memoria: los ecos feministas de las primeras décadas del siglo XX. In: Historia género y política: movimiento de mujeres y participación política en Colombia Seminario Interdisciplinar Mujeres y Sociedad, Barcelona, pp. Sin Definir Antecedentes y justificación. Documento de trabajo. Sin Definir Aspectos psicosociales de las mujeres en situación de desplazamiento forzado establecidas en el departamento del Valle del Cauca. Reporte de proyecto. Corporación Sisma Mujer, Cali. Sin Definir Caracterización Región de la Orinoquía. Universidad Nacional de Colombia, Bogotà. Sin Definir Cuerpos rotos, mentes destrozadas: Tortura y malos tratos a mujeres. Amnistía Internacional, España. Sin Definir DDR y medios de comunicación: hallazgos y retos. Sin Definir, Bogotà. Sin Definir Desarme y desmovilización del ejército revolucionario guevarista ERG : monitoreo de caso: informe especial. Sin Definir Desmovilización, desvinculación y reintegración de mujeres en Colombia — Sin Definir Desvinculaciones y desmovilizaciones en Colombia y Nariño — Sin Definir Documento - Colombia: cuerpos marcados, crímenes silenciados: violencia sexual contra las mujeres en el marco del conflicto armado. Sin Definir El ejercicio del Observatorio: retos metodológicos. Sin Definir El suceso de la granada y la pistola: miradas de diversos actores. Sin Definir I Informe sobre conflicto violento en colombia — Sin Definir. Sin Definir La reparación como consecuencia del reclutamiento de menores de edad. Sin Definir Las Universidades y la reintegración a la vida civil en Colombia. Sin Definir Las universidades y la reintegración a la vida civil: El caso de Medellín. Sin Definir Modalidades de salida de las organizaciones armadas ilegales. Sin Definir Modelos de nuevas soluciones accesibles tipo arquitectónica y urbanística de inclusión por vía de entorno aplicable en campus educativos: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Fondo de Población de las Naciones Unidas. Alcaldía de Medellín, Medellín. Sin Definir Privación de la libertad de excombatientes de las Autodefensas postulados a la Ley de Justicia y Paz. Sin Definir Reparación, reconciliación y programas restaurativos en el proceso de Justicia Transicional vigente en Colombia. Sin Definir Salidas de integrantes de organizaciones guerrilleras — Sin Definir Salidas individuales de integrantes de las Autodefensas - Sin Definir Violencia de género en buenaventura Colombia: realidades y alternativas Ley del Sin Definir Voces excluidas: legislación y derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas en Colombia. Inédito, Manizales. Arango Escobar, Gilberto La vivienda en Colombia en el cambio de siglo: herencias y retos. Sin Definir, Medellín, Colombia. Reporte técnico. Institute of Development Studies, Brighton, England. Informe ejecutivo. Sin Definir, Medellín. Sin Definir, Manizales, Colombia..

Stvdivm, iv Cortés-Iza, Sandra C. Coupé, Françoise Normas para vivienda.

Dr. charles sophy esposa disfunción sexual

Boletín Cehap 3. Papeles de Población, 16 Figueredo H. Cruz Kronfly, Fernando Modernidad, sentimientos negativos y conflicto social en Colombia. Revista Colombiana de Sociología35 1. Revista Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual Manzana de la Discordia, 6 2. Cuervo-Díaz, Diana E. Cuevas, Clara Lucía Católicas por el derecho a decidir. Tejiendo Saberes ISSN - Cure Valdivieso, Salime Incesto, aves y conchas.

  • How to talk to a girl on the phone texting
  • Trucos para getaway black monday para ps2
  • Naked british sexy women

Aproximación a la lectura de algunos mitos de Yopo. Aproximaciones a la imagen del cuerpo, entre el arte y la medicina. Danel, Paula Mara Sentidos asociados a las tecnologías de la información y la comunicación en escuelas especiales.

Diaz Arriaga, Farith Adilson Mercurio en la minería del oro: impacto en las fuentes hídricas destinadas para consumo humano. Dietz, Mary G. Perspectivas 2. Duarte Cuervo, Clara Yamile Comprensión e implementación de la promoción de la salud en instituciones de educación superior en Colombia.

Dueñas Vargas, Guiomar Infanticidio y aborto en la Colonia: pócimas de ruda y cocimientos de mastranto. Dueñas Vargas, Guiomar La buena esposa: ideología de la domesticidad. Duque, Lisandro Diccionario.

Duque Escobar, Just click for source Acciones frente al clima y el "desarrollo". La Patria. Duque Escobar, Gonzalo Agua, ordenamiento territorial y desastres. Duque Escobar, Gonzalo Anotaciones para un crecimiento previsivo y con desarrollo. Duque Escobar, Gonzalo Astronomía, petróleo Dr. charles sophy esposa disfunción sexual río, en Barrancabermeja. Duque Escobar, Gonzalo Bosques en la cultura del agua.

Duque Escobar, Gonzalo Centro histórico como atractor urbano. Duque Escobar, Gonzalo Clima, deforestación y corrupción. Duque Escobar, Gonzalo Colombia: cuida y mira a tus océanos. Duque Escobar, Gonzalo Conocimiento y prosperidad en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Crisis social por disfunciones económicas en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo De la tienda al hipermercado. Revista Eje Duque Escobar, Gonzalo Desarrollo y ruralidad en la región cafetalera.

Duque Escobar, Gonzalo Economía verde y economía del conocimiento. Duque Escobar, Gonzalo Ecoparques turísticos : nodos para articular cultura y biósfera. Duque Escobar, Gonzalo Eje Cafetero: perfil de las ciudades. Circulares de la Red de Astronomía de Colombia. Duque Escobar, Gonzalo El ocaso del bosque andino y la selva tropical. Revista Civismo Duque Escobar, Gonzalo El transporte rural y el desarrollo de Caldas.

Duque Escobar, Gonzalo Emergencia e imprevisión. Duque Escobar, Gonzalo Empleo temprano en la nueva sociedad. Circular Red de Astronomía de Colombia Duque Escobar, Gonzalo Entre rieles y corredores logísticos.

Duque Escobar, Gonzalo Estrategias de divulgación científica para Colombia. Circular de la RAC Circul. Duque Escobar, Gonzalo Innovación y gobernanza para la crisis cafetera. Duque Escobar, Gonzalo Integración del mar de Balboa. Duque Escobar, Gonzalo La "Perla del oriente" caldense. Duque Escobar, Gonzalo La dimensión cultural como catalizadora del desarrollo. Duque Escobar, Gonzalo La sostenibilidad de Manizales: qué ciudad Dr. charles sophy esposa disfunción sexual.

Duque Escobar, Gonzalo Llega el invierno, pero la vulnerabilidad qué? Circular de la Red de Astronomía de Colombia Duque Escobar, Gonzalo Los guetos urbanos o la ciudad amable. Duque Escobar, Gonzalo Manizales, un escenario de alta vulnerabilidad socioambiental.

Duque Escobar, Gonzalo Medio ambiente, mercado y Estado. Circular RAC Duque Escobar, Gonzalo Ordenamiento territorial : enfoques y desafíos regionales. Duque Escobar, Gonzalo Oro de Marmato: miseria o desarrollo.

Duque Escobar, Gonzalo Para los Caldenses: un año crucial. Duque Escobar, Gonzalo Perfil ambiental de Manizales y su territorio. Revista de la SCIA Duque Escobar, Gonzalo Perfil de la comuna Palogrande. Duque Escobar, Gonzalo Planeación preventiva y cultura de adaptación ambiental.

Duque Escobar, Gonzalo Pobreza y ruralidad cafetera. Dr. charles sophy esposa disfunción sexual Escobar, Gonzalo Por falta de bosques con el agua al cuello. Duque Escobar, Gonzalo Por la dignidad de los indignados. Duque Escobar, Gonzalo Prisas para tiempos de calma. Duque Escobar, Gonzalo Reflexiones navideñas Duque Escobar, Gonzalo Rieles para el empleo cafetero. Duque Escobar, Gonzalo Sol, clima y calentamiento global. Duque Escobar, Gonzalo Templanza y solidaridad frente al desastre. Duque Escobar, Gonzalo Un nuevo modelo educativo.

Duque Escobar, Gonzalo Un nuevo modelo urbano. Duque Escobar, Gonzalo Un polígono industrial para Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Un territorio forjado en oro y café. Duque Escobar, Gonzalo Una nueva sociedad, el desafío para un cambio sostenible. Duque Escobar, Gonzalo and Saavedra A. Revista Cien días Duque-Arrazola, Laura Susana Política de assistência social e os tempos sociais femininos: um caso brasileiro.

Díaz Barón, Maritza and Friedmann S. Trabajo y género en Colombia [Reseña]. Díaz Jaramillo, José Abelardo Víctimas y trasegares: forjadores de ciudad en Colombia, Díaz Mateus, Luz Adriana Políticas sociales y producción de relaciones capitalistas. Díaz Susa, Dora Isabel Noticias en Dr. charles sophy esposa disfunción sexual palabras.

Revista Estudios Sociales Comparativos, 2 1. Folia Amazónica, 19 Irish Journal of Anthropology, 14 2. Echeverri Angel, Ligia Tendencias o rupturas de la familia colombiana: una mirada retrospectiva y prospectiva. Echeverri Arango, Natalia Sobre el viaje pintoresco. Echeverri de Ferrufino, Ligia Polémica teórica sobre la familia y su papel en la sociedad. Echeverri de Ferrufino, Ligia Socialización y vejez: una explicación teórica para el caso empírico colombiano.

Echeverría Ramírez, María Clara Colombia: país de reformas o las reformas del país. Boletín Cehap 2. Ehrenfeld Lenkiewicz, Noemí Las violencias Dr. charles sophy esposa disfunción sexual los jóvenes universitarios, una experiencia para reflexionar. Engel, Magali Gouveia Gêneros, modernidade e moralidade: leituras da cidade source nas crônicas de Benjamin Costallat. Enríquez Riascos, Norma Una propuesta ética, en otras palabras.

Erzan, Ayse Dr. charles sophy esposa disfunción sexual, terrorismo ambiental y la necesidad de solidaridad con Irak. Escobar Díaz, Fabio Alberto and Agudelo Calderón, Carlos Alberto Una aproximación a la investigación en las agendas políticas del sector salud en Colombia entre y Escobar de Andreis, Margarita Desde las mujeres: alternativas de calidad en salud reproductiva.

Escobar-Díaz, Fabio A. Eslava Castañeda, Juan Carlos Pensando la determinación social del proceso salud-enfermedad. Trabajo Social 4. Faur, Eleonor Género, masculinidades y políticas de conciliación familia-trabajo. Femenías, María Luisa Diferencia, identidad y ciudadanía. Femenías, María Luisa Identidad y violencia. Femenías, María Luisa Simone de Beauvoir: contribuciones de una filósofa. Boletín Américanista Boletín Cehap 6.

Figueroa Muñoz, Mario Bernardo La vergüenza en las víctimas de la violencia. Desde el Jardín de Freud. Flórez, Claret Feminicidio en Barranquilla. Revista Chichamaya 1. Flórez Romero, Rita Lenguaje, solución de conflictos y clase social. Forma y Función Revista de ingeniería Riqualificazione Fluviale 1.

Fuentes Ríos, Jeison Stevens Para além das cotas: contribuições Dr. charles sophy esposa disfunción sexual para o estudo das ações afirmativas nas universidades brasileiras. Sociedad Colombiana de Medicina del Trabajo, 3 1. Galeano Gasca, Ells Natalia Trayectoria de una joven reclusa en relación con el consumo de drogas y condicionamientos de género.

Galvis Ortiz, Ligia La ética y la política en sus presupuestos. Galvis Rodríguez, Silvia Camila Mi corazón ha estado siempre la izquierda. García Molina, Mario Costo efectividad del suplemento de calcio para reducir la mortalidad materna asociada a preeclampsia en Colombia.

Sexcontact day Watch Porn Movies Sex holandia. Los primeros dogmas empiristas, que daban gran importancia a la correspondencia precisa entre los términos teóricos y lo observable, fueron considerados demasiado constrictivos. Como se argumentó, las ciencia maduras, de hecho, tienen un lugar para los términos teóricos que no se refieren directamente a lo observable. Allí donde la metateoría científica apela ahora a la comprobación de hipótesis como la siguiente etapa en el avance del conocimiento figura 1. En este sentido, los resultados de la puesta a prueba de las hipótesis cumplen la misma función que el refuerzo: son medios de la naturaleza que informan de la adecuación de las propias acciones. Tal vez no haya mejor conclusión para el presente argumento que un par de citas sacadas de Principies of Behavior de Clark Hull. Al hablar primero de la naturaleza de la ciencia, Hull recita la letanía hipotético-deductiva las etapas se numeran con cifras romanas al margen : I. La observación empírica, complementada con la conjetura prudente, es la fuente principal de los primeros principios o postulados de una ciencia. Tales formulaciones, al ser tomadas en diversas combinaciones junto con condiciones antecedentes relevantes, A medida que se prosigue la criba llevada a cabo mediante este proceso de prueba y error, surge de manera gradual una serie limitada de principios primarios IV. Las deducciones hechas a partir de los postulados que sobreviven al proceso, aunque nunca son absolutamente ciertas, de hecho, finalmente se vuelven altamente fidedignas. Las similitudes entre esta exposición de la ciencia y la teoría del aprendizaje de Hull son asombrosas. La sustancia del proceso elemental de aprendizaje tal como la ponen de manifiesto la mayor parte de los experimentos realizados parece ser así: una condición de necesidad existe En el caso de que una de estas respuestas aleatorias, o una secuencia de ellas, dé como resultado la reducción de una necesidad dominante en el momento, se sigue un efecto indirecto una secuencia de ellas, dé como resultado la reducción de una necesidad dominante en el momento, se sigue un efecto indirecto III. Este efecto consiste en 1 un refuerzo de las relaciones particulares del receptor-emisor que originalmente media la reacción y 2 una tendencia para toda s las descarga s del receptor que se producen casi al mismo tiempo a adquirir nuevas relaciones con los emisores mediando la respuesta en cuestión. El primer efecto se conoce como aprendizaje primitivo por prueba y error; el segundo se conoce como aprendizaje por reflejo condicionado. Tal acción, IV. La teoría del aprendizaje humano es una réplica de la teoría de la ciencia. A lo largo de las primeras décadas de este siglo, tanto la metateoría como la teoría se mantuvieron en sincronía con la concepción de metodología prevalente. Desde luego, los métodos observacionales y la experimentación controlada en particular se vieron favorecidos por la filosofía empirista. De hecho, las condiciones experimentales existen con independencia del organismo y son anteriores lógicamente a su conducta en estas condiciones. Las manipulaciones del científico de las. La metateoría, la teoría y el método, todo se desenvuelve en una sonora armonía. Cada uno de los cuerpos interdependientes de discurso ha soportado una extensa crítica. La fase crítica del proceso de transformación ha sido amplia e irresistible en los tres niveles. Como muchos filósofos concluyen ahora, la filosofía del conocimiento científico ha entrado en una etapa posempirista Thomas, Al basar su crítica —orientada a informar al lector acerca de cómo se alcanza realmente. En el nivel de la teoría, los psicólogos han llevado a cabo también un asalto a gran escala a la teoría conductista. Buena parte de la primera crítica fue articulada u orquestada por Sigmund Koch Críticas posteriores desafiaron las suposiciones conductistas de generalidad transespecífica en leyes del aprendizaje, la contingencia histórica de los principios conductistas, y los puntales ideológicos de la teoría del conductismo. Para Piaget y sus colaboradores, las capacidades para el pensamiento abstracto no se aprendían a través del aprendizaje sino que se desplegaban a través del desarrollo natural del niño. Con la aparición de estos argumentos, la cadena unidireccional de la causalidad —desde el mundo estimulador a la respuesta conductista— se rompe. En muchos aspectos, se argumentó, el organismo alberga sus propias causas autónomas. Finalmente, acompañando el deterioro del compromiso con la metateoría empirista y la teoría conductista se extendió un amplio descontento en relación al método experimental. Las primeras críticas hacían hincapié en el grado en el que los hallazgos experimentales estaban sujetos al sesgo propio del experimentador o las características exigidas que establece el experimentador véase el resumen de Rosnow, Segmentos con un peso específico importante de la comunidad científica buscan ahora alternativas que sean viables a la metodología experimental incluyendo la investigación de campo, la investigación cualitativa con métodos de casos, métodos dialógicos, por sólo citar algunos. La fase transformacional: cognición sin consenso Como vemos, la tupida tela característica de la época anterior —la metateoría, la teoría y el método— empieza a deshacerse. La metateoría empirista, la teoría conductista y la metodología experimental, todas ellas han sufrido el impacto de una amplia crítica. En esta figura el progreso científico— en lo que significa una gama de hechos históricos, implícitamente socava el ataque que hace al uso de la observación como justificación científica. Examinemos primero la posibilidad de transformación al nivel de la metateoría. A mi entender, la mayoría de los argumentos antiempiristas pueden agruparse en tres categorías principales. Existe, en primer lugar, crítica dentro del paradigma, es decir, intentos de revisar determinadas suposiciones en la metateoría existente sin que con ello se sacrifique la presunción de la racionalidad fundacional del esfuerzo científico. Aunque es sostenible en algunos aspectos, yo pondría también las principales obras de Lakatos , Laudan y Bhaskar en una categoría similar. De hecho, tal crítica no consigue provocar lo que yo consideraría como una transformación radical en la perspectiva. Como se acostumbra a sostener, la historia de las teorías del conocimiento que se dan en Occidente puede escribirse ampliamente en términos de un movimiento pendular entre las exposiciones del conocimiento humano como un depósito de inputs experienciales y aquellas otras exposiciones y explicaciones que sostienen que la mente es una fuente originaria de conocimiento. El individuo llega a conocer a través de la observación; sin contacto experimental con el mundo, poco es cuanto el individuo puede decir que sabe o conoce. Sin una capacidad innata para la racionalidad o para organizar el mundo de determinados modos, difícilmente podríamos acreditar que poseemos conocimiento. En estos términos, la filosofía empirista-lógica de la ciencia significa en gran medida un refinamiento característico del siglo XX de las concepciones empiristas tradicionales. Por consiguiente, dada la historia del debate a lo largo de la dualidad, las críticas de tipo racionalista se habían de anticipar. A fin de poner ejemplos de ello, en algunos aspectos las criticas tanto de Hanson como de Kuhn han recurrido al uso de suposiciones que se originan en el dominio de la tradición racionalista. Los problemas del solipsismo, del conocimiento innato, de la separación mente-materia, y el conservadurismo En efecto, la sustitución del empirismo por una corriente fundamentadora racionalista es improbable. La inteligibilidad alternativa se comprende bien y sus deficiencias se hacen evidentes. Sin embargo, en el caso de las críticas que se ejercen desde el exterior de la dualidad, ninguna de estas condiciones las incumbe. Las refutaciones no han sido bien preparadas, y los problemas inherentes a las alternativas se encuentran fuera del alcance de la comprensión. A mi juicio, dos de las principales líneas de la crítica antiempirista encuentran sus raíces en una modalidad alternativa. Se trata de los tipos de crítica ideológica y la de tipo social. Las críticas de la variedad ideológica se centran en los sesgos morales y políticos inherentes al enfoque empirista. Tanto Macintyre como Habermas , por ejemplo, apuntan en el sentido de que las concepciones empiristas del conocimiento son contrarias al bienestar humano. En gran medida lo mismo cabe decir de la crítica social, es decir, la crítica que apunta a los diversos procesos sociales que operan en la generación de inteligibilidades científicas. Por consiguiente, al hacer hincapié en la base comunitaria del compromiso de un paradigma, Kuhn sostiene esencialmente una explicación social del conocimiento científico. El mismo resultado se ve favorecido por el examen que Feyerabend hace de la racionalidad como forma de tradición cultural. En el capítulo siguiente, combinaré la crítica ideológica con la social y, con recursos adicionales, sentaré los preliminares para un proyecto alternativo hecho y derecho: construccionismo social. En gran medida la razón se encuentra en que las críticas de la teoría conductista estaban incluidas en el interior de la polaridad tradicional empirista-racionalista y descansaban en diversas suposiciones surgidas de la tradición racionalista. Estas críticas sostienen la incapacidad de la teoría conductista para tomar en Poniendo nuestra atención en la exposición predominante de la metodología, encontramos una trayectoria similar a la de la metateoría empirista. Aunque reduciendo efectivamente la confianza en el método experimental, la crítica no ha logrado producir una alternativa de amplia credibilidad. Nada se dice en este caso que impugne su potencial de producción de conocimiento. Por consiguiente, la invitación del crítico no consiste en abandonar la experimentación como un programa que fracasa, sino en asignar los medios de mejorar su eficacia por ejemplo, a través de la experimentación de campo, procedimientos double-blind, grupos de investigación ética. Y, desde luego, los intentos de demostrar una igualdad con los métodos empiristas característicamente apenas culminan. En realidad, el mismo intento de demostrar, por ejemplo, que los métodos cualitativos son tan rigurosos como los métodos observacionales o de cuestionamiento, sólo da una sanción 9. Sin embargo, no se trata de ofertas en el interior del esquema dual existente. En la era conductista, los psicólogos dieron forma al individuo en el mismo molde que al científico. La psicología humana y la ciencia formaban un todo coherente. Pero no hubo intento en la época de la revolución cognitiva para generar tal coherencia: ninguna deliberación sobre la naturaleza del conocimiento científico tomaría en serio el enfoque prevalente del funcionar humano. El individuo pierde su capacidad para afirmar un conocimiento exacto de un mundo independiente. En efecto los psicólogos cognitivos se encuentran en una posición incómoda para abarcar las teorías que niegan la posibilidad de que La focalización de la atención en los procesos cognitivos activos opuestos a pasivos o determinativos, que poseen sus propias tendencias o requisitos, ha sido el sello del movimiento cognitivo desde sus primeros pasos. Y descansar en métodos empíricos es, por consecuencia lógica negar las concepciones mismas del funcionamiento humano sobre las que se ha basado la revolución cognitiva. Tal como hemos visto, en la línea central de este siglo la posición de la psicología sobre las cuestiones del conocimiento ha cambiado marcadamente. Se ha producido una importante transformación en la sustitución de la teoría conductista por la teoría cognitiva. Sin embargo, como demuestra la figura 1. La teoría conductista surgió en un contexto discursivo plenamente compatible con sus principales dogmas. Estuvo ampliamente apoyada por la fiosotia dominante de la ciencia y reforzada por un oportuno discurso sobre los métodos. Tanto la filosofía fundacional como la confianza predominante en los métodos se han erosionado en la actualidad, aunque no tienen sucesores significativos que diluyan el apoyo que tiene la concepción individualista del conocimiento. Así, pues, la teoría cognitiva actual existe, pero lo hace en una posición de precariedad. Desde luego, es posible que, incluso desprovisto del apoyo de una base racional, el movimiento cognitivo pueda seguir sosteniéndose. Al igualar los procesos cognitivos con el funcionamiento computacional, utilizando el ordenador como un medio para la modelización de la toma de decisiones y concluir que los modelos por ordenador que logran fructificar demuestran que la mente opera precisamente de este modo, los cognitivistas han desarrollado un medio efectivo, aunque a veces de una circularidad viciosa, de prestar credibilidad a sus empeños. La posibilidad de una hegemonía parece dudable. Tal retorno podría ser anticipado a través de la historia precedente de la psicología, moviéndose como lo hizo desde el mentalismo del siglo XIX al conductismo del siglo XX y luego dejando espacio al cognitivismo. También cabría anticiparlo en términos de los debates en la filosofía entre los partidarios del empirismo y los del racionalismo, debates que se han ido repitiendo a lo largo de siglos sin que hayan llegado a una solución. Ante todo, sería esencial asignar modos de trascender la panoplia de críticas a la que se ha expuesto hasta ahora al conductismo —desde el interior del paradigma, desde el polo racionalista de la dualidad y desde los sectores ideológicos y sociales. Finalmente, sería necesario desviar la creciente indignación del cambio intelectual, corrientes que favorecen en conjunto la sustitución del enfoque individualista del conocimiento por una formulación comunitaria. En el momento presente nos enfrentamos a la posibilidad de trascender la herencia de la Ilustración y su dualidad empirismo-racionalismo. Y a este empeño volveremos en los capítulos siguientes. Estos cambios de sensibilidad comparten determinados temas, que sugieren una alternativa a la concepción individual del conocimiento, a saber, el enfoque del conocimiento como residiendo en el seno de la esfera de la conexión social. Prestaré especial atención al deterioro de las creencias tradicionales en la representación verdadera y objetiva del mundo. Las críticas ideológicas, literario-retóricas y sociales pasan a primer plano. Tras destilar de estas críticas una serie de suposiciones construccionistas esenciales, exploraré los contornos de la investigación a la que invita ese tipo de suposiciones. Como propondré, el construccionismo no precisa del abandono de las empresas y empeños tradicionales. Las ciencias ofrecen explicaciones tanto del amor como de la hostilidad, del poder y la sumisión, de la racionalidad y la pasión, de la enfermedad y el bienestar, del trabajo y el juego, junto con explicaciones de amplio alcance de su funcionamiento. Al igual que otros colegas en las ciencias naturales, los científicos socioconductistas se comunican estas exposiciones entre sí y a la sociedad primero a través del lenguaje. Al lenguaje las ciencias confían el deber de pintar y reflejar los resultados de sus investigaciones. Y si es el lenguaje el que transporta la verdad a través de las culturas y al futuro, cabría concluir razonablemente que la supervivencia de las especies depende del funcionamiento del lenguaje. La duda nos asalta cuando examinamos las descripciones cotidianas de la gente. Las fotografías reales de los acontecimientos no tendrían ninguna similitud entre sí. Disyunciones semejantes entre la palabra y el mundo se pueden discernir a nivel profesional. De manera similar, en el laboratorio conductista, los investigadores son capaces de retener un compromiso teórico dado con independencia de la gama y la variabilidad de su observación. Desde los cobayas a los estudiantes de segundo año de universidad, el teórico sostiene que todos realizan la misma respuesta como es eludir las pautas de castigo. Y a pesar de los métodos rigurosos de observación utilizados en esos laboratorios, apenas podemos encontrar una teoría conductista que ha sido abandonada porque ha sido desmentida por las mismas observaciones. Nuestra preocupación inicial es, pues, la relación existente entre el lenguaje descriptivo y el mundo que proyecta representar. El problema no carece precisamente de consecuencias, ya que, como filósofos de la ciencia, desde hace tiempo somos conscientes de que una teoría se aquilata con el valor que tiene en el mercado de la predicción científica en la medida en que el lenguaje teórico corresponde a los acontecimientos del mundo real. Esta pregunta es crítica, dado que la pretensión de objetividad ha venido proporcionando la base principal para la amplia autoridad que durante el siglo pasado han afirmado las ciencias. En esta multiplicidad de aspectos, los filósofos del empirismológico ansiaban establecer una estrecha relación entre lenguaje y observación. Con todo, el problema consistía en dar cuenta de la relación entre proposiciones y observaciones. Todos estos enunciados en este enfoque son reducibles al lenguaje de la física. Efectivamente, existía una unidad fundamental entre todas las ramas de la ciencia. Aun así, estos intentos de establecer relaciones seguras y determinadas entre las palabras y los referentes del mundo real dejan una diversidad de problemas esencialmente irresueltos. Las proposiciones tienen significado durante y por encima de la capacidad referencial de las palabras individuales que las constituyen. Estas y otras preguntas irritantes han seguido siendo recalcitrantes a una solución ampliamente convincente. Para muchos, los argumentos de Popper y de Quine , en particular, justificaban reexaminar la base empírica de las declaraciones científicas en cuanto a la descripción. El primero sostuvo que no había medios lógicos para inducir enunciados teóricos generales de la observación, es decir, de desplazarse de un modo lógicamente fundamentado desde una explicación lingüística de lo particular a una explicación general o universal de las clases. La crítica de Quine causó estragos incluso a la posibilidad de una sólida fundamentación en el contexto de justificación. En el caso extremo, cada vez que el indígena utiliza el término puede que se esté refiriendo al conejo como un todo. Entonces, no encontramos los medios para vincular ostensivamente los términos y precisar así las características del mundo. Actualmente se ha aceptado en general que el modo en el que se logra la representación objetiva en cuestiones de descripción y de explicación sigue estando insatisfactoriamente explicado Fuller, ; Bames, Mientras tanto, fuera de las filas de la filosofía de la ciencia, con insistente intensidad han venido sonando redobles de tambor con otro ritmo. En el capítulo anterior, hallamos que el trabajo crítico en la filosofía de la ciencia producía simplemente una nueva iteración en un debate cíclico que ha durado siglos. Tampoco la crítica de la metodología produjo alternativas viables. Cuando sus consecuencias se elaboran y sintetizan, sientan las bases para una completa transformación de nuestro enfoque del lenguaje, así como de los conceptos aliados de verdad y racionalidad. La critica ideológica Durante la mayor parte del presente siglo se ha hecho un intenso esfuerzo —tanto por parte de los científicos como de los filósofos empiristas— para apartar a las ciencias del debate moral. Cuando la explicación y la descripción teórica se ven recubiertas de valores, se dice, dejan de ser fidedignas o pasan a ser directamente perjudiciales; distorsionan la verdad. Que las tecnologías científicas deban utilizarse para diversos propósitos como hacer la guerra, controlar la población o la previsión política tiene que ser una preocupación vital para los científicos, pero tal como se ha dejado claro con frecuencia, las decisiones acerca de estos temas no pueden derivarse de la ciencia en cuanto tal. Para muchos científicos sociales, el ultraje moral de la guerra de Vietnam empezó a socavar la confianza en este enfoque existente desde hacía mucho tiempo. No sólo no había nada acerca del aspecto científico que diera razón al rechazo de la brutalidad imperialista, sino que el establishment científico a menudo entregaba sus esfuerzos a mejorar las tecnologías de la agresión. En la década de los escritos de la Escuela de Francfort —Horkheimer, Adorno, Marcuse, Benjamín y otros— fueron especialmente catalizadores. Las pretensiones de verdad científica, por ejemplo, propiamente podían evaluarse en términos de los sesgos ideológicos que revelaban. La apreciación crítica por consiguiente nos liberaba de los efectos perniciosos de las verdades mistificadoras. Para cualquier grupo preocupado por la 1. Como forma general, la crítica ideológica intenta poner de manifiesto los sesgos valorativos que subyacen a las afirmaciones de la verdad y la razón. En la medida en la que se demuestra que estas afirmaciones representan intereses personales o de clase, ya no pueden calificarse de objetivas o racionalmente trascendentes. Por ejemplo, actualmente existe un enorme cuerpo de crítica feminista que eclipsa la obra marxista en extensión e interés. La preocupación particular de Martín se ciñe al sentido en el que los textos biológicos, tanto en el aula como en el laboratorio, representan o describen el cuerpo femenino. Tal como Martín las considera, estas descripciones científicas lo son todo menos neutrales. De manera sutil informan al lector de que la menstruación y la menopausia son formas de colapso o fracaso. Como tales tienen implicaciones peyorativas de amplia consecuencia. Para una mujer, aceptar estas exposiciones es alienarse de su cuerpo. Para Martín, como para muchos otros científicos, la ciencia es la continuación de la política por otros medios. Véanse, por ejemplo, Butler , Fine , Harding y Haraway Estas formas de crítica alejan la pretensión de verdad de la aseveración al cambiar el emplazamiento de la consideración en la afirmación misma a la base motivacional o ideológica de la que se deriva. Al hacerlo destruyen el estatuto del lenguaje como portador de la verdad. La crítica literario-retorica Una segunda amenaza a la capacidad reflectora de la descripción y de la explicación ha ido madurando en un terreno diferente, a saber, el de la teoría literaria. No son los hechos los que producen el paradigma, sino el paradigma el que determina lo que se tiene por un hecho. Con todo, a pesar de su peso específico, estas críticas de la ciencia como portadora de la verdad pervierten, de hecho, los aspectos fundamentales de un enfoque individualista del conocimiento. La disposición cognitiva del científico individual punto de vista, perspectiva, construcción sirve para organizar el mundo de modos particulares. La respuesta a esta pregunta se encuentra en una reconsideración de lo que se considera como a priori. En realidad, como demostrare en el capítulo 5, no existe una explicación viable en cuanto a cómo podría establecerse el a priori cognitivo. Sin embargo, ganamos sustancialmente si consideramos el proceso de estructuración del mundo como un proceso lingüístico y no cognitivo. En la terminología de Goodman es Esta afirmación allana el camino para la crítica literario-retórica de la función del lenguaje como portador de la verdad. Cuando los requisitos literarios absorben el proceso de dar cuenta científicamente, los objetos de tales exposiciones —como independientes de las exposiciones mismas— pierden estatuto ontológico. El estructuralismo como orientación general soporta una focalización dual entre un exterior lo aparente, lo dado, lo observado y un interior una estructura, una fuerza o proceso. Como se sostiene a menudo, el exterior adquiere su figura o forma a través del interior y sólo cabe entenderlo relativamente a sus influencias. Al considerar de este modo el lenguaje hablado o escrito, podemos distinguir entre discurso como un exterior y las estructuras y fuerzas que determinan sus configuraciones. En este sentido, la mayor parte de la teoría estructuralista subvierte el enfoque del lenguaje como conducido por el objeto, donde un inventario de un lenguaje objetivo sería un inventario del mundo tal como es. La mayor parte de la investigación en las ciencias humanas es compatible con la empresa estructuralista. Los escritos marxistas a menudo se consideraron estructuralistas por el hincapié que hacían en los modos de producción material que subyacían a las teorías capitalistas de la economía, del valor, y del individuo. El temprano concepto de episteme en la obra de Foucault compartía buena parte del proyecto estructuralista en su suposición de la existencia de una configuración de relaciones o condiciones a partir de las cuales cabría derivar las diversas formas de saber en una misma época histórica. Para aquellos que sostienen que el lenguaje puede servir de vehículo para la transmisión de 4. La descripción parece estar dirigida por la estructura y no por el objeto. Resulta interesante que este desafío lanzado a los conceptos de verdad y de objetividad se desarrollara escasamente en los círculos estructuralistas. La mayoría de los estructuralistas deseaban afirmar una base racional y objetiva para su conocimiento de la estructura. Lentamente, sin embargo, el vínculo teórico se ha vuelto contra esta presuposición. Tal vez el punto central en el giro hacia el posestructuralismo provino del hecho de darse autorreflexivamente cuenta de que las exposiciones de la estructura eran en sí mismas de naturaleza discursiva. Para Derrida, el significado de la palabra no sólo depende de las diferencias entre las características visuales o auditivas de las palabras bocado, tocado, hojear y ojear, por ejemplo, todas ellas soportando significados diferentes en virtud de los cambios de consonantes , sino también de un proceso de diferición, en el que las definiciones son suplidas por otras palabras -orales y escritas, formales e informales- proporcionadas en diversas ocasiones a lo largo del tiempo. Al ir en busca del significado de una palabra, uno encuentra una ininterrumpida y creciente expansión de las palabras. Determinar qué significa una expresión dada es retroceder a una gama enorme de usos del lenguaje o textos. El significado interno se sustituye por la inmersión en los sistemas de unos procesos inherentemente oscuros e indecidibles de significación. La distancia que media entre la desconstrucción de la intención del autor y la desaparición del objeto del lenguaje es también corta. La intención del autor deja de ser un lugar importante de significado, al igual que el mundo tuera del discurso. Como Derrida intentó demostrar en el caso de diversas comentes de filosofía, una escritura así es sólo eso, una forma de escritura. Adquiere su significado no de lo que supone que existe, o de aquello a lo que putativamente se refiere lógica, representación mental, ideas a priori y similares , sino a través de su referencia a otros textos filosóficos Para la filosofía nada hay fuera del mundo de los textos. La disciplina puede seguir existiendo indefinidamente como una empresa autorreferente. En efecto, el perenne debate entre empiristas y racionalistas no trata de un remo que existe fuera de los textos, sino de un combate entre tradiciones literarias en competencia. Muchos otros autores han puesto de relieve los dispositivos literarios con los que se construyen los textos en los que se basa la autoridad. Este tan necesario suplemento es aportado por los estudios retóricos. Como muchos sostienen, estamos experimentando ahora un renacimiento de esta tradición de 2. Un estudio así se ha preocupado durante mucho tiempo de los medios a través de los cuales el lenguaje adquiere su poder de persuasión. Tradicionalmente, sin embargo, se ha venido haciendo una separación entre el contenido de un En el seno de la tradición empirista esta distinción también se ha utilizado para desacreditar el estudio de la retórica. La ciencia, se sostenía en esa tradición, se preocupa por la sustancia, por comunicar el contenido puro. Es el contenido y no la mera retórica lo que se debe satisfacer en el debate científico. La narración heroica proporciona la necesaria preestructura para la articulación de la teoría evolutiva. En ausencia de la forma narrativa in situ, la teoría evolutiva sería esencialmente ininteligible. Los diversos fósiles y artefactos recogidos por los científicos no servirían de prueba, porque no habría forma de inteligibilidad para aquellos objetos que vendrían a ser como ejemplificaciones. Al afirmar el contenido, los científicos han establecido una marcada distinción entre un lenguaje literal reflejo del mundo y otro metafórico que altera la reflexión de modo artístico ; nuevamente se privilegia el literal sobre el metafórico. La crítica social La fuerza de los asaltos ideológicos y retórico-literarios a la verdad la y la objetividad se ve acrecentada por un tercer movimiento especializado de importancia esencial para el surgimiento del construccionismo social. Se puede hacer remontar uno de los inicios de esta historia a una linea de pensamiento que surge de las obras de Max Weber, Max Scheler. Kari Mannheim y otros pensadores que estudiaron la génesis social del pensamiento científico. Los ecos y las complicidades que se anudaron con estos primeros temas tuvieron una amplia resonancia. Y en los Estados Unidos, La construcción social de la realidad de Berger y Luckmann efectivamente eliminaba la objetividad como piedra fundamental de la ciencia, sustituyéndola por una concepción de la subjetividad institucionalizada e informada socialmente. Las profundas consecuencias de estos enfoques empezaron a aflorar, sin embargo, sólo en el seno del contexto de la convulsión de finales de los años Tal vez en razón de los paralelismos que estableciera entre la revolución política y la científica. La estructura de las revoluciones científicas de Kuhn hizo las veces de principal catalizador para lo que se convertiría en una discusión de consecuencias espectaculares. Las propuestas de Kuhn no eran distintas de aquellas que Mannheim avanzó unos treinta años antes, al hacer hincapié en la importancia de las comunidades científicas en la determinación de qué se tiene en cuenta como problemas legítimos o importantes, qué sirve como evidencia y cómo se define el progreso. Sin embargo, demostraron con claridad los problemas que conllevaba utilizar los criterios empiristas tradicionales para decantarse entre afirmaciones teóricas concurrentes cuando los paradigmas teóricos mismos definen el abanico de hechos relevantes. Y lo expresaba Tal como demostró este autor, los criterios tradicionales de racionalidad científica a menudo son irrelevantes si no ofuscantes para los avances científicos. Mitroff, en El lado subjetivo de la ciencia , examinó la vertiente emocional de los compromisos científicos, explorando los modos en que los diversos juicios científicos se basan en la personalidad y el prestigio. En efecto, eliminar lo que hay de social en lo científico no dejaría nada que pudiera valer como conocimiento. En relación a la aparición del construccionismo social son particularmente significativas las elaboraciones de los procesos microsociales a partir de los que se produce el significado científico. Para Garfinkel y sus colegas, los términos descriptivos tanto dentro de las ciencias como en la vida cotidiana son fundamentalmente indexantes: es decir, su significado puede variar a través de contextos de uso divergentes. En cada caso, se sostiene, las reglas localizadas concernientes a aquello que cuenta como una instancia o ejemplo del acontecimiento en cuestión se desarrollan en el seno de relaciones. El conocimiento como posesión comunitaria Cada una de las líneas de crítica precedentes constituye una poderosa recusación planteada al enfoque tradicional que hace del lenguaje un transmisor de la verdad. Estas formas de argumentación han evocado un intercambio amplio y a veces airado en la filosofía véanse por ejemplo, Trigg, ; Grace, , Krausz, ; Harris, En realidad, el supuesto mismo de las disciplinas académicas —construidas alrededor de clases circunscritas y naturales de fenómenos, exigiendo métodos especializados de estudio, y privilegiando sus propias lógicas y analogías— ha sido puesto de relieve. Como muchos creen, esta efervescencia constituye la base del giro posmoderno en el mundo erudito. Para la crítica de la ideología no es el mundo como es sino especialmente el autointerés lo que dirige el modo en que el autor da cuenta del mundo. Las exigencias de verdad se originan en compromisos ideológicos. El sentido y la significación de las exigencias o las declaraciones de verdad derivan de una historia discursiva. La crítica social ofrece una exposición opuesta del lenguaje. No es ni la ideología subyacente ni la historia textual lo que moldea y da forma a nuestras concepciones de la verdad y del bien. La mayor parte de los críticos de la ideología ve el valor de su obra como emancipatorio y no quiere renunciar a la posibilidad de alcanzar la verdad a través del lenguaje. La emancipación se produce, sin embargo, cuando se comprende la verdadera naturaleza de las cosas: por ejemplo, la opresión de clase, de sexo y racista. Para una discusión del giro posmoderno en las ciencias sociales, véanse Rosenau , Kvale , y Seidman y Wagner Para un tratamiento de la relación entre la erudición posmoderna y las transformación de la vida cultural, véase Connor y Gergen b. Nos encontramos, llegados a este punto, con la voz de los ocupantes cansados y aburridos de una torre de marfil del poder Efectivamente, ambas orientaciones son capaces de despojar a la otra de su autoridad ostensible. Como críticas, esencialmente parasitan las afirmaciones prevalentes de la verdad. El estadio crítico tiene que ceder el paso a un estadio transformativo: de la desconstrucción debemos pasar a la reconstrucción. Examinemos primero los problemas de la crítica ideológica. De entrada, no hay modo de reivindicar este tipo de crítica. Si la diana de la crítica el empresario, el macho, el hombre blanco afirmara que sus críticas no tienen servidumbres particulares, sino que se hacen en el interés de todos, no hay modo de que el crítico pueda ser concluyente. Si la conclusión es afirmativa, entonces la crítica de la ciencia empírica como generadora de conocimiento queda destruida. El crítico ideológico tiene que asumir en cierta forma la misma orientación empirista que característicamente intenta subvertir. En tanto que discurso unificante, el punto de vista literario es también defectuoso. Su principal problema es su incapacidad para escapar de la autogenerada prisión que es el texto. En este punto la respuesta al dilema cartesiano de la duda es un momento singular de certeza: existe el texto. No sólo la duda aparece engarzada en la idea misma de comunicación se trata simplemente de un término en los textos , pero si comprendemos sólo a través de la convención lingüística, no hay medio de comprender a nadie que no participe de esas mismas convenciones. De hecho, la comprensión auténtica sólo puede tener lugar con alguien que es idéntico a uno mismo. Las palabras son, al fin y al cabo, algo pasivo y vacío simplemente sonidos o marcas sin consecuencia. Requerimos la existencia de una relación entre el autor y el lector para que hablemos de la construcción textual de lo social. Si lo hacemos no sólo restauraremos la crítica retórico-textual de la inteligibilidad sino que daremos con una salida de la mazmorra del texto. Así como un compromiso con el proceso social puede acoger la mayor parte de la crítica retórico-literaria, se puede también abrir un camino para sostener la fuerza de la crítica ideológica. Para Foucault, existe una íntima relación entre lenguaje incluyendo todas las formas de texto y proceso social concebido en términos de relaciones de poder. En algunos aspectos se trata de la misma conclusión que se alcanzaría desde un enfoque específicamente psicológico o cognitivo de la comunicación, como aquel que sostiene que la comprensión del otro debe realizarse sobre la base de los procesos internos a uno. Una alternativa construccionista para los enfoques textual y psicológico queda perfilada en el capitulo En este contexto, es a través de una apreciación crítica del lenguaje como podemos alcanzar una comprensión de nuestras formas de relación con la cultura y, a través de él, abrir un espacio a la consideración de las alternativas futuras. La crítica social de este tipo adolece del mismo subterfugio reflexivo que la crítica ideológica y la textual: su propia verdad se ve socavada por su propia tesis. La crítica de la génesis social de cualquier exposición es algo en sí mismo derivado socialmente. La duda reflexiva no es un deslizamiento en una regresión infinita, sino un medio de reconocer otras realidades, dando así entrada a nuevas relaciones. Recordemos aquí la exposición que dimos en el capítulo 1 de los cambios de paradigma. Ahora vemos que la elaboración de la ontología implícita de la crítica social nos sirve aquí de fundamento para el cambio en el desarrollo discursivo desde un estadio crítico a otro transformacional. En estos momentos atisbamos la posibilidad de una afinidad colectiva, para hacer acopio de colaboración y prudencia, y traer a primer plano los topoi para una deliberación ulterior. Nada hay en realidad que exija una forma cualquiera de sonido, marca o movimiento del tipo utilizado por las personas en los actos de representación o comunicación. Un segundo supuesto aduce una razón importante: Los términos y las tormos por medio de las que conseguimos la comprensión del mundo y de nosotros mismos son artefactos sociales, productos de intercambio situados histórica y culturalmente y que se dan entre personas. Para los construccionistas, las descripciones y las explicaciones ni se derivan del mundo tal como es, ni son el resultado inexorable y final de las propensiones genéticas o estructurales internas al individuo. Las palabras adquieren su significado sólo en el contexto de las relaciones actualmente vigentes. Son, en los términos de Shotter , el resultado no de la acción y la reacción individual sino de la acción conjunta. Esto significa que alcanzar la inteligibilidad es participar en una pauta reiterativa de relación, o, de ser lo suficientemente amplia, en una tradición. Sólo al sostener cierta forma de relación con el pasado podemos encontrarle sentido al mundo. En gran medida, es también la tradición cultural la que permite que nuestras palabras aparezcan tan a menudo plenamente fundamentadas o derivando de lo que es en realidad. Si las formas de comprensión son suficientemente añejas, y existe la suficiente univocidad en su uso, pueden adquirir el barniz de la objetividad, el sentido de ser literales como opuesto a metafóricas. No es simplemente la repetición ni la univocidad las que sirven para reificar el discurso, sino la gama completa de relaciones de las que forma parte ese discurso en cuestión. Eliminar los términos equivaldría a amenazar a toda la organización de los procedimientos. Permanecer en el seno de la acostumbrada gama de procedimientos es conocer que se pueden alcanzar la justicia y la moralidad. En el mismo sentido, los enclaves científicos alcanzan conclusiones que son portadoras del sentido de la objetividad transparente. Sin embargo, separadas de los procesos sociales responsables del establecimiento y la gestión de la referencia, las conclusiones decaen en meros formalismos. Esta proposición se relaciona todavía con otro argumento de cierta relevancia. Se suele decir que las teorías científicas adquieren su valor primeramente en el contexto de la predicción. Incluso los instrumentalistas filosóficos, que disienten de los empiristas con respecto a la capacidad de la ciencia para revelar las verdades de la naturaleza, hacen mayor hincapié en la utilidad predictiva. Una teoría se convierte en superior a otra en virtud de su capacidad para hacer una previsión. Con todo, como los argumentos hasta ahora expuestos ponen en claro, las propias teorías no establecen predicciones, ni prescriben las condiciones de su aplicación. En sí mismas, no consiguen transmitir las reglas culturalmente compartidas de instanciación necesarias para la predicción o la aplicación. En la medida que las predicciones o las aplicaciones son fundamentales en el lenguaje y son compartidas en el seno de una comunidad, Sin embargo, hacer predicciones sobre la agresión, el altruismo, el prejuicio, los trastornos alimenticios, el desempleo y similares consiste simplemente en hacer un ejercicio de lenguaje, a menos que uno participe en las formas de relación en las que estos términos han venido garantizando la referencia. De manera similar, puede que sean abandonadas sin tener en cuenta aquello que consideramos que son los rasgos perdurables del mundo. Efectivamente, los lenguajes de la descripción y de la explicación pueden cambiar sin hacer referencia lo que denominamos fenómenos, que a su vez son libres de cambiar sin que ello comporte consecuencias necesarias para las exposiciones de orden teórico. También se beneficia del hincapié hecho por la sociología del conocimiento en la gestión del significado en los laboratorios científicos. En el presente resumen viene caracterizada primeramente para recalcar las consecuencias que el construccionismo social tiene para el proceder científico. O, siguiendo el tema desarrollado en el capítulo anterior, la metodología no es un dispositivo demoledor que permita decidir entre exposiciones científicas concurrentes. Hablando en términos políticos, esto equivale a abrir la puerta a voces alternativas en el seno de la cultura, voces desdeñadas durante mucho tiempo por su falta de una ontología, epistemología y metodología subsidiarias aceptables. Este tipo de voces ya no son acalladas a causa de la ausencia de los datos necesarios. El modo en que estos conceptos se han de canjear en la vida cultural no es determinante. Tal como se esbozara anteriormente, las comunidades de científicos pueden forjar ontologías locales de duración sustancial. En el seno de estas comunidades las proposiciones pueden ser verificadas o falsadas. Los textos de la ciencia, en gran medida expresaran los resultados de esas actividades, y si uno participa en los rituales las predicciones pueden en realidad tener sus consecuencias. La significación del lenguaje en los asuntos humanos se deriva del modo como funciona dentro de pautas de relación. Un portero es sólo un portero en virtud del hecho de que uno accede a las reglas del propio juego. En efecto, los términos adquieren su significado gracias a su función en el seno de un conjunto de reglas circunscritas. Un argumento similar se aplica al caso de la sintaxis. Es decir, presta atención al modo en que los lenguajes, incluyendo ahí las teorías científicas, se utilizan en la cultura. Es poco probable que el construccionismo pregunte por la verdad, la validez, o la objetividad de una exposición dada, qué predicciones se siguen de una teoría, en qué medida un enunciado refleja las verdaderas intenciones o emociones del hablante o cómo una prelusión se hace posible a través del procesamiento cognitivo. Estimar las formas existentes de discurso consiste en evaluar las pautas de vida cultural; tal evaluación se hace eco de otros enclaves culturales. Por ejemplo, en la medida en que existen como comunidades de comprensión, los científicos de laboratorio pueden evaluar felizmente la credibilidad y la aceptabilidad de las afirmaciones en las relaciones que las constituyen. En el mismo sentido podríamos expresarnos en relación con las de psicoanalistas y las espirituales. El científico como tal no puede preguntar por el valor espiritual de la ciencia; el psicoanalista por sí mismo carece de los medios para debatir las ventajas e inconvenientes de creer en los procesos inconscientes; y los términos y las comprensiones del estratega militar no proporcionan medio alguno para evaluar la moralidad de la guerra. Así como los significantes de otro modo lejanos se interpenetran, así las comunidades que de otro modo serían ajenas empiezan a formar un conjunto coherente. La pregunta que debemos abordar atañe al potencial positivo de estos enfoques. Para el científico que busca certezas o para el empirista tradicional, los argumentos construccionistas pueden parecer pesimistas, incluso nihilistas. Sin embargo, lo son sólo si uno se aferra a concepciones anticuadas de la empresa científica o a concepciones ofuscadoras de la verdad, del conocimiento, del saber, de la objetividad y del progreso. Lo que encontramos es que, en un grado significativo, las concepciones empTristas tradicionales del oficio han reducido su alcance, truncado sus métodos, amordazado sus expresiones posibles y circunscrito su potencial de utilidad social. En cambio, propongo que cuando se les exige lo apropiado, los argumentos construccionistas contienen un enorme potencial para las ciencias humanas. Este lenguaje Por consiguiente, ya hablemos de biólogos que estudian las moléculas del ADN o de las deliberaciones del Tribunal Supremo, sobre la Primera Enmienda de la Constitución norteamericana, tiene que haber suposiciones compartidas acerca de lo que existe, así como un acuerdo en cuanto a la acción idónea. En ausencia de tales convenciones no habría comunidad de biólogos ni Tribunal Supremo. Dicho con estas palabras, las ciencias humanas hacen una contribución esencial para hacerse con el abanico de tradiciones existentes. Son dos las funciones principales e interdependientes a las que hay que servir. La primera de estas dos funciones es satisfecha con mayor plenitud por parte de las inteligibilidades teóricas: el modo que tiene el científico de describir y explicar el mundo. Como elaboradores y proveedores articulados, respetados y visibles del lenguaje—y muy en especial los lenguajes que abordan la condición humana—, los científicos activos en las ciencias humanas pueden tener un influjo muy importante en las inteligibilidades dominantes de la sociedad y, así, en sus practicas preponderantes. Este tipo de inteligibilidades califican la acción humana, proporcionan causas para el éxito y el fracaso de la gente, y facilitan elementos racionales para la conducta. Las teorías del primer tipo nos conducen a culpar, castigar y tratar a los pervertidos en sociedad, mientras que aquellas otras del segundo tipo favorecen la reorganización de los sistemas responsables de tales resultados. En cada caso, la inteligibilidad teórica opera a fin de sostener o reforzar una perspectiva societaria significativa, así como sus modos de vida asociados. Las ciencias humanas pueden también facilitar la acción adaptativa en el seno de los confines de lo que es convencional. Con ello, sin embargo, no queremos defender una inversión sostenida en las teorías generales de testación de la conducta humana. Tal como hemos visto, esta investigación no puede justificarse sobre las bases tradicionales que nos permiten distinguir las teorías exactas y predictivas de las empíricamente engañosas. La investigación no opera ni para validar ni para invalidar las hipótesis generales, ya que todas las teorías pueden ser reducidas a verdaderas o falsas dependiendo de la gestión que uno haga del significado en un contexto dado. Tampoco la vasta parte de investigación que pone a prueba hipótesis es relevante para el desafío que supone la predicción social. No se trata de abandonar todas las formas de testación de hipótesis. Los valores culturales parecen demasiado precarios en conjunto, las pautas apreciadas demasiado fugaces para erosionar, mientras que los elementos indeseables siempre aparecen predominantes. Al mismo tiempo, las realidades culturales son raramente unívocas. Nadamos en un mar de inteligibilidades donde las corrientes discursivas de períodos dislocados de la historia —griego, romano, cristiano, judaico y otros— siempre surgen una tras otra, y la mezcla de pasados dispares genera siempre nuevas y atrayentes o espantosas posibilidades. El científico es, inevitablemente, un abogado moral y político, lo quiera él o no. Afirmar la neutralidad respecto a los valores es simplemente cerrar los ojos a los modos de vida cultural que el propio trabajo apoya o destruye. En este sentido, el construccionismo ofrece una base fundamental para desafiar las realidades dominantes y las Examinemos tres de las formas centrales del desafío: la crítica de la cultura, la crítica interna y la erudición del desarraigo. Durante la mayor parte de este siglo, las ciencias orientadas empíricamente han eludido con asiduidad la toma de partido ético o político. La crítica social, aunque apenas nueva en relación a las ciencias humanas, es una forma importante de este tipo de expresión. La crítica social debe complementarse con otros medios importantes. Esencialmente, se orienta hacia el exterior, abordando características de la cultura en general, con lo cual no llega a afectar a las ciencias humanas como tales. Sin embargo, y dado que las ciencias humanas ostentan lenguajes y practicas que afectan a la cultura, también requieren una valoración crítica. Tampoco en este caso la crítica interna representa nada nuevo para las ciencias. Como se dijo en el capítulo anterior, por ejemplo, la valoración crítica del paradigma conductista fue esencial para la evolución cognitiva. Desde el punto de vista de la actualidad, de cualquier modo, un debate interno de este tipo tiene un significado mínimo en términos de su valor respecto a la cultura en general. Y esto es así porque no logra permanecer al margen de la ciencia en sí misma. Los valores inherentes a las ciencias, y sus correspondientes implicaciones para la vida cultural, nunca se han puesto en cuestión. Lo que aquí se defiende es una forma de crítica que represente intereses o valores distintos a los que benefician a los generadores de realidades científicas. Tenemos que considerar una tercera forma de erudición desestabilizadora. En la medida en que cualquier realidad se objetiva o se da por sentada, las relaciones quedan congeladas, las opciones obturadas y las voces desoídas. Cuando suponemos que hay igualdad perdemos la capacidad de ver las desigualdades; cuando un conflicto se resuelve somos insensibles al sufrimiento de las partes. Cuando los constructivistas planteaban colocar la aporía inquietante en el corazón de un trabajo determinado, el resultado fue una desconfianza reverberante respecto a cualquier texto transparente, cualquier principio bien elaborado o cualquier plan bien formado. Como demuestra el esfuerzo desconstruccionista, cuando se las examina de cerca, las bases fundamentales claras, elegantes y convincentes se desbaratan, su lógica se hunde, su significado pasa a ser indeterminado. Aquí los esfuerzos tanto de la crítica de la retórica como social son ejemplares. Tal como se describió, el analista retórico se centra en los dispositivos mediante los cuales un discurso dado adquiere su poder persuasivo, su sentido de la racionalidad, su objetividad o verdad. Particularmente importantes son las recontextualizaciones culturales e históricas. Los valores de una comunidad particular o la verdad de una ciencia particular se desplazan en la dirección de lo universal: lo bueno y lo cierto para todos en todo momento. La investigación de la asignación cultural e histórica de valores y verdades particulares son bastiones efectivos contra los estragos que causan las palabras embravecidas. Cuando los antropólogos exploran las realidades locales de otros grupos culturales, demostrando la validez de estas realidades ajenas en el seno de sus circunstancias particulares, también destacan las limitaciones de nuestras propias racionalidades. Tomo ii. Apuntes sobre la dimensión socio-polític. Murillo Sencial, Xatlí Ciudad, desequilibrios sociales y desplazamiento forzoso. Muñiz García, Elsa La cultura del género en la era de la democracia. Muñoz Rodríguez, Mariela and Basco, María Eugenia Indagaciones epidemiológicas en salud mental: usos de servicios de salud y percepción del apoyo social. Naizzara Rodríguez, Hortensia La violencia intrafamiliar en Cartagena: un asunto de mentalidades. Palobra, "palabra que obra", 6 6. Naranjo, Jorge Alberto Alegría en el trabajo. Navarro, Flavia Marco Cuidado no remunerado y acceso a la protección social. Comparación de dos cohortes de escolares de Puerto Madryn, Argentina. Navia Velasco, Carmiña Un abrazo sororo a la mujer que aborta. Nieto López, Jaime Rafael Resistencia civil no armada en Medellín: la voz y la fuga de las comunidades urbanas. Niño, Larry Caracterización de la lactancia materna y factores asociados en Puerto Carreño, Colombia. Obach King, Alexandra and Sadler, Michelle and Jofré, Natalia Salud sexual y reproductiva de adolescentes en Chile: el rol de la educación sexual. Una mirada desde los usuarios típicos de dos parques de la ciudad de Cali. Obando S. Obando Salazar, Olga Lucia and Roth, Francoise and Guberek, Tamy and Green, Amalia Hoover El uso de datos cuantitativos para entender la violencia sexual relacionada con el conflicto armado colombiano: desafíos y oportunidades [reseña]. Obando Salazar, Olga Lucía La capacitación antirracista con perspectiva de género: un aporte metodológico. Ocoró Loango, Anny Los negros y negras en la Argentina: entre la barbarie, la exotización, la invisibilización y el racismo de Estado. Papeles de Población, 5 Ordóñez Vila, Montserrat, El oficio de escribir. ISSN impreso , en línea. Sobre La tesis de doctorado de Miguel Martínez Parra, Jenny Jazmine and Vargas, Mario Enrique Trabajo con comunidades de base como herramienta de cohesión social y desarrollo local. Pavesse, Cesare Antología mínima. Pedelahore, Christian Hacia la ciudad dialógica: cuando la realidad se encarga de poner las teorías urbanas en su justo lugar: Hanoi y Alto Bolivia. Reflexiones desde el Trabajo Social. Revista Ciencias Humanas, 7 2. Petchesky, Rosalind P. Peñas-Felizzola, Olga L. Maguaré, 26 1. Pineda Duque, Javier A. Pineda G. Pinzón Estrada, Carolina and Aponte Valverde, María Victoria Ausencia de capital social y vulnerabilidad de mujeres jefas de hogar. Pizarro, Margoth de Una voz de resistencia. Plata, María Isabel El ejercicio de tres derechos reproductivos en Colombia. Portugal, Ana María Latinoamérica pasado y presente. Perspectivas 3. Posada Díaz, Francisco La genealogia de la violencia. Revista Jurídica Revista Temas Socio-Jurídicos, 26 Prieto Delgado, Patricia and Thomas, Florence Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" Informe sobre la violencia sociopolítica contra mujeres y niñas en Colombia. Segundo avance [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda La política integral para la mujer colombiana. Puyana Villamizar, Yolanda La transición de los procesos de socialización. Maguaré 8. Puyana Villamizar, Yolanda Ni sólo campesinas, ni sólo citadinas. Puyana Villamizar, Yolanda Políticas de familia en Colombia: matices y orientaciones. Puyana Villamizar, Yolanda and Barreto Gama, Juanita María La socialización de mujeres de los sectores populares urbanos: un estudio de caso. Puyana Villamizar, Yolanda and Mosquera Rosero, Claudia Los trabajos domésticos y la proveeduría: entre permanencias, conflictos y cambios. Cambios y permanencias [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda and Rojas Moreno, Diana Alejandra Afectos y emociones entre padres, madres e hijos en el vivir transnacional. Pérez Garzón, Estiven Andrés Producción y conversaciones sobre educación popular. Aproximación a la ecofarmacovigilancia. Quintero Roa, Eliana Maribel and Ochoa Vera, Miguel Enrique Conocimientos y actitudes de estudiantes de medicina ante el aborto inducido despenalizado. Quiroz Monsalvo, Aroldo W. Criterio Jurídico Garantista, 3 4. Quiñónez Toro, Elizabeth Con equidad nuevos sujetos instituyentes para la democracia. Rago, Margareth Feminizar é preciso, ou Por uma cultura filógina. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora Asociación entre estructuras craneofaciales de adolescentes y los trastornos temporomandibulares. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora and Muñoz quintana, Gabriel Prevalencia de trastornos temporomandibulares en niños mexicanos con dentición mixta. Ramírez, María Himelda El feminismo y el pacifismo en tiempos de la Gran Guerra europea 1. Ramírez, Socorro Las estrategias de sobrevivencia como una dimensión del movimiento de mujeres en Colombia. Ramírez, Socorro Participación política de las mujeres: el reto de ganar reconocimiento y construir la diversidad. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfermedad y muerte de mujeres en la colonia. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfoques y perspectivas de los estudios sociales sobre la familia en Colombia. Entre líneas. La Manzana de la Discordia, 5 1. Ramírez Rodríguez, María Himelda Las mujeres y la acción social en Colombia, contextos de contradicciones. Feminismo y feminidad en Colombia: [Reseña]. Ramírez Rodríguez, María Himelda, La infancia abandonada en Santa Fe Colonial: entre la caridad privada y la tutela estatal Ramírez cardona, Lorena and Valenzuela, Alejandra Aplicación del test de 6 minutos en personas con obesidad, en un programa de actividad física. Rapacci, Maria Lucia and Rodríguez Díaz, Marcela Puntadas para recuperar la utopia de la salud: para iniciar algunas preguntas. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 36 1. Reguillo, Rossana Andamios para una nueva ciudad: acción y gestión comunicativa. Espacios institucionales de visibilidad y enunciación. Restrepo Palacio, Sonia and Amaya Guio, Jairo Aprendiendo sobre determinantes sociales de la salud a través de crónicas, mediante un ambiente virtual de aprendizaje. Restrepo Ruiz, Bibiana Unidad de atención integral a adolescentes gestantes y lactantes. Ribera Carbó, Anna Mujeres Sindicalistas: Las trabajadoras de la casa del obrero mundial Una aproximación a las fuentes para su estudio. Rico de Alonso, Ana Formas, cambios y tendencias en la organización familiar en Colombia. ISSN Impreso. Rietti, Sara and Maffia, Diana Ciencia y política un vínculo necesario. Su vida [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 38 1. Roca i Girona, Jordi Entre la instrumentalización y el recelo: género y educación bajo el franquismo. Rodríguez, Clara Rocío Esmeralda Arboleda: la mujer y la política. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Armas para luchar, brazos para proteger: las mujeres hablan de la guerra [Reseña]. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Desde el reconocimiento de los cuerpos hacia una ética del cuidado de la vida. Rodríguez Giraldo, Viviana Contexto rural caficultor en Colombia: consideraciones desde un enfoque de género. Rodríguez-Villamizar, Laura Andrea Inferencia causal en epidemiología. Rojas de Ferro, María Cristina Las "almas bellas" y los "guerreros justos". Santander, siglo XIX. Rosas Vargas, Rocío and Valdés Cobos, Alberto and Hurtado Saa, Teodora El contexto sí importa: violencia de género hacia las estudiantes en escuelas secundarias y preparatorias en Guanajuato. Rueda Bedoya, Rafael Fernando No se trata de enseñar, sino de aprender y dejar aprender. Boletín Cehap 7. Ruiz Gómez, Darío La niñez pobre, la pobre ciudad. Saavedra A. Salazar, María Cristina El trabajo infantil en Colombia: tendencias y nuevas políticas. Revista Chichamaya 3. Revista Ciencias Humanas, 7 1. Revista Científica Guillermo de Ockham, 6 1. Santillanes, Nadia Irina Padecer la depresión como mujer inmigrante mexicana en la ciudad de Nueva York. Sautu, Ruth Modelos de desarrollo, profesionalización y feminización de la mano de obra. Antioquia, Colombia. Segura Escobar, Nohora Colombia: guerra y desplazamiento. Segura Escobar, Nohora Conflicto, poder y violencia en la familia. María cristina Maldonado. Universidad del Valle, [Reseña]. Serrano A. Sierra Pardo, Claudia Patricia La irrupción del imaginario social, las subjetividades y los sujetos en las ciencias sociales como asunto relevante para la investigación en educación. Sigl, Eveline Erotismo, sexualidad y humor en las danzas del Altiplano boliviano. Maguaré " Ritos y Juegos", 26 2. Silberman, Pedro and Buedo, Paola Estefania and Burgos, Lucrecia Barreras en la atención de la salud sexual en Argentina: percepción de las mujeres que tienen sexo con mujeres. Silva Medina, Yesit Leonardo and Zambrano Escovar, Martha Trabajadores, villanos y amantes: encuentros entre indígenas y españoles en la ciudad letrada. Smaldone, Mariana Un legado beauvoiriano: el trabajo doméstico en la perspectiva del feminismo materialista de Christine Delphy. Soihet, Rachel Cisões, alianças e sucessos dos feminismos no Rio de Janeiro, anos Stromquist, Nelly P. Complejidad e Intervención. Huelga en Vanytex, Tannen, Deborah La relatividad de las estrategias lingüísticas: repensando el poder y la solidaridad en el género y en la dominación. Tham, Awa El combate de las mujeres por la abolición de las mutilaciones sexuales. Thomas, Florence Del espejo roto al kaleidoscopio [reseña]. Thomas, Florence Editorial. Thomas, Florence Editorial Thomas, Florence Habitar. Thomas, Florence La herencia de Simone de Beauvoir. Thomas, Florence La píldora anticonceptiva: piedra angular de una revolución. Thomas, Florence Maternidad y gestación de vida: su problematización al final del siglo. Thomas, Florence Un reto para la democracia, un reto para la paz: feminizar el mundo. Thomas, Florence and Domínguez Blanco, María Elvia Seis propuestas para una cultura de paz desde una nueva ética del amor. Cuadernos del CES 7. ISSN impresa. Torrado Pacheco, María Cristina La socialización de la infancia en medio del conflicto armado. Tovar Rojas, Patricia Familia, género y antropología: desafíos y transformaciones [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 39 1. Téllez, Dora María La mujer de hoy en Nicaragua. Revista Chichamaya 2. Umbarila Laiton, Martha Patricia Metodologías de planificación participativa y gestión asociada como campos de intervención del Trabajo Social. Urrea Giraldo, Fernando and Congolino, Mary Lily Sociabilidades, racialidad y sexualidad entre jóvenes de sectores populares de Cali. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 58 1. Urrego Mendoza, Zulma Consuelo Vicisitudes de una víctima de violencia sexual y de su terapeuta, a la luz de la legislación sobre salud mental en Colombia. Revista Colombiana de Psiquiatría, 32 1. Valencia Restrepo, Darío Las ciencias como elemento de la cultura en la planeación de un desarrollo regional integral. Valero, Maria Victoria Proportion of fever attributable to malaria in Colombia: Potential indicators for monitoring progress towards malaria elimination. Vargas, Melier E. El fujimorismo. Los riesgos de la Democracia en la Región. Vargas, Virginia Trascender lo femenino. Vargas-Acevedo, Carolina A. Revista de Derechos Humanos Villanueva Flores, Rocío El aborto: un conflicto de derechos humanos. Viveros, Mara Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía. Viveros Vigoya, Mara Teorías feministas y estudios sobre varones y masculinidades: dilemas y desafíos recientes. Viveros Vigoya, Mara and Héritier, Françoise Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía [Reseña]. Viviescas Monsalve, José Fernando El problema de la vivienda y la arquitectura. Vos Obeso, Rafaela La violación : drama cotidiano. Vos Obeso, Rafaela La violencia en la estructura familiar colombiana. Wolff, Héctor Jaime Hacia una caracterización de los asentamientos urbanos "no controlados" Colombia Wood, Jean Elisabeth Violencia sexual durante la guerra: Hacia un entendimiento de la variación. Zamora Salas, Juan Diego Ejercicio físico como tratamiento en el manejo de lumbalgia. Angelópolis, Antioquia Zubillaga, Verónica Investigar sobre violencia en América Latina. Un testimonio reflexivo sobre la experiencia de construir historias de vida con jóvenes de vida violenta. Revista Colombiana de Sociología, 7 2. Zuluaga Muñoz, Deysy Alexandra and Insuasty Rodríguez, Alfonso Metodología feminista en la investigación: el reto epistemológico del cuerpo. Zumosa, Jaime Mujer, amor y violencia, nuevas interpretaciones de antiguas realidades [Reseña]. Arboleda, Sergio Mejoras materiales. In: La Constitución Política. Biblioteca de autores colombianos. In: Atención Integral en salud para víctimas de violencia sexual. ISBN Ceballos Guerra, Juan Carlos El restablecimiento de las condiciones de habitabilidad: un proceso de y para la comunicación. Ensayos Forhum ISBN X. In: Participación comunitaria : memorias Tercer Seminario Internacional. Coupé, Françoise Villa tina: recuperación de la memoria de una tragedia. In: Perspectivas ambientales urbanas. Universidad de Antioquia. Instituto de Estudios Regionales, Medellín, Colombia, pp. In: Ferrocarriles, ya es hora. Duque Escobar, Gonzalo Manizales : El futuro de la ciudad. Universidad de Caldas, pp. In: Desarrollo y Civilización. In: Bases para el Plan de Desarrollo de Caldas Secretaría de Planeación de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Temas cívicos para agendas de desarrollo regional. Editorial Blanecolor S. Echeverría Ramírez, María Clara La ciudad popular y la arquitectura. Escritos 6. Echeverría Ramírez, María Clara Los futuros no deseados: a la luz de la realización de lo diverso. In: Memorias del seminario internacional construyendo hoy las ciudades del mañana. Ensayos Forhum 9. Echeverría Ramírez, María Clara Por una mirada abierta de la ciudad: tensiones entre lo local y lo global. In: Planeación, participación y desarrollo. Echeverría Ramírez, María Clara Repensar lo estratégico desde la comunicación. In: Tecnologie per lo sviluppo: urbano e suburbano in America Latina. Escobar R. Gallego Montes, Gabriel Trayectorias de emparejamiento entre varones en la Ciudad de México: una exploración a partir de biografías sexuales. In: Patrones de iniciación sexual y trayectorias de emparejamiento entre varones en la ciudad de México. El Colegio de México, México? García Moreno, Beatriz La ciudad de los deseos. In: Estado de los recursos naturales y del medio ambiente Huertas Gómez, Ebroul Aspectos metodológicos para una estrategia participativa en la formulación de planes de ordenamiento territorial. In: Atencion integral en salud para víctimas de violencia sexual. Londoño Blair, Alicia Antropología de la vida privada. In: Mujeres y hombres en la formación del pensamiento occidental. Ediciones de la Universidad Autónoma de Madrid, Madrid, pp. In: Historia de las mujeres en España y América Latina. Serie menor, 4 4. Luna G. In: El sexismo en la ciencia. Insituto de Ciencias de la Educación, Barcelona, pp. In: Las Raices de la memoria de America Latina. Publicaciones, Barcelona, pp. López, Marta Ciudad y desencuentro: dos miradas de mujer. In: Pensar la ciudad. López Castaño, Marta Las técnicas de sí y la escritura femenina. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Los desplazados no pueden disfrutar de una vivienda adecuada: situaciones desde sentencias de tutela. Montoya Arango, Nathalie Arquitectura y cultura: complejidad de las disciplinas del hacer poético. Mosquera Rosero, Claudia Los Bicentenarios de las Independencias y la ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ciencias Humanas. In: Acciones Afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. Entre bicentenerios de las Independecias y constitución Política de In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios de las Independencias y Constitución de Mosquera Rosero, Claudia and Rodríguez Morales, Margarita María and León Díaz, Ruby Esther Las acciones afirmativas como medio de inclusión social: énfasis conceptuales, polémicas frecuentes y experiencias de implementación en algunos países. In: Planeacion, ambiente y territorio: actualidad, retos y perspectivas. Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia, pp. Prieto, Patricia Los gobiernos nacionales como actores en la planificación. In: Planeacion con perspectiva de género. In: Política social y trabajo social: desarrollo histórico y debates actuales. Universidad de Zaragoza Gobierno de Aragón, Zaragoza, pp. In: Cali. Editorial Bonaventuriana, Santiago de Cali, pp. Programa Editorial Universidad del Valle, Cali, pp. In: Experiencias significativas en la psicología de hoy. Clínica, educación y ciudad. Universidad Santiago de Cali, Santiago de Cali, pp. Samper, Miguel La protección. Samper, Miguel Retrospecto. Thomas, Florence Pensar la ciudad para que ella nos piense Travi, Bibiana Conceptos e ideas clave en la obra de Mary Ellen Richmond y la vigencia actual de su pensamiento. In: Política social y trabajo social desarrollo histórico y debates actuales. Valderrama Barrera, Martha Inés Globalización y ciudad. Villarreal Méndez, Norma Movimientos de mujeres y participación política en Colombia, Recuperando la memoria: los ecos feministas de las primeras décadas del siglo XX. In: Historia género y política: movimiento de mujeres y participación política en Colombia Seminario Interdisciplinar Mujeres y Sociedad, Barcelona, pp. Sin Definir Antecedentes y justificación. Documento de trabajo. Sin Definir Aspectos psicosociales de las mujeres en situación de desplazamiento forzado establecidas en el departamento del Valle del Cauca. Reporte de proyecto. Corporación Sisma Mujer, Cali. Sin Definir Caracterización Región de la Orinoquía. Universidad Nacional de Colombia, Bogotà. Sin Definir Cuerpos rotos, mentes destrozadas: Tortura y malos tratos a mujeres. Amnistía Internacional, España. Sin Definir DDR y medios de comunicación: hallazgos y retos. Sin Definir, Bogotà. Sin Definir Desarme y desmovilización del ejército revolucionario guevarista ERG : monitoreo de caso: informe especial. Sin Definir Desmovilización, desvinculación y reintegración de mujeres en Colombia — Sin Definir Desvinculaciones y desmovilizaciones en Colombia y Nariño — Sin Definir Documento - Colombia: cuerpos marcados, crímenes silenciados: violencia sexual contra las mujeres en el marco del conflicto armado. Sin Definir El ejercicio del Observatorio: retos metodológicos. Sin Definir El suceso de la granada y la pistola: miradas de diversos actores. Sin Definir I Informe sobre conflicto violento en colombia — Sin Definir. Sin Definir La reparación como consecuencia del reclutamiento de menores de edad. Sin Definir Las Universidades y la reintegración a la vida civil en Colombia. Sin Definir Las universidades y la reintegración a la vida civil: El caso de Medellín. Sin Definir Modalidades de salida de las organizaciones armadas ilegales. Sin Definir Modelos de nuevas soluciones accesibles tipo arquitectónica y urbanística de inclusión por vía de entorno aplicable en campus educativos: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Fondo de Población de las Naciones Unidas. Alcaldía de Medellín, Medellín. Sin Definir Privación de la libertad de excombatientes de las Autodefensas postulados a la Ley de Justicia y Paz. Sin Definir Reparación, reconciliación y programas restaurativos en el proceso de Justicia Transicional vigente en Colombia. Sin Definir Salidas de integrantes de organizaciones guerrilleras — Sin Definir Salidas individuales de integrantes de las Autodefensas - Sin Definir Violencia de género en buenaventura Colombia: realidades y alternativas Ley del Sin Definir Voces excluidas: legislación y derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas en Colombia. Inédito, Manizales. Arango Escobar, Gilberto La vivienda en Colombia en el cambio de siglo: herencias y retos. Sin Definir, Medellín, Colombia. Reporte técnico. Institute of Development Studies, Brighton, England. Informe ejecutivo. Sin Definir, Medellín. Sin Definir, Manizales, Colombia. Sin Definir, Manizales, Caldas, Colombia. La Patria, Manizales. La Patria, Manizales, Colombia. Sin Definir, Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Clima extremo, desastres y refugiados. Duque Escobar, Gonzalo Colombia biodiversa: potencialidades y desafíos. Documento de discusión. Duque Escobar, Gonzalo Del antropocentrismo al biocentrismo. Duque Escobar, Gonzalo Desarrollo y revoluciones tecnológicas. Duque Escobar, Gonzalo Desde el Eje Cafetero: dos proyectos estructurantes de corredores logísticos. Duque Escobar, Gonzalo Dos notas sobre los retos para el desarrollo portuario en Colombia. Sin Definir, Revista Eje Duque Escobar, Gonzalo El porqué de los aguaceros en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Elementos para la visión prospectiva de Aerocafé. Sin Definir, Manizales, Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Hidro-Ituango: una lectura a la crisis. Duque Escobar, Gonzalo La economía azul en la esfera de la producción. Museo Interactivo Samoga, Manizales. Revista Eje 21, Manizales, Colombia. Duque Escobar, Gonzalo La pobreza en la historia de los procesos de desarrollo del eje cafetero. Duque Escobar, Gonzalo Latinoamérica en crisis. Duque Escobar, Gonzalo Logros y retos en la construcción del territorio. Duque Escobar, Gonzalo Magdaleneando en el contexto de un territorio estratégico para la paz. Sin Definir, Revista Civismo. Duque Escobar, Gonzalo Manizales: intervención y uso del suelo urbano. Universidad Nacional de Colombia, Manizales. Duque Escobar, Gonzalo No todo lo que brilla es oro. Duque Escobar, Gonzalo Notas al margen sobre ordenamiento territorial y participación comunitaria. Duque Escobar, Gonzalo Patrimonio hídrico: carencias en la abundancia. Duque Escobar, Gonzalo Planificación estratégica para la movilidad. Duque Escobar, Gonzalo Terremotos en el occidente colombiano. Duque Escobar, Gonzalo A la memoria de Armero, 30 años después de la tragedia. Corpocaldas, Manizales, Caldas, Colombia. Segundo semestre de Sin Definir, Medelín, Colombia. Paradojas de la Conciliación: Orientaciones para la Intervención Socioeducativa. Instituto Estudios de la Mujer. Universidad de Granada, España. Gómez Salazar, Beatríz Construcción de las diferentes expresiones evolutivas del barrio en Medellín. Bouwcentrum International Education, Rotterdam, Holanda. Ianuzova, María Mortalidad materna y Derechos Humanos. Lozano Daza, Adriana Patricia Interculturalidad en salud y pueblos indígenas: algunos interrogantes. En prensa. Lubbers, Ruud Violencia sexual y por motivos de género en contra de personas refugiadas, retornadas y desplazadas internas: Guía Para la Prevención y Respuesta. Molina M. Moreno Jaramillo, Cecilia Inés and Ramírez Salazar, Carlos Arturo Lineamientos conceptuales y estratégicos para la formulación de una política en cultura ciudadana y educación en cultura ciudadana para la ciudad de Medellín: documento ejecutivo. Peñas Felizzola, Olga Luz La ocupación en procesos de inclusión social de poblaciones vulnerables. Boletín 3. Boletín 1. Boletín 2. Oxfam Internacional, Barcelona. Rivera Pizarro, Alberto La vivienda en economías informales de Cochabamba. E II level March - May Thomas, Florence and Prieto Delgado, Patricia Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" : Informe sobre violencia sociopolítica contra mujeres, jóvenes y niñas en Colombia tercer informe - Para pensar los derechos. Torres Holguín, Jorge Fernando Diseño arquitectónico y facilitadores de resilencia en accesibilidad al medio físico: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Factores humanos aplicados en diagnóstico y diseño de arquitectura accesible en campus educativos: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Inclusión por vía de entorno en campus educativos. Torres Holguín, Jorge Fernando La inmótica en un planteamiento para la aplicación de la tecnología en un entorno físico arquitectónico y urbanístico para potencializar la inclusión en campus educativos: estudio de caso: docuemento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Postulado metodológico para el plan de especial de accesibilidad arquitectónica y urbanística en la universidad nacional de Colombia: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Propuesta metodológica para la construcción de una guía de evaluación accesible en el medio físico en instituciones educativas Sedes muestra Universidad Nacional de Colombia: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Villarreal Méndez, Norma Desarrollo rural género y ciudadanía. Sin Definir Familia y cambio en Colombia: memorias del seminario-taller sobre familia: las transformaciones de fines del siglo XX. In: Familia y cambio en Colombia: memorias del seminario-taller sobre familia, Mayo , , Medellín, Colombia. Sin Definir Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. In: Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Arango Escobar, Gilberto Moravia una historia de mejoramiento urbano. Judicialización de casos y reparación a mujeres víctimas de delitos de violencia sexual en el marco del conflicto armado. Carvajal Orozco, José Gabriel Relaciones dirigentes-dirigidos : un acercamiento desde los derechos humanos. Castrillón J. Ceballos Guerra, Juan Carlos En el contexto de la city marketing: mutaciones en las transformaciones de habitar de los espacios cívicos del centro urbano. Coupé, Françoise La vivienda como proceso socio-económico. Coupé, Françoise Los riesgos de hoy en la ciudad de mañana : síntesis. Coupé, Françoise and Henao Rodríguez, Alberto Vivienda e infraestructura: síntesis de la ponencia. Cuervo López, Itzamar Nataly and Borja García, Samir and Ceballos Guerra, Juan Carlos Impactos en la economía barrial por la aplicación de los planes parciales: un acercamiento desde la dimensión ambiental del territorio. In: No posee, 12 Agosto Duque Escobar, Gonzalo Agua y clima en el desafío ambiental. Duque Escobar, Gonzalo Armero 25 años Foro: Integración, cooperación y articulación un sueño de región, Julio 20 y 21 de Duque Escobar, Gonzalo Caldas en la biorregión cafetera. Duque Escobar, Gonzalo Calentamiento global en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Ciudad, puerto y río en tierra de pasillos, bundes y guabinas. La Dorada, Caldas. Universidad de Caldas. Universidad Católica de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo El desarrollo urbano y económico de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo El futuro de la Ciudad. Duque Escobar, Gonzalo El modelo de ocupación urbano - territorial de Manizales. In: Museo Interactivo Planetario. Duque Escobar, Gonzalo El territorio caldense, un constructo cultural. Duque Escobar, Gonzalo Honda - La Dorada : potencial nodo intermodal para una plataforma logística. Programa de Ingeniería Ambiental. In: Conmemoración de los 20 años del desastre de Armero, 19 de noviembre de , Auditorio de la Universidad Nacional de Colombia - sede Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Los desafíos para el desarrollo samario pasan por su potencial aeroportuario. Duque Escobar, Gonzalo Manizales: integración regional y desarrollo territorial. In: Foro: Ocupación del territorio e Integración regional, Agosto 14 de Duque Escobar, Gonzalo Neira: entre la ruralidad y la ciudad región. Manizales, Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Riesgo en la zona andina tropical por laderas inestables. Duque Escobar, Gonzalo Riesgo sísmico: los terremotos. Duque Escobar, Gonzalo Río Blanco, cuna de vida Duque Escobar, Gonzalo Salamina, Caldas años : "desarrollo rural en la región cafetera". Universidad Tecnológica de Pereira. Duque Escobar, Gonzalo Visión retrospectiva y prospectiva del desarrollo regional. Duque Escobar, Gonzalo Vulnerabilidad de las laderas de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo and Torres Arango, Claudia Participación de la sociedad civil en el ordenamiento territorial. Echeverría Ramírez, María Clara Alcances y limitaciones de los procesos de participación en la planeación del ordenamiento territorial. Echeverría Ramírez, María Clara El reto de un proyecto de sociedad urbana ante el descalabro modernista. Echeverría Ramírez, María Clara Las dos ciudades o el reto de una sola. Echeverría Ramírez, María Clara Lo urbano y lo cultural en el ordenamiento ambiental del territorio. Echeverría Ramírez, María Clara Los sofismas actuales, falacias derrotistas? Huertas Gómez, Ebroul El conocimiento al servicio de la vida. Huertas Gómez, Ebroul La compra comunera de tierra y el trabajo colectivo en el desarrollo progresivo del vecindario: bases para una microplaneación participativa o plan de desarrollo integral comunitario y participación vecinal. Huertas Gómez, Ebroul Una experiencia de planeación participativa de un organismo no gubernamental en apoyo a la reconstrucción de las zonas afectadas por la erupción del Nevado del Ruíz. Siglo XX. Meertens, Donny Las mujeres y la violencia : conflictos rurales y sus efectos diferenciados por genero. In: Seminario-taller "Estrategias y acciones para la paz en Colombia" : la paz : miradas de esperanza, Octubre , , Sasaima, Cundanamarca, Colombia. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Vivienda adecuada-DESC como método de lectura de la habitabilidad de los entornos residenciales: una aproximación desde los procesos de reasentamiento en altura. Género, mujeres: reparación y reconciliación. Moreno Jaramillo, Cecilia Inés La conurbación: rizoma urbano y hecho ambiental complejo. In: Coloquio Internacional de Economía social y solidaria en un contexto de multiculturalidad, diversidad y desarrollo territorial, Abril , Mendoza, Argentina. Ramirez, José Ernesto El lugar de la educacion politecnica en la regulacion de las relaciones educacion trabajo en Colombia. Ramirez, José Ernesto Estrategias de las organizaciones populares en zonas de reserva campesina respecto la solucion al problema de las drogas ilicitas en el marco del acuerdo general para la Terminacion del conflicto armado en colombia. Reflexión sobre el caso colombiano. Derecho, conflicto armado y paz: memorias. In: congreso internacional rural sustentable "Estrategias para la competitividad Rural", , Arauca, Arauca. Sin Definir, ed. Escuela de Estudios de Género. Villareal, Norma and Ríos, María Angélica , eds. Catholics for a Free Choice, Washington, D. Ardila , Gerardo , ed. Escritos 9. Brecha Lésbica, Buenos Aires. Arango Escobar, Gilberto , ed. Volumen II. Sede Amazonia. Instituto Amazónico de Investigaciones Imani, Leticia. Volumen I. Ediciones Rubeo, España. Escritos 8. Investigación e innovación. Ediciones de, las mujeres 3. Isis Internacional, Santiago de Chile. Mesa de trabajo: Mujer y conflicto armado. Informe de derechos humanos de las mujeres en Colombia. Montaner, Mariliana , ed. Tipografía Industrial Medellín, Medellín. Julio and Uribe, Camila and Pelaez, Lucy , eds. Editorial Amnistía Internacional, Madrid. ISBN volumen 2. Escritos 4. Marín G. Investigaciones Rueda Bedoya, Rafael Fernando , ed. Amnistía Internacional, Madrid. Serrano Amaya, José Fernando, , ed. Brand, Peter Charles , ed. Bases del plan de igualdad de oportunidades para las mujeres. Barreto Gama, Juanita , ed. Módulo pedagógico para formadores. Módulo pedagógico para formadores 2. Defensoría del Pueblo. Reparando a falta: dinâmica de gênero em perspectiva geracional. Pregon Ltda, Medellín. Las reformas legislativas y las mujeres 3. Médicos Sin Fronteras, Bruselas. Amnesty International Publications, London. Informe Derechos de las Mujeres Colombia, Fundación Universidad Central. Testimonios de mujeres trabajadoras. Corporación Educativa Combos, Medellín, pp. Tipografía Industrial Medellín. Aguirre D. Corporación Aldea Global, Manizales, Colombia. Colecciones CES. Ediciones de las mujeres Alexander, M. Mapas 6. Traficantes de sueños, Madrid, España. Amaya Ponce, Amparo Letras y Encajes. Amézquita de Almeida, Josefina La mujer: sus obligaciones y sus derechos. Serie derecho de familia. Actividades preparatorias. Alcaldía de Medellín, Medellín, Colombia. Arango Gaviria, Luz Gabriela Jóvenes en la universidad: género, clase e identidad profesional. Biblioteca universitaria. Ciencias Sociales y Humanidades. Educación y género. Arias Valencia, Silvia L. Ariza Sosa, Gladys Rocío De inapelable a intolerable: violencia contra las mujeres en sus relaciones de pareja en Medellín. Colección CES. Ediciones de las mujeres; ISSN Barraza Morelle, Cecilia and Caicedo Delgado, Luz Piedad Mujeres entre mafiosos y señores de la guerra: impacto del proceso de desarme, desmovilización y reintegración en la vida y seguridad de las mujeres en comunidades en pugna: caso Villavicencio. Colección mujeres y sociedad 3. Feminaria Editora, Buenos Aires. Beall, Jo and Villarreal, Marcela Planeación con perspectiva de género. Violencia política, daño y reparación. Bernal Rodríguez, Paola Modelo de atención integral a víctimas del conflicto armado, en el marco de la Ley de Justicia y Paz. Biermann Stolle, Enrique Distantes y distintos: los emigrantes alemanes en Colombia Facultad de Medicina. Occasional Paper 6. Colección documentos. Serie Acceso a la Justicia 3. Serie Acceso a la justicia. Imani mundo 3. Paidós Studio, Ediciones Paidós Ibérica, Barcelona. Serie Acceso a la Justicia 1. Cabrera Cifuentes, Linda María and Rodríguez Peña, Viviana María and Rodríguez Rincón, Carolina Lineamientos de política criminal para la protección del derecho humano de las mujeres a una vida libre de violencia sexual. Documentos Corporación Sisma Mujer..

García Moreno, Beatriz Casa, mujer y cuerpo. García Moreno, Beatriz Las mujeres y los lugares del morar: mujer morada y mujer moradora. García Reyes, Liza Mujeres diversas: implicaciones en su desarrollo.

García U. Journal of Public Health; Vol. García-Ubaque, César A. Garzón, María Teresa Si te dicen perra Garzón M. Garzón Ospina, Luz Alexandra Del abandono y la Dr. charles sophy esposa disfunción sexual al cuidado y formación para la vida.

Garzón Ospina, Luz Alexandra Maternidades y paternidades. Garzón de Laverde, Dora Isabel Emergencia de bienestar en enfermedades crónicas: una aproximación conceptual. Georg Binder, Klaus Factores determinantes de la contaminación ambiental y del uso de los recursos naturales. Innovar Giberti, Eva Mujer, enfermedad y violencia en medicina.

Giraldo-Huertas, Juan J. Girón Sierra, José Antonio La salud hacia el año un desafío para todos. Goldwaser, Nathalie Civilización, mujer y barbarie: Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual figura dislocante en el discurso político de la Generación del 37 argentina. Gomes Costa, Suely Das Desventuras de ser doutora. Colombia, Gomez Camponovo, Mariana The community study has begun.

Asconar, municipio de Tumaco. Gonzalez Pastrana, Yina Paola and Diaz Montes, Carmen Elena Características familiares relacionadas con el estado nutricional en escolares de la ciudad de Cartagena. Revista Dr. charles sophy esposa disfunción sexual de Antioquia Cartagena, Colombia. Gouveia Passos, Rachel Precariedad y trabajo docente: expresiones del desafío ético-político para el Trabajo Social.

Goyes Moreno, Dr. charles sophy esposa disfunción sexual and Montezuma M. Granados Soler, Diana La educación como una garantía de no repetición en tiempos de negociación de la paz. Guerra, Lucía Las topografías de la casa como matriz transgresiva en la narrativa de la Dr. charles sophy esposa disfunción sexual latinoamericana. Guevara Ruiseñor, Elsa S. Guiza, Norma Constanza and Aldana Pinzon, Olga Beatriz and Bonilla Ibañez, Claudia Patricia Factores familiares de riesgo de consumo de sustancias psicoactivas en estudiantes de una institución de educación media técnica de Colombia.

Gutierrez Perez, Ruth Bibiana and Salgado, Mónica Liliana Evaluación de la disfunción tiroidea en estudiantes de una institución universitaria. Gutiérrez C. Alcances y Pesrpectivas. Trabajo Social 5. Gutiérrez de Pineda, Virginia Cambio social, familia patriarcal y emancipación femenina en Colombia. Gutiérrez de Pineda, Virginia Modalidades familiares de fin de siglo. Revista Chichamaya Gutmann, Matthew C. Guzman Barragan, Blanca Lisseth Contextos locales de la vigilancia de la calidad del agua para consumo humano en de los países de América Latina: Brasil y Colombia.

Gómez, Claudia Visibilizar, influenciar y modificar: despenalización del aborto en Colombia. Gómez Correa, María Mercedes Cambios y permanencias de la cultura alimentaria de la población afrodescendiente migrante del Chocó en Medellín. Gómez-Galindo, Ana M. Luz and Parra-Esquivel, Eliana I. Heinz, Marion El fundamento metafísico del article source de los sexos en los ideales de Estado de Platón y Aristóteles.

Henríquez-Mendoza, Giana María Desigualdades en la continuidad de Dr. charles sophy esposa disfunción sexual atención ambulatoria de población desplazada en Colombia, — El sentido político de Resistir desde source experiencia de NOS Revista Colombiana de Psicología Por el derecho al derecho [Reseña].

Hierro Perezcastro, Graciela El pensamiento materno. Huertas Gómez, Ebroul Construyendo nuevos caminos de interacción humana. Boletín Cehap 5. Revista Foro 6. Anotaciones sobre Planeación Hurtado Saa, Teodora Del paradigma higienista a las teorías de la interseccionalidad: la construcción social de la ocupación de trabajadoras sexuales.

Ibarra Melo, María Eugenia Transformaciones y fracturas identitarias de las mujeres en la acción colectiva por la paz. Idrovo, Alvaro Javier Determinación social del proceso salud-enfermedad: una mirada crítica desde la epidemiología del siglo XXI. Jaramillo, Isabel C. Maguaré, 26 2. Jaramillo CastilloCarlos Eduardo Las juanas de la revolución. El papel de las mujeres y los niños en Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual guerra de los mil días. Jaramillo G. Revista Colombiana de Sociología, Jimeno Santoyo, Myriam Crimen Dr. charles sophy esposa disfunción sexual o Dr. charles sophy esposa disfunción sexual corazón de las tinieblas. Jiménez Gómez, Karen Lorena and Ramírez Loaiza, Viviana Aproximaciones a la subjetividad y socialización política de jóvenes excombatientes del conflicto armado en Colombia. Jiménez Torrado, Carmenza and Pareja, Leidy Perneth Exigencias metodológicas del abordaje de la realidad social desde un enfoque cualitativo con perspectiva de género: una experiencia en construcción ….

Palobra, "palabra que obra", 8 8. Dr. charles sophy esposa disfunción sexual en línea impreso. Trabajo Social 7. Joane, Nagel Fronteras etnosexuales en zonas de guerra. Joya Valbuena, Daniela Social Diagnosis.

Lagarde, Marcela Las innombrables. Link, Marcela México. Lagarde y de los Ríos, Marcela Claves éticas para el feminismo en el umbral del milenio. Reflexión Política, 11 Polis: Revista Latinoamericana, 7 Polis: Revista Latinoamericana, 8 Temas Socio-Jurídicos, 25 click Temas Socio-Jurídicos. ISSN — Lamus Canavate, Doris Raza y etnia, sexo y género: el significado de la diferencia y el poder.

Manzana de la discordia, 3 1. Lamus Canavate, Doris and Moreno, Graciliana and Prada, Esmeralda Aproximación a un diagnóstico con enfoque de género, sobre la educación en Bucaramanga. Temas Socio-Jurídicos, 27 Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, León, Magdalena Familia nuclear y jefatura del hogar: acceso de la mujer a la tierra en las reformas agrarias.

León, Magdalena Paz, tierra y mujer rural. León, Magdalena Poder y empoderamiento de las mujeres [Reseña]. Revista Dr. charles sophy esposa disfunción sexual Estudios Sociales León de Leal, Magdalena Servicio doméstico : servicio de asistencia legal para empleadas domésticas. Lillo, Natacha Balance histórico de dos experiencias de erradicación de la vivienda insalubre en el departamento periférico de la Seine-Saints-Denis.

Revista Argentina de Investigación en Negocios, 4 1. Londoño López, Martha Cecilia Seguridad y género: una agenda pendiente. Una mirada desde las emergencias de resistencia comunal, desviadas en resistencias de renovación urbana. Medellín, Colombia. NOVUM 6. Lorenzano, Sandra Retrato de una dama incómoda. Lozano, Elizabeth Ser mujer y colombiana: reflexiones sobre género, violencia y discurso en Colombia. Lozano Lerma, Betty Ruth El feminismo no puede ser uno porque las mujeres somos diversas: aportes a un feminismo negro decolonial desde la experiencia de las mujeres negras del Pacífico colombiano.

Lozano Lerma, Betty Ruth Género, racismo y ciudadanía. Dr. charles sophy esposa disfunción sexual Moreno, Eva María Una mirada a las formas de subjetividad en mujeres víctimas de violencia sexual en el contexto de Buenaventura. Lugones, María Colonialidad y Género. Tabula Rasa 9. Luna, Lola G. Africa-America Latina, Cuadernos, 3. Homines: Revista de ciencias sociales, 17 Movimientos de Mujeres y Participación Política en Colombia, Boletín Americanista Historia, antropología y fuentes orales Luna Monart, Luz Elena Desplazamiento, teatro de mujeres y nuevas actoras sociales.

López, Martha Individuo y subjetividad Dr. charles sophy esposa disfunción sexual. López, Martha La violación de los derechos humanos de las mujeres: una alianza entre patriarcalismo y violencia. López, Dr. charles sophy esposa disfunción sexual Patrimonio, memoria y devenir mujer.

López Castaño, Marta Ciudad, tejido social y nomadismo. Nova et Vetera Aproximaciones López Díaz, Yolanda Castigo, maltrato y agresividad: Una confusión a despejar. López Díaz, Yolanda Divorcio en Buda. López Díaz, Yolanda La familia, una realidad en permanente transformación: algunas reflexiones sobre el tema. López Murcia, Luz Mary A veces también llueve para arriba: de travestis, sus amores y desamores. López-García, Irene María and Sevilla Brenes, Laura Innovación educativa para la formación de trabajadores sociales en una universidad española.

Macias Angel, Beatriz and Agudelo C. Macias Angel, Beatriz Del Pilar Exploración de modelos para la Dr. charles sophy esposa disfunción sexual del impacto económico, social, político y científico de la investigación en salud. Magliano, María José and Clavijo, Janneth La trata de personas en la agenda política sudamericana sobre migraciones: la securitización del debate migratorio.

Mainbourg, Evelyne Marie T. Malagón B. Herramientas para la reflexión e intervención profesional [Reseña]. Asociación con el estrés y el trastorno del sueño. Martín padilla, Mario Ernesto and Sarmiento-Medina, Pedro and Ramirez-Jaramillo, Andrea Percepciones de pacientes y familiares sobre la comunicación con los profesionales de la salud. Martínez, Alberto La comisión de Regulación en Salud: crónica de un click here anunciado.

Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 40 1. Marín Carvajal, Isabela Resistencias desde la huerta: movilización de mujeres en zonas rurales del suroccidente colombiano. Departamento de Caldas, Colombia.

Marín Rengifo, Alba Lucía and Palacio, María Cristina La crianza y el cuidado en primera infancia: un escenario familiar de inclusión de los abuelos y las abuelas.

Matos, Marcos Almeida and Dr. charles sophy esposa disfunción sexual, Jandrice and Lisle, Luanne and Castelar, Marilda Avascular necrosis of the femoral head in sickle cell disease in pediatric patients suffering from hip dysfunction.

Mauersberger, María El dilema de la madre entre rejas: delincuente y mala madre, una doble culpa1. Mazzoldi, Maya Simbolismo del ritual de paso femenino entre los Wayuu de la alta Guajira. McGee Bailey, Susan Estafando a las muchachas y a los muchachos. Meertens, Donny Cosiendo futuro: cotidianidad y proyectos de vida de mujeres desplazadas : de la destrucción a la reconstrucción. Revista colombiana de antropología Meertens, Donny Mujer y violencia en los conflictos rurales.

Mejía Gómez, Maryluz Aproximación a los derechos sexuales y reproductivos. Michel, Andée El nuevo rol de las mujeres en la promoción de la paz.

Revista Colombiana de Trabajo Social El Aporte de las Mujeres. Trabajo Social 9. Mojica Please click for source, Andrea Efectos de la feminización del lazo social hoy: incidencias del objeto a en el discurso. Tumaco, Colombia. Montaño Virreira, Sonia Ni hombres ni mujeres providenciales. Montenegro, Leonardo " Todas las cuestiones libertarias no se darían sin la mujer Palobra, "palabra que obra", 12 Morales Arias, Carolina Violencia sexual contra las mujeres: comprensiones y pistas para un abordaje psicosocial.

Morales Cañedo, Carmen Regina Los efectos nocivos del cigarrillo en la mujer.

Morales Villena, Amalia and Agrela Romero, Belén Dr. charles sophy esposa disfunción sexual Social e investigación: estrategias empoderadoras y de género en la universidad española. Moreno, Aluminé Ciudadanía y sexualidad en la ciudad de Buenos Aires. ISSN En prensa. Moreno Villamizar, Zully Editorial. Morón-Duarte, Lina S. Mosquera Rosero-Labbé, Claudia and León Díaz, Ruby Esther Entre la negación del racismo institucional y la etnización de la diversidad étnico-racial negra en programas de combate a la pobreza.

Mulford Click here, Nazly El trapo sucio se lava en casa : la violencia conyugal. Tomo ii. Apuntes sobre la dimensión socio-polític. Murillo Sencial, Xatlí Ciudad, desequilibrios sociales y desplazamiento forzoso. Muñiz García, Elsa La cultura del género en la era de la democracia. Muñoz Rodríguez, Mariela and Basco, María Eugenia Dr. charles sophy esposa disfunción sexual epidemiológicas en salud mental: usos de servicios de salud y percepción del apoyo social.

Naizzara Rodríguez, Hortensia La violencia intrafamiliar en Cartagena: un asunto de mentalidades. Palobra, "palabra que obra", 6 6. Naranjo, Jorge Alberto Alegría en el trabajo. Navarro, Flavia Marco Cuidado no remunerado y here a la protección social. Comparación de dos cohortes de escolares de Puerto Madryn, Argentina.

Navia Velasco, Carmiña Un abrazo sororo a la mujer que aborta. Nieto López, Jaime Rafael Resistencia civil no armada en Medellín: la voz y la fuga de las comunidades urbanas.

Niño, Larry Caracterización de la lactancia materna y factores asociados en Puerto Carreño, Colombia. Obach King, Alexandra and Sadler, Michelle and Jofré, Natalia Salud sexual y reproductiva de adolescentes en Chile: el rol de la educación sexual.

Una mirada desde los usuarios típicos Dr. charles sophy esposa disfunción sexual dos parques de la ciudad de Cali. Obando S. Obando Salazar, Olga Lucia and Roth, Francoise and Guberek, Tamy and Green, Amalia Hoover El uso de datos cuantitativos para entender la violencia sexual relacionada con el conflicto armado colombiano: desafíos y oportunidades [reseña]. Obando Salazar, Olga Lucía La capacitación antirracista con perspectiva de género: un aporte metodológico.

Ocoró Loango, Anny Los negros y negras en la Argentina: entre la Dr. charles sophy esposa disfunción sexual, la exotización, la invisibilización y el racismo de Estado. Papeles de Población, 5 Ordóñez Vila, Montserrat, El oficio de escribir.

ISSN impresoen línea. Sobre La tesis de doctorado de Miguel Martínez Parra, Jenny Jazmine and Vargas, Mario Enrique Trabajo con comunidades de base como herramienta de cohesión social y desarrollo local. Pavesse, Cesare Antología mínima. Pedelahore, Christian Hacia la ciudad dialógica: cuando la realidad se encarga de poner las teorías urbanas en su justo lugar: Hanoi y Alto Bolivia. Reflexiones desde el Trabajo Social.

Revista Ciencias Humanas, 7 2. Petchesky, Rosalind P. Peñas-Felizzola, Olga L. Maguaré, 26 1. Pineda Duque, Javier A. Pineda G. Pinzón Estrada, Carolina and Aponte Valverde, María Victoria Ausencia de capital social y vulnerabilidad de mujeres jefas de hogar. Pizarro, Margoth de Una voz de resistencia.

Plata, María Isabel El ejercicio de tres derechos reproductivos en Colombia. Portugal, Ana María Latinoamérica pasado y presente. Perspectivas 3.

Posada Díaz, Francisco La genealogia de la violencia. Revista Jurídica Revista Temas Socio-Jurídicos, 26 Prieto Delgado, Patricia and Thomas, Florence Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" Informe sobre la violencia sociopolítica contra mujeres y niñas en Colombia.

Segundo avance [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda La política integral para la mujer colombiana. Puyana Villamizar, Yolanda La transición de los procesos de socialización.

Maguaré 8. Puyana Villamizar, Yolanda Ni sólo campesinas, ni sólo citadinas. Puyana Villamizar, Yolanda Políticas de familia en Colombia: matices y orientaciones. Puyana Villamizar, Yolanda and Barreto Gama, Juanita María La socialización de mujeres de los sectores populares urbanos: un estudio de caso. Puyana Villamizar, Yolanda and Mosquera Rosero, Claudia Los trabajos domésticos y Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual proveeduría: entre permanencias, conflictos y cambios. Cambios y permanencias [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda and Rojas Moreno, Diana Alejandra Afectos y emociones entre padres, madres e hijos en el vivir transnacional. Pérez Garzón, Estiven Andrés Producción y conversaciones sobre educación popular. Aproximación a la ecofarmacovigilancia.

Quintero Roa, Eliana Maribel and Ochoa Vera, Miguel Enrique Conocimientos y actitudes de estudiantes de medicina ante el aborto inducido despenalizado. Quiroz Monsalvo, Aroldo W. Criterio Jurídico Garantista, 3 4. Quiñónez Toro, Elizabeth Con equidad nuevos sujetos instituyentes para la democracia. Rago, Margareth Feminizar é preciso, ou Por uma cultura filógina. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora Asociación entre estructuras craneofaciales de adolescentes y los trastornos temporomandibulares.

Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora and Muñoz quintana, Gabriel Prevalencia de trastornos temporomandibulares en niños mexicanos con dentición mixta. Ramírez, María Himelda El Dr. charles sophy esposa disfunción sexual y el pacifismo en tiempos de la Gran Guerra europea 1.

Ramírez, Socorro Las estrategias de sobrevivencia como una dimensión del movimiento de mujeres en Colombia. Ramírez, Socorro Participación política de las mujeres: el reto de ganar reconocimiento y construir la diversidad. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfermedad y muerte de mujeres en la colonia. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfoques y perspectivas de los estudios sociales sobre la familia en Colombia. Entre líneas.

La Manzana de la Discordia, 5 1. Ramírez Rodríguez, María Himelda Las mujeres y la acción social en Colombia, contextos de contradicciones. Feminismo y feminidad en Colombia: [Reseña]. Ramírez Rodríguez, María Himelda, La infancia abandonada en Santa Fe Colonial: entre la caridad privada y la tutela estatal Ramírez cardona, Lorena and Valenzuela, Alejandra Aplicación del test de 6 minutos en personas con obesidad, en un programa de actividad física.

Rapacci, Maria Lucia and Rodríguez Díaz, Marcela Puntadas para recuperar la utopia de la salud: para iniciar algunas preguntas. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 36 1. Reguillo, Rossana Andamios para una nueva ciudad: acción y gestión comunicativa. Espacios institucionales de visibilidad y enunciación. Restrepo Palacio, Sonia and Amaya Guio, Jairo Aprendiendo sobre determinantes sociales de la salud a través de crónicas, mediante un ambiente virtual de aprendizaje.

Restrepo Ruiz, Bibiana Unidad de atención integral a adolescentes gestantes y lactantes. Ribera Carbó, Anna Mujeres Sindicalistas: Las trabajadoras de la casa del obrero mundial Una Dr. charles sophy esposa disfunción sexual a las fuentes para su estudio. Rico de Alonso, Ana Formas, cambios y tendencias en la organización familiar en Colombia.

ISSN Impreso. Rietti, Sara and Maffia, Diana Ciencia y política un vínculo necesario. Su vida [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 38 1. Roca i Girona, Jordi Entre la instrumentalización y el recelo: género y educación bajo el franquismo. Rodríguez, Clara Rocío Esmeralda Arboleda: la mujer y la política. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Armas para luchar, brazos para proteger: las mujeres hablan de la guerra [Reseña].

Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Desde el reconocimiento de los cuerpos hacia una ética del cuidado de la vida. Rodríguez Giraldo, Viviana Contexto rural caficultor en Colombia: consideraciones desde un enfoque de género. Rodríguez-Villamizar, Laura Andrea Inferencia causal en epidemiología. Rojas de Ferro, María Cristina Las "almas bellas" y los "guerreros Dr. charles sophy esposa disfunción sexual. Santander, siglo XIX. Rosas Continue reading, Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual and Valdés Cobos, Alberto and Hurtado Saa, Teodora El contexto sí importa: violencia de género hacia las estudiantes en escuelas secundarias y preparatorias Dr. charles sophy esposa disfunción sexual Guanajuato. Rueda Bedoya, Rafael Fernando No se trata de enseñar, sino de aprender y dejar aprender.

Boletín Cehap 7. Ruiz Gómez, Darío La niñez pobre, la pobre ciudad. Saavedra A. Salazar, María Cristina El trabajo infantil en Colombia: tendencias y nuevas políticas. Revista Chichamaya 3.

Revista Ciencias Humanas, 7 1. Revista Científica Guillermo de Ockham, 6 1. Santillanes, Nadia Irina Padecer la depresión como mujer inmigrante mexicana en la ciudad de Nueva York. Sautu, Ruth Modelos de desarrollo, profesionalización y feminización de la mano de obra. Antioquia, Colombia. Segura Escobar, Nohora Colombia: guerra y desplazamiento. Segura Escobar, Nohora Conflicto, poder y violencia en la familia. María cristina Maldonado. Universidad del Valle, [Reseña].

Serrano A. Sierra Pardo, Claudia Patricia La irrupción del imaginario social, las subjetividades y los sujetos en las ciencias sociales check this out asunto relevante para la investigación en educación. Sigl, Eveline Erotismo, sexualidad y humor en las danzas del Altiplano boliviano. Maguaré " Ritos y Juegos", 26 2.

Silberman, Pedro and Buedo, Paola Estefania and Burgos, Lucrecia Barreras see more la atención de la salud sexual en Argentina: percepción de las mujeres que tienen sexo con mujeres. Silva Medina, Yesit Leonardo and Zambrano Escovar, Martha Trabajadores, villanos y amantes: encuentros entre indígenas y españoles Dr. charles sophy esposa disfunción sexual la ciudad letrada. Smaldone, Mariana Un legado beauvoiriano: Dr. charles sophy esposa disfunción sexual trabajo Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual en la perspectiva del feminismo materialista de Christine Delphy. Soihet, Rachel Cisões, alianças e sucessos dos feminismos no Rio de Janeiro, anos Stromquist, Nelly P. Complejidad e Intervención.

Huelga en Vanytex, Tannen, Deborah La relatividad de las estrategias lingüísticas: repensando el poder y la solidaridad en el género y en la dominación.

Sakhia Xxx Watch Porn Movies Streamer nudes. La primera se expresó con mayor plenitud en el movimiento conductista que dominó la psicología durante la mayor parte del siglo XX. La tradición racionalista, actualmente manifiesta en los latidos hegemónicos del movimiento 7. Y cuando el impulso racionalista queda exhausto, restan pocos recursos en el interior de la tradición. Ni el repliegue en el pasado conductista empirista ni una adicional evolución de la orientación racionalista parecen posibles. Saber acerca del conocimiento Una ironía dislocante obsesiona a una disciplina comprometida en comprender la naturaleza del conocimiento individual. Por otro lado, al hacer afirmaciones durante nuestro proceso de investigación, rebatimos nuestro estado de ignorancia. Al afirmar que el proceso de investigación produce conocimiento, el científico afirma el conocimiento del conocimiento. Si alguien no sabe nada del conocimiento, de su adquisición, de su adecuación, su utilización, y similares, entonces difícilmente puede afirmar que conoce o sabe. Si alguien afirma el privilegio del conocimiento, entonces nos vemos obligados a presumir que esta declaración se afianza en un conocimiento del proceso de generación del conocimiento. Los psicólogos han suavizado el impacto de esta ironía afirmando la necesidad de indagar en este aspecto vital del funcionar humano la declaración de ignorancia , aunque sacan la justificación de sus exigencias del conocimiento de otras fuentes. Estos cuerpos auxiliares o de apoyo del discurso han sido primariamente de dos variedades, la primera metateórica y la segunda metodológica. Dado el manifiesto éxito de las ciencias naturales y la aparente confianza de estas ciencias en los métodos empíricos, cabría que uno razonablemente depositara su confianza en una disciplina que empleaba tales métodos. En efecto, para lograr la potencia discursiva, los psicólogos han unido sus explicaciones de la vida mental tanto con las justificaciones de índole metateórica como con las de índole metodológica. Para una elaboración de los desarrollos que unen la psicología científica con el empirismo lógico véase Koch y Toulmin y Leary Por consiguiente, los psicólogos científicos no pueden derivar apoyo de una ontología espiritual, dado que las redes suposicionales son ampliamente independientes o antagonistas. De manera similar, un compromiso con la metodología fenomenológica haciendo hincapié en la función organizadora de la experiencia humana sería perjudicial para la teoría psicológica al considerar el conocimiento individual como un acrecentamiento de inputs. En mi opinión, cabe sostener que durante la primera mitad del presente siglo hubo una estrecha alianza y apoyo recíproco entre las teorías psicológicas del funcionamiento individual y las exposiciones disponibles tanto en el nivel de la metateoría como en el de la teoría. Esta transformación en el nivel de la teoría no se ha visto acompañada por cambios en los niveles ni de la metateoría ni de la metodología. Por consiguiente, las exposiciones cognitivas del conocimiento individual son ampliamente aisladas y vulnerables; y si viven todavía, porque carecen de justificación convincente —tanto en términos de una teoría fundacional del conocimiento como en los de la 2. Ciertamente hay muchos otros procesos que operan determinando el grado de apoyo en cualquier caso concreto. El apoyo puede depender, por ejemplo, no sólo de los supuestos o suposiciones compartidas, sino de las similitudes en los derivados. La idea misma del conocimiento individual se vuelve sospechosa. Para mis propósitos actuales, moldearé las cuestiones en términos de la idea familiar de cambios de paradigmas. En efecto, el lenguaje crea una ontología imaginada y una estructura para hacer inteligible cómo y por qué los constituyentes de la ontología se relacionan. Los niños, por ejemplo, pueden dominar versiones de la teoría del Big-Bang acerca de los orígenes del universo o aquello que podría aguardarles en el cielo al mismo tiempo que aprenden las tablas de multiplicar. La teoría darwiniana sigue viva y activa en el seno de la cultura a pesar del hecho de que hay un escaso acuerdo acerca de cómo y a qué se aplica ahora. La ontología afirmada junto con su red de relaciones putativas proporciona las razones para su propia defunción. Esta línea de argumentación quedó también reflejada en los escritos sobre el ser y la negación de Hegel Comprender que se trata de algo exige darse cuenta de que puede ser de otro modo. Tal como éste nos propone, los significantes lingüísticos consiguen su significado a través de su diferenciación de otros significantes. El lenguaje, y por consiguiente el significado, dependen de un sistema de diferencias. La palabra hombre alcanza su capacidad comunicativa gracias a su oposición con la palabra mujer, arriba porque contrasta con abajo, emoción con razón, y así sucesivamente. Para ampliar las implicaciones de estos diversos argumentos, permítanme proponer que cualquier sistema de inteligibilidad descansa en lo que es característicamente una negación implícita, una inteligibilidad alternativa que se plantea como rival de sí misma. Ya se trate de religión, de teoría política o de una perspectiva científica, todas se distinguen en virtud de aquello que no son. Greimas Consideremos la estructura dibujada en la figura 1. Tal como se indicó antes, el término empirista de un modo característico se contrapone a racionalista. Las grandes batallas epistemológicas en la filosofía de siglos pasados pueden en gran medida exponerse en términos de esta oposición binaria. Figura 1. En muchos casos los sistemas de inteligibilidad se pueden sostener sin que pese la amenaza de antagonismo. Foucault , existe una conexión estrecha entre saber y poder. Los discursos de una disciplina son rasgos constitutivos de sus estructuras de castigo y de concesión de prerrogativas. Al mismo tiempo, del mismo modo que se establecen jerarquías de privilegio, asimismo se pueden poner en marcha discursos de negación. Una tendencia hacia la negación puede que se exacerbe a medida que se encuentren los medios dentro de enclaves marginales que puedan generar una expresión coherente. A medida que los grupos marginales encuentran vías para fundamentar lo que de otro modo sólo serían inteligibilidades dispares, la voz de la crítica puede verse amplificada. Existen muchos recursos disponibles en la lucha contra los discursos hegemónicos —honestos y deshonestos, taimados y toscos—. Es el intercambio discursivo el que debe revelar la promesa y el peligro de cualquier posición, teoría u ontología. Las reglas de este intercambio —las definiciones de aquello que constituye un argumento ganador— son objeto de un debate continuo. Utilizar los términos de una ontología contra esa misma ontología es o bien 3. La psicología de la religión, la psicología existencia! En el ejemplo anteriormente expuesto, el empirismo no puede demostrarse que sea no verdadero recurriendo a la vía de la investigación empírica, ni la fenomenología puede ser desacreditada recurriendo a la experiencia personal. En uno y otro caso, ganar el argumento al mismo tiempo equivaldría a perderlo. Para resistir el empuje hegemónico del discurso empirista, por ejemplo, uno puede desarrollar argumentos en términos de una filosofía racionalista en cuanto dual , una fenomenología como diferencia , o un budismo como no occidental. Sostener un estado de cosas dado es, por consiguiente, como una invitación a bailar. Otros pueden unirse al baile a través de la afirmación, pero la invitación por sí misma no sólo activa sino que legitima un cuerpo de convenciones de negación. A continuación entraremos de pleno en la capacidad de las convenciones de negación para desplazar una forma de inteligibilidad dada. En este punto cabe hablar de una fase crítica del cambio de paradigma, en la que se emplean las convenciones de negación para socavar la confianza en la forma de inteligibilidad dominante. Estas interposiciones de una realidad alternativa son anticipos significativos de una fase transformacional en el cambio de paradigmas discursivos. Efectivamente cabe argumentar contra las teorías cognitivas dada su insensibilidad a las emociones. Esta gama de proposiciones en el caso ideal es coherente e independiente; es decir, sus proposiciones son no contradictorias y no justifican otros mundos. La fase crítica empieza con diversas convenciones de negación. La fase crítica da cabida a la transformacional cuando se elaboran las consecuencias discursivas de las formas críticas. A medida que la red inferencial se articula progresivamente, emerge un sistema alternativo de inteligibilidad B. Por consiguiente, en el seno de las ciencias, aunque la inteligibilidad alternativa puede asignarse a productos que logran triunfar como son las predicciones, la tecnología, o los remedios , lo herético puede que lentamente dé paso a lo plausible, y lo plausible a lo cierto. El sentido del conocimiento en proceso se hace tangible. Fases en la transformación de la inteligibilidad Desde luego, estoy discurriendo aquí de un rumbo idealizado de la transformación teórica y no de las desordenadas y disyuntivas transacciones de la vida erudita. Apenas me atrevo a proponer el esquema antes mostrado como una exposición general de la transformación teórica, pero su alcance y consecuencias bastan para evidenciar la utilidad de estas comparaciones. Una cuestión interesante es la de saber si todas las modalidades discursivas son potencialmente contenciosas, de modo que una exposición —por ejemplo, de la historia malasia— pudiera desacreditar una teoría del movimiento estelar. Para que un argumento sea significativo y relevante es precisa una gama de supuestos mutuamente aceptables o susceptibles de coincidir. Así, por ejemplo, la oposición en la historia de la filosofía entre racionalistas y empiristas se debe en primer lugar a la creencia compartida en el conocimiento individual y en la importancia que le concedían en los asuntos culturales. A mi entender, la presente exposición ayuda también a compensar determinadas deficiencias de la formulación kuhniana. Para Kuhn, la fuerza rectora del cambio de paradigma es la intrusión de lo anómalo: hechos que son independientes de los sistemas de inteligibilidad. Surge una nueva teoría que puede dar cuenta de la gama de anomalías, así como, de ser verdaderamente efectiva, de todos los hallazgos generados en el seno del paradigma previamente existente. Con todo, este enfoque kuhniano adolece de algunas contrariedades. En primer lugar, no hay modo de explicar la génesis de las anomalías. Desde este punto de vista, la anomalía como fuerza rectora se ve sustituida por una tensión entre inteligibilidades, es decir, por negaciones que se plantean contra afirmaciones. Tal como este enfoque hace patente, los cambios de paradigma en la ciencia son en grados relevantes asuntos de evolución en formas socialmente negociadas de significado. Los hechos, las 6. Con todo las teorías son construcciones inherentemente lingüisticas. Así, pues, se plantea la difícil pregunta de cómo afectan al lenguaje los cambios a nivel perceptivo o viceversa. Se trata de proposiciones difíciles de justificar. Tal como Kuhn propone, en la evaluación de la teoría unos criterios tradicionales como la exactitud predictiva, la comprensión explicativa y la consistencia interna pueden justificarse en términos del valor puesto en los resultados, a saber, el perfeccionamiento en la explicación y la predicción. Aunque se guarda mucho de reafirmar los fundamentos racionales para la ciencia, esta explicación sigue estando abierta a la critica sobre las razones de su base individualista el actor individual como aquel que elige los valores , y su alojarse en un enfoque de la referencia en la que la exactitud descriptiva es posible. Los criterios de la lógica, la exhaustividad y similares no hacen que la ciencia sea racional; tales criterios son en esencia movimientos en el seno de diversos dominios de discurso: dispositivos retóricos para conseguir eficacia discursiva. Sin embargo, desde esta perspectiva se nos invita a examinar con detalle las convenciones justificadoras de cualquier época. Se ha de ser perpetuamente sensible a las consecuencias tanto opuestas como potencialmente debilitadoras de las convenciones y obligaciones existentes. Al mismo tiempo, muchas de estas teorías caen en clusters que se solapan —ejemplos de inteligibilidad compartida— y estos clusters varían grandemente en su centralidad respecto a la profesión por ejemplo, su presencia en los manuales, su representación en las estipulaciones vigentes o la solicitud de fondos de investigación. Tal como se reconoce generalmente, durante la mayor parte del presente siglo un determinado cluster de teorías conductistas dominó el paisaje científico. Se ha visto sucedida por un cluster de teorías cognitivas. De hecho, se ha producido una transformación discursiva de enorme alcance. Un vacío se crea para el surgimiento de una nueva perspectiva sobre el conocimiento. El período conductista: simbiosis y sonoridad Ante todo, debemos considerar la enorme popularidad de la perspectiva conductista durante la primera mitad de este siglo. Aunque uno puede explicar esta ascendencia de diversas maneras, el enfoque que a continuación expondré sensibiliza respecto a los aspectos del contexto discursivo. Durante estas décadas los tres cuerpos de discurso se apoyaban y sostenían mutuamente. A fin de ampliar esto, podemos considerar de entrada la relación existente entre la recepción en psicología del enfoque del empirismo lógico y la teoría conductista. La metateoría científica afirma primero una independencia fundamental entre el mundo natural y el observador científico. El enfoque recibido también dota al científico con algunas capacidades importantes mediante las que se puede adquirir el conocimiento objetivo. La observación inicial se considera que facilita al científico una rudimentaria familiaridad de trato con los fenómenos que centran su interés. En el caso de la psicología el centro de interés es la conducta del individuo. La conducta individual, por consiguiente, hace las veces de consecuente para el que las condiciones del mundo real funcionan como antecedentes. Dadas las proposiciones generales similares a leyes relativas a las relaciones entre antecedentes y consecuentes —junto con las explicaciones hipotéticas de la relación que mantienen—, el científico entonces ha de emplear la lógica deductiva para derivar las predicciones acerca de las pautas que sigue la naturaleza y que todavía no se han observado. Los resultados de este nuevo conjunto de observaciones sirven para sostener, modificar o invalidar las proposiciones inicialmente presentadas. Así, a través del conjunto observacional, los científicos toman confianza, rectifican o descartan las proposiciones que han adoptado inicialmente. Éste considera que lo ha comprendido cuando logra predecir sus expresiones Dado este esbozo de la orientación hipotético-deductiva del conocimiento, podemos pasar a considerar ahora sus relaciones con las concepciones conductistas del funcionamiento humano. Tal como demostraré, el relato esencial del conocimiento progresivo descrito en la metateoría se ve encarnado en las exposiciones y explicaciones conductistas del aprendizaje humano. Consideremos lo siguiente: al principio la teoría conductista posee un fuerte sesgo medioambientalista. En relación con los procesos de observación y la lógica fase II , debemos distinguir entre los dos paradigmas prominentes en el seno del conductista movimiento conductista. Sin embargo, el segundo estadio se manifiesta de hecho, no en los enunciados acerca del funcionar interno de los organismos sino como descripciones de los fines a los que esa conducta sirve. Las importantes. De hecho, aunque no se identifica proceso mental específico alguno, los conductistas radicales describen la conducta humana como racional y solucionadora de problemas en relación a sus efectos. Por consiguiente, de manera disimulada, se alcanza la segunda etapa del proceso hipotético-deductivo. En deuda ampliamente con la liberalización de la metateoría del empirismo lógico Koch, , el conductismo radical fue lentamente sustituido por la teoría neoconductista E-O-R. Los primeros dogmas empiristas, que daban gran importancia a la correspondencia precisa entre los términos teóricos y lo observable, fueron considerados demasiado constrictivos. Como se argumentó, las ciencia maduras, de hecho, tienen un lugar para los términos teóricos que no se refieren directamente a lo observable. Allí donde la metateoría científica apela ahora a la comprobación de hipótesis como la siguiente etapa en el avance del conocimiento figura 1. En este sentido, los resultados de la puesta a prueba de las hipótesis cumplen la misma función que el refuerzo: son medios de la naturaleza que informan de la adecuación de las propias acciones. Tal vez no haya mejor conclusión para el presente argumento que un par de citas sacadas de Principies of Behavior de Clark Hull. Al hablar primero de la naturaleza de la ciencia, Hull recita la letanía hipotético-deductiva las etapas se numeran con cifras romanas al margen : I. La observación empírica, complementada con la conjetura prudente, es la fuente principal de los primeros principios o postulados de una ciencia. Tales formulaciones, al ser tomadas en diversas combinaciones junto con condiciones antecedentes relevantes, A medida que se prosigue la criba llevada a cabo mediante este proceso de prueba y error, surge de manera gradual una serie limitada de principios primarios IV. Las deducciones hechas a partir de los postulados que sobreviven al proceso, aunque nunca son absolutamente ciertas, de hecho, finalmente se vuelven altamente fidedignas. Las similitudes entre esta exposición de la ciencia y la teoría del aprendizaje de Hull son asombrosas. La sustancia del proceso elemental de aprendizaje tal como la ponen de manifiesto la mayor parte de los experimentos realizados parece ser así: una condición de necesidad existe En el caso de que una de estas respuestas aleatorias, o una secuencia de ellas, dé como resultado la reducción de una necesidad dominante en el momento, se sigue un efecto indirecto una secuencia de ellas, dé como resultado la reducción de una necesidad dominante en el momento, se sigue un efecto indirecto III. Este efecto consiste en 1 un refuerzo de las relaciones particulares del receptor-emisor que originalmente media la reacción y 2 una tendencia para toda s las descarga s del receptor que se producen casi al mismo tiempo a adquirir nuevas relaciones con los emisores mediando la respuesta en cuestión. El primer efecto se conoce como aprendizaje primitivo por prueba y error; el segundo se conoce como aprendizaje por reflejo condicionado. Tal acción, IV. La teoría del aprendizaje humano es una réplica de la teoría de la ciencia. A lo largo de las primeras décadas de este siglo, tanto la metateoría como la teoría se mantuvieron en sincronía con la concepción de metodología prevalente. Desde luego, los métodos observacionales y la experimentación controlada en particular se vieron favorecidos por la filosofía empirista. De hecho, las condiciones experimentales existen con independencia del organismo y son anteriores lógicamente a su conducta en estas condiciones. Las manipulaciones del científico de las. La metateoría, la teoría y el método, todo se desenvuelve en una sonora armonía. Cada uno de los cuerpos interdependientes de discurso ha soportado una extensa crítica. La fase crítica del proceso de transformación ha sido amplia e irresistible en los tres niveles. Como muchos filósofos concluyen ahora, la filosofía del conocimiento científico ha entrado en una etapa posempirista Thomas, Al basar su crítica —orientada a informar al lector acerca de cómo se alcanza realmente. En el nivel de la teoría, los psicólogos han llevado a cabo también un asalto a gran escala a la teoría conductista. Buena parte de la primera crítica fue articulada u orquestada por Sigmund Koch Críticas posteriores desafiaron las suposiciones conductistas de generalidad transespecífica en leyes del aprendizaje, la contingencia histórica de los principios conductistas, y los puntales ideológicos de la teoría del conductismo. Para Piaget y sus colaboradores, las capacidades para el pensamiento abstracto no se aprendían a través del aprendizaje sino que se desplegaban a través del desarrollo natural del niño. Con la aparición de estos argumentos, la cadena unidireccional de la causalidad —desde el mundo estimulador a la respuesta conductista— se rompe. En muchos aspectos, se argumentó, el organismo alberga sus propias causas autónomas. Finalmente, acompañando el deterioro del compromiso con la metateoría empirista y la teoría conductista se extendió un amplio descontento en relación al método experimental. Las primeras críticas hacían hincapié en el grado en el que los hallazgos experimentales estaban sujetos al sesgo propio del experimentador o las características exigidas que establece el experimentador véase el resumen de Rosnow, Segmentos con un peso específico importante de la comunidad científica buscan ahora alternativas que sean viables a la metodología experimental incluyendo la investigación de campo, la investigación cualitativa con métodos de casos, métodos dialógicos, por sólo citar algunos. La fase transformacional: cognición sin consenso Como vemos, la tupida tela característica de la época anterior —la metateoría, la teoría y el método— empieza a deshacerse. La metateoría empirista, la teoría conductista y la metodología experimental, todas ellas han sufrido el impacto de una amplia crítica. En esta figura el progreso científico— en lo que significa una gama de hechos históricos, implícitamente socava el ataque que hace al uso de la observación como justificación científica. Examinemos primero la posibilidad de transformación al nivel de la metateoría. A mi entender, la mayoría de los argumentos antiempiristas pueden agruparse en tres categorías principales. Existe, en primer lugar, crítica dentro del paradigma, es decir, intentos de revisar determinadas suposiciones en la metateoría existente sin que con ello se sacrifique la presunción de la racionalidad fundacional del esfuerzo científico. Aunque es sostenible en algunos aspectos, yo pondría también las principales obras de Lakatos , Laudan y Bhaskar en una categoría similar. De hecho, tal crítica no consigue provocar lo que yo consideraría como una transformación radical en la perspectiva. Como se acostumbra a sostener, la historia de las teorías del conocimiento que se dan en Occidente puede escribirse ampliamente en términos de un movimiento pendular entre las exposiciones del conocimiento humano como un depósito de inputs experienciales y aquellas otras exposiciones y explicaciones que sostienen que la mente es una fuente originaria de conocimiento. El individuo llega a conocer a través de la observación; sin contacto experimental con el mundo, poco es cuanto el individuo puede decir que sabe o conoce. Sin una capacidad innata para la racionalidad o para organizar el mundo de determinados modos, difícilmente podríamos acreditar que poseemos conocimiento. En estos términos, la filosofía empirista-lógica de la ciencia significa en gran medida un refinamiento característico del siglo XX de las concepciones empiristas tradicionales. Por consiguiente, dada la historia del debate a lo largo de la dualidad, las críticas de tipo racionalista se habían de anticipar. A fin de poner ejemplos de ello, en algunos aspectos las criticas tanto de Hanson como de Kuhn han recurrido al uso de suposiciones que se originan en el dominio de la tradición racionalista. Los problemas del solipsismo, del conocimiento innato, de la separación mente-materia, y el conservadurismo En efecto, la sustitución del empirismo por una corriente fundamentadora racionalista es improbable. La inteligibilidad alternativa se comprende bien y sus deficiencias se hacen evidentes. Sin embargo, en el caso de las críticas que se ejercen desde el exterior de la dualidad, ninguna de estas condiciones las incumbe. Las refutaciones no han sido bien preparadas, y los problemas inherentes a las alternativas se encuentran fuera del alcance de la comprensión. A mi juicio, dos de las principales líneas de la crítica antiempirista encuentran sus raíces en una modalidad alternativa. Se trata de los tipos de crítica ideológica y la de tipo social. Las críticas de la variedad ideológica se centran en los sesgos morales y políticos inherentes al enfoque empirista. Tanto Macintyre como Habermas , por ejemplo, apuntan en el sentido de que las concepciones empiristas del conocimiento son contrarias al bienestar humano. En gran medida lo mismo cabe decir de la crítica social, es decir, la crítica que apunta a los diversos procesos sociales que operan en la generación de inteligibilidades científicas. Por consiguiente, al hacer hincapié en la base comunitaria del compromiso de un paradigma, Kuhn sostiene esencialmente una explicación social del conocimiento científico. El mismo resultado se ve favorecido por el examen que Feyerabend hace de la racionalidad como forma de tradición cultural. En el capítulo siguiente, combinaré la crítica ideológica con la social y, con recursos adicionales, sentaré los preliminares para un proyecto alternativo hecho y derecho: construccionismo social. En gran medida la razón se encuentra en que las críticas de la teoría conductista estaban incluidas en el interior de la polaridad tradicional empirista-racionalista y descansaban en diversas suposiciones surgidas de la tradición racionalista. Estas críticas sostienen la incapacidad de la teoría conductista para tomar en Poniendo nuestra atención en la exposición predominante de la metodología, encontramos una trayectoria similar a la de la metateoría empirista. Aunque reduciendo efectivamente la confianza en el método experimental, la crítica no ha logrado producir una alternativa de amplia credibilidad. Nada se dice en este caso que impugne su potencial de producción de conocimiento. Por consiguiente, la invitación del crítico no consiste en abandonar la experimentación como un programa que fracasa, sino en asignar los medios de mejorar su eficacia por ejemplo, a través de la experimentación de campo, procedimientos double-blind, grupos de investigación ética. Y, desde luego, los intentos de demostrar una igualdad con los métodos empiristas característicamente apenas culminan. En realidad, el mismo intento de demostrar, por ejemplo, que los métodos cualitativos son tan rigurosos como los métodos observacionales o de cuestionamiento, sólo da una sanción 9. Sin embargo, no se trata de ofertas en el interior del esquema dual existente. En la era conductista, los psicólogos dieron forma al individuo en el mismo molde que al científico. La psicología humana y la ciencia formaban un todo coherente. Pero no hubo intento en la época de la revolución cognitiva para generar tal coherencia: ninguna deliberación sobre la naturaleza del conocimiento científico tomaría en serio el enfoque prevalente del funcionar humano. El individuo pierde su capacidad para afirmar un conocimiento exacto de un mundo independiente. En efecto los psicólogos cognitivos se encuentran en una posición incómoda para abarcar las teorías que niegan la posibilidad de que La focalización de la atención en los procesos cognitivos activos opuestos a pasivos o determinativos, que poseen sus propias tendencias o requisitos, ha sido el sello del movimiento cognitivo desde sus primeros pasos. Y descansar en métodos empíricos es, por consecuencia lógica negar las concepciones mismas del funcionamiento humano sobre las que se ha basado la revolución cognitiva. Tal como hemos visto, en la línea central de este siglo la posición de la psicología sobre las cuestiones del conocimiento ha cambiado marcadamente. Se ha producido una importante transformación en la sustitución de la teoría conductista por la teoría cognitiva. Sin embargo, como demuestra la figura 1. La teoría conductista surgió en un contexto discursivo plenamente compatible con sus principales dogmas. Estuvo ampliamente apoyada por la fiosotia dominante de la ciencia y reforzada por un oportuno discurso sobre los métodos. Tanto la filosofía fundacional como la confianza predominante en los métodos se han erosionado en la actualidad, aunque no tienen sucesores significativos que diluyan el apoyo que tiene la concepción individualista del conocimiento. Así, pues, la teoría cognitiva actual existe, pero lo hace en una posición de precariedad. Desde luego, es posible que, incluso desprovisto del apoyo de una base racional, el movimiento cognitivo pueda seguir sosteniéndose. Al igualar los procesos cognitivos con el funcionamiento computacional, utilizando el ordenador como un medio para la modelización de la toma de decisiones y concluir que los modelos por ordenador que logran fructificar demuestran que la mente opera precisamente de este modo, los cognitivistas han desarrollado un medio efectivo, aunque a veces de una circularidad viciosa, de prestar credibilidad a sus empeños. La posibilidad de una hegemonía parece dudable. Tal retorno podría ser anticipado a través de la historia precedente de la psicología, moviéndose como lo hizo desde el mentalismo del siglo XIX al conductismo del siglo XX y luego dejando espacio al cognitivismo. También cabría anticiparlo en términos de los debates en la filosofía entre los partidarios del empirismo y los del racionalismo, debates que se han ido repitiendo a lo largo de siglos sin que hayan llegado a una solución. Ante todo, sería esencial asignar modos de trascender la panoplia de críticas a la que se ha expuesto hasta ahora al conductismo —desde el interior del paradigma, desde el polo racionalista de la dualidad y desde los sectores ideológicos y sociales. Finalmente, sería necesario desviar la creciente indignación del cambio intelectual, corrientes que favorecen en conjunto la sustitución del enfoque individualista del conocimiento por una formulación comunitaria. En el momento presente nos enfrentamos a la posibilidad de trascender la herencia de la Ilustración y su dualidad empirismo-racionalismo. Y a este empeño volveremos en los capítulos siguientes. Estos cambios de sensibilidad comparten determinados temas, que sugieren una alternativa a la concepción individual del conocimiento, a saber, el enfoque del conocimiento como residiendo en el seno de la esfera de la conexión social. Prestaré especial atención al deterioro de las creencias tradicionales en la representación verdadera y objetiva del mundo. Las críticas ideológicas, literario-retóricas y sociales pasan a primer plano. Tras destilar de estas críticas una serie de suposiciones construccionistas esenciales, exploraré los contornos de la investigación a la que invita ese tipo de suposiciones. Como propondré, el construccionismo no precisa del abandono de las empresas y empeños tradicionales. Las ciencias ofrecen explicaciones tanto del amor como de la hostilidad, del poder y la sumisión, de la racionalidad y la pasión, de la enfermedad y el bienestar, del trabajo y el juego, junto con explicaciones de amplio alcance de su funcionamiento. Al igual que otros colegas en las ciencias naturales, los científicos socioconductistas se comunican estas exposiciones entre sí y a la sociedad primero a través del lenguaje. Al lenguaje las ciencias confían el deber de pintar y reflejar los resultados de sus investigaciones. Y si es el lenguaje el que transporta la verdad a través de las culturas y al futuro, cabría concluir razonablemente que la supervivencia de las especies depende del funcionamiento del lenguaje. La duda nos asalta cuando examinamos las descripciones cotidianas de la gente. Las fotografías reales de los acontecimientos no tendrían ninguna similitud entre sí. Disyunciones semejantes entre la palabra y el mundo se pueden discernir a nivel profesional. De manera similar, en el laboratorio conductista, los investigadores son capaces de retener un compromiso teórico dado con independencia de la gama y la variabilidad de su observación. Desde los cobayas a los estudiantes de segundo año de universidad, el teórico sostiene que todos realizan la misma respuesta como es eludir las pautas de castigo. Y a pesar de los métodos rigurosos de observación utilizados en esos laboratorios, apenas podemos encontrar una teoría conductista que ha sido abandonada porque ha sido desmentida por las mismas observaciones. Nuestra preocupación inicial es, pues, la relación existente entre el lenguaje descriptivo y el mundo que proyecta representar. El problema no carece precisamente de consecuencias, ya que, como filósofos de la ciencia, desde hace tiempo somos conscientes de que una teoría se aquilata con el valor que tiene en el mercado de la predicción científica en la medida en que el lenguaje teórico corresponde a los acontecimientos del mundo real. Esta pregunta es crítica, dado que la pretensión de objetividad ha venido proporcionando la base principal para la amplia autoridad que durante el siglo pasado han afirmado las ciencias. En esta multiplicidad de aspectos, los filósofos del empirismológico ansiaban establecer una estrecha relación entre lenguaje y observación. Con todo, el problema consistía en dar cuenta de la relación entre proposiciones y observaciones. Todos estos enunciados en este enfoque son reducibles al lenguaje de la física. Efectivamente, existía una unidad fundamental entre todas las ramas de la ciencia. Aun así, estos intentos de establecer relaciones seguras y determinadas entre las palabras y los referentes del mundo real dejan una diversidad de problemas esencialmente irresueltos. Las proposiciones tienen significado durante y por encima de la capacidad referencial de las palabras individuales que las constituyen. Estas y otras preguntas irritantes han seguido siendo recalcitrantes a una solución ampliamente convincente. Para muchos, los argumentos de Popper y de Quine , en particular, justificaban reexaminar la base empírica de las declaraciones científicas en cuanto a la descripción. El primero sostuvo que no había medios lógicos para inducir enunciados teóricos generales de la observación, es decir, de desplazarse de un modo lógicamente fundamentado desde una explicación lingüística de lo particular a una explicación general o universal de las clases. La crítica de Quine causó estragos incluso a la posibilidad de una sólida fundamentación en el contexto de justificación. En el caso extremo, cada vez que el indígena utiliza el término puede que se esté refiriendo al conejo como un todo. Entonces, no encontramos los medios para vincular ostensivamente los términos y precisar así las características del mundo. Actualmente se ha aceptado en general que el modo en el que se logra la representación objetiva en cuestiones de descripción y de explicación sigue estando insatisfactoriamente explicado Fuller, ; Bames, Mientras tanto, fuera de las filas de la filosofía de la ciencia, con insistente intensidad han venido sonando redobles de tambor con otro ritmo. En el capítulo anterior, hallamos que el trabajo crítico en la filosofía de la ciencia producía simplemente una nueva iteración en un debate cíclico que ha durado siglos. Tampoco la crítica de la metodología produjo alternativas viables. Cuando sus consecuencias se elaboran y sintetizan, sientan las bases para una completa transformación de nuestro enfoque del lenguaje, así como de los conceptos aliados de verdad y racionalidad. La critica ideológica Durante la mayor parte del presente siglo se ha hecho un intenso esfuerzo —tanto por parte de los científicos como de los filósofos empiristas— para apartar a las ciencias del debate moral. Cuando la explicación y la descripción teórica se ven recubiertas de valores, se dice, dejan de ser fidedignas o pasan a ser directamente perjudiciales; distorsionan la verdad. Que las tecnologías científicas deban utilizarse para diversos propósitos como hacer la guerra, controlar la población o la previsión política tiene que ser una preocupación vital para los científicos, pero tal como se ha dejado claro con frecuencia, las decisiones acerca de estos temas no pueden derivarse de la ciencia en cuanto tal. Para muchos científicos sociales, el ultraje moral de la guerra de Vietnam empezó a socavar la confianza en este enfoque existente desde hacía mucho tiempo. No sólo no había nada acerca del aspecto científico que diera razón al rechazo de la brutalidad imperialista, sino que el establishment científico a menudo entregaba sus esfuerzos a mejorar las tecnologías de la agresión. En la década de los escritos de la Escuela de Francfort —Horkheimer, Adorno, Marcuse, Benjamín y otros— fueron especialmente catalizadores. Las pretensiones de verdad científica, por ejemplo, propiamente podían evaluarse en términos de los sesgos ideológicos que revelaban. La apreciación crítica por consiguiente nos liberaba de los efectos perniciosos de las verdades mistificadoras. Para cualquier grupo preocupado por la 1. Como forma general, la crítica ideológica intenta poner de manifiesto los sesgos valorativos que subyacen a las afirmaciones de la verdad y la razón. En la medida en la que se demuestra que estas afirmaciones representan intereses personales o de clase, ya no pueden calificarse de objetivas o racionalmente trascendentes. Por ejemplo, actualmente existe un enorme cuerpo de crítica feminista que eclipsa la obra marxista en extensión e interés. La preocupación particular de Martín se ciñe al sentido en el que los textos biológicos, tanto en el aula como en el laboratorio, representan o describen el cuerpo femenino. Tal como Martín las considera, estas descripciones científicas lo son todo menos neutrales. De manera sutil informan al lector de que la menstruación y la menopausia son formas de colapso o fracaso. Como tales tienen implicaciones peyorativas de amplia consecuencia. Para una mujer, aceptar estas exposiciones es alienarse de su cuerpo. Para Martín, como para muchos otros científicos, la ciencia es la continuación de la política por otros medios. Véanse, por ejemplo, Butler , Fine , Harding y Haraway Estas formas de crítica alejan la pretensión de verdad de la aseveración al cambiar el emplazamiento de la consideración en la afirmación misma a la base motivacional o ideológica de la que se deriva. Al hacerlo destruyen el estatuto del lenguaje como portador de la verdad. La crítica literario-retorica Una segunda amenaza a la capacidad reflectora de la descripción y de la explicación ha ido madurando en un terreno diferente, a saber, el de la teoría literaria. No son los hechos los que producen el paradigma, sino el paradigma el que determina lo que se tiene por un hecho. Con todo, a pesar de su peso específico, estas críticas de la ciencia como portadora de la verdad pervierten, de hecho, los aspectos fundamentales de un enfoque individualista del conocimiento. La disposición cognitiva del científico individual punto de vista, perspectiva, construcción sirve para organizar el mundo de modos particulares. La respuesta a esta pregunta se encuentra en una reconsideración de lo que se considera como a priori. En realidad, como demostrare en el capítulo 5, no existe una explicación viable en cuanto a cómo podría establecerse el a priori cognitivo. Sin embargo, ganamos sustancialmente si consideramos el proceso de estructuración del mundo como un proceso lingüístico y no cognitivo. En la terminología de Goodman es Esta afirmación allana el camino para la crítica literario-retórica de la función del lenguaje como portador de la verdad. Cuando los requisitos literarios absorben el proceso de dar cuenta científicamente, los objetos de tales exposiciones —como independientes de las exposiciones mismas— pierden estatuto ontológico. El estructuralismo como orientación general soporta una focalización dual entre un exterior lo aparente, lo dado, lo observado y un interior una estructura, una fuerza o proceso. Como se sostiene a menudo, el exterior adquiere su figura o forma a través del interior y sólo cabe entenderlo relativamente a sus influencias. Al considerar de este modo el lenguaje hablado o escrito, podemos distinguir entre discurso como un exterior y las estructuras y fuerzas que determinan sus configuraciones. En este sentido, la mayor parte de la teoría estructuralista subvierte el enfoque del lenguaje como conducido por el objeto, donde un inventario de un lenguaje objetivo sería un inventario del mundo tal como es. La mayor parte de la investigación en las ciencias humanas es compatible con la empresa estructuralista. Los escritos marxistas a menudo se consideraron estructuralistas por el hincapié que hacían en los modos de producción material que subyacían a las teorías capitalistas de la economía, del valor, y del individuo. El temprano concepto de episteme en la obra de Foucault compartía buena parte del proyecto estructuralista en su suposición de la existencia de una configuración de relaciones o condiciones a partir de las cuales cabría derivar las diversas formas de saber en una misma época histórica. Para aquellos que sostienen que el lenguaje puede servir de vehículo para la transmisión de 4. La descripción parece estar dirigida por la estructura y no por el objeto. Resulta interesante que este desafío lanzado a los conceptos de verdad y de objetividad se desarrollara escasamente en los círculos estructuralistas. La mayoría de los estructuralistas deseaban afirmar una base racional y objetiva para su conocimiento de la estructura. Lentamente, sin embargo, el vínculo teórico se ha vuelto contra esta presuposición. Tal vez el punto central en el giro hacia el posestructuralismo provino del hecho de darse autorreflexivamente cuenta de que las exposiciones de la estructura eran en sí mismas de naturaleza discursiva. Para Derrida, el significado de la palabra no sólo depende de las diferencias entre las características visuales o auditivas de las palabras bocado, tocado, hojear y ojear, por ejemplo, todas ellas soportando significados diferentes en virtud de los cambios de consonantes , sino también de un proceso de diferición, en el que las definiciones son suplidas por otras palabras -orales y escritas, formales e informales- proporcionadas en diversas ocasiones a lo largo del tiempo. Al ir en busca del significado de una palabra, uno encuentra una ininterrumpida y creciente expansión de las palabras. Determinar qué significa una expresión dada es retroceder a una gama enorme de usos del lenguaje o textos. El significado interno se sustituye por la inmersión en los sistemas de unos procesos inherentemente oscuros e indecidibles de significación. La distancia que media entre la desconstrucción de la intención del autor y la desaparición del objeto del lenguaje es también corta. La intención del autor deja de ser un lugar importante de significado, al igual que el mundo tuera del discurso. Como Derrida intentó demostrar en el caso de diversas comentes de filosofía, una escritura así es sólo eso, una forma de escritura. Adquiere su significado no de lo que supone que existe, o de aquello a lo que putativamente se refiere lógica, representación mental, ideas a priori y similares , sino a través de su referencia a otros textos filosóficos Para la filosofía nada hay fuera del mundo de los textos. La disciplina puede seguir existiendo indefinidamente como una empresa autorreferente. En efecto, el perenne debate entre empiristas y racionalistas no trata de un remo que existe fuera de los textos, sino de un combate entre tradiciones literarias en competencia. Muchos otros autores han puesto de relieve los dispositivos literarios con los que se construyen los textos en los que se basa la autoridad. Este tan necesario suplemento es aportado por los estudios retóricos. Como muchos sostienen, estamos experimentando ahora un renacimiento de esta tradición de 2. Un estudio así se ha preocupado durante mucho tiempo de los medios a través de los cuales el lenguaje adquiere su poder de persuasión. Tradicionalmente, sin embargo, se ha venido haciendo una separación entre el contenido de un En el seno de la tradición empirista esta distinción también se ha utilizado para desacreditar el estudio de la retórica. La ciencia, se sostenía en esa tradición, se preocupa por la sustancia, por comunicar el contenido puro. Es el contenido y no la mera retórica lo que se debe satisfacer en el debate científico. La narración heroica proporciona la necesaria preestructura para la articulación de la teoría evolutiva. En ausencia de la forma narrativa in situ, la teoría evolutiva sería esencialmente ininteligible. Los diversos fósiles y artefactos recogidos por los científicos no servirían de prueba, porque no habría forma de inteligibilidad para aquellos objetos que vendrían a ser como ejemplificaciones. Al afirmar el contenido, los científicos han establecido una marcada distinción entre un lenguaje literal reflejo del mundo y otro metafórico que altera la reflexión de modo artístico ; nuevamente se privilegia el literal sobre el metafórico. La crítica social La fuerza de los asaltos ideológicos y retórico-literarios a la verdad la y la objetividad se ve acrecentada por un tercer movimiento especializado de importancia esencial para el surgimiento del construccionismo social. Se puede hacer remontar uno de los inicios de esta historia a una linea de pensamiento que surge de las obras de Max Weber, Max Scheler. Kari Mannheim y otros pensadores que estudiaron la génesis social del pensamiento científico. Los ecos y las complicidades que se anudaron con estos primeros temas tuvieron una amplia resonancia. Y en los Estados Unidos, La construcción social de la realidad de Berger y Luckmann efectivamente eliminaba la objetividad como piedra fundamental de la ciencia, sustituyéndola por una concepción de la subjetividad institucionalizada e informada socialmente. Las profundas consecuencias de estos enfoques empezaron a aflorar, sin embargo, sólo en el seno del contexto de la convulsión de finales de los años Tal vez en razón de los paralelismos que estableciera entre la revolución política y la científica. La estructura de las revoluciones científicas de Kuhn hizo las veces de principal catalizador para lo que se convertiría en una discusión de consecuencias espectaculares. Las propuestas de Kuhn no eran distintas de aquellas que Mannheim avanzó unos treinta años antes, al hacer hincapié en la importancia de las comunidades científicas en la determinación de qué se tiene en cuenta como problemas legítimos o importantes, qué sirve como evidencia y cómo se define el progreso. Sin embargo, demostraron con claridad los problemas que conllevaba utilizar los criterios empiristas tradicionales para decantarse entre afirmaciones teóricas concurrentes cuando los paradigmas teóricos mismos definen el abanico de hechos relevantes. Y lo expresaba Tal como demostró este autor, los criterios tradicionales de racionalidad científica a menudo son irrelevantes si no ofuscantes para los avances científicos. Mitroff, en El lado subjetivo de la ciencia , examinó la vertiente emocional de los compromisos científicos, explorando los modos en que los diversos juicios científicos se basan en la personalidad y el prestigio. En efecto, eliminar lo que hay de social en lo científico no dejaría nada que pudiera valer como conocimiento. En relación a la aparición del construccionismo social son particularmente significativas las elaboraciones de los procesos microsociales a partir de los que se produce el significado científico. Para Garfinkel y sus colegas, los términos descriptivos tanto dentro de las ciencias como en la vida cotidiana son fundamentalmente indexantes: es decir, su significado puede variar a través de contextos de uso divergentes. En cada caso, se sostiene, las reglas localizadas concernientes a aquello que cuenta como una instancia o ejemplo del acontecimiento en cuestión se desarrollan en el seno de relaciones. El conocimiento como posesión comunitaria Cada una de las líneas de crítica precedentes constituye una poderosa recusación planteada al enfoque tradicional que hace del lenguaje un transmisor de la verdad. Estas formas de argumentación han evocado un intercambio amplio y a veces airado en la filosofía véanse por ejemplo, Trigg, ; Grace, , Krausz, ; Harris, En realidad, el supuesto mismo de las disciplinas académicas —construidas alrededor de clases circunscritas y naturales de fenómenos, exigiendo métodos especializados de estudio, y privilegiando sus propias lógicas y analogías— ha sido puesto de relieve. Como muchos creen, esta efervescencia constituye la base del giro posmoderno en el mundo erudito. Para la crítica de la ideología no es el mundo como es sino especialmente el autointerés lo que dirige el modo en que el autor da cuenta del mundo. Las exigencias de verdad se originan en compromisos ideológicos. El sentido y la significación de las exigencias o las declaraciones de verdad derivan de una historia discursiva. La crítica social ofrece una exposición opuesta del lenguaje. No es ni la ideología subyacente ni la historia textual lo que moldea y da forma a nuestras concepciones de la verdad y del bien. La mayor parte de los críticos de la ideología ve el valor de su obra como emancipatorio y no quiere renunciar a la posibilidad de alcanzar la verdad a través del lenguaje. La emancipación se produce, sin embargo, cuando se comprende la verdadera naturaleza de las cosas: por ejemplo, la opresión de clase, de sexo y racista. Para una discusión del giro posmoderno en las ciencias sociales, véanse Rosenau , Kvale , y Seidman y Wagner Para un tratamiento de la relación entre la erudición posmoderna y las transformación de la vida cultural, véase Connor y Gergen b. Nos encontramos, llegados a este punto, con la voz de los ocupantes cansados y aburridos de una torre de marfil del poder Efectivamente, ambas orientaciones son capaces de despojar a la otra de su autoridad ostensible. Como críticas, esencialmente parasitan las afirmaciones prevalentes de la verdad. El estadio crítico tiene que ceder el paso a un estadio transformativo: de la desconstrucción debemos pasar a la reconstrucción. Examinemos primero los problemas de la crítica ideológica. De entrada, no hay modo de reivindicar este tipo de crítica. Si la diana de la crítica el empresario, el macho, el hombre blanco afirmara que sus críticas no tienen servidumbres particulares, sino que se hacen en el interés de todos, no hay modo de que el crítico pueda ser concluyente. Si la conclusión es afirmativa, entonces la crítica de la ciencia empírica como generadora de conocimiento queda destruida. El crítico ideológico tiene que asumir en cierta forma la misma orientación empirista que característicamente intenta subvertir. Perspectivas 3. Posada Díaz, Francisco La genealogia de la violencia. Revista Jurídica Revista Temas Socio-Jurídicos, 26 Prieto Delgado, Patricia and Thomas, Florence Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" Informe sobre la violencia sociopolítica contra mujeres y niñas en Colombia. Segundo avance [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda La política integral para la mujer colombiana. Puyana Villamizar, Yolanda La transición de los procesos de socialización. Maguaré 8. Puyana Villamizar, Yolanda Ni sólo campesinas, ni sólo citadinas. Puyana Villamizar, Yolanda Políticas de familia en Colombia: matices y orientaciones. Puyana Villamizar, Yolanda and Barreto Gama, Juanita María La socialización de mujeres de los sectores populares urbanos: un estudio de caso. Puyana Villamizar, Yolanda and Mosquera Rosero, Claudia Los trabajos domésticos y la proveeduría: entre permanencias, conflictos y cambios. Cambios y permanencias [Reseña]. Puyana Villamizar, Yolanda and Rojas Moreno, Diana Alejandra Afectos y emociones entre padres, madres e hijos en el vivir transnacional. Pérez Garzón, Estiven Andrés Producción y conversaciones sobre educación popular. Aproximación a la ecofarmacovigilancia. Quintero Roa, Eliana Maribel and Ochoa Vera, Miguel Enrique Conocimientos y actitudes de estudiantes de medicina ante el aborto inducido despenalizado. Quiroz Monsalvo, Aroldo W. Criterio Jurídico Garantista, 3 4. Quiñónez Toro, Elizabeth Con equidad nuevos sujetos instituyentes para la democracia. Rago, Margareth Feminizar é preciso, ou Por uma cultura filógina. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora Asociación entre estructuras craneofaciales de adolescentes y los trastornos temporomandibulares. Ramirez caro, Silvia Neri and Espinosa de santillana, Irene Aurora and Muñoz quintana, Gabriel Prevalencia de trastornos temporomandibulares en niños mexicanos con dentición mixta. Ramírez, María Himelda El feminismo y el pacifismo en tiempos de la Gran Guerra europea 1. Ramírez, Socorro Las estrategias de sobrevivencia como una dimensión del movimiento de mujeres en Colombia. Ramírez, Socorro Participación política de las mujeres: el reto de ganar reconocimiento y construir la diversidad. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfermedad y muerte de mujeres en la colonia. Ramírez Rodríguez, María Himelda Enfoques y perspectivas de los estudios sociales sobre la familia en Colombia. Entre líneas. La Manzana de la Discordia, 5 1. Ramírez Rodríguez, María Himelda Las mujeres y la acción social en Colombia, contextos de contradicciones. Feminismo y feminidad en Colombia: [Reseña]. Ramírez Rodríguez, María Himelda, La infancia abandonada en Santa Fe Colonial: entre la caridad privada y la tutela estatal Ramírez cardona, Lorena and Valenzuela, Alejandra Aplicación del test de 6 minutos en personas con obesidad, en un programa de actividad física. Rapacci, Maria Lucia and Rodríguez Díaz, Marcela Puntadas para recuperar la utopia de la salud: para iniciar algunas preguntas. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 36 1. Reguillo, Rossana Andamios para una nueva ciudad: acción y gestión comunicativa. Espacios institucionales de visibilidad y enunciación. Restrepo Palacio, Sonia and Amaya Guio, Jairo Aprendiendo sobre determinantes sociales de la salud a través de crónicas, mediante un ambiente virtual de aprendizaje. Restrepo Ruiz, Bibiana Unidad de atención integral a adolescentes gestantes y lactantes. Ribera Carbó, Anna Mujeres Sindicalistas: Las trabajadoras de la casa del obrero mundial Una aproximación a las fuentes para su estudio. Rico de Alonso, Ana Formas, cambios y tendencias en la organización familiar en Colombia. ISSN Impreso. Rietti, Sara and Maffia, Diana Ciencia y política un vínculo necesario. Su vida [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 38 1. Roca i Girona, Jordi Entre la instrumentalización y el recelo: género y educación bajo el franquismo. Rodríguez, Clara Rocío Esmeralda Arboleda: la mujer y la política. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Armas para luchar, brazos para proteger: las mujeres hablan de la guerra [Reseña]. Rodríguez, Marcela and Rapacci, María Lucía Desde el reconocimiento de los cuerpos hacia una ética del cuidado de la vida. Rodríguez Giraldo, Viviana Contexto rural caficultor en Colombia: consideraciones desde un enfoque de género. Rodríguez-Villamizar, Laura Andrea Inferencia causal en epidemiología. Rojas de Ferro, María Cristina Las "almas bellas" y los "guerreros justos". Santander, siglo XIX. Rosas Vargas, Rocío and Valdés Cobos, Alberto and Hurtado Saa, Teodora El contexto sí importa: violencia de género hacia las estudiantes en escuelas secundarias y preparatorias en Guanajuato. Rueda Bedoya, Rafael Fernando No se trata de enseñar, sino de aprender y dejar aprender. Boletín Cehap 7. Ruiz Gómez, Darío La niñez pobre, la pobre ciudad. Saavedra A. Salazar, María Cristina El trabajo infantil en Colombia: tendencias y nuevas políticas. Revista Chichamaya 3. Revista Ciencias Humanas, 7 1. Revista Científica Guillermo de Ockham, 6 1. Santillanes, Nadia Irina Padecer la depresión como mujer inmigrante mexicana en la ciudad de Nueva York. Sautu, Ruth Modelos de desarrollo, profesionalización y feminización de la mano de obra. Antioquia, Colombia. Segura Escobar, Nohora Colombia: guerra y desplazamiento. Segura Escobar, Nohora Conflicto, poder y violencia en la familia. María cristina Maldonado. Universidad del Valle, [Reseña]. Serrano A. Sierra Pardo, Claudia Patricia La irrupción del imaginario social, las subjetividades y los sujetos en las ciencias sociales como asunto relevante para la investigación en educación. Sigl, Eveline Erotismo, sexualidad y humor en las danzas del Altiplano boliviano. Maguaré " Ritos y Juegos", 26 2. Silberman, Pedro and Buedo, Paola Estefania and Burgos, Lucrecia Barreras en la atención de la salud sexual en Argentina: percepción de las mujeres que tienen sexo con mujeres. Silva Medina, Yesit Leonardo and Zambrano Escovar, Martha Trabajadores, villanos y amantes: encuentros entre indígenas y españoles en la ciudad letrada. Smaldone, Mariana Un legado beauvoiriano: el trabajo doméstico en la perspectiva del feminismo materialista de Christine Delphy. Soihet, Rachel Cisões, alianças e sucessos dos feminismos no Rio de Janeiro, anos Stromquist, Nelly P. Complejidad e Intervención. Huelga en Vanytex, Tannen, Deborah La relatividad de las estrategias lingüísticas: repensando el poder y la solidaridad en el género y en la dominación. Tham, Awa El combate de las mujeres por la abolición de las mutilaciones sexuales. Thomas, Florence Del espejo roto al kaleidoscopio [reseña]. Thomas, Florence Editorial. Thomas, Florence Editorial Thomas, Florence Habitar. Thomas, Florence La herencia de Simone de Beauvoir. Thomas, Florence La píldora anticonceptiva: piedra angular de una revolución. Thomas, Florence Maternidad y gestación de vida: su problematización al final del siglo. Thomas, Florence Un reto para la democracia, un reto para la paz: feminizar el mundo. Thomas, Florence and Domínguez Blanco, María Elvia Seis propuestas para una cultura de paz desde una nueva ética del amor. Cuadernos del CES 7. ISSN impresa. Torrado Pacheco, María Cristina La socialización de la infancia en medio del conflicto armado. Tovar Rojas, Patricia Familia, género y antropología: desafíos y transformaciones [Reseña]. Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 39 1. Téllez, Dora María La mujer de hoy en Nicaragua. Revista Chichamaya 2. Umbarila Laiton, Martha Patricia Metodologías de planificación participativa y gestión asociada como campos de intervención del Trabajo Social. Urrea Giraldo, Fernando and Congolino, Mary Lily Sociabilidades, racialidad y sexualidad entre jóvenes de sectores populares de Cali. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 58 1. Urrego Mendoza, Zulma Consuelo Vicisitudes de una víctima de violencia sexual y de su terapeuta, a la luz de la legislación sobre salud mental en Colombia. Revista Colombiana de Psiquiatría, 32 1. Valencia Restrepo, Darío Las ciencias como elemento de la cultura en la planeación de un desarrollo regional integral. Valero, Maria Victoria Proportion of fever attributable to malaria in Colombia: Potential indicators for monitoring progress towards malaria elimination. Vargas, Melier E. El fujimorismo. Los riesgos de la Democracia en la Región. Vargas, Virginia Trascender lo femenino. Vargas-Acevedo, Carolina A. Revista de Derechos Humanos Villanueva Flores, Rocío El aborto: un conflicto de derechos humanos. Viveros, Mara Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía. Viveros Vigoya, Mara Teorías feministas y estudios sobre varones y masculinidades: dilemas y desafíos recientes. Viveros Vigoya, Mara and Héritier, Françoise Dominación masculina y perspectivas de cambio: desnaturalizar la jerarquía [Reseña]. Viviescas Monsalve, José Fernando El problema de la vivienda y la arquitectura. Vos Obeso, Rafaela La violación : drama cotidiano. Vos Obeso, Rafaela La violencia en la estructura familiar colombiana. Wolff, Héctor Jaime Hacia una caracterización de los asentamientos urbanos "no controlados" Colombia Wood, Jean Elisabeth Violencia sexual durante la guerra: Hacia un entendimiento de la variación. Zamora Salas, Juan Diego Ejercicio físico como tratamiento en el manejo de lumbalgia. Angelópolis, Antioquia Zubillaga, Verónica Investigar sobre violencia en América Latina. Un testimonio reflexivo sobre la experiencia de construir historias de vida con jóvenes de vida violenta. Revista Colombiana de Sociología, 7 2. Zuluaga Muñoz, Deysy Alexandra and Insuasty Rodríguez, Alfonso Metodología feminista en la investigación: el reto epistemológico del cuerpo. Zumosa, Jaime Mujer, amor y violencia, nuevas interpretaciones de antiguas realidades [Reseña]. Arboleda, Sergio Mejoras materiales. In: La Constitución Política. Biblioteca de autores colombianos. In: Atención Integral en salud para víctimas de violencia sexual. ISBN Ceballos Guerra, Juan Carlos El restablecimiento de las condiciones de habitabilidad: un proceso de y para la comunicación. Ensayos Forhum ISBN X. In: Participación comunitaria : memorias Tercer Seminario Internacional. Coupé, Françoise Villa tina: recuperación de la memoria de una tragedia. In: Perspectivas ambientales urbanas. Universidad de Antioquia. Instituto de Estudios Regionales, Medellín, Colombia, pp. In: Ferrocarriles, ya es hora. Duque Escobar, Gonzalo Manizales : El futuro de la ciudad. Universidad de Caldas, pp. In: Desarrollo y Civilización. In: Bases para el Plan de Desarrollo de Caldas Secretaría de Planeación de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Temas cívicos para agendas de desarrollo regional. Editorial Blanecolor S. Echeverría Ramírez, María Clara La ciudad popular y la arquitectura. Escritos 6. Echeverría Ramírez, María Clara Los futuros no deseados: a la luz de la realización de lo diverso. In: Memorias del seminario internacional construyendo hoy las ciudades del mañana. Ensayos Forhum 9. Echeverría Ramírez, María Clara Por una mirada abierta de la ciudad: tensiones entre lo local y lo global. In: Planeación, participación y desarrollo. Echeverría Ramírez, María Clara Repensar lo estratégico desde la comunicación. In: Tecnologie per lo sviluppo: urbano e suburbano in America Latina. Escobar R. Gallego Montes, Gabriel Trayectorias de emparejamiento entre varones en la Ciudad de México: una exploración a partir de biografías sexuales. In: Patrones de iniciación sexual y trayectorias de emparejamiento entre varones en la ciudad de México. El Colegio de México, México? García Moreno, Beatriz La ciudad de los deseos. In: Estado de los recursos naturales y del medio ambiente Huertas Gómez, Ebroul Aspectos metodológicos para una estrategia participativa en la formulación de planes de ordenamiento territorial. In: Atencion integral en salud para víctimas de violencia sexual. Londoño Blair, Alicia Antropología de la vida privada. In: Mujeres y hombres en la formación del pensamiento occidental. Ediciones de la Universidad Autónoma de Madrid, Madrid, pp. In: Historia de las mujeres en España y América Latina. Serie menor, 4 4. Luna G. In: El sexismo en la ciencia. Insituto de Ciencias de la Educación, Barcelona, pp. In: Las Raices de la memoria de America Latina. Publicaciones, Barcelona, pp. López, Marta Ciudad y desencuentro: dos miradas de mujer. In: Pensar la ciudad. López Castaño, Marta Las técnicas de sí y la escritura femenina. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Los desplazados no pueden disfrutar de una vivienda adecuada: situaciones desde sentencias de tutela. Montoya Arango, Nathalie Arquitectura y cultura: complejidad de las disciplinas del hacer poético. Mosquera Rosero, Claudia Los Bicentenarios de las Independencias y la ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios. Universidad Nacional de Colombia. Facultad de Ciencias Humanas. In: Acciones Afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal. Entre bicentenerios de las Independecias y constitución Política de In: Acciones afirmativas y ciudadanía diferenciada étnico-racial negra, afrocolombiana, palenquera y raizal : entre Bicentenarios de las Independencias y Constitución de Mosquera Rosero, Claudia and Rodríguez Morales, Margarita María and León Díaz, Ruby Esther Las acciones afirmativas como medio de inclusión social: énfasis conceptuales, polémicas frecuentes y experiencias de implementación en algunos países. In: Planeacion, ambiente y territorio: actualidad, retos y perspectivas. Universidad de Antioquia, Medellín, Colombia, pp. Prieto, Patricia Los gobiernos nacionales como actores en la planificación. In: Planeacion con perspectiva de género. In: Política social y trabajo social: desarrollo histórico y debates actuales. Universidad de Zaragoza Gobierno de Aragón, Zaragoza, pp. In: Cali. Editorial Bonaventuriana, Santiago de Cali, pp. Programa Editorial Universidad del Valle, Cali, pp. In: Experiencias significativas en la psicología de hoy. Clínica, educación y ciudad. Universidad Santiago de Cali, Santiago de Cali, pp. Samper, Miguel La protección. Samper, Miguel Retrospecto. Thomas, Florence Pensar la ciudad para que ella nos piense Travi, Bibiana Conceptos e ideas clave en la obra de Mary Ellen Richmond y la vigencia actual de su pensamiento. In: Política social y trabajo social desarrollo histórico y debates actuales. Valderrama Barrera, Martha Inés Globalización y ciudad. Villarreal Méndez, Norma Movimientos de mujeres y participación política en Colombia, Recuperando la memoria: los ecos feministas de las primeras décadas del siglo XX. In: Historia género y política: movimiento de mujeres y participación política en Colombia Seminario Interdisciplinar Mujeres y Sociedad, Barcelona, pp. Sin Definir Antecedentes y justificación. Documento de trabajo. Sin Definir Aspectos psicosociales de las mujeres en situación de desplazamiento forzado establecidas en el departamento del Valle del Cauca. Reporte de proyecto. Corporación Sisma Mujer, Cali. Sin Definir Caracterización Región de la Orinoquía. Universidad Nacional de Colombia, Bogotà. Sin Definir Cuerpos rotos, mentes destrozadas: Tortura y malos tratos a mujeres. Amnistía Internacional, España. Sin Definir DDR y medios de comunicación: hallazgos y retos. Sin Definir, Bogotà. Sin Definir Desarme y desmovilización del ejército revolucionario guevarista ERG : monitoreo de caso: informe especial. Sin Definir Desmovilización, desvinculación y reintegración de mujeres en Colombia — Sin Definir Desvinculaciones y desmovilizaciones en Colombia y Nariño — Sin Definir Documento - Colombia: cuerpos marcados, crímenes silenciados: violencia sexual contra las mujeres en el marco del conflicto armado. Sin Definir El ejercicio del Observatorio: retos metodológicos. Sin Definir El suceso de la granada y la pistola: miradas de diversos actores. Sin Definir I Informe sobre conflicto violento en colombia — Sin Definir. Sin Definir La reparación como consecuencia del reclutamiento de menores de edad. Sin Definir Las Universidades y la reintegración a la vida civil en Colombia. Sin Definir Las universidades y la reintegración a la vida civil: El caso de Medellín. Sin Definir Modalidades de salida de las organizaciones armadas ilegales. Sin Definir Modelos de nuevas soluciones accesibles tipo arquitectónica y urbanística de inclusión por vía de entorno aplicable en campus educativos: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Fondo de Población de las Naciones Unidas. Alcaldía de Medellín, Medellín. Sin Definir Privación de la libertad de excombatientes de las Autodefensas postulados a la Ley de Justicia y Paz. Sin Definir Reparación, reconciliación y programas restaurativos en el proceso de Justicia Transicional vigente en Colombia. Sin Definir Salidas de integrantes de organizaciones guerrilleras — Sin Definir Salidas individuales de integrantes de las Autodefensas - Sin Definir Violencia de género en buenaventura Colombia: realidades y alternativas Ley del Sin Definir Voces excluidas: legislación y derechos de lesbianas, gays, bisexuales y transgeneristas en Colombia. Inédito, Manizales. Arango Escobar, Gilberto La vivienda en Colombia en el cambio de siglo: herencias y retos. Sin Definir, Medellín, Colombia. Reporte técnico. Institute of Development Studies, Brighton, England. Informe ejecutivo. Sin Definir, Medellín. Sin Definir, Manizales, Colombia. Sin Definir, Manizales, Caldas, Colombia. La Patria, Manizales. La Patria, Manizales, Colombia. Sin Definir, Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Clima extremo, desastres y refugiados. Duque Escobar, Gonzalo Colombia biodiversa: potencialidades y desafíos. Documento de discusión. Duque Escobar, Gonzalo Del antropocentrismo al biocentrismo. Duque Escobar, Gonzalo Desarrollo y revoluciones tecnológicas. Duque Escobar, Gonzalo Desde el Eje Cafetero: dos proyectos estructurantes de corredores logísticos. Duque Escobar, Gonzalo Dos notas sobre los retos para el desarrollo portuario en Colombia. Sin Definir, Revista Eje Duque Escobar, Gonzalo El porqué de los aguaceros en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Elementos para la visión prospectiva de Aerocafé. Sin Definir, Manizales, Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Hidro-Ituango: una lectura a la crisis. Duque Escobar, Gonzalo La economía azul en la esfera de la producción. Museo Interactivo Samoga, Manizales. Revista Eje 21, Manizales, Colombia. Duque Escobar, Gonzalo La pobreza en la historia de los procesos de desarrollo del eje cafetero. Duque Escobar, Gonzalo Latinoamérica en crisis. Duque Escobar, Gonzalo Logros y retos en la construcción del territorio. Duque Escobar, Gonzalo Magdaleneando en el contexto de un territorio estratégico para la paz. Sin Definir, Revista Civismo. Duque Escobar, Gonzalo Manizales: intervención y uso del suelo urbano. Universidad Nacional de Colombia, Manizales. Duque Escobar, Gonzalo No todo lo que brilla es oro. Duque Escobar, Gonzalo Notas al margen sobre ordenamiento territorial y participación comunitaria. Duque Escobar, Gonzalo Patrimonio hídrico: carencias en la abundancia. Duque Escobar, Gonzalo Planificación estratégica para la movilidad. Duque Escobar, Gonzalo Terremotos en el occidente colombiano. Duque Escobar, Gonzalo A la memoria de Armero, 30 años después de la tragedia. Corpocaldas, Manizales, Caldas, Colombia. Segundo semestre de Sin Definir, Medelín, Colombia. Paradojas de la Conciliación: Orientaciones para la Intervención Socioeducativa. Instituto Estudios de la Mujer. Universidad de Granada, España. Gómez Salazar, Beatríz Construcción de las diferentes expresiones evolutivas del barrio en Medellín. Bouwcentrum International Education, Rotterdam, Holanda. Ianuzova, María Mortalidad materna y Derechos Humanos. Lozano Daza, Adriana Patricia Interculturalidad en salud y pueblos indígenas: algunos interrogantes. En prensa. Lubbers, Ruud Violencia sexual y por motivos de género en contra de personas refugiadas, retornadas y desplazadas internas: Guía Para la Prevención y Respuesta. Molina M. Moreno Jaramillo, Cecilia Inés and Ramírez Salazar, Carlos Arturo Lineamientos conceptuales y estratégicos para la formulación de una política en cultura ciudadana y educación en cultura ciudadana para la ciudad de Medellín: documento ejecutivo. Peñas Felizzola, Olga Luz La ocupación en procesos de inclusión social de poblaciones vulnerables. Boletín 3. Boletín 1. Boletín 2. Oxfam Internacional, Barcelona. Rivera Pizarro, Alberto La vivienda en economías informales de Cochabamba. E II level March - May Thomas, Florence and Prieto Delgado, Patricia Mesa de trabajo "Mujer y conflicto armado" : Informe sobre violencia sociopolítica contra mujeres, jóvenes y niñas en Colombia tercer informe - Para pensar los derechos. Torres Holguín, Jorge Fernando Diseño arquitectónico y facilitadores de resilencia en accesibilidad al medio físico: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Factores humanos aplicados en diagnóstico y diseño de arquitectura accesible en campus educativos: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Inclusión por vía de entorno en campus educativos. Torres Holguín, Jorge Fernando La inmótica en un planteamiento para la aplicación de la tecnología en un entorno físico arquitectónico y urbanístico para potencializar la inclusión en campus educativos: estudio de caso: docuemento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Postulado metodológico para el plan de especial de accesibilidad arquitectónica y urbanística en la universidad nacional de Colombia: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional Colombia DDRASUN. Torres Holguín, Jorge Fernando Propuesta metodológica para la construcción de una guía de evaluación accesible en el medio físico en instituciones educativas Sedes muestra Universidad Nacional de Colombia: estudio de caso: documento diagnóstico estado actual y recomendaciones de accesibilidad en la Universidad Nacional de Colombia DDRASUN. Villarreal Méndez, Norma Desarrollo rural género y ciudadanía. Sin Definir Familia y cambio en Colombia: memorias del seminario-taller sobre familia: las transformaciones de fines del siglo XX. In: Familia y cambio en Colombia: memorias del seminario-taller sobre familia, Mayo , , Medellín, Colombia. Sin Definir Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. In: Protocolo Facultativo de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Arango Escobar, Gilberto Moravia una historia de mejoramiento urbano. Judicialización de casos y reparación a mujeres víctimas de delitos de violencia sexual en el marco del conflicto armado. Carvajal Orozco, José Gabriel Relaciones dirigentes-dirigidos : un acercamiento desde los derechos humanos. Castrillón J. Ceballos Guerra, Juan Carlos En el contexto de la city marketing: mutaciones en las transformaciones de habitar de los espacios cívicos del centro urbano. Coupé, Françoise La vivienda como proceso socio-económico. Coupé, Françoise Los riesgos de hoy en la ciudad de mañana : síntesis. Coupé, Françoise and Henao Rodríguez, Alberto Vivienda e infraestructura: síntesis de la ponencia. Cuervo López, Itzamar Nataly and Borja García, Samir and Ceballos Guerra, Juan Carlos Impactos en la economía barrial por la aplicación de los planes parciales: un acercamiento desde la dimensión ambiental del territorio. In: No posee, 12 Agosto Duque Escobar, Gonzalo Agua y clima en el desafío ambiental. Duque Escobar, Gonzalo Armero 25 años Foro: Integración, cooperación y articulación un sueño de región, Julio 20 y 21 de Duque Escobar, Gonzalo Caldas en la biorregión cafetera. Duque Escobar, Gonzalo Calentamiento global en Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Ciudad, puerto y río en tierra de pasillos, bundes y guabinas. La Dorada, Caldas. Universidad de Caldas. Universidad Católica de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo El desarrollo urbano y económico de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo El futuro de la Ciudad. Duque Escobar, Gonzalo El modelo de ocupación urbano - territorial de Manizales. In: Museo Interactivo Planetario. Duque Escobar, Gonzalo El territorio caldense, un constructo cultural. Duque Escobar, Gonzalo Honda - La Dorada : potencial nodo intermodal para una plataforma logística. Programa de Ingeniería Ambiental. In: Conmemoración de los 20 años del desastre de Armero, 19 de noviembre de , Auditorio de la Universidad Nacional de Colombia - sede Manizales. Duque Escobar, Gonzalo Los desafíos para el desarrollo samario pasan por su potencial aeroportuario. Duque Escobar, Gonzalo Manizales: integración regional y desarrollo territorial. In: Foro: Ocupación del territorio e Integración regional, Agosto 14 de Duque Escobar, Gonzalo Neira: entre la ruralidad y la ciudad región. Manizales, Colombia. Duque Escobar, Gonzalo Riesgo en la zona andina tropical por laderas inestables. Duque Escobar, Gonzalo Riesgo sísmico: los terremotos. Duque Escobar, Gonzalo Río Blanco, cuna de vida Duque Escobar, Gonzalo Salamina, Caldas años : "desarrollo rural en la región cafetera". Universidad Tecnológica de Pereira. Duque Escobar, Gonzalo Visión retrospectiva y prospectiva del desarrollo regional. Duque Escobar, Gonzalo Vulnerabilidad de las laderas de Manizales. Duque Escobar, Gonzalo and Torres Arango, Claudia Participación de la sociedad civil en el ordenamiento territorial. Echeverría Ramírez, María Clara Alcances y limitaciones de los procesos de participación en la planeación del ordenamiento territorial. Echeverría Ramírez, María Clara El reto de un proyecto de sociedad urbana ante el descalabro modernista. Echeverría Ramírez, María Clara Las dos ciudades o el reto de una sola. Echeverría Ramírez, María Clara Lo urbano y lo cultural en el ordenamiento ambiental del territorio. Echeverría Ramírez, María Clara Los sofismas actuales, falacias derrotistas? Huertas Gómez, Ebroul El conocimiento al servicio de la vida. Huertas Gómez, Ebroul La compra comunera de tierra y el trabajo colectivo en el desarrollo progresivo del vecindario: bases para una microplaneación participativa o plan de desarrollo integral comunitario y participación vecinal. Huertas Gómez, Ebroul Una experiencia de planeación participativa de un organismo no gubernamental en apoyo a la reconstrucción de las zonas afectadas por la erupción del Nevado del Ruíz. Siglo XX. Meertens, Donny Las mujeres y la violencia : conflictos rurales y sus efectos diferenciados por genero. In: Seminario-taller "Estrategias y acciones para la paz en Colombia" : la paz : miradas de esperanza, Octubre , , Sasaima, Cundanamarca, Colombia. Mejía Escalante, Mónica Elizabeth Vivienda adecuada-DESC como método de lectura de la habitabilidad de los entornos residenciales: una aproximación desde los procesos de reasentamiento en altura. Género, mujeres: reparación y reconciliación. Moreno Jaramillo, Cecilia Inés La conurbación: rizoma urbano y hecho ambiental complejo. In: Coloquio Internacional de Economía social y solidaria en un contexto de multiculturalidad, diversidad y desarrollo territorial, Abril , Mendoza, Argentina. Ramirez, José Ernesto El lugar de la educacion politecnica en la regulacion de las relaciones educacion trabajo en Colombia. Ramirez, José Ernesto Estrategias de las organizaciones populares en zonas de reserva campesina respecto la solucion al problema de las drogas ilicitas en el marco del acuerdo general para la Terminacion del conflicto armado en colombia. Reflexión sobre el caso colombiano. Derecho, conflicto armado y paz: memorias. In: congreso internacional rural sustentable "Estrategias para la competitividad Rural", , Arauca, Arauca. Sin Definir, ed. Escuela de Estudios de Género. Villareal, Norma and Ríos, María Angélica , eds. Catholics for a Free Choice, Washington, D. Ardila , Gerardo , ed. Escritos 9. Brecha Lésbica, Buenos Aires. Arango Escobar, Gilberto , ed. Volumen II. Sede Amazonia. Instituto Amazónico de Investigaciones Imani, Leticia. Volumen I. Ediciones Rubeo, España. Escritos 8. Investigación e innovación. Ediciones de, las mujeres 3. Isis Internacional, Santiago de Chile. Mesa de trabajo: Mujer y conflicto armado. Informe de derechos humanos de las mujeres en Colombia. Montaner, Mariliana , ed. Tipografía Industrial Medellín, Medellín. Julio and Uribe, Camila and Pelaez, Lucy , eds. Editorial Amnistía Internacional, Madrid. ISBN volumen 2. Escritos 4. Marín G. Investigaciones Rueda Bedoya, Rafael Fernando , ed. Amnistía Internacional, Madrid. Serrano Amaya, José Fernando, , ed. Brand, Peter Charles , ed. Bases del plan de igualdad de oportunidades para las mujeres. Barreto Gama, Juanita , ed. Módulo pedagógico para formadores. Módulo pedagógico para formadores 2. Defensoría del Pueblo. Reparando a falta: dinâmica de gênero em perspectiva geracional. Pregon Ltda, Medellín. Las reformas legislativas y las mujeres 3. Médicos Sin Fronteras, Bruselas. Amnesty International Publications, London. Informe Derechos de las Mujeres Colombia, Fundación Universidad Central. Testimonios de mujeres trabajadoras. Corporación Educativa Combos, Medellín, pp. Tipografía Industrial Medellín. Aguirre D. Corporación Aldea Global, Manizales, Colombia. Colecciones CES. Ediciones de las mujeres Alexander, M. Mapas 6. Traficantes de sueños, Madrid, España. Amaya Ponce, Amparo Letras y Encajes. Amézquita de Almeida, Josefina La mujer: sus obligaciones y sus derechos. Serie derecho de familia. Actividades preparatorias. Alcaldía de Medellín, Medellín, Colombia. Arango Gaviria, Luz Gabriela Jóvenes en la universidad: género, clase e identidad profesional. Biblioteca universitaria. Ciencias Sociales y Humanidades. Educación y género. Arias Valencia, Silvia L. Ariza Sosa, Gladys Rocío De inapelable a intolerable: violencia contra las mujeres en sus relaciones de pareja en Medellín. Colección CES. Ediciones de las mujeres; ISSN Barraza Morelle, Cecilia and Caicedo Delgado, Luz Piedad Mujeres entre mafiosos y señores de la guerra: impacto del proceso de desarme, desmovilización y reintegración en la vida y seguridad de las mujeres en comunidades en pugna: caso Villavicencio. Colección mujeres y sociedad 3. Feminaria Editora, Buenos Aires. Beall, Jo and Villarreal, Marcela Planeación con perspectiva de género. Violencia política, daño y reparación. Bernal Rodríguez, Paola Modelo de atención integral a víctimas del conflicto armado, en el marco de la Ley de Justicia y Paz. Biermann Stolle, Enrique Distantes y distintos: los emigrantes alemanes en Colombia Facultad de Medicina. Occasional Paper 6. Colección documentos. Serie Acceso a la Justicia 3. Serie Acceso a la justicia. Imani mundo 3. Paidós Studio, Ediciones Paidós Ibérica, Barcelona. Serie Acceso a la Justicia 1. Cabrera Cifuentes, Linda María and Rodríguez Peña, Viviana María and Rodríguez Rincón, Carolina Lineamientos de política criminal para la protección del derecho humano de las mujeres a una vida libre de violencia sexual. Documentos Corporación Sisma Mujer. Cacéres, Carlos F. Caicedo Delgado, Luz Piedad Riesgos para la seguridad de las mujeres en procesos de reinserción de excombatientes: Estudio sobre el impacto de la reinserción paramilitar en la vida y seguridad de las mujeres en los Municipios de Montería y Tierralta Departamento de Córdoba. Contra la violencia sexual. Caicedo E. Universidad Nacional de Colombia Sede Orinoquia, pp. Camacho Zambrano, Gloria Mujeres al borde : refugiadas colombianas en el Ecuador. Tercer mundo. Colección interés general. Fondo Editorial Universidad del Valle, Cali. Castellanos Llanos, Gabriela and Betancourt M. Colección mujeres y sociedad 5. Castro, María Clemencia Del ideal y el goce: lógicas de la subjetividad en la vía guerrillera y avatares en el paso a la vida civil. Psicología Social. El Rincón. Coyuntura, II 4. Correa Montoya, Guillermo Del rincón y la culpa al cuarto oscuro de las pasiones: formas de habitar la ciudad desde las sexualidades por fuera del orden regular. Desarrollo humano. Nouvelles Questions Féministes, Mexico. Universidad Peruana Cayetano Heredia, Lima. Asociación para la Vivienda Popular AV. Oportunidades y equidad de género. Ciesas, México. De la Cruz, Carmen Financiación para el desarrollo, efectividad de la ayuda y derechos de las mujeres en Colombia. Del Real, Luis J. Espacio y territorio. Diaz Susa, Dora Isabel and Ortega Vega, Magda and Prieto Delgado, Patricia and Zabala Castañeda, Sonia Nadiesda Mujeres, paz y seguridad: destejiendo la guerra, tejiendo la paz: módulos teórico-pedagógicos: aportes para la reflexión conceptual y metodológica. Dombois, Rainer Trabajadores en el cambio industrial: estudio de una empresa del sector automotriz. Sociología y política. Duntillard, S. Duque Escobar, Gonzalo Elementos para la construcción de una visión estructurada del desarrollo de Caldas. Duque Escobar, Gonzalo Introducción a la teoría económica. Sin editorial, Manizales, Colombia. Corporación Aldea Global, Pereira, Colombia. Corporación Aldea Global. Centro de Estudios de la Mujer, Santiago de Chile. Díaz Soto y Gama, A. Díaz Susa, Dora Isabel Situación de la mujer rural colombiana..

Tham, Awa El combate de las mujeres por la abolición de las mutilaciones sexuales. Thomas, Florence Del espejo roto al kaleidoscopio [reseña].

Thomas, Florence Editorial. Thomas, Florence Dr. charles sophy esposa disfunción sexual Thomas, Florence Habitar. Thomas, Florence La herencia de Simone de Beauvoir. Thomas, Florence La píldora anticonceptiva: piedra angular de una revolución. Thomas, Florence Maternidad y gestación de vida: su problematización al final del siglo. Thomas, Florence Un reto para la democracia, un reto para la paz: feminizar el mundo.

Click to see more, Florence and Domínguez Blanco, María Elvia Seis propuestas para una cultura de paz desde una nueva ética del amor. Cuadernos del CES 7. ISSN impresa. Torrado Pacheco, María Cristina La socialización de la Dr. charles sophy esposa disfunción sexual en medio del conflicto armado. Tovar Rojas, Patricia Familia, género y antropología: desafíos y transformaciones [Reseña].

Anuario Colombiano de Historia Social y de la Cultura, 39 1. Téllez, Dora María La mujer de hoy en Nicaragua. Revista Chichamaya 2. Umbarila Laiton, Martha Patricia Metodologías de planificación participativa y gestión asociada como campos de intervención del Trabajo Social. Urrea Giraldo, Fernando and Congolino, Mary Lily Sociabilidades, racialidad y sexualidad entre jóvenes de sectores populares de Cali. Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología, 58 1.

Urrego Mendoza, Zulma Consuelo Vicisitudes de una víctima de violencia sexual y de su terapeuta, a la luz de la legislación sobre salud mental en Colombia. Revista Colombiana de Psiquiatría, 32 1. Valencia Restrepo, Darío Las ciencias como elemento de la cultura en la planeación de un desarrollo regional integral. Valero, Maria Victoria Proportion of fever attributable to malaria in Colombia: Potential indicators for monitoring progress towards malaria elimination.

Vargas, Melier E. El fujimorismo. Los riesgos de la Democracia en la Región. Hot celebrity sex youporn. El punto muerto del conocimiento individual La crisis de la representación y la emergencia de la construcción social El construccionismo en tela de juicio Construcción social y órdenes morales La psicología social y la revolución errónea Las consecuencias culturales del discurso del déficit La objetividad como consecución retórica La autonarración en la vida social La emoción como relación Trascender la narración en el contexto terapéutico Los orígenes comunes del significado Fraude: de la conciencia a la comunidad Prefacio Mi compromiso con el construccionismo social experimentó un Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual vuelco tras la edición de mi libro Toward Transformation in Social Knowledge. Y esta exploración perspicaz reverberaba a través de las disciplinas, las profesiones y los continentes. Los escritos que se presentan a continuación en gran medida surgieron de esta inmersión y son un reflejo de algunos de sus principales derroteros. En un sentido, se trata de artefactos congelados, pero mi ferviente esperanza es que puedan inyectar el espíritu de las conversaciones pasadas en el futuro.

En su Discours Dr. charles sophy esposa disfunción sexual la Méthode, Rene Descartes se hizo eco de sensaciones que resonaban desde hacía siglos.

En primer lugar, estaba la incerteza angustiosa. Las ideas que Dr. charles sophy esposa disfunción sexual en nuestras mentes procedentes de fuentes diversas también pueden hacernos errar. Una vez planteada la dolorosa pregunta. Descartes pasó entonces a ofrecer la preciosa expresión de tranquilidad: no puedo dudar que soy quien duda. Aunque mi razón puede llevarme a dudar de todo cuanto examino, no puedo dudar de la razón misma.

Y si puedo hacer descansar mi fe en la existencia de la razón, también puedo estar seguro de mi propia existencia. Videos de chicas adolescentes Twerking, ergo sum.

El ensalzamiento de la mente individual —su capacidad para organizar los datos sensoriales, de razonar lógicamente y Dr. charles sophy esposa disfunción sexual de manera inteligente— ha servido durante siglos para aislar la cultura occidental de los asaltos mutiladóres de la duda.

Resulta alentador creer que los individuos dotados con las facultades de la razón y atentos a los contornos del mundo objetivo pueden trascender las ambigüedades de los avalares continuamente cambiantes y desplazarse hacia una prosperidad autodeterminada. Y en gran medida a través de esta fe en la razón nos vemos impelidos a buscar fundamentos racionales del conocimiento. Desde el positivismo del siglo XIX hasta el realismo trascendental del siglo actual, los especialistas han apoyado la tradición Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual, asegurando que la razón individual sigue estando firmemente al mando de la acción. Examinemos, con todo, un vínculo singular en la convincente tesis de Descartes. Sin embargo, difícilmente podemos dudara del discurso sobre la duda. Con todo; si la duda es un proceso discursivo, nos vemos llevados a la conclusión dé un tipo muy diferente de aquellas otras que en su momento alcanzara Descartes, ya que también hallamos que el discurso no es la posesión propia de un individuo singular.

Dr. charles sophy esposa disfunción sexual

Con toda corrección podemos sustituir el dictum cartesiano por la siguiente formulación: communicamus ergo sum. En vista de tales fines, he organizado estos ensayos en tres grupos. La click here parte proporciona una introducción al pensamiento construccionista.

El segundo capítulo, a continuación, expone la emergencia de la alternativa construccionista social frente al enfoque individualista del conocimiento. El tercer capítulo recoge una diversidad de críticas del construccionismo social. Para muchos, el construccionismo es un equivalente del nihilismo; a juicio de otros, su relativismo, tanto ontológico como moral, es algo seriamente objetable.

Al replicar a estas y otras acusaciones, espero perfilar los contornos de la perspectiva. La crítica no sólo expande las posibilidades de la construcción, sino que constituye un origen significativo para la transformación cultural.

En este contexto, los ensayos caracterizados en la segunda parte son primeramente críticos en cuanto a su enfoque. Haciéndome eco de los temas desarrollados en la primera parte, exploro en el capítulo 5 errores significativos en la exposición cognitiva de la acción humana y subrayo los resultados para la psicología cuando este enfoque se ve sustituido por una epistemología social. El capítulo 7 presta críticamente atención a los medios a través de los cuales los mundos científicos se hacen tangibles y objetivos.

Mi propósito aquí no es sólo revelar el artificio retórico por medio del cual los mundos objetivos se construyen, sino abrir también la discusión sobre alternativas posibles. En la tercera parte, el acento se desplaza de la crítica a la transformación. El construccionismo sustituye al individuo por la relación como el locus del conocimiento. La significación del individuo ha cautivado tanto a la tradición occidental que el discurso de la relacionabilidad se ha desarrollado bien poco.

Estos capítulos intentan, por consiguiente, generar los recursos para reconstruir la realidad de la relación. Tres de estos capítulos prolongan el hincapié hecho anteriormente en la retórica, convirtiéndolo ahora en una herramienta descriptiva. Se centran en la base narrativa de la autocomprensión. Las identidades se construyen ampliamente mediante narraciones, y éstas a su vez son propiedades del intercambio comunal. El acento puesto en la narración se prolonga al capítulo 9, donde retomo el tema de las emociones, proponiendo que las emociones no son posesiones de mentes individuales sino constituyentes de pautas relaciónales —o narraciones Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual. Tras aplicar algunos de los argumentos precedentes a las relaciones paciente terapeuta, sostengo la trascendencia de la realidad narrativa. Las consecuencias de esta propuesta exceden al contexto terapéutico. La preocupación central del capítulo 11 es la comunicación humana.

El problema crítico aquí consiste en sustituir el enfoque intratable del significado como intersubjetivo por una respuesta relacional. Con el fundamento para una teoría del significado en su sitio, el capítulo 12 se enfrenta al problema del fraude. Albergo la secreta esperanza de que estos ensayos puedan servir como recursos a psicólogos y especialistas haciendo frente a Dr. charles sophy esposa disfunción sexual retos críticos que actualmente tienen planteados en general las ciencias humanas.

Estos movimientos, una vez Dr. charles sophy esposa disfunción sexual a los pequeños sectores académicos, deshacen sus límites y provocan una discusión estimulante en el mundo especializado. En ellas exploro una diversidad de sendas sugeridas por un punto de vista construccionista.

Poco queda que no esté sujeto a una controversia continuada, aunque lo mismo vale para los muchos textos que se truecan en calificación. El capítulo inicial surgió de Dr. charles sophy esposa disfunción sexual presentación hecha en ante el Bostón Colloquium on the Phitosophy of Science. Las secciones del capítulo 3 se han ido perfilando a través de las discusiones en diversas reuniones de la Society for Theoretical Psychology, donde se presentaron por primera vez muchas de estas ideas.

A Mary Gergen le debo su inestimable ayuda a la hora de generar muchos de los argumentos presentes en los capítulos 8 y 9, algunos fragmentos de los cuales se publicaron en la revista Advances in Experimental Social Psychology, 21 John Kaye, especialista y terapeuta, 4.

El capítulo 11 se debe en gran medida a las discusiones celebradas en las reuniones de de la Jean Piaget Society, en cuyo seno se presentaron inicialmente las ideas. Estoy profundamente en deuda con algunas instituciones por proporcionarme el tiempo y los recursos necesarios para cumplir con los empeños que dictan estos temas.

Son muchas las personas que han contribuido a la preparación de estos capítulos. Diana Whitney y Stan Wortham. Sin la ayuda como secretaria y bibliotecaria de Lisa Gebhart y de Joanne Bramiey, difícilmente este volumen se hubiera materializado. Con Linda Howe, de la Harvard University Press, estoy enormemente en deuda por su entusiasmo y destacados esfuerzos editoriales. John Shotter ha sido una fuente continuada de apoyo e inspiración para mí. Un repliegue a las presuposiciones de tiempos anteriores parece excluido.

Dedicaremos el resto del volumen a explorar una alternativa construccionista social. En la cultura occidental, de antiguo, el individuo ha ocupado un lugar de importancia abrumadora. Las mentes individuales se han utilizado como el lugar de explicación, no sólo en psicología, sino en muchos sectores de la filosofía, la economía, la sociología, la antropología, la historia, los estudios literarios y la comunicación. Nuestras creencias acerca del individuo singular proporcionan la base lógica a la mayor parte de nuestras principales instituciones.

Es el individuo quien adquiere el conocimiento, y por consiguiente invertimos en instituciones educativas para formar y expandir la mente individual. Es el individuo quien abriga la capacidad de libre elección, y sobre estos Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual erigimos tanto las practicas informales de la responsabilidad moral y las entidades formales de la justicia. Estas creencias e instituciones asociadas han surgido y se han desarrollado poderosamente en el seno de un contexto cultural de relativa insularidad.

Y mientras la cultura occidental ha intercambiado bienes y servicios, opiniones y valores, y preparó visit web page hacia aquellos que estaban fuera, no ha querido considerar a otras culturas como superiores o Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual iguales. Un torrente de nuevas tecnologías —el teléfono, el automóvil, la radio, el transporte aéreo a reacción, la televisión, los ordenadores y los satélites, por sólo citar algunas— lleva a que los habitantes de este planeta tengan una familiaridad y alcancen una interdependencia mucho mayor de las que nunca se alcanzaron.

De manera progresivamente creciente las redes de interdependencia se extiende a los mundos de la política, los negocios, la ciencia, las comunicaciones No podemos descansar cómodamente en la suposición de que la herencia occidental, con su énfasis en el individuo singular y sus instituciones requeridas, pueden participar efectivamente en un mundo de plena interdependencia. No se trata con ello de optar por una transformación radical, un salto en lo ajeno y lo desconocido.

Es en este espíritu Dr. charles sophy esposa disfunción sexual el que quiero reconsiderar la presuposición del conocimiento individual, que en muchos aspectos es una piedra de toque cultural. Tan hondo ha calado la idea de que la cultura occidental corre el peligro de andar a horcajadas por la tierra desnuda.

Con todo, dado que este libro ha germinado y se ha desarrollado primero y ante todo en el campo de la psicología, es el lugar donde quiero considerar el status del conocimiento individual en el seno de esta disciplina. Existe una buena razón para esta evaluación. Todas las instituciones Dr. charles sophy esposa disfunción sexual antes citadas, desde la educación, el derecho y la economía a la religión y la Dr.

charles sophy esposa disfunción sexual familiar, deben estar alerta para beneficiarse de esas Dr. charles sophy esposa disfunción sexual y conceptos. Por consiguiente, para dar cuenta de los avalares de la ciencia psicológica en el presente siglo se ha de escrutar detalladamente en el interior del lugar sagrado de la click here cultural.

Ello equivale a entrar en el Fort Knox del individualismo y aquilatar nuestra condición de riqueza. Como argüiré, un siglo de investigación científica esencialmente nos ha dejado en un punto muerto conceptual. La investigación psicológica ha surgido como una consecuencia de dos tradiciones principales del pensamiento occidental: la empirista y la racionalista.

La primera se expresó con mayor plenitud en el movimiento conductista que dominó la psicología durante la mayor parte del siglo XX. La tradición racionalista, actualmente manifiesta en los latidos hegemónicos del movimiento 7. Y cuando el impulso racionalista queda exhausto, restan pocos recursos en el interior de la tradición.

Ni el repliegue en el pasado conductista empirista ni una adicional evolución de la orientación racionalista parecen posibles. Saber acerca del conocimiento Una ironía dislocante obsesiona a una disciplina comprometida en comprender la naturaleza del conocimiento individual.

Por otro lado, al hacer afirmaciones durante nuestro proceso de investigación, rebatimos nuestro estado de ignorancia. Busty lesbian milf and babe queening.

Related Movies

Next Page
Age Verification
The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.
Age Verification
The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.
Age Verification
The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.
Age Verification
The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.
Age Verification
The content accessible from this site contains pornography and is intended for adults only.